Canigo.eu. Tu tienda de multipresas y complementos
Canigo.eu. Tu tienda de multipresas y complementos

 About Ivan Torres

Fundador de Wogü - Cultura de Escalada. Periodista de deportes de montaña. Profesional en comunicación y marketing digital. Escalador a tiempo parcial.

Doce meses sin competiciones de escalada en España

Maria Benach en una competición

Doce meses sin competiciones ni opens de escalada en España. ¿Quién no lo echa de menos? Mientras en otros países las pruebas competitivas se han ido reactivando de forma paulatina, aquí parece que no acabamos de ver llegar el momento para volver a disfrutar de la competición y de las citas más populares.

Es verdad que no todo ha sido un páramo… En la Comunidad de Madrid, donde las restricciones sanitarias para hacer frente a la pandemia han sido más laxas (para bien o para mal, ese es otro tema), sí que se ha podido celebrar el Campeonato de Dificultad de Madrid y dar comienzo a la Copa de Bloque. Un caso aislado respecto al resto de la Península.

“Da la sensación que nadie se ha querido mojar. Ante esta inoperancia lo que se consigue es que los deportistas pierdan ritmo competitivo y cada año que pasa es muy valioso, ya que los más jóvenes pasan de categoria y sus esfuerzos no se ven recompensados. Entrenar para competir si no hay competiciones no tiene mucho sentido. Muchos ni siquiera están pudiendo escalar en roca por culpa de las restricciones de movilidad. Si la intención es crear una buena cantera para después poder competir en el extranjero, este escenario no es el mejor. En Madrid hemos demostrado que sí se pueden organizar pruebas, siempre cumpliendo con las medidas sanitarias que correspondan y adaptando los reglamentos, a lo que hay que sumar los criterios técnicos”, comenta Andrea Cartas, técnica de escalada de la Federación Madrileña de Montañismo.

Las autoridades han dejado de lado al deporte, un actividad esencial para la salud de las personas. El sector deportivo, igual que muchos otros, se ha visto afectado gravemente por la pandemia y poco han hecho los políticos por enmendarlo. Afortunadamente, el pasado mes de febrero, después de varias protestas por parte del colectivo, el Congreso anunció la intención de incluir el deporte como actividad esencial. Un primer paso tanto para el sector privado como para, quizás, que vuelvan las competiciones tal y como las conocíamos.

La última cita destacada del calendario fue la del 28 de febrero de 2020, cuando pocos días antes de que se declarara el estado de alarma en España, se disputó en la Sala Batec, en Sant Quirze del Vallés, la Batec Boulder Party. Un prestigioso open popular que acogió a más de 200 participantes y que además, incluye en su formato una final con algunos de los mejores escaladores y escaladoras del panorama nacional.

 

La Selección Española de Escalada opta por los simulacros de competición

Ante la falta de competiciones en España, la selección nacional ha decidido organizar una serie de concentraciones con su equipo de atletas en las que se realizan simulacros de competición. Gracias a esta fórmula los deportistas pueden mantener la forma y competir bajo unas circunstancias similares a las de una competición oficial.

“El simulacro de competición en las concentraciones de la selección es un modelo que queremos establecer de forma continuada en el tiempo”, explica el seleccionador, David Macià. La dinámica en estos simulacros es exactamente la misma que en una prueba oficial, e incluso se cuenta con la presencia de un equipo de árbitros de la Federación Española de Montaña y Escalada (FEDME). “Son tiempos de revisión de reglamentos y de adaptación a la normativas covid. Con la vista puesta en Tokio y París, y en busca de una Copa del Mundo más sostenible, los formatos competitivos se están adaptando rápidamente”, aclara Quim Hernández, árbitro de escalada FEDME.

Eneko Carretero escalador
Eneko Carretero en el último simulacro de competición organizado por la FEDME. Foto / Ivan Torres

Los clubs de escalada de competición también están buscando cómo mantener motivados a sus integrantes. Francesc Prat, coach y entrenador del CCT*21 comenta que “la intención es crear situaciones de competición para que los deportistas cojan rodaje en este tipo de ambientes. También lo aprovechamos para experimentar con los formatos: estándar, con límites de intentos, eliminando deportistas en cada bloque, etc. También trabajamos conjuntamente con los equipadores que realizan el setting en los simulacros. La finalidad es ¡aprender compitiendo!”.

Si todo va bien, por fin, en junio se disputará la primera prueba de la Copa de España de Dificultad, en Madrid, y las sucesivas citas de la copa; en julio de disputará en Lugo el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas en Edad Escolar, y en octubre el Campeonato de España de Bloque, Dificultad, Velocidad y Overall (absoluto y juvenil) y Paraescalada, en Pamplona. También empezará a rodar el circuito internacional de la International Federation of Sport Climbing (IFSC), con la primera fecha de la Copa del Mundo de Boulder, en Meiringen (Suiza), en abril. Crucemos los dedos.

Katja Vidmar y Simon Margon, los creadores del 360 Ascent

Katja Vidmar y Simon Margon

A finales del pasado mes de enero se estrenó una de las películas documentales de escalada más sorprendentes de los últimos años, 360 Ascent. Con este film se dio a conocer la ascensión de Janja Garnbret y Domen Skofic a la chimenea más alta de Europa, localizada en la ciudad de Trbovlje (Eslovenia).

La pareja eslovena escaló una vía equipada en su totalidad con presas artificiales, de 360 metros, 13 largos y dificultades entre el 7b y el 8b+. La idea fue de los fundadores de la marca de presas de escalada 360holds, Katja Vidmar y Simon Margon, que contaron con el apoyo de Red Bull para hacer realidad el proyecto.

Muchos aplaudieron la idea, unos pocos la criticaron negativamente y sin conocimiento de causa, otros simplemente opinaron que se trataba de una actividad que no podía considerarse ni escalada.

La escalada es un deporte que ha evolucionado y crecido muy rápido en los últimos años en todos los sentidos: innovación en el material, apertura de rocódromos, apuesta de la IFSC por la retransmisión en streaming de las competiciones internacionales, aumento del número de practicantes de escalada en roca, debut olímpico próximamente en Tokio, etc.

Hay quien sigue mirando al pasado, mientras que el resto viven en el presente y son optimistas respecto al futuro. El proyecto 360 Ascent es una muestra de que la escalada es un deporte en plena efervescencia y que aún tiene mucho camino por recorrer.

Hablamos con Katja Vidmar y Simon Margon, creadores del proyecto 360 Ascent, para que nos desvelen algunas de las claves de la idea y qué les llevó a hacerlo realidad.

“Hace muchos años que buscamos proyectos más allá de las competiciones”

¿Cuándo fue la primera vez que os plateasteis equipar la chimenea de la ciudad de Trbovlje? ¿Os inspirasteis en algún tipo de proyecto anterior? 

Las primeras ideas se remontan a 2017 y no nos inspiramos en proyectos similares. El principal motivo que nos llevó a hacer realidad esta idea fue que la chimenea medía 360 metros, algo que encajaba a la perfección con la historia de 360holds. La colaboración con Red Bull funcionó y en 2020, debido a la suspensión de casi todas las competiciones y con mucho margen en el calendario, fue el momento perfecto para contar con Janja Garnbret y Domen Skofic para hacerlo realidad.

¿Cuál era vuestra intención al llevar a cabo el 360 Ascent?

Hace muchos años que buscamos proyectos más allá de las competiciones. Algo único y retador. Buscábamos movimientos atractivos y un lienzo en blanco sobre el que poder jugar. En algunos momentos pensamos que este reto era demasiado para nosotros, pero día tras día, presa tras presa, finalmente todos las fichas del puzzle se unieron.

Equipando en la chimenea de Trbovlje
Trabajo de equipación en la chimenea. Foto / Stanko Gruden

¿Qué pasos siguió la producción del proyecto? 

Una vez fabricadas las presas, podríamos decir que fueron ocho los principales pasos del proyecto:

  1. Preparar y adaptar el material necesario.
  2.  Fijar las cuerdas y probar todos los elementos de ascenso y descenso.
  3.  Subir 2 toneladas de presas y equipar la vía.
  4.  Escalar, probar y hacer las modificaciones pertinentes.
  5.  Desmontar todas las cuerdas fijadas y montar todo un nuevo sistema de cuerdas para el equipo de grabación.
  6.  Apoyo a todo el equipo mientras Janja y Domen realizaron la ascensión y posteriormente, lo mismo durante las sesiones extras de vídeo y fotos.
  7.  Desequipar la chimenea.
  8.  Tapar todos los agujeros que habíamos taladrado y desmontar los 4.000 metros de cuerdas fijadas.

“Discutimos mucho el tema de los grados con Janja y Domen. Ellos nunca nos dijeron qué grados concretos esperaban encontrarse, pero desde el primer momento quisieron que la vía fuera dura”

¿Alguna parte del proceso fue especialmente complicada?

Todos y cada uno de los pasos del proyecto fueron difíciles y requirieron mucho tiempo, energía e incluso, improvisación. El principal objetivo de cada paso fue mantener la seguridad y no cometer errores. La gran altura de la chimenea y el viento nos llevaron a límite cada día y tuvimos que mantener una buena concentración a diario. De hecho, mantener la concentración constantemente y la seguridad fueron los retos más grandes.

Antes de equipar la chimenea, ¿reprodujisteis los largos de forma independiente en algún otro muro?

No. Lo equipamos todo por primera vez en la chimenea, tal y como lo habríamos hecho en una competición o en un rocódromo. Teníamos una reseña básica que habíamos preparado previamente después de tomar fotos y medidas de la chimenea. También teníamos varias ideas sobre los largos, grados, número de largos que queríamos equipar y los estilos. La clave fue adaptarnos a diario y seguir nuestras sensaciones.

La chimenea tenía una superficie bastante dañada en algunos casos, algo que a veces definió la línea de los largos. Teníamos muchas ideas locas, pero el ángulo de la chimenea y una curvatura tan específica no nos dejaron jugar sin límites.

Simon Margon diseñando presas de escalada
Simon Margon trabajando en el taller de 360holds. Foto / Stanko Gruden

¿Cómo decidisteis las dificultades de cada largo? ¿Lo pusisteis en común con Janja y Domen o simplemente os adaptasteis en función del estilo y el tipo de presas?

Discutimos mucho el tema de los grados con Janja y Domen. Ellos nunca nos dijeron qué grados concretos esperaban encontrarse, pero desde el primer momento quisieron que la vía fuera dura. Esto incluso nos dificultó más las cosas, ya que no sabíamos cuánto tardarían en adaptarse a la escalada de varios largos, al material que tenían que utilizar, etc.

Nuestro objetivo final era equipar los largos de los estilos más diversos, con variedad de grados y formas de las presas. No se redujo todo a una letra y a un número, a un grado. Nos centramos en crear una vía que fuera posible escalar a vista, pero con grandes riesgos de cometer errores en muchos puntos, incluyendo el primer y último largo. La cordada luchó mucho en el primer intento y la escalaron el libre con gran maestría en el segundo. Empujaron sus límites mucho más allá de los que ellos mismos imaginaban. Ver su ascensión fue algo simplemente increíble e inolvidable.

“Encontramos el modo de que el proyecto fuera sostenible vendiendo las presas utilizadas para la ascensión y donando lo recaudado a asociaciones de beneficencia”

Hay gente que ha criticado  el proyecto porque Red Rull lo patrocinaba. ¿Habría sido posible llevarlo a cabo sin la ayuda de un espónsor así?

Hemos oído unas cuantas críticas negativas tras la publicación del vídeo y de que la ascensión de Janja y Domen se hiciera pública, pero esto es algo que siempre pasa con los grandes proyectos. De los millones de personas que han visto la película han salido miles y miles de opiniones positivas, solo algunas negativas.

Creemos que gran parte de los que lo han criticado de forma negativa el proyecto no saben qué había tras éste. Algunos criticaron que se desequipara la vía. Hacerlo no fue fácil, pero era lo único que podíamos hacer. Invertimos mucho tiempo y energía en encontrar el modo de dejar las presas en la chimenea, pero desafortunadamente no fue posible debido a muchos motivos, como las restricciones de acceso al lugar y la seguridad.

Sin embargo, encontramos el modo de que el proyecto fuera sostenible vendiendo las presas utilizadas para la ascensión y donando lo recaudado a asociaciones de beneficencia. De esta forma todos los largos tendrán una nueva vida en algún rocódromo y con la donación se beneficia la comunidad.

Aunque hubiéramos sido capaces de llevar a cabo este proyecto sin Red Bull, encontramos una buena manera de colaborar con ellos y con su gran capacidad de difusión el proyecto se ha podido conocer en todo el mundo. Además, Janja y Domen le dieron un valor extra y su firma personal a la historia.

Habéis explicado que diseñasteis presas de exclusivamente para la vía y que también adaptasteis algunas que ya estaban en el catálogo de 360holds. 

Sí, debido a la peculiaridad de la estructura tuvimos que adaptar la mayoría de volúmenes y algunas de las presa. Equipar sobre cemento requiere unos tipos de presas diferentes a los que utilizarías en un rocódromo.

Equipo de trabajo del proyecto 360 Ascent
Equipo de trabajo y todo el material de pared utilizado en el proyecto 360 Ascent. Foto / Stanko Gruden

¿Cuánta gente en total trabajó en el proyecto 360 Ascent?

El equipo lo formaron unas 25 personas, incluyendo al equipo de grabación y todas las personas de apoyo a pie de chimenea. El equipo de route setters lo formamos solo cuatro personas: Katja Vidmar y Simon Margon, ambos equipadores internacionales con mucha experiencia en el sector; Stanko Gruden, que se encargó de todo lo referente a la fijación y maniobras de cuerdas; y Aleš Stražar como consultor técnico y experto en rescates en el sector de los trabajos verticales.

Vuestras presas tienen mucha personalidad y son fácilmente reconocibles respecto a las de otras marcas. 

No existen muchos misterios. Intentamos ser diferentes e innovadores desde nuestros inicios. Aunque muchos modelos parecen seguir líneas muy simples, la intención es que siempre sea reconocible nuestra firma. Eso es algo que la gente suele apreciar.

Antes de este espectacular proyecto habíais colaborado en eventos como el Psicoblock Master Series en A Coruña. ¿Cuál creéis que puede ser el futuro de este tipo de proyectos y eventos?

Sí, hemos colaborado con el Psicoblock Master Series en dos ocasiones. En el pasado también apoyamos muchos tipos de competiciones y pruebas de copa del mundo y campeonatos. No estamos constantemente buscando estar presentes en eventos espectaculares, pero si existe una buena idea, y mejor, una buena historia detrás, nos encanta poder formar parte de ello.

A pesar de que la época que estamos viviendo no es la mejor alrededor del mundo, estamos trabajando en cosas interesantes. Siempre con energía, pensamiento positivo e intentamos compartir nuestra pasión por la escalada con toda la comunidad.

 

[Grasshopper distribuye la marca de presas de escalada 360holds en España. Sin su ayuda no habría sido posible esta entrevista]

Edu Marín sobre su ascensión en ‘Arco Iris’: “Ha sido una lucha mental”

Edu Marín escalando Arco Iris en Montserrat

Después de tres intensas semanas centrado al cien por cien en la vía, Edu Marín ha conseguido liberar Arco Iris (200m 8c+), en El Plàtan, en la cara norte de Montserrat. La fecha del encadenamiento fue el 9 de octubre, pocos días antes de que su padre, Francisco “Novato” Marín, quien le ha acompañado en la parte final del proyecto, cumpliera 68 años.

Montserrat fue la escuela que vio crecer a Edu como escalador, el lugar donde dio sus primeros pasos en la vertical y donde encadenó su primer 7a, Ultrabox. A sus 35 años, Marín se ha convertido en un gran especialista en la escalada en libre de grandes paredes alrededor del mundo. Tras culminar Arco Iris ya tiene en mente nuevos proyectos…

Hablamos con él para conocer todos los detalles sobre el rotpunkt en Arco Iris.

“El proceso ha sido largo aunque desde fuera solo se vea como un lapso de tiempo de un año y medio desde que me metí en Arco Iris”

¿Cuándo empezaste a pensar en Arco Iris como un proyecto para escalar en libre?

La idea surgió cuando estaba trabajando en la liberación de Tarragó Plus, hace cuatro años, en 2016. Se podría considerar la hermana pequeña de Arco Iris. Transcurre por la parte interior del muro, a la derecha de Arco Iris. La calidad de la roca no es tan buena, está más descompuesta, y en cuanto a dificultad es un poco más fácil, 8c en la sección más dura.

Le pediste permiso a Armand Ballart para instalar algún parabolt en la vía e intentar liberarla. ¿Qué le pareció la idea?

Sí, le pedí permiso y le gustó la idea. Le intrigaba saber si sería posible escalar en libre una vía de estas características. Me comentó que había que “tenerlos cuadrados” para intentarlo, ¡jaja!

Empezaste a probar la vía el verano de 2019 y la liberación no ha llegado hasta ahora. ¿Por qué no te metiste en el proyecto tras encadenar Tarragó Plus?

Después de encadenar Tarragó Plus tenía otros proyectos en la cabeza. Y además, sinceramente, tenía mis dudas sobre si realmente sería posible liberar Arco Iris. Sabía que era un proyecto muy ambicioso. A mi regreso de China tras encadenar Valhalla y antes de volverme al mismo país y tachar The Clinic, decidí añadir los parabolts. Fue el primer paso para motivarme.

“Cuando me di cuenta de la dificultad real para liberarla decidí tomármelo con calma”

Arco Iris en libre incluye un largo final que es completamente nuevo. ¿Por qué decidiste añadirlo?

El último largo de la vía original es una travesía hacia la derecha que conecta con otra pared siguiendo unas cuerdas fijas. En mi opinión la vía debía seguir por el espolón, era una tirada lógica hasta la cima del Plàtan. Por ese motivo decidí equipar los últimos 20 metros, añadiendo un largo final de 8a+.

¿Qué tal el proceso hasta conseguir la liberación?

El proceso ha sido largo aunque desde fuera solo se vea como un lapso de tiempo de un año y medio desde que me metí en Arco Iris. El verano pasado ya pude liberar el tercer largo, un 8b+ que una vez controlado me servía para calentar en todos los intentos desde abajo. También empecé a probar el cuarto largo, el más duro de todos. Cuando me di cuenta de la dificultad real para liberarla decidí tomármelo con calma. La tenía cerca de casa y además en Montserrat, donde di mis primeros pasos como escalador. Quería disfrutar del proyecto y no tener presión alguna.

¿Cómo fueron los primeros intentos?

Me sentí bien desde el inicio aunque a nivel mental es una vía muy exigente. Tienes caídas potenciales de entre 10 y 15 metros y eso no solo asusta a quien escala sino también a quien te asegura. No ha sido fácil encontrar compañeros que me acompañaran… Esto es uno de los factores que han dificultado la liberación. Tengo que agradecer el apoyo a todos los que han estado conmigo en la pared en un momento u otro: Diego Marsella, Simón Padín, Miquel Mas, Chevy Crespo, Pau March, Omar De Feo, Gerard Benítez, Oriol Pasqual y mi hermano, Álex. También Esteban Lahoz, que ha estado ahí colgado haciendo fotos y grabando. Creo que no me dejo a nadie.

Edu Marín y Novato en una reunión de Arco Iris
Edu Marín y su padre Novato, una cordada única e inseparable. Foto / Esteban Lahoz

Y finalmente ha sido tu padre, Francisco “Novato” Marín, quien te ha acompañado en la parte final del proceso.

Sí, cuando empecé a sentir que la tenía cerca le pedí a mi padre que se sumara al proyecto. Necesitaba alguien plenamente comprometido a acompañarme todos los días. Durante las últimas tres semanas de ataques escalamos un día o dos y descansamos otro. En casi todos los intentos que he hecho desde que empecé a probarla el verano del año pasado he salido siempre desde el suelo. Ha sido una manera de conseguir la resistencia necesaria para poder encadenar la vía en el día. Durante la jornada del rotpunkt empezamos a escalar a mediodía y llegamos a la cima del Plàtan sobre las 18h. Unas 5 horas de escalada en total. Los últimos días fueron duros porque en la norte de Montserrat ya hacía bastante frío. A pesar de ello, la aproximación a la vía es corta y tiene un corte deportivo. Eso ha facilitado las cosas.

El cuatro largo es el hueso de la vía. ¿Cómo es?

Hay un primer techo para llegar a un bombo donde realmente empieza lo duro de Arco Iris. Los dos primeros primeros parabolts, en el techo, son de la Tarragó. En el bombo la dificultad empieza de golpe, con mucha intensidad. No hay prácticamente ningún punto del cuarto largo donde puedas reposar, es una sucesión constante de regletas y patatas sobre un desplome impresionante. No hay nada en Montserrat que se pueda comparar con esto. Normalmente la escalada en esta escuela es fina y técnica. Aquí la fuerza y la resistencia, con movimientos largos, son predominantes. Esto convierte a Arco Iris en una línea única y especial, una verdadera joya.

“Ha sido una lucha mental. Saber que tienes que enfrentarte a un largo de 8c+ con tan solo cuatro parabolts en 25 metros y caídas potenciales de hasta 15 metros no es fácil”

Has decidido dejar este largo en 8c+.

Sí. He tenido dudas y creo que es un 8c+ bien puesto, exigente. Me encuentro en un momento de forma muy bueno y a pesar de ello me costó mucho liberar eses largo. Sabía que cuando lo hiciera sería cuestión de días encadenar desde abajo, pero ha costado… Normalmente puedo hacer 8c+ en el día y en este caso no ha sido así.

¿La exposición de la vía quizás ha influido en este sentido?

Posiblemente. Ha sido una lucha mental. Saber que tienes que enfrentarte a un largo de 8c+ con tan solo cuatro parabolts en 25 metros y caídas potenciales de hasta 15 metros no es fácil. Te obliga a salir de la zona de confort y no todos los días estás al cien por cien para afrontar algo así. Por el contrario, eso le da a Arco Iris mi sello personal en su versión en libre. Evidentemente la vía tiene muchos buriles de la apertura en artificial, pero yo no los he utilizado. No creo que aguantaran una caída y además he querido respetar la apertura en este estilo para quien quiera seguir repitiéndola así.

¿Eres consciente que podría ser la vía de pared más dura de Europa y una de las más difíciles del mundo también?

Sí, hay pocas vías alrededor de esa dificultad en Europa y en el resto del mundo. Estoy muy feliz por haber establecido una ascensión así en casa y además de gran calidad. Veremos qué opinan los posibles repetidores.

¿Quién crees que puede ser un firme candidato para repetirla? 

Me gustaría que la pudieran probar Dani Andrada y José Luis Palao “Primo”. Es un estilo que se le da bien. También creo que Cédric Lachat sería un firme canditato. Seb Bouin podría ser otro. Y la cordada que forman Barbara Zangerl y Jacopo Larcher no dudo que tendría buenas opciones de hacerla.

En poco tiempo has conseguido liquidar dos grandes proyectos, Valhalla, en China, y Arco Iris, en Montserrat. ¿Dónde invertirás tus energías ahora?

Tengo algo en mente que aún no me puedo explicar, ¡jeje! De momento voy a dedicarme a escalar unas cuantas semanas por varias escuelas de Catalunya. Me apetece volver a mi esencia. Compartir pegues con los amigos y moverme de un muro a otro. En diciembre retomaré también un proyecto de deportiva, Stoking The Fire, en Santa Linya.

Christian Lupión, un referente en la sombra

Christian Lupión en la vía Free Full

Christian Lupión encadenó hace unos días su primera vía de 9a, Free Full, en Mallorca. El escalador de Motril, que vive en la isla balear desde hace 12 años, se quitó con este encadenamiento una espinita que tenía clavada desde 2011, cuando ya estuvo cerca de llegar con éxito a la cadena.

Lupión es un escalador humilde, de carácter afable y de mentalidad positiva. En activo desde que tenía 18 años, además de contar en su libreta con multitud de vías duras es un de los equipadores más carismáticos de España. Muchas de las líneas más conocidas en escuelas de toda la Península Ibérica llevan su firma, su sello de calidad.

Hablamos con él para que nos explique sus sensaciones tras tachar Free Full y que nos desvele otros detalles de su trayectoria como escalador y equipador.

“He equipado unas 700 vías, prácticamente todas en España”

¡Enhorabuena por tu primer noveno!

Gracias. La verdad es que con todo lo que estamos viviendo este año y también con la cantidad de gente fuerte que hay en el mundo de la escalada actualmente, tampoco es para tanto.

Pero hay que reconocer el trabajo y la dedicación de alguien que lleva mucho tiempo metido en el mundo de la escalada.

Eso sí, todo lo aportado es positivo al cabo de los años.

Christian Lupión escalando en Mallorca
Christian Lupión, en plena forma a los 49 años. Foto / @mutantfingers

Eres un equipador muy inquieto.

Sí, he equipado mucho en Andalucía, mi casa. Sobre todo en Los Vados, que es mi zona local. También en El Chorro, Villanueva del Rosario, Cacín, … Donde he ido y escalado siempre he intentado equipar vías, poner mi granito de arena.

¿Y sigues tan motivado con los equipamientos como años atrás?

Desde que vivo en Mallorca he bajado el pistón, aunque en Baleares ya he equipado unas 150 líneas. Se reparten entre las islas de Mallorca e Ibiza.

¿Llevas la cuenta de todas las vías que has dejado por las escuelas?

Creo que son unas 700 vías. Prácticamente todas en España, aunque en una popular zona de las montañas del Rif, en Marruecos, dejé mi huella también. La primera vía que se equipó allí fue mía, un 8a. A partir de ahí empezaron a equipar el resto del muro.

“Probaba los proyectos solo, era el único que se metía en esas vías”

¿Te sientes especialmente orgulloso de alguna vía que hayas equipado?

Sí. La Rubia en Villanueva del Rosario podría ser una de ellas. Esa línea se ha convertido en un referente de la escuela. La gente se baja contenta después de haberla escalado y me han felicitado varias veces por haberla equipado. Estoy especialmente orgulloso de ésta. Otra podría ser Secadero, en El Chorro. Es una de las vías más duras que he encadenado y no la ha repetido nadie todavía. Edu Marín y Ramon Julián la probaron hace muchos años, eran muy jóvenes entonces. En ese viaje escalaron 8c a vista y 8c+ al segundo pegue.

Y tú dejaste Secadero de 8c+.

Realmente no sabía ni qué dificultad darle. Venía de hacer Harakiri hasta arriba, que hoy en día podría ser 9a. Me costó muchos intentos. Secadero también me dio muchos quebraderos de cabeza y la dejé en 8c+. Después salté a La Rubia, que encadené muy rápido. Creo que en aquella época no era muy consciente del estado de forma en el que estaba. A La Rubia le di 8c, aunque actualmente se considera 8c+ por la mayoría.

Quizás Free Full no ha sido realmente tu primera vía de noveno grado encadenada.

Iba muy perdido entonces. Probaba los proyectos solo, era el único que se metía en esas vías.

Con Free Full has cerrado un círculo.

Todas las vías en esa cueva las he equipado yo, a excepción de un combo y una vía corta en la parte izquierda. Ya había encadenado Free Tibet 8c y Red Full 8b+ y me faltaba la combinación de ambas, Free Full. Empecé a probarla en 2011. Siempre me caía arriba, utilizaba un método que no era correcto. Entonces empezó a llegar el mal tiempo, las lluvias, y la cueva de mojó debido a las filtraciones. Por diferentes motivos hasta este año no he vuelto a motivarme allí. Con Iker Pou viviendo aquí o Xavi González, que encadenó Free Full poco antes que yo, se han empezado a encadenar proyectos. Yo ya no tengo edad para probar esos proyectos, pero me fui animando poco a poco y al final ha salido.

¿Tenías en mente encadenar un 9a algún día?

Sí, es algo que estaba ahí, aunque nunca me había obsesionado. Ha llegado el momento y ya está. Sí que es verdad que siendo una vía que había equipado me daba ese punto extra de motivación. Incluso hay gente que me preguntaba cuándo iba a meterme ahí. Yo cuando voy a escalar me gusta disfrutar, sin presión.

Llevas más de 10 años viviendo en Mallorca. ¿Qué te ha atrapado de la escalada en la isla balear?

Sí, vine por trabajo y aquí me he quedado. Mallorca tiene muy buenos muros y da mucho juego, aunque sigo teniendo la cabeza en Andalucía. Las zonas o sectores no son tan grandes como en la Península, pero tienen gran calidad. También se puede combinar la deportiva con el psicobloc y la escalada en pared, incluso algo de boulder. No se está nada mal.

Finuco: “Soy el único que tiene en casa los cantos de Midnight Lightning”

Finuco Martínez en 'Midnight Lightning'

Puede sonar a tópico, pero la realidad es la que es. El boulder en España no sería lo mismo sin Celso Martínez, “Finuco” para los amigos, y para casi todo el mundo… A finales de los años 80 del pasado siglo, en plena explosión de la escalada deportiva, Finuco tenía suficiente con el muro de 5 metros del Dique de Abrigo, en A Coruña, para entrenar y soñar con grandes paredes.

Con 17 años viajó a Estados Unidos para escalar El Capitan. Solo hacía un año que se había iniciado en el mundo vertical. Antes de los 20 volvió a la meca californiana, al Valle, como él llama cariñosamente a Yosemite, y empezó a codearse con los que entonces eran los mejores escaladores al otro lado del charco: Ron Kauk, John Bachar, Jim Bridwell, etc.

Finuco dejó su huella en el Valle de Yosemite por varios motivos, pero el principal fue por llevarse la sexta ascensión absoluta de Midnight Lightning, el problema de boulder con los siete movimientos más famosos del mundo. Kauk, que acabó convirtiéndose en colega de Finuco, había realizado la primera ascensión del problema en 1978.

Más allá de su faceta como escalador, Finuco también ha llevado su pasión hasta el terreno laboral. Con la fundación de Top 30 y la creación de la marca de ropa de escalada Deep Eyes, el gallego apostó por un sector incipiente en España, que se encontraba entonces a años luz de países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra.

Actualmente es el responsable de toda la línea de ropa casual y de escalada de la marca Trangoworld; trabaja como relaciones públicas con Climbskin y es el director de los Street Games Coruña, donde se engloba el evento Psicoblok Master Series.

Con Midnight Lightning como excusa, hablamos con Finuco para que nos explique algunas anécdotas de sus viajes a Estados Unidos y nos desvele un secreto tenía bien guardado desde hace años.

“Por las tardes, después de escalar a veces con Ron Kauk, otras con John Bachar, a última hora del día siempre le dábamos algún pegue Blanco y yo”

¿Cómo empezó tu idilio con Yosemite y en concreto, con Midnight Lightning?

En julio de 1983 partíamos por primera vez hacia Yosemite con la intención de escalar El Capitan, aunque nuestro estilo en escalada era más el boulder. Eso era lo que practicábamos a diario en el muro del dique en el puerto de A Coruña. Era básicamente nuestro entrenamiento.

Vimos Midnight Lightning por primera vez cuando llegamos al valle. Después de escalar la Nose y convertirnos en la cordada más joven del mundo en hacerlo -con 18 años-, justo antes de volver a España hice la primera tentativa al problema de boulder más famoso y probado de todos los tiempos. Entonces pude realizar casi todos los movimientos. Llegué hasta el crux, la popular presa del rayo. Lo probamos mi compañero Fausto, algunos amigos mexicanos y yo.

Tardaste relativamente poco en volver, ¿verdad?

Volví a Yosemite en noviembre de 1985 sin billete de vuelta y tras escalar en varios lugares de California, en la primavera del 86, junto a mi amigo Francisco Blanco, hicimos del Camp IV nuestra residencia por tiempo indefinido.

En la primavera del 85 ya conocía más la roca y tenía más experiencia y nivel para tratar de encadenarlo. Por las tardes, después de escalar a veces con Ron Kauk, otras con John Bachar, a última hora del día siempre le dábamos algún pegue Blanco y yo.

Finuco con Fred Nicole
Finuco junto a Fred Nicole. Actualmente el gallego es relaciones públicas de Climbskin, una de sus muchas facetas profesionales. Foto / Javipec

Y entonces llegó la que tú llamas “la semana mágica”.

Sí, la semana mágica de finales de junio de 1986. Justo después de hacer la Nose con Blanco en 17 horas y antes de marcharnos  a Atlanta, donde ganamos una competición de boulder, conseguí hacer realidad uno de mis sueños: escalar el mítico Midnight Lightning. Pasé a formar parte de la escasa pandilla de escaladores que lo habíamos logrado hasta entonces. Los americanos empezaban a invitarnos a cervezas y a aceptarnos en la comunidad del Camp IV. Como decía, sucedió antes de ir con Ron Kauk a Atlanta a una competición de boulder sobre roca natural.

“Fue un momento mágico, estaba eufórico y muy motivado. En el transcurso de tres días se habían cumplido dos sueños”

¿Nos puedes dar más detalles sobre esta semana?

Claro, lo resumiré en tres partes. La noche más corta del año del 21 de junio de 1986 nos tomamos unas cervezas con Ron Kauk. Ron nos acercó hasta la base del Capitan y a medianoche empezó nuestra aventura para escalar la Nose en el día. Esa misma noche tras nosotros empezaba también la vía, y en solitario, Charles Cole, el fundador de 5.10. Una hora más tarde desistió y desde la base nos sacó la única foto que tenemos de la ascensión. Nosotros no llevábamos cámara. En pantalón corto y con un par de zumos encima, el mismo día llegábamos a la cumbre del Capitan a las 17 horas. Nos convertimos en los primeros españoles que lo escalaban en el día.

Aquí empieza la segunda parte. Bajamos ese mismo día de la cima. La gente del Valle nos felicitaba y Ron nos comentó que se iba a una competición de boulder a Atlanta. Sin pensarlo dos veces, le dijimos que nos gustaría ir con él, aunque había un problema… ¡no teníamos ni un pavo! Y Atlanta está en la costa contraria a Yosemite. Había que coger un avión, etc. Tuvimos suerte y unas amigas del Valle nos dejaron el dinero. Así que pudimos viajar hasta Atlanta, pero justo antes de partir llegaría mi encadenamiento en Midnight Lightning. Los veteranos del Camp IV volvían a invitarnos a cervezas. ¡¡Dos días antes por la Nose y después por el Midnight!! Fue un momento mágico, estaba eufórico y muy motivado. En el transcurso de tres días se habían cumplido dos sueños.

Moldes en silicona de Midnight Lightning
Moldes originales en silicona de las presas de ‘Midnight Lightning’. Foto / Finuco Martínez

Seguro que tienes muchas anécdotas relacionadas con este bloque.

Sí. Una vez encadenado, todos los días al final de la jornada de escalada me iba directo al Camp IV a repetirlo varias veces como entrenamiento y para que no se me olvidase, ¡jeje! Una de esas tardes recuerdo a un jovencísimo Yuji Hirayama, con 16 años, que estaba acampado con otro grupo de japoneses, que venían silenciosamente a verme, y se oían los típicos murmullos a lo japonés. Años mas tarde Yuji hizo una proyección en Benasque y comentaba fotos de esa época, diciendo que había visto a un escalador español bailando sobre el Midnight y que quería venir a Europa para escalar así. Otra buena anécdota sobre este bloque fue el enseñarle a Wolfgang Güllich los trucos del mantel para poder encadenarlo.

“Como no teníamos ni un solo dólar, cambiamos los regalos de material por comida”

Nos falta la tercera parte, el viaje a Atlanta.

Antes de explicarlo, quiero recordar que durante todos esos años haciendo boulder y probando estos bloques altos, no habían crash pads y los colegas no te protegían. ¡¡Caídas y a seguir, jaja!!

La semana mágica acabó con el viaje a Atlanta junto a Ron Kauk para participar en una competición de boulder. Para sorpresa de todos, gané la prueba, Blanco fue segundo y Ron tercero. ¡Esto ya fue la ostia! Aparecimos en el canal ABC Sports y en algunos periódicos. Eso sí, como no teníamos ni un solo dólar, cambiamos los regalos de material por comida. De regreso al Valle, Ron nos llevó a Ventura, donde está el cuartel general de Patagonia. Allí nos esperaba una fiesta sorpresa para nosotros, ¡¡flipante!!

Actualmente es fácil comprar un billete de avión y viajar a cualquier parte del mundo a escalar. Es algo habitual entre la comunidad escaladora. Cuando tú lo hiciste para descubrir Yosemite no era tan común…

He viajado 22 veces a Estados Unidos a lo largo de más de 25 años. Siempre han habido ideas y proyectos, competiciones, ferias, … a lo largo de esos años. A principio de los 80 se trataba de proyectos en Yosemite; escalar el Capitan por diferentes rutas. Después vino la gran aventura de 365 días allí seguidos; más tarde en los 90 fueron viajes esporádicos a ver a los amigos del Valle y escalar por diferentes estados del país, así como ir con el equipo español de competiciones; y ya a partir del 2000 viajes a ferias, visitas a fabricantes, y por último a Salt Lake City para la organización del Psicobloc Masters Series, con Dani Andrada, Miquel Riera y Chris Sharma.

Notas y medidas de distancia de Midnight Lightning
Notas y medidas de distancia para reproducir ‘Midnight Lightning’ artificialmente. Foto / Finuco Martínez

Tu vida siempre ha estado ligada a la escalada. Primero como escalador puro y duro y después en tu faceta como empresario. Me parece que respecto a los negocios también tienes algo entre manos en relación a Midnight Lightning.

Aunque hayan pasado los años, ese bloque sigue presente en mi mente como uno de los más bonitos, espectaculares y con más historia de todo el mundo. Por ese motivo, en 1997, en uno de mis viajes al Valle, como no, acompañado de Blanco, llegué allí con un objetivo que nadie podía imaginar. En aquel momento nosotros éramos socios fundadores de la empresa Top 30. Así que se me ocurrió la idea de reproducir nada más y nada menos que Midnight Lightning. Una idea loca, sí, pero era lo que me molaba. En vez de meter material para hacer El Capitan, en mi petate metí silicona líquida, un catalizador, un láser del momento, etc.

Algo así solo se te podía ocurrir a ti…

Al llegar al Valle lo primero que hice fue preguntarle a Ron si me daba permiso para poner silicona en las presas y así poder reproducir el bloque, ¡¡flipó!! Él me dijo: “¿Pero eso se despega después, no? ¿Y no dejará los cantos peor? Le respondí: “Nooo, don’t worry”. Aunque realmente no tenía ni idea de lo que podía pasar.

Parapeto de madera frente a Midnight Lightning
Parapeto de madera que Finuco montó frente al bloque para tomar distancias. Foto / Finuco Martínez

¿Y qué pasó?

Nos fuimos a Mariposa a comprar unos listones de madera para fabricar el parapeto casero para poder poner el láser y medir todas las distancias entre presas, etc. Parecía todo muy profesional, ¡jaja! Nadie había hecho eso antes, era innovación made in Spain. Me puse manos a la obra justo delante del bloque y claro, lo prueba a diario mucha gente… Los escaladores me vieron empezando a poner, brocha en mano, silicona a las presas. Nadie entendía qué pasaba. Al cabo de un rato llegaron los rangers: “Hi, what’s happening here? What are you doing? Have you asked permission?”. Mi contestación: ” ¡Claro agente! He pedido permiso a Ron kauk y a la administración del Valle. No iba a hacer esto sin permiso, ¿no cree?”. Se quedaron tan alucinados de todo y de mi contestación que me saludaron y se fueron. Astucia española o incredulidad yanki, ¡jaja!

“Soy el único tío del mundo que tiene en casa los cantos de Midnight Lightning

¿Cómo acabó la historia?

La silicona estuvo en todos los cantos durante 24 horas. No se podía tocar nada. Sinceramente, estaba acojonado. Aunque ya teníamos experiencia con siliconas, puesto que en Top 30 hacíamos presas y sabíamos de qué iba, estaba un poco mosca por si quedaban bien los cantos.

Pasadas las 24 horas llegó la hora de la verdad. Fui sacando la silicona seca de cada canto y ¡bingo!, las presas ya eran mías. Lo mejor de todo es que el bloque quedó muy limpio, la silicona había quitado toda la porquería acumulada de años, estaba más limpio que nunca. Reto conseguido, soy el único tío del mundo que tiene en casa los cantos de Midnight Lightning.

Entonces, ¿veremos el problema de bloque más mítico del mundo finalmente reproducido algún día?

La idea final, aunque todavía no haya visto la luz, era realmente para reproducirlo en fibra, con los cantos idénticos, y poder llevarlo a las competiciones. Así la gente lo podría probar y hablar de la gran historia del bloque más famoso y probado del mundo. En próximos eventos veremos si este sueño se llega a hacer realidad.

¿Dónde están los libros sobre escalada en España?

Libros de escalada de referencia

¿Quién escribe sobre escalada en España? Es una pregunta que me hago con frecuencia. No me refiero al alpinismo o montañismo en términos generales, sino a la escalada deportiva, el boulder, las grandes paredes o en estilo tradicional.

Sí, se publican manuales, la mayoría relacionados con el entrenamiento y el rendimiento, o sobre la psicología de la propia actividad, por ejemplo. También multitud de libros de reseñas, pero ¿dónde están las biografías, crónicas o simplemente, ensayos fotográficos?

Vivimos en uno de los países del mundo con más metros de roca escalables y más vías abiertas. En escuelas de escalada deportiva, en zonas de boulder o en alta montaña, en libre o en artificial, equipadas o clean. El número de escaladores y escaladoras no para de crecer y la escalada ha llegado a los núcleos urbanos a través de los rocódromos para quedarse.

Contamos con decenas de escaladores fuertes, muchos más seguramente respecto a países con mayor población, y aún así, lograr vivir de la escalada en España es prácticamente una quimera. Me refiero a ser escalador profesional, a vivir solo de escalar. Y eso se refleja en la poca actividad editorial…

Algunos buenos libros de escalada

Para poder consumir buena literatura relacionada con la escalada hay que saltar fronteras. Vamos a hacer un pequeño repaso a través de algunos buenos libros de escalada…

Una de las últimas publicaciones destacadas es la de Adam Ondra. Un libro de gran formato con fotografías de Bernardo Giménez y Lukáš Bíba que sigue al escalador checo durante sus dos últimos años como escalador profesional. Un capricho editado con un gusto exquisito.

Bernd Zangerl es otro de los reconocidos escaladores a nivel internacional que se ha atrevido con el papel. A finales del pasado verano lanzó Bouldern, un libro que a día de hoy solo se puede leer en alemán y que rinde homenaje al boulder, una de las disciplinas de la escalada en las que Zangerl es pionero. A pesar de la barrera que puede suponer el idioma, el libro contiene decenas de inspiradoras fotografías y rebosa fanatismo.

https://www.instagram.com/p/B6CpuBaDvXT/

Seguimos en Europa. Jacopo Larcher publicó también el año pasado L’impossible è un po’ più su, un libro donde Larcher repasa su actividad a lo largo y ancho del mundo. Desde los big wall de Yosemite hasta las grandes paredes europeas, pasando por Siberia. El italiano se dedica profesionalmente a la escalada, compaginando la actividad deportiva con el route setting y las conferencias. Como Adam Ondra, si alguien aspira a convertirse en escalador profesional, aquí tiene un buen ejemplo en el que reflejarse.

https://www.instagram.com/p/B4AULBvgTpe/

Más referentes. Nina Caprez es una de las profesionales de la escalada más activas en la redes sociales y medios de comunicación. Además, no se le da nada mal la escritura. Lo demuestra habitualmente en su blog o a través de la web de una de las marcas que la patrocinan.

Sobre ella se publicó en 2019 el libro Nina Caprez, escrito por Dominik Osswald. Por ahora solo está disponible en alemán. Quizás ella misma se atreve a pasar del formato digital al impreso próximamente.

https://www.instagram.com/p/BtbtwusFly5/

Saltamos el charco y viajamos hasta Estados Unidos. Otro mundo, con centenares de propuestas entre las que escoger. Envidia sana. Dos recomendaciones simplemente. La primera es Stories Behind The Images, de Corey Rich. Una recopilación de imágenes de este artista de la fotografía que él mismo comenta, destapando historias que jamás de habían explicado. Para leer sin seguir un orden. Un placer para todos los sentidos.

La resina también puede ser la protagonista en un libro. High Drama: The Rise, Fall, and Rebirth of American Competition Climbing, de John Burgman, es una lectura imprescindible para todos los seguidores de las competiciones de escalada. Un obra de 400 páginas que explora la historia de las competiciones en Estados Unidos, de finales de los años 80 del pasado siglo hasta su llegada a los Juego Olímpicos.

High Drama, libro de escalada
High Drama, la nueva bíblia sobre la historia de la escalada de competición en Estados Unidos. Foto / Quim Hernández

Seguiría enumerando unos cuantos más. La lista sería larga… Ahora puedes pensar que en castellano existen libros similares. Y sí, es verdad, pero ¿cuántos escritos por autores de casa? Solo son traducciones de libros publicados con anterioridad por editoriales extranjeras. Muchos excelentes, por cierto.

Me gustaría poder leer un libro de gran formato que recogiera las expediciones de los hermanos Pou, algo parecido a Escalada. Los desafíos más emocionantes del mundo, de James Pearson y Caroline Ciavaldini, por ejemplo; o un buen trabajo sobre la historia de la escalada deportiva en España; una autobiografía de esos escaladores que a todos nos han influenciado, y que no voy a citar por miedo a dejarme algún nombre. E incluso algún libro al estilo de la serie publicada por Café Kraft, con Mastermind como obra culminante. Ahí lo dejo…

¿Dónde están los libros sobre escalada en España?

Michał Kwiatkowski, confinamiento en la autocaravana

Michał Kwiatkowski escalador polaco

Michal Kwiatkowski tiene 33 años, es natural de Warsaw (Polonia), y escala desde 2007. Muchos escaladores lo conocen en España, ya que pasa largas temporadas en las escuelas de la Península. En invierno de 2019 encadenó La Planta de Shiva 8c (R1), en Villanueva del Rosario (Málaga). Antes también había tachado Florida 8c, en Rodellar (Aragón).

Con un estilo de vida nómada, Michal vive gran parte del año en su autocaravana. Sorprendido por la orden de confinamiento decretada en España debido a la crisis del coronavirus, el polaco tuvo que elegir entre volver a su país o buscar un lugar donde pasar el encierro.

Él no es el único que ha tenido que lidiar con el dilema de dónde instalar su casa sobre ruedas y no tener problemas con las autoridades durante esta crisis. De hecho, debido a estas circunstancias, la página web The Walking Travel, por ejemplo, ha publicado un mapa donde se puede consultar lugares que ceden particulares para instalarse con la furgoneta y pasar el periodo de confinamiento.

material de Michał Kwiatkowski
El equipaje de Michał Kwiatkowski. Foto / Col. Michał Kwiatkowski

Michal Kwiatkowski, en el camino 

Hablamos con Michal Kwiatkowski para que nos cuente cómo está pasando el confinamiento en su casa motorizada.

¿Cuánto tiempo hace que vives en una furgoneta?

Construí mi primera furgoneta en 2014. Actualmente tengo una autocaravana. Es mi tercera casa sobre ruedas desde que decidí llevar este estilo de vida. Esta se ajusta a todo lo que necesito. Soy completamente independiente porqué utilizo energía solar y todo el equipamiento (nevera, fogones, calefacción, horno, calentador de agua…) se nutre de gas licuado que reposto en estaciones de servicio. El tanque de agua que tengo instalado es suficiente para entre 7 y 10 días (incluyendo duchas).

¿Cuál es tu fuente de ingresos?

En estos últimos años me he comprometido conmigo mismo a trabajar como entrenador de escalada tres meses al año en Warsaw, después pasar tres meses más al año escalando (normalmente en España) y luego volver a trabajar por tres meses más. Durante los meses que trabajo en Warsaw tampoco dejo de entrenar. Ese es el ciclo. Esto me permite disfrutar los viajes durante largos periodos de tiempo así como trabajar y entrenar lo suficiente para seguir progresando pensando en el siguiente viaje.

“Dani no solo me salvó de un apuro, sino que me ha invitado a vivir en un paraíso durante un tiempo”

Teniendo en cuenta la crisis sanitaria que estamos viviendo, ¿crees que podrás mantener este estilo de vida?

Tal y como tengo organizados los ciclos me motivo para entrenar y alcanzar mis objetivos en roca, es una situación ideal. A partir de ahora veremos qué pasa. No puedo ni trabajar ni escalar, así que de momento no tengo nada claro.

Michal Kwiatkowski en ‘Géminis’ 8b+, en Rodellar. Foto / Wojtek Szulc

¿Dónde estabas cuando se decretó el estado de alarma y se anunció el confinamiento?

Me pilló en Villanueva del Rosario. Cuando empezó esta crisis pensaba que quedarme en el campo de olivos bajo el sector Chilam sería perfecto para estar aislado. Sin embargo, en los días sucesivos todo se precipitó y la Guardia Civil me sugirió volver a mi país. No entendieron que la autocaravana es mi casa y que el aislamiento en aquel lugar era lo mejor en mi caso. Incluso si hubiera tenido un motivo por el que volver a Polonia, el viaje hasta allí teóricamente habría supuesto un riesgo más alto para infectarse. En Warsaw no tenía trabajo ahora (todos los rocódromos están cerrados) y una cuarentena allí no habría tenido sentido.

Entonces, ¿qué decidiste hacer?

Me planteé aislarme en algún sitio salvaje, en plena naturaleza, cerca del Chorro, por ejemplo, o incluso en Murcia, pero era demasiado arriesgado porqué ya me habían apercibido y la próxima vez podría recibir una multa. Finalmente recibí la propuesta de un buen amigo, Dani Gaona, para aparcar en el jardín de su casa, en una propiedad privada cerrada, en Bobadilla, cerca de Antequera (Málaga). Dani no solo me salvó de un apuro, sino que me ha invitado a vivir en un paraíso durante un tiempo. Justo acababa de construir un pequeño plafón en el jardín. Estoy muy agradecido por este gesto. Aquí estoy seguro y puedo entrenar con Dani utilizando su plafón y otros accesorios que tenemos. Veremos cuando podemos salir de este pequeño “jardín del edén” y volver a escalar en roca.

“Las posibilidades son múltiples para convertir tu casa en un gimnasio”

Entonces, has sido afortunado para resolver el problema del confinamiento.

Sí, y además puedo seguir activo. Si me hubiera quedado complemente aislado en la furgoneta habría sido complicado. Solo tengo una tabla multipresa PUC portátil, unas gomas y varios accesorios para estirar y masajes. Podría utilzarlos, estirarme en el suelo e incluso montar una tabla encima de la puerta de la autocaravana, pero el jardín es mucho mejor.

Autocaravana de Michał Kwiatkowski
Interior de la autocaravana de Michał. Foto / Col. Michał Kwiatkowski

¿Y qué recomiendas a los que dispongan de pocos medios para entrenar en casa o si están confinados en una furgoneta o autocaravana?

A mis alumnos les recomiendo que utilicen cualquier cosa que esté a su alcance y que pueda ser útil. El suelo (evidentemente), un armario, el marco de una ventana o puerta, una silla, botellas, latas, etc. Las posibilidades son múltiples para convertir tu casa en un gimnasio. También existen muchos ejercicios que se pueden hacer sin ningún accesorio… ¡y no olvidemos el yoga! Si observas bien tu entorno seguro que encuentras un sitio donde colgarte y hacer dominadas también. Hay que ser creativo. Lo más importante es estar motivado y mantenerse activo siempre es mejor que tumbarse en el sofá. Tenemos que mantenernos fuertes y positivos.

Para acabar… ¿Cómo gestionas el tiempo en un espacio tan reducido?

Soy introvertido, así que no siento una necesidad especial de conocer o estar con gente. Hablo con mis amigos por Whatsapp, bebo vino y chateo con mis amigos por vídeo conferencia a veces. Mucha gente seguramente no está llevando bien estar confinada, pero como comentaba, yo estoy en el sitio perfecto. Lo siento por la gente que tenga que estar encerrada en un pequeño piso o apartamento en una gran ciudad.

Donde estoy puedo entrenar, hay un jardín, una piscina, perros y gallinas por todas partes. Hago vida en la autocaravana pero tengo esos lujos. Además, el sol brilla y tengo tiempo para aprender español. No me quejo y me centro en lo que puedo hacer. Es el momento para hacer esas cosas para las que nunca tienes tiempo. También para pensar en la vida, plantearse objetivos y cambiar planes. Intento ser optimista y ser capaz de seguir disfrutando de la vida cuando todo esto acabe.

Michal Kwiatkowski está patrocinado por DMM, Tenaya, Heartbeat y camper.pl

La industria de la escalada frente al coronavirus

Route setting en Sputnik

La economía se ha visto sacudida a todos los niveles desde que el coronavirus empezó a azotar con fuerza a España. Una crisis sanitaria que empezó en China y que la mayoría de países del mundo veían desde la distancia, sin darle la importancia que realmente tenía, se ha convertido en una pandemia global y en pocos días ha dejado al mundo del revés.

Como sociedad no habíamos vivido nunca una situación similar, hecho que ha generado grandes incertidumbres respecto a lo que vendrá. A nivel laboral, prácticamente todos los sectores se han visto afectados de manera inmediata. Empresarios, asalariados, autónomos, … ¡todos!

La industria de la escalada es una más de las que deberán luchar para salir adelante cuando todo esto pase tarde o temprano. Todos los actores implicados se enfrentan a un reto sin precedentes.

Presente, expectativas y estrategias

Hemos contactado con cinco profesionales relacionados con la industria de la escalada para que nos cuenten cómo están viviendo la crisis del coronavirus. Hablamos con Fernando Hernández, director de SpuntnikClimbing; Pablo Scorza, fisioterapeuta especializado en escalada; Sergio Verdasco, route setter profesional; Santiago Valerga, guía de escalada al frente de South Climb; y Christian Llavero, director de la empresa Klauer Climbing Service.

A estos cinco profesionales les formulamos las mismas preguntas, que responden con sinceridad y pensamiento positivo de cara al futuro:

  • ¿Cómo te está afectando laboralmente esta crisis?
  • ¿Qué expectativas tienes para un futuro próximo?
  • ¿Cuál es tu estrategia para salir adelante?

Fernando Hernández. Director de SputnikClimbing

Es difícil imaginar cómo puede ser el futuro en este tiempo de incertidumbre. En el corto plazo vemos unos meses con todos los servicios no fundamentales parados, y por supuesto todo lo que tiene que ver con nuestros ámbitos de trabajo (deporte, educación, restauración y salud). Viendo la evolución en otros países (Italia, China, etc) nos planteamos un paréntesis de actividad de varios meses.

También nos preocupa cómo va a afectar esta crisis a los lugares de alta concentración de personas. Probablemente veamos regulaciones más estrictas en los espacios deportivos. Habrá que aprender a gestionar las instalaciones con nuevos parámetros de afluencia de gente, seguridad y limpieza.

“… los escaladores somos muy adictos. La experiencia de crisis anteriores nos dice que la comunidad escaladora ha seguido creciendo independientemente del ciclo económico”

Más allá de eso, vamos a vivir una época de recesión económica que va a afectar a los servicios de ocio. Hay una buena noticia en esto, y es que los escaladores somos muy adictos. La experiencia de crisis anteriores nos dice que la comunidad escaladora ha seguido creciendo independientemente del ciclo económico. Escalar engancha, y eso no va a cambiar nunca.

Nuestro plan está claro cuando podemos abrir de nuevo Sputnik. Haremos una fiesta de reapertura que va a dejar pequeña nuestra fiesta de inauguración de octubre de 2016. Bromas aparte, tenemos una comunidad que nos ha acompañado durante estos tres años de forma continua y sigue muy conectada al proyecto. Ahora mismo seguimos activos y hablando con la familia Sputnik a través de nuestro magazine digital El Cohete. Además, estamos proponiendo ejercicios para realizar en casa a todo el mundo que quiere mantenerse en forma a través de la plataforma de entrenamiento online y de las redes sociales, que están más activas que nunca.

La formación profesional sigue en funcionamiento, estamos terminando en formato online los cursos que estaban en proceso de TD2 de escalada y media montaña.

También tenemos una lista importante de tareas de mejora de la instalación que nos obligaban a permanecer cerrados durante la obra (pintura, suelo, colchonetas…) . Aprovecharemos para hacerlas en cuanto acabe este tiempo de cuarentena. Así abriremos con la cara recién lavada y con la batería cargada al 120%. Va a hacer falta mucha energía para poner la maquinaria en funcionamiento, pero tenemos claro que en cuanto nos dejen salir de casa no va a haber quién nos pare.

Cada día con la puerta cerrada es un drama para cualquier negocio de servicios como es una instalación deportiva. La preocupación se multiplica por cada persona que trabaja y no puede llevar adelante su tarea. En Sputnik somos casi sesenta. Ahora mismo estamos concentrados en desarrollar estrategias para conservar cada puesto de trabajo y para protegernos unos a otros mientras dure este estado de excepción. Siempre lo decimos porque creemos en ello: el gran valor de Sputnik es el talento de nuestro equipo. Y vamos a necesitar de todo ese talento el día que abramos la puerta.
Menuda fiesta vamos a montar. 

Pablo Scorza fisioterapeuta
Pablo Scorza impartiendo uno de sus talleres de salud postural. Foto / Joan Capdevila

Pablo Scorza. Fisioterapeuta

La declaración de Estado de Alarma y el consecuente distanciamiento social ha generado un frenazo en la economía global.  Al vivir en Cornudella de Montsant y ser un fisioterapeuta especializado en la escalada, mientras no se permita la actividad al aire libre en Siurana, lo tendré muy complicado para volver a mi rutina de trabajo.

Aparte de las consecuencias negativas sobre la economía y la escalada, el confinamiento dentro de casa es muy desfavorable para nuestro condicionamiento físico, para nuestra salud postural y nuestra estabilidad emocional. Pero por otro lado, en esta situación de adversidad también podemos encontrar nuevas oportunidades para salir adelante. Para compensar la crisis económica tenemos que desarrollar otras cualidades profesionales y salir de nuestras zonas de confort. Como fisioterapeuta tengo que ayudar a los escaladores de otra manera y quizás ahora sea el momento de utilizar mis 20 años de experiencia como terapeuta manual y hacer que ese conocimiento pueda llegar a todos por vías que no sean mis tratamientos. Quizás ahora es el momento de utilizar más internet para la comunicación y la transmisión de nuestros conocimientos.

“Podemos aprovechar esta oportunidad para descubrir nuevas maneras sencillas y prácticas de cuidarse dentro de nuestras casas”

En relación al condicionamiento físico y a la salud postural, también podemos aprovechar esta oportunidad para descubrir nuevas maneras sencillas y prácticas de cuidarse dentro de nuestras casas. Para la salud emocional, tenemos una oportunidad para observarnos más a nosotros mismos, tener más tiempo para estar tranquilos, disfrutar de la familia y también para meditar.

Cuando todo esto pase me gustaría que cambiara nuestra relación con la sociedad, con la naturaleza y con nosotros mismos. Creo que todo esto nos va hacer reflexionar sobre el consumo, el respeto al planeta y a la salud en general. Con relación a la escalada, creo que deberíamos mirar con otros ojos a la masificación del deporte en los gimnasios y en los sectores al aire libre.

Mi principal estrategia para seguir adelante es mantener la calma y el pensamiento positivo, pero también pienso en ofrecer más consultas online. Me gustaría producir un curso online para que los escaladores puedan seguir haciendo mis workshops desde sus casas, creando un material virtual con mis conocimientos en prevención de lesiones y dolor crónico. Y por fin, también quiero terminar de escribir mi libro sobre la biomecánica funcional.

Sergio Verdasco equipador
Sergio Verdasco trabajó equipando 177 días durante 2019. Foto / Col. Sergio Verdasco

Sergio Verdasco. Route setter profesional

Laboralmente este parón me ha afectado mucho. Sin ir más lejos, cuando empezó el revuelo máximo con el COVID-19 estaba en Salamanca equipando la primera prueba de la Copa de España de Boulder con Dani Andrada y Rubén López. Ya teníamos el 80% del trabajo hecho y se canceló la competición. Los siguientes días recibí numerosos mensajes y llamadas para la cancelación o aplazamiento de distintos eventos, competiciones o días de setting comercial. Yo soy muy organizado, tenía mi calendario cerrado hasta final de 2020 y ahora tengo que cambiar y reestructurar todo, algunos eventos se solaparan y no podré llegar a todo.

Los aplazamientos de eventos, sin duda trastornan mucho, pero la cancelación total es muy negativa, ya que es un dinero con el que habías contado y ahora no lo ingresaré.

Cuando acabe toda esta película de terror que estamos viviendo me gustaría, primero, reorganizar mi calendario laboral para lo que quede de año, y segundo, salir unos días a escalar, ¡necesito sentirme libre, sentir la naturaleza y escalar en roca!

“Estoy aprovechando estos días para trabajar a fondo en un proyecto que tengo entre manos con Andrea Cartas, Chilam Holds”

Empezaré hablando con las salas y federaciones con las que tenía eventos programados para reorganizarlos. Una vez cerrado eso, buscaré nuevos eventos y días de trabajo. También estoy aprovechando estos días para trabajar a fondo en un proyecto que tengo entre manos con Andrea Cartas, Chilam Holds. Estamos trabajando mucho en buscar un buen material, diseños innovadores, y todo el trabajo “en la sombra”. Espero que pronto podáis conocer más. También estoy aprovechando para terminar de dar forma a unos workshops a impartir con OnSetting.

Desde aquí me gustaría mandar un mensaje de apoyo a todas las personas y familias que están sufriendo este virus y otro para todas las personas que están sufriendo el golpe laboral que está dejando esta situación. En especial para todas las salas de escalada, equipadores, entrenadores y clubes. ¡Entre todos podemos salir de ésta!

Santiago Valerga guía de escalada
Santiago Valerga dirige la empresa de guías South Climb. Foto / Pau Alonso

Santiago Valerga. Guía de escalada

Con esta crisis, mi trabajo, que está directamente relacionado a la actividad deportiva, recreativa o de ocio, ha cesado completamente. He suspendido todo lo que tenía programado durante el periodo que durará el Estado de Alarma, como mínimo. Cursos de iniciación, escalada con clientes que viajaban desde otros países, etc.

En función de cómo se encuentre la economía una vez superada esta crisis y cómo afecte a la ciudadanía, la demanda de actividades de ocio se puede reducir drásticamente. Va a ser duro volver a generar todas las dinámicas. También será complicado que la gente recupere la confianza para viajar y escalar, tanto a España como a cualquier otro país del mundo. Mis expectativas van cambiando día a día, en función de los acontecimientos. Cuanto más se prolongue esta crisis más difícil será todo.

“La gente tendrá ganas de salir. Muchos se han dado cuenta de lo importancia de la libertad”

De cara al futuro, estoy trabajando alianzas con rocódromos y otros actores de la industria de la escalada para seguir todos juntos hacia adelante. Creo que habrá que empezar desde dentro hacia fuera, primero buscando oportunidades en los clientes locales, los más cercanos. La gente tendrá ganas de salir. Muchos se han dado cuenta de lo importancia de la libertad, de disfrutar del aire libre, de escalar, correr, etc. Momentos aparentemente simples. Eso es lo positivo.

Christian Klauer equipando en una competición
Christian Klauer (a la derecha de la imagen) durante la organización del Campeonato de Catalunya de Boulder 2019. Foto / Esteban Lahoz

Christian Llavero. Director de Klauer Climbing Service

Parar me ha afectado como a muchos otros sectores profesionales. No éramos conscientes de la gravedad que podía suponer. Ha parado mi actividad al 100% ya que mis clientes son los rocódromos principalmente.

Dependiendo de cuanto dure esta crisis las expectativas pueden ser unas u otras. Lo que empezó siendo un confinamiento para 15 días se ha ido alargando y creo que cuando se empiecen a normalizar las cosas, los rocódromos y otros sectores del ocio aún tendrán unos meses complicados por delante. Veremos qué ayudas tenemos y qué acciones realice cada centro.

No he enfocado en el futuro. Ahora hay que afrontar cada día y ver hacia dónde nos lleva todo esto. Cuando acabe habrá que analizar cómo ha quedado todo. En mi caso, primero tendrán que reactivarse los rocódromos para que mi empresa posteriormente les pueda ofrecer servicios.

Rodilleras, un paso más en la evolución de la escalada

Andrea Cartas en La Rubia 8c+

Jailhouse Rock, en California, y Cave Rock, en Nevada, son los lugares donde se desarrolló la técnica moderna de los empotramientos de rodilla, y por lo tanto, donde se vieron las primeras rodilleras. Así lo recoge el libro The Climbing Dictionary (The Mountaineers Books), escrito por Matt Samet: “Tom Herbert recuerda haber utilizado una rodillera en Jailhouse en 1989, siendo el primero en pegar una pieza de goma Stealth a la rodillera, usando las técnicas de Tony Puppo para pegar las suelas en los recauchutados”.

Han pasado 31 años desde esta efeméride y el uso de las rodilleras en la escalada se ha extendido mundialmente. Nos hemos acostumbrado a ver a los escaladores y escaladoras más fuertes llevando este accesorio y pocos son los que no lo incluyen entre su material imprescindible para escalar. Las más conocidas son las de la marca Send y en España Mushroom Pads, por ejemplo, se encuentra en pleno desarrollo de un modelo que promete.

El kneebar (empotramiento de rodilla en inglés) es una de las técnicas más útiles de la escalada y se produce cuando se coloca la rodilla y el pie entre dos superficies de roca. El empotramiento de rodilla sirve para reposar o para solucionar pasos duros de una forma más eficiente.

Edu Marín escalando en el gran arco de Getu
Edu Marín con una rodillera en cada pierna en ‘Valhalla’ (390m 9a+), en China. Foto / Karel Downsbrough

Edu Marín abre el debate. ¿Grados con y sin rodillera?

Eficiencia en los pasos duros… Este segundo caso es sobre el que habla Edu Marín en su última publicación en las redes sociales y que ha dado pie a este artículo. Lanzando una pregunta final a la comunidad escaladora, Edu abre un debate con la intención final, quizás, de llegar a una opinión consensuada.

Marín comenta: “Me gustaría exponeros un tema de actualidad que pienso que es importante matizar. Cuando encadené mi primer 9a+, La Rambla, en 2006, no existían las rodilleras. Escalábamos únicamente con las manos y los pies. Actualmente esto ha cambiado muchísimo. El desarrollo del material ha revolucionado la escalada… Personalmente he escalado vías con rodilleras, como Chilam Balam 9a+/b, y creo que estas líneas están graduadas con el uso de rodilleras. También soy embajador de la marca Send, quien fabrica las mejores rodilleras del mercado. La cuestión es que hoy en día se utilizan las rodilleras en muchísimas vías y evidentemente la dificultad no es la misma. Es decir… en La Rambla, en Siurana, actualmente se utilizan rodilleras, o sin ir más lejos, en Catxasa 9a+, en Santa Linya.

Edu Marín: “Si utilizamos todos rodilleras habrá que volver a graduar la gran mayoría de vías del mundo”

Para mí esta última vía es un claro ejemplo: Catxasa con rodilleras es 9a y sin rodilleras es 9a+. La primera ascension de la via fue de Chris Sharma. El crux se resuelve lanzando a un monodedo. Con rodillera puedes coger el monodedo en estático… cambia el juego totalmente. ¿Y en The Nose? Estoy seguro que Lynn Hill no utilizó rodilleras en Changing Corners, hoy en día se utilizan.

Mi reflexión es la siguiente: Si utilizamos todos rodilleras habrá que volver a graduar la gran mayoría de vías del mundo, es decir, bajarlas de nivel, ya que casi todas se graduaron sin el uso de rodilleras. Otra opción es graduar con el uso de la rodillera, es decir: Catxasa 9a (R), donde la “R” se referiría al uso de rodillera. Creo que no podemos mirar hacia otro lado porque es un tema de plena actualidad y que está revolucionando el deporte. ¿Que pensáis vosotros?.”

Buscando otras opiniones

El debate sobre el uso de las rodilleras no es nuevo, pero dado que su utilización se ha normalizado, preguntamos a algunos escaladores que las llevan habitualmente cuál es su opinión al respecto. Aquí tenéis las reflexiones de Seb Bouin, José Luis Palao “Primo”, Andrea Cartas, Jorge Díaz-Rullo y Dani Andrada.

Seb Bouin en La Rage d'Adam
Seb Bouin destaca que son necesarias las rodillas para repetir ‘La Rage d’Adam’ 9b/+. Foto / Julia Cassou

Seb Bouin: “Creo que las rodilleras son parte de la evolución de la escalada. Son ya una parte de nuestro deporte. Por ejemplo, La Rage d’Adam es imposible sin unas buenas rodilleras. Silence sería bastante más dura sin rodilleras. Y creo que Valhalla sería una tortura sin rodilleras. Las rodilleras de calidad aparecieron hace unos años y han marcado la diferencia en los grandes desplomes y escalada de chorreras.

Seb Bouin: “Los escaladores tienen que ser honestos y no tomar los viejos grados como referencia si están usando rodilleras”

La pregunta es… ¿Tenemos que usar rodilleras en antiguas vías que se escalaron sin éstas? Por ejemplo, yo he realizado varias primeras ascensiones sin rodilleras y seguramente serían muy diferentes utilizándolas. Hice la mayoría de primeras ascensiones en Francia de vías sin repetir como Kmira, A Muerte Bilou, L’Homme Demain o Pajarito sin rodilleras. También encadené Chilam Balam sin utilizarlas.

Creo que los escaladores tienen que ser honestos y no tomar los viejos grados como referencia si están usando rodilleras. Por ejemplo, yo encadené Catxasa con rodilleras y creo que la vía es más sencilla, 9a/+.

El problema surge cuando los escaladores utilizan las rodilleras pero toman como referencia el propuesto en la primera ascensión, donde no se utilizaron. Hay que aclarar esto… Dar una opinión y decir si se han utilizado o no las rodilleras.

Creo que las rodilleras suponen algo parecido a lo que pasó en su momento con los pies de gato y no usarlas para mí no tiene sentido, sobre todo si muchas de mis vías las he encadenado así”.

Primo en el Santuario
“Primo” en uno de sus proyectos en el Santuario, en Murcia.
Foto / Andrés Giménez

José Luis Palao “Primo”: “Sin duda alguna hay muchas vías que hoy en día son más fáciles si se hacen con rodilleras. No para todos, pero si para los que estén acostumbrados a utilizarlas. Las vías de la vieja escuela están graduadas sin ellas y algunas actualmente son más fáciles, aunque no se han decotado.

José Luis Palao “Primo”: “Las vías que siguen la tendencia actual están graduadas teniendo en cuenta las rodillas”

Creo que hoy en día, las vías que siguen la tendencia actual están graduadas teniendo en cuenta las rodillas. También hay que destacar la faceta técnica. A algunos escaladores les cuesta mucho escalar en este estilo.

Para mí son un paso en la evolución de la escalada. Una gran solución a muchos problemas que se presentan. En mi caso forman parte en mis intentos, como una arma más para escalar”.

Andrea Cartas:“Está claro que las vías “modernas” se tienen que graduar usando todos los métodos más fáciles posibles (rodilleras, cerrojos, pies de gato pro…). Lo de las decotar las vías antiguas… Supongo que lo ético es hacerlo. Pensando en vías que he encadenado, La Rubia o Cosi Fan Tutte se graduaron usando todos los empotres posibles, con rodillera además. Otra cosa es que llegue alguien y las haga sin empotres, sin rodilleras y en pantalón corto. ¡Ojo, entonces estará haciendo algo más duro!

Andrea Cartas: “Pensando en vías que he encadenado, La Rubia o Cosi Fan Tutte se graduaron usando todos los empotres posibles, con rodillera además”

Creo que suponen una evolución para la escalada. Como el resto de material que mejora. Y quien no lo quiera ver no podrá hacer las vías graduadas así”.

Jorge Díaz-Rullo en Patanics 9b
Jorge Díaz-Rullo en ‘Patanics’ 9b, una vía de Rodellar donde utilizó rodillera para apuntarse la primera ascensión. Foto / Javipec

Jorge Díaz-Rullo: “La escalada evoluciona. Igual que lo hacen todos los deportes. Los entrenamientos, los pensamientos, el material… Todo evoluciona. Cada vez el grado es más alto y los deportistas son más exigentes. Creo que un buen par de pies de gato o una buena rodillera que facilite la escalada es totalmente válido y normal en la evolución de este deporte. También creo que la escalada cada uno la ve y la disfruta de una manera. Es un deporte muy personal donde cada uno pone sus reglas.

Jorge Díaz-Rullo: “Un buen par de pies de gato o una buena rodillera que facilite la escalada es totalmente válido y normal en la evolución de este deporte”

Tengo claro que puede bajar la dificultad de una vía para alguien que encuentra una rodilla en una sección clave o un reposo. Cualquier cosa cambia, pero más subjetivo que el grado no hay nada. Cada uno debe graduar la vía según le parezca, independientemente de si se usa rodillera o no. Evidentemente cada vía tiene una graduación consensuada pero si encuentras un método más fácil o al contrario, hay algo que te cuesta más, tienes derecho a opinar. Al fin y al cabo, tu lista es solo tu lista”.

Dani Andrada escalando en Margalef
Dani Andrada utiliza las rodilleras habitualmente. Foto / Javipec

Dani Andrada: “Las vías antiguas se decotan si has utilizado rodillera porque cambian mucho si sabes empotrar bien. Hay que saber hacerlo. En los empotramientos más técnicos, donde hay algunos que no se pueden hacer sin rodillera, cambia mucho. Yo las utilizo y esto es como la evolución con los pies de gato. Todo se moderniza.

Dani Andrada: “Estamos hablando de otra técnica. Antes se escalaba con cuatro puntos y ahora son seis: dos manos, dos pies y dos rodillas”

Con las rodilleras, si sabes empotrar las vías las sentirás menos duras. Si no sabes hacerlo, aunque te las pongas no vas a darles uso. Esto le pasa a mucha gente. Estamos hablando de otra técnica, antes se escalaba con cuatro puntos y ahora son seis: dos manos, dos pies y dos rodillas.

Las vías de hoy en día se graduan pensando en las rodillas, trucos, … En el caso de las antiguas, si se decotan debería especificarse que es debido a las rodilleras si así ha sido. Esto en Rodellar es evidente, por ejemplo”.

David Macià habla sobre la nueva Selección Española de Velocidad

Preolímpico Toulouse 2019

La Selección Española de Escalada cuenta desde finales de 2019 con un equipo especializado en la escalada de velocidad, una apuesta de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y de su seleccionador nacional, David Macià, por una disciplina en pleno crecimiento gracias a su inclusión en el formato olímpico combinado.

Hemos hablado con David Macià para que nos cuente las claves de este nuevo equipo, que empieza a rodar con la mirada puesta en la temporada más inmediata y a largo plazo, porque no, en los Juegos Olímpicos de París 2024. Os presentamos la entrevista en un formato diferente y directo.

“Es una selección planteada como un grupo de deportistas españoles que van a competir internacionalmente en todas las categorías en las que tengamos representación”

“La nueva Selección Española de Velocidad es transversal, lo que significa que incluye desde la categoría sub 16 hasta la categoría absoluta. Este grupo cumple en parte con lo que podría ser un equipo de tecnificación, ya que incluye una introducción al entrenamiento de la velocidad, una modalidad que no tenemos consolidada en la mayoría de centros de tecnificación autonómicos. Pero sobre todo, es una selección planteada como un grupo de deportistas españoles que van a competir internacionalmente en todas las categorías en las que tengamos representación”.

https://www.instagram.com/p/B52-ItOoIm5/

“La intención es no perder lo que ya hemos trabajado en dificultad y boulder y ganar experiencia en velocidad”

“Se ha decidido crear la selección de velocistas porque creemos firmemente que podemos ser competitivos en esta disciplina. Es cierto que hemos empezado a trabajar la velocidad desde su inclusión en el formato combinado olímpico pero estamos convencidos que podemos hacerlo bien. Nos hemos fijado en el modelo francés, ya prácticamente los que han tenido las mejores opciones para clasificarse para los Juegos han sido los velocistas. Francia, sin dejar de ser competente en la dificultad y en el boulder, ha dado un vuelco en la velocidad. La intención es no perder lo que ya hemos trabajado en dificultad y boulder y ganar experiencia en velocidad”.

“Hemos empezado a trabajar con dos especialistas en velocidad, Erik Noya e Isaac Estévez”

“No existe un número cerrado de integrantes en la selección. Hemos empezado a trabajar con dos especialistas en velocidad, Erik Noya e Isaac Estévez. Siguiendo su criterio y con lo que vimos en Pamplona en el último Campeonato de España de Escalada combinado decidimos convocar a una serie de deportistas para hacer una prueba con ellos. A partir de ahí podemos hablar de un representante en la Copa del Mundo de Velocidad y entre seis y ocho deportistas en la Copa de Europa juvenil. También podríamos contar con tres o cuatro en la Copa de Europa absoluta. Esto no significa que sea un grupo cerrado, sino que son los atletas que pensamos que a día de hoy pueden dar el paso a las competiciones internacionales y adaptarse a esta modalidad”.

“El papel de Erik es doble. La próxima temporada competirá en todo el circuito de la Copa del Mundo de Velocidad, Campeonato de Europa de Velocidad y en las pruebas de la Copa de Europa de Velocidad que sean compatibles según el calendario”

“El papel de Erik Noya e Isaac Estévez es muy relevante. El papel de Erik es doble. La próxima temporada competirá en todo el circuito de la Copa del Mundo de Velocidad, Campeonato de Europa de Velocidad y en las pruebas de la Copa de Europa de Velocidad que sean compatibles según el calendario. Además, Erik e Isaac serán los técnicos de la selección en el apartado del entrenamiento. También acompañarán a los miembros de la selección a las competiciones. La última decisión sobre quién compite la tiene el seleccionador pero cabe tener en cuenta sus opiniones ya que ellos ven cosas que a mi se me escapan”.

“Los atletas no se hiperespecializan en velocidad”

“Los atletas no se hiperespecializan en velocidad. Lo hacen como en las otras modalidades, la dificultad o el boulder, donde pueden ser especialistas. Aunque siempre sea la misma vía y una marca a batir hay que empezar a tener cuidado con el argot que utilizamos cuando nos referimos a esta modalidad. Sí que es cierto que en las categorías más jóvenes, si vemos que alguien destaca en una disciplina, se puede trabajar para reforzarla, pero es el deportista el que tendrá la última palabra”.

“Erik Noya ya tiene un buen bagaje en velocidad y ha tenido resultados destacados. Si cuenta con los recursos necesarios para los entrenamientos podría bajar de los 6 segundos. Es un objetivo difícil pero es una apuesta clara”.

https://www.instagram.com/p/Bz1Q9e4ir9p/

“Creo que Erik a poco que mejore puede estar en las finales de la Copa de Europa de Velocidad absoluta”

“El objetivo principal con Erik Noya es pasar el corte. En la Copa de Europa podemos ser más ambiciosos y pensamos en entrar en finales teniendo en cuenta lo que vimos la temporada pasada en Innsbruck en velocidad. Creo que Erik a poco que mejore puede estar en las finales de la Copa de Europa de Velocidad absoluta e intentar pasar el corte en las pruebas de la copa mundial”.

“Si tuviéramos un muro de velocidad en cada una de las capitales españolas y personas que dinamizaran grupos de entrenamiento, no me cabe la menor duda que tendríamos núcleos de entrenamiento en estos lugares”

“Estoy absolutamente convencido que la velocidad puede crear afición. Si pasa en el resto de países aquí también puede ser así. El problema que tenemos es la falta de muros de velocidad en España y los recursos humanos. Si tuviéramos un muro de velocidad en cada una de las capitales españolas y personas que dinamizaran grupos de entrenamiento, no me cabe la menor duda que tendríamos núcleos de entrenamiento en estos lugares. En la próxima temporada tendremos dos grupos de entrenamiento. Uno en Madrid y otro en Pamplona, que ya empezó su camino el año pasado. Cuantos más muros y más recursos humanos tengamos, podremos tener más unidades de entrenamiento y una mejor base para confeccionar las selecciones españolas de todas las categorías”.

https://www.instagram.com/p/B7BkOFuI-Dz/

“En Tokio nos ha tocado competir con este formato y hay que aceptarlo”

“Respecto al formato de París 2024. Los que venimos del boulder y la dificultad preferimos que se separen de la velocidad. En España nos faltan muros de velocidad, aunque tampoco tenemos buenos muros de dificultad. De momento podemos entrenar en Oloron o Pau. En Tokio nos ha tocado competir con este formato y hay que aceptarlo. Si en París cambia también va a ser muy complicado, ya que igual que nosotros no entrenaremos con unos atletas la velocidad tampoco lo harán el resto de países, así que el nivel en el boulder y la dificultad será muy alto. A pesar de ello prefiero que estén separados por un tema de falta de recursos en España. Pero bien, aunque añadieran otra modalidad tendríamos que adaptarnos, sin excusas”.

“Con todo lo que se ha generado a nivel de récords alrededor de la vía de velocidad actual, volver a construir todo eso llevaría tiempo”

“En Xiamen hablando con algunos competidores llegaban rumores sobre que una parte de los velocistas estarían a favor de cambiar la vía. Pero no lo sé… Realmente, con todo lo que se ha generado a nivel de récords alrededor de la vía de velocidad actual, volver a construir todo eso llevaría tiempo. Quien debería pronunciarse respecto a esto sobre todo son los especialistas en la modalidad”.

La ascensión de Said Belhaj en ‘Action Directe’, en duda

Said Belhaj escalador

Hoy en día, con la tecnología que ofrece un teléfono o una pequeña cámara digital es fácil capturar cualquier hecho que sucede a nuestro alrededor. En cierta forma, la redes sociales deben su éxito a que se puedan compartir las capturas de esos momentos con amigos, seguidores o como se les quiera llamar. Y si esto es así, ¿qué cuesta documentar un encadenamiento cuando se trata de una vía histórica o de un duro problema de boulder? Sobre todo cuando no hay nadie más presente. Bien, en la escalada deportiva estaría el asegurador, aunque a veces a éstos les acaba envolviendo un aura de misterio.

Acostumbramos a fiarnos de la palabra del ascensionista cuando da la noticia de un rotpunkt a través de sus perfiles en la redes sociales, página web u otros canales de comunicación. Además, normalmente hay más escaladores en el sector que pueden certificar el encadenamiento. Si no los hay y se pueden llegar a generar dudas, mejor grabarlo. Como mínimo si eres un escalador o escaladora popular, vives gracias al apoyo de los patrocinadores, y la comunidad sigue tu actividad con interés, respeto y admiración.

Wolfgang Güllich escalando Action Directe 9a
‘Action Directe’, en Frankenjura, el primer 9a de la historia de la escalada deportiva. Wolfgang Güllich la encadenó en 1991 y abrió un nuevo camino a la dificultad Foto / Col. Wolfgang Güllich

Dudas sobre el encadenamiento de Said Belhaj en Action Directe

A lo largo de la historia de la escalada deportiva han sido varios los casos en los que una ascensión ha generado dudas. Uno de los más mediáticos fue el de Bernabé Fernández en Chilam Balam. En 2003 el malagueño anunció el encadenamiento de esta vía de Villanueva del Rosario y propuso el primer 9b+ del mundo. Nadie presenció su ascensión y nunca apareció el asegurador, aunque actualmente su punto rojo ha acabado siendo aceptado.

Algo parecido ha sucedido ahora con Action Directe y Said Belhaj. El escalador nórdico encadenó la vía a finales de octubre de 2018, o eso nos ha hecho creer… Su ascensión la ha puesto en entredicho Hannes Huch, fundador de la sala de boulder Café Kraft y reconocido escalador y comunicador.

Huch ha escrito un sincero y clarificador artículo en su blog personal, Rokblok, donde expone ampliamente el caso. Curiosamente, no es la primera vez que se pone en duda una ascensión en Action Directe. En 2010, la quinta repetición a cargo de Rich Simpson también generó polémica y muchos no la reconocen.

El alemán comenta: “A día de hoy no creo que la hiciera. Desde que empezaron mis dudas siempre he deseado que Said contribuyera a resolver mis preguntas y así el problema. Pero no lo ha hecho”.

https://www.instagram.com/p/BpkKswaBTKn/

Action Directe se considera el primer 9a de la historia de la escalada. Con primera ascensión de Wolfgang Güllich el 14 de septiembre de 1991 muchos sueñan con repetir esta vía de Frankenjura (Alemania) y escribir su nombre en la lista de ascensionistas. Antes de explicar por qué no cree a Said, Hannes contextualiza la vía y su dificultad, dejando claro que no se trata de una línea fácil de resolver en poco tiempo (aunque excepcionalmente Alex Megos la consiguió en 2 horas) y que muchos escaladores fuertes han salido derrotados ante el famoso dinámico en el inicio, el principal crux.

Belhaj le propuso a Hannes realizar un documental sobre el proceso y ascensión y éste aceptó encantado, pero explica: “Desde el inicio me extrañó que Said pusiera un gran énfasis en explicar la historia de la vía más que su propia escalada. Como no siempre puede estar con él, repetidamente le decía: Si sientes que estás cerca de encadenar, avísame y vendré a filmar. Es importante para la película. Vivo a 30 minutos de la vía. Nunca me llamó. Y si no me llamas… al menos grábalo con tu Iphone. Se lo dije muchas, muchas veces. No lo hizo”.

“Su asegurador habitual dijo que nunca había hecho el dinámico mientras estuvo con él. Y ese es el crux de la vía”

Hannes Huch solo pudo filmar en dos ocasiones a Belhaj en Action Directe. Una antes y otra después de la supuesta ascensión. Huch recuerda que: “Said estaba a millas de distancia de escalarla, incluso de chapa a chapa […] Si reclamas una ascensión o tienes la ambición de hacerla, tienes que escalarla de forma más o menos sencilla. Preguntad a otros ascensionista como yo hice. Ellos piensan lo mismo. Said le echaba la culpa a las condiciones. Pero lo más importante es que él nunca hizo el legendario salto en otoño. […] Ese movimiento es simplemente durísimo pero además muy difícil desde un punto de vista técnico. Su asegurador habitual dijo que nunca había hecho el dinámico mientras estuvo con él. Y ese es el crux de la vía. El asegurador dice que solo trabajaba los movimientos pero no realizaba intentos serios”.

Said Belhaj en 'Action Directe' 9a
Said Belhaj en ‘Action Directe’ 9a. Foto / Claudia Ziegler

Durante el otoño de 2018 el sueco dejó el proyecto en pausa y se fue cinco días a escalar a Catalunya. A la vuelta le envió un mensaje a Hannes diciéndole que había encadenado Action Directe. Pasado un tiempo Belhaj le dijo al alemán que unos escaladores checos habían grabado la ascensión. “Le pedí el vídeo pero Said me dijo que tenía un subidón de adrenalina y no se lo pudo pedir”, explica sorprendido Hannes en su blog.

“¿No estarías muy agradecido si alguien te grabara de forma gratuita en la vía con la que has soñado toda tu vida (como Said dijo muchas veces)?”

El asegurador que normalmente acompañaba al sueco no lo hizo el día del rotpunkt. En lugar de éste le aseguró alguien que estaba por allí. “Después de 10 días intentando tener una respuesta, Said me dijo que no recordaba el nombre del asegurador”, aclara Hannes. Said Belhaj le explicó que había estado en contacto con él a través de Instagram pero que había desaparecido de la red social. “El asegurador desconocido, ahí está de nuevo. Aparece de vez en cuando en la historia de la escalada”, dice Hannes irónicamente.

“Estaba muy disgustado porqué no me llamó ni respondía mis mensajes. Tenía que hacer un documental de 20 minutos sobre eso. ¿Hay algún escalador que esté leyendo esto? ¿No estarías muy agradecido si alguien te grabara de forma gratuita en la vía con la que has soñado toda tu vida (como Said dijo muchas veces)? […] Tenía la oportunidad de vender el material a Patagonia y lo podría haber hecho finalmente si hubiera dejado mis dudas de lado. Para ser sinceros, estuve tentado, …”, confiesa Hannes Huch, que continua explicando: “Como realizador quería tener algo destacado al final y en una película de escalada siempre se trata del encadenamiento. Pensaba que Said me estaba diciendo la verdad aunque lo encontraba todo muy extraño. No podía creer que alguien me estuviera mintiendo directamente a la cara”.

Hannes Huch opina que Said Belhaj debe eliminarse de la lista de repetidores de Action Directe hasta que muestre el material grabado por los escaladores checos o repita la vía con testigos. En la parte final del artículo, el alemán sentencia: “Hemos llegado a un punto en el que es triste pedir una prueba en vídeo pero es necesario. […] Sé que esta acusación es muy seria pero soy periodista y creo que siempre tenemos que preguntar y buscar la verdad. Como escalador desde los años 80 (y amigo de la familia Güllich) creo que la gloria de Action Directe solo puede ser para los que ponen las cartas sobre la mesa. R.I.P. Wolfgang”.

Said Belhaj no se ha pronunciado sobre esta polémica todavía. El sueco es un reconocido escalador a nivel internacional que alcanzó su máximo grado en abril de 2016 con Papichulo 9a+, en Oliana. En su historial también aparecen encadenamientos como los de Supernova 9a, en Vadiello, al segundo pegue; Les 3 P 9a, en el Verdon; o Kryptonite 9a, en Colorado. En plena era digital, si has encadenado lo puedes demostrar.

El artículo completo se puede leer en inglés en el blog de Hannes Huch y también se puede seguir la discusión en el post de Instagram que compartimos bajo estas líneas.

https://www.instagram.com/p/B5vAI9JIKET/

Alberto Ginés: “Creo que en Toulouse la disciplina más reñida será el boulder”

Alberto Ginés y David Macià

La popularidad de Alberto Ginés en el circuito internacional de competiciones se ha disparado este año gracias a sus primeros podios como escalador en la categoría absoluta.

El primer aviso llegó en la segunda prueba de la Copa del Mundo de Dificultad, en Chamonix, donde Alberto se coló en la final y finalmente acabó como quinto clasificado. En julio llegaba otra buena noticia, cuando la organización del prestigioso Rock Master Festival confirmaba la participación del extremeño en el evento.

En la segunda parte de la temporada competitiva de dificultad llegó el punto de inflexión definitivo… Alberto Ginés se colgó el bronce en la prueba de la Copa del Mundo de Kranj (Eslovenia), tan solo superado por Adam Ondra y Kai Harada, y su nombre empezaba a sonar bien alto. Unos días más tarde, a principios de octubre, Ginés volvía a compartir un podio con Adam Ondra, esta vez como subcampeón de Europa de dificultad.

En la penúltima prueba de la copa mundial, en Xiamen (China), Alberto fue quinto y una semana más tarde, con la medalla de plata en Inzai (Japón), el joven español certificaba su clasificación para el preolímpico de Toulouse, además de proclamarse subcampeón de la Copa del Mundo de Dificultad en 2019.

En Toulouse se darán cita, entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre, 44 atletas. 22 hombres y 22 mujeres que lucharán por una de las 12 plazas (seis masculinas y seis femeninas) que dan el acceso directo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Alberto Ginés y Adam Ondra entrenando
Alberto Ginés y Adam Ondra entrenando en Brno antes de la cita de Toulouse. Foto / Lukas Biba

Hablamos con Alberto Ginés, que ahora tiene 17 años, poco antes del inicio de la prueba francesa para repasar brevemente cómo ha vivido estos últimos meses de infarto y cómo afronta este momento decisivo del año.

Has tenido un final de temporada espectacular en la Copa del Mundo de Dificultad. ¿Te esperabas estos resultados?

Sinceramente no, las expectativas eran mucho más bajas. A principios de temporada David Macià y yo apostamos por un Top 10 y a mi me pareció bastante ambicioso.

¿Has sentido más presión a la hora de competir en estas últimas pruebas?

Sí, sobre todo en la prueba de la Copa del Mundo de Dificultad de Inzai. Me jugaba una plaza en el podio de la general de la copa del mundo y se me notó bastante en la primera vía, aunque después lo supe llevar bastante bien.

“La repercusión mediática ha sido mayor de lo que esperaba”

A nivel mediático, ¿ha habido cambios desde que empezaste a estar presente en casi todas las finales de la copa y a ganar medallas? ¿Has recibido más atención por parte de los medios, tanto especializados como generalistas?

Si, la repercusión mediática ha sido mayor de lo que esperaba. He hecho entrevistas para diarios deportivos como Marca y As y varias grabaciones para la televisión española. También lo he notado bastante en las redes sociales.

Estás viviendo en el CAR de Sant Cugat. ¿Nos explicas cuál es tu rutina en día de entrenamiento desde que te levantas hasta que te acuestas?

No es muy interesante… Me despierto para desayunar e ir a clase, estudio un rato, como y me voy a entrenar. Como tengo que hacer entre una o dos horas de tren para ir a los rocódromos se me va toda la tarde. Cuando vuelvo al CAR ceno y me voy a dormir.

¿Ha cambiado algo en tu planificación en las semanas más inmediatas a la prueba de Toulouse? ¿Algo especial que prepares en la recta final?

Lo que más he notado es que mi cabeza va a mil y le doy bastantes vueltas al tema, pero por lo demás seguimos igual que siempre.

Te hemos visto en uno de los episodios del Road to Tokyo de Adam Ondra entrenando con él en Brno. ¿Cómo surgió esta oportunidad?

En el campeonato de Europa de Edimburgo me preguntó qué iba a hacer para preparar Toulouse si al final me clasificaba. Le dije que teníamos planeados unos entrenamientos en Innsbruck y entonces me propuso la idea de entrenar con él un fin de semana en Brno. Me pareció una oportunidad increíble, por lo que acepté.

¿Qué te has llevado de esa experiencia compartida con Ondra?

Lo que más me sorprendió de Adam fue su motivación en cada entrenamiento y el trato tan humilde y cercano que tuvo conmigo. Fue un placer entrenar con él.

Repasando la lista de participantes en Toulouse, ¿qué disciplina crees que puede estar más reñida, dejando de lado la velocidad, dificultad o boulder?

Personalmente creo que la disciplina que más reñida va a estar es el boulder. Es una disciplina bastante aleatoria en la que puede haber muchas sorpresas.

¿Quiénes consideras tus principales rivales a batir en Toulouse?

Creo que todos son escaladores muy fuertes, va a ser una competición muy disputada.

Una vez pasado el preolímpico y con una pausa del circuito internacional, ¿qué planes tienes?

Descansar y desconectar un poco, ha sido una temporada muy larga.

Matilda Söderlund: “Me motiva explorar mis límites en la escalada”

Matilda Söderlund en Red River Gorge

Matilda Söderlund se convirtió el pasado 17 de octubre en la primera escaladora nórdica que encadenaba una 9a con The Elder Statesman, en Frankenjura. Lo hacía un día después de tachar The Last Rites, el tercer 8c+ de su libreta.

La escaladora sueca vivió un periodo lleno de éxitos en la escalada, en 2012 y 2013, cuando también en Frankenjura encadenó su primer 8c, Odd Fellows, y escaló al flash Friends Like You. Además, en Siurana volvió a tachar al flash una clásica de la escuela catalana, Kale Borroka 8b+, y se apuntó su primer 8c+, Pati Noso.

Una lesión de dedo y los estudios universitarios la apartaron unos años de la división de honor de la escalada, pero a finales de 2018 volvía con fuerza, tachando de nuevo un 8c+ en Red River Gorge (Kentucky, USA).

Ahora, a los 27 años, ha hecho realidad uno de sus sueños como escaladora: entrar en la novena dimensión. Conocemos sus impresiones después de este gran hito personal para Matilda Söderlund.

El estilo de la escuela alemana se me da bien, sobre todo las vías más verticales que implican fuerza de dedos”

The Elder Statesman es una entrada directa a The Last Rites 8c+, que habías encadenado el día anterior. ¿El 9a era el principal objetivo o simplemente decidiste probarla después de encadenar el 8c+?

The Elder Statesman siempre fue el objetivo principal, aunque decidí empezar por el 8c+. Las dos vías son comunes a partir de la tercera chapa. Con esta estrategia pretendía conocer la mayoría de movimientos de la vía y ganar toda la fuerza y resistencia necesaria. Inmediatamente después de encadenar el 8c+ empecé a trabajar el problema de boulder del 9a. Fui capaz de encadenar muy rápido, algo que no esperaba, ¡qué loco!

Matilda Söderlund escalando Pure Imagination
Matilda Söderlund en ‘Pure Imagination’ 8c+. Foto / Andy Wickstrom

Durante los últimos meses has viajado a Frankenjura que asiduidad. ¿Qué tiene esa zona de especial para ti? 

Me gustan muchas cosas de este lugar. La historia, el reto que supone el particular estilo de escalada y mucha gente que quiero está en Frankenjura. También guardo muy buenos recuerdos porqué aquí encadené mi primer 8c, Odd Fellows, y un 8b+ al flash, Friends Like You. Supongo que el estilo de la escuela alemana se me da bien, sobre todo las vías más verticales que implican fuerza de dedos.

Después de dos años rindiendo al máximo, entre 2013 y 2018 casi desapareciste del mundo de la escalada. Entonces, a finales de 2018 volviste por la puerta grande, con otro 8c+, Pure Imagination. ¿Ha sido difícil recuperar tu mejor estado físico? 

Decidí centrarme en mis estudios universitarios. Pensé que sería difícil combinar un alto nivel en la escalada con todo el trabajo de la universidad. Cuando me licencié en 2017 estaba decidida a construir toda mi vida alrededor de la escalada y de forma pausada pero segura todo se ha ido poniendo en su sitio. He madurado y siento más pasión y motivación por la escalada que la época previa a la universidad. Soy una persona y una escaladora diferente. Han sido muchas horas dedicadas al entrenamiento y la preparación. Escalar 9a siempre había sido un sueño para mí desde que empecé en este deporte y alcanzar este sueño todavía parece algo surrealista.

Matilda Söderlund escalando en Frankenjura
Matilda Söderlund se apunta su primera vía de 9a con ‘The Elder Statesman’. Foto / Sammy Dahlman

¿Qué tipo de entrenamiento has seguido para llegar hasta el 9a?

Hace un año y medio me centré mucho en la potencia, especialmente durante el pasado invierno y la primavera. He ido teniendo resultados positivos gracias a los entrenamientos y eso es realmente motivante. Aún siento que tengo mucho margen de mejora respecto a la fuerza y la potencia, así que voy a seguir entrenando en esa dirección para ver hasta donde puedo llegar. También he pasado mucho tiempo escalando cerca de mi casa, en Estocolmo, vías duras sobre granito y lo he combinado con el gimnasio. Todo esto me ha ayudado a mantener la motivación alta.

“Me motiva explorar mis límites en la escalada. No sé si se encontrarán en el 9a o más allá”

¿El 9a era tu objetivo final?

Me motiva explorar mis límites en la escalada. No sé si se encontrarán en el 9a o más allá. He probado otras vías duras en Frankenjura y aún tengo una larga lista de proyectos.

Te dedicas a la escalada a tiempo completo. ¿Cómo es el trabajo de una escaladora profesional?

Me siento muy agradecida por poderme dedicar a la escalada de forma profesional. El entrenamiento y la escalada en roca son mis dos principales ocupaciones. Me gusta pensar que puedo utilizar la escalada como una herramienta para llegar a la gente e inspirarles. Trabajo conjuntamente con mis patrocinadores para planificar y realizar mis proyectos en roca, eventos, sesiones de fotografía, talleres, etc. Ser escaladora profesional contiene un gran factor emprendedor, algo que disfruto mucho.

Andrea Cartas: “Me gusta la lucha de las vías largas, la agonía”

Andrea Cartas en La Rubia 8c+

Repasar todos los logros destacables de Andrea Cartas en el mundo de la escalada merecería un artículo especial, así que esta entrevista se centra únicamente en el último encadenamiento de la escaladora de Granada, La Rubia 8c+.

Con esta vía de Villanueva del Rosario, la andaluza de 37 años residente en Madrid, ha vuelto a alcanzar el 8c+, una dificultad que tachó por primera vez en septiembre de 2017 con Cosi Fan Tutte, en Rodellar.

Pocas mujeres en España han llegado a este grado. Eva López lo hizo con Potemkin, en Cuenca, y Daila Ojeda con Mind Control, en Oliana. Por otra parte, Josune Bereziartu se apuntó el primer noveno femenino del mundo con Bimbaluna 9a/+, en Saint Loup, en 1995, y Mar Alvárez llegó a la cadena de Era Vella 8c+/9a, en Margalef, en 2015.

Andrea Cartas nos da todos los detalles de cómo ha vivido el proceso hasta lograr pasar la cuerda con éxito por la cadena de La Rubia.

“Me gusta el componente psicológico, la lucha de las vías largas, la agonía, la gestión del esfuerzo en cada tramo”

Segundo 8c+ y de nuevo una vía larga y de resistencia. ¿Qué te atrae de este estilo?

Me gusta que me dejan subir, ¡jaja! No soy una escaladora con un físico muy bueno, así que las vías donde pueda usar todo mi cuerpo (piernas, core, etc) me dejan achuchar un poquito más. También me gusta el componente psicológico, la lucha de las vías largas, la agonía, la gestión del esfuerzo en cada tramo… Este es uno de mis puntos fuertes. En contrapunto a la falta de físico repito, jeje.

Eres la responsable del Programa de Tecnificación de Escalada Deportiva (PRO-TES) de la Federación Madrileña de Montañismo. ¿Cómo compaginas tu vida laboral con los entrenamientos y la escalada en roca para mantener un alto rendimiento?

No es fácil compaginar el probar una vía tan dura y tan lejos de casa con trabajar normalmente… así que tiro de la logística, la comprensión de mi jefe para cogerme días y de los becarios para sustituirme, ¡jaja! En serio, es dura toda esta gestión, pero lo bueno tiene un precio. Evidentemente sería más fácil disponer de tiempo completo para escalar, pero eso no es posible y además me encanta mi trabajo.

Primer 8c+ en Rodellar y segundo en Villanueva del Rosario. Las dos vías lejos de tu casa. ¿Se ha hecho complicado tener el proyecto lejos otra vez?

Gracias a que mi pareja, Carlos, suele probar conmigo estas vías o alguna al lado, el camino es mucho más fácil. Es genial y una suerte poder compartir fanatismo y poder compaginar trabajos y días libres para nuestros proyectos. Esto es un verdadero lujo. Si no nos podemos combinar, también tiro de buenos amigos para compartir pegues fanáticos, ¡es otro lujo! Los kilómetros cansan (y arruinan) pero no pesan cuando hay un equipo así detrás.

Andrea Cartas en La Rubia 8c+
Andrea Cartas probando ‘La Rubia’ antes de abandonar el proyecto con la llegada del verano de 2019. Foto / Javipec

¿Y por qué no escoger una vía más cerca?

Ojalá encontrara una vía así más cerca, pero el estilo en la zona centro no me va bien, no he podido encadenar más de 8b+ allí. El estilo más de fuerza, para mi físico mediocre, me resulta muy duro, y no puedo dedicar (ni me apetece) mucho más tiempo a entrenar. Además, las chorreras me gustan tanto…

“La cabeza me ha jugado malas pasadas. Había días que no me apetecía probarla, además ha hecho mucho calor”

¿Y por qué La Rubia en concreto?

Desde que hice Cosi Fan Tutte en 2017, ese mismo invierno la probé ya unos días y sentí que era mi vía. Después, durante la primavera de 2018 empecé a hilar secciones y llegó el calor. En otoño de 2018 no pude volver por los estudios del TD2 (me centré en la escalada clásica) y este año, en primavera, la dejé muy cerca varias veces, pero se me acumuló la fatiga y vinieron los dolores y el cansancio mental. Y volvió de nuevo el calor… Este otoño, el primer día que vine fue genial, pero luego el resto de viajes han sido muy malos. La cabeza me ha jugado malas pasadas. Había días que no me apetecía probarla, además ha hecho mucho calor. Esperaba el fresco, sobre todo el fresco en mi cabeza. Ayer estaba muy motivada, descansada y hacía un día espectacular, ¡y salió!

¿En todos los viajes a Villanueva del Rosario te has centrado en La Rubia?

Qué va. Ha habido muchos días en que he escalado otras vías más fáciles, es duro hacer siempre lo mismo. Cada uno tenemos nuestra estrategia.

Andrea Cartas en Cosi Fan Tutte 8c+
Andrea Cartas en la espectacular vía de Rodellar, ‘Cosi Fan Tutte’ 8c+. Foto / Col. Andrea Cartas

¿Te animarás con el 9a?

Nunca digas nunca, pero con lo que me han costado estos dos 8c+… Siendo realista, no sé si me salen los números para probar algo tan duro. Pero vamos, soy fácil de engañar.

Cambiando de tema y saltando al mundo de las competiciones, donde tienes mucha experiencia. Estamos viviendo la explosión de Alberto Ginés entre los escaladores de la categoría absoluta. En cambio, entre las chicas sigue sin destacar nadie en España. ¿Crees que hay potencial y una proyección femenina en España para los próximos años?

Es genial lo que está consiguiendo Alberto, ¡mi enhorabuena! Y claro que hay chicas en España con potencial. Ahora contamos con una generación buenísima de chicas de entre 12 y 18 de edad que no ha habido en años. El problema es que no se les está dando apenas oportunidades. No ruedan tanto en competiciones, no se las lleva apenas. ¿Por qué no ha ido ninguna chica al Campeonato del Mundo? Hay mucho por hablar sobre este tema. Y estas mismas chicas también están escalado en roca, algunas haciendo 8a a vista, pero no aparecen mucho en las redes sociales. Aún así, esta generación está muy enfocada a la competición y no escalan tanto, pero seguro que podrían hacer subir el nivel nacional.

Edu Marín habla sobre su proyecto para liberar ‘Arco Iris’

Edu Marín escalando 'Arco Iris'

El último gran proyecto de Edu Marín se encuentra cerca de su casa, en la cara norte de Montserrat, y consiste en conseguir la primera ascensión en libre de Arco Iris (300m 6a/A2). Armand Ballart y German Folch abrieron la vía entre enero y julio de 1979, recorriendo el mantenido y expuesto desplome del Plàtan de Diables a lo largo de 120 metros.

En los últimos años la vía se ha convertido en un preciado objetivo para los amantes de la escalada en libre en pared. Poco a poco ha ido ganando protagonismo, hasta que Edu Marín ha pasado a la acción. El pasado 28 de julio Edu daba a conocer el proyecto en su perfil de Instagram: “Arco Iris fue establecida por Armand Ballart en 1979. Un artificial futurista para la época que transcurre por la zona más desplomada y espectacular del Plàtan de Diables. Mi gran ilusión es liberar esta vía histórica en la escuela donde empecé a escalar, Montserrat”.

Marín ha contado con el beneplácito de Armand Ballart y permiso del Parque natural de Montserrat para reequipar la vía. Edu, con la ayuda de Adri Solera, tan solo ha añadido entre tres y cinco parabolts por largo a los buriles ya existentes, lo que convierte al proyecto no solo en un reto físico sino también psicológico.

Edu Marín en el desplome de Arco Iris
Edu Marín en pleno desplome de ‘Arco Iris’. Foto / Esteban Lahoz

Edu Marín habla sobre el proyecto de liberación de Arco Iris

Han pasado poco más de dos meses desde que Edu Marín empezó a descolgarse por arriba en el Plàtan. Primero para reequipar la vía, después limpiarla, matizarla largo a largo, y finalmente encarar el ataque definitivo. En este periodo le han acompañado el ya citado Adri Solera, Simon Padin, su padre “Novato” Marín o Chevy Crespo, además de contar con Esteban Lahoz tras la cámara.

Han sido muchas horas en la pared, trajinando material, fijando cuerdas, probando secuencias, volando más de 10 metros… Un cúmulo de experiencias hasta llegar al momento en el que Marín sabe que tiene la vía a punto. Después de establecer la vía en techo más dura del mundo, Valhalla (390m 9a+), en China, Edu Marín vuelve a la carga. Hablamos con él para que nos explique todos los detalles sobre Arco Iris en libre.

¿Por qué te decides a intentar liberar Arco Iris?

Arco Iris es una vía popular la cara norte de Montserrat, en el Plàtan de Diables. En su época fue una vía de artificial pionera a cargo de Armand Ballart. Cuando escalé Tarragó Plus (240m 8c) en libre en 2016 esta línea se me quedó en la cabeza. No sabía si podía salir en libre ya que es una de las partes más desplomadas del Plàtan. Al volver de China tenía el proyecto en mente y me apetecía hacer algo cerca de casa y estar tranquilo durante una temporada. Un día me acerqué hasta allí y escalé la vía para comprobar si tenía posibilidades. Me convenció y me puse manos a la obra. Contacté con Armand para saber si estaba de acuerdo en que intentara la vía en libre. Me dijo que sí, así que también contacté con el Parque natural de Montserrat para que me dieran permiso para reequipar la línea.

“El tercer largo, el más difícil, es un muy físico, con un paso largo tras otro de lado a lado del espolón, con un final picante de regletas y resistencia”

¿Qué te dijo Armand Ballart cuando le comentaste tu intención sobre el intento de liberación de Arco Iris

Me dijo que adelante, pero que no utilizáramos los seguros que habían colocado durante la apertura. Algunos los fabricaban ellos o los compraban en ferreterías, y no son nada fiables después del paso de tantos años. Me aconsejó que pusiera algo nuevo, por seguridad. Y eso es lo que he hecho. Respetando la filosofía old school de Montserrat se han añadido el mínimo de parabolts posibles para que no haya ningún accidente grave. Se trata de una escalada muy psicológica, con seguros alejados y vuelos muy largos.

reseña de Arco Iris Montserrat
Reseña original de ‘Arco Iris’, con el estilo inconfundible de Armand Ballart.

¿Puedes dar algunos detalles sobre la vía y la dificultad?

En total son cinco largos. El primero es 6b y el segundo 8b+/c. El tercero aún no lo he podido liberar, pero creo que saldrá 8c/+. El cuarto puede ser 8a+ y el quinto podría llegar al 8b. El tercer largo, el más difícil, es un muy físico, con un paso largo tras otro de lado a lado del espolón, con un final picante de regletas y resistencia. Es conjunto es una línea increíble, de las más bonitas que he escalado jamás. Estética, aérea y con una roca de calidad.

Has dejado los seguros muy distanciados…

Sí, tiene vuelos muy largos. Es un juego del que se puede disfrutar. Cada uno puede arriesgar hasta donde quiera. Me apetece dejar huella con este estilo y siguiendo lo que comentaba antes, la filosofía old school de Montserrat. Me gustan las vías que suponen un reto psicológico además de la exigencia física. Cuando escalé WoGü en el Rätikon disfruté mucho de ese estilo de escalada, con los seguros muy distanciados. Es algo que les da carácter. En Arco Iris es un valor añadido a la vía. Los escaladores que quieran probarla tendrán que ir bien de cabeza. Hay secuencias difíciles con los seguros alejados unos 10 metros, algo que personalmente me encanta. Me hace sentir vivo.

Ahora viajas a China para varios proyectos. ¿Retomarás Arco Iris cuando vuelvas?

Sí, viajo allí para explorar en un par de zonas. Me voy con un poco de pena por no haber podido liberar Arco Iris todavía, pero cuando vuelva será lo primero que haga. Espero que el frío no sea demasiado intenso en noviembre…

https://www.instagram.com/p/B2vkS5hgy6M/

‘Eternal Flame’ (650m 7c+), 10 años de la primera ascensión en libre

Alex Huber escalando 'Eternal Flame'

Eternal Flame (650m 7c+) es la vía más famosa de la Torre Sin Nombre (6.239 metros), en el macizo de las Torres del Trango, en plena cordillera del Karakórum (Pakistan). Un lugar mágico y solitario, localizado concretamente en uno de los glaciares que desembocan en el Glaciar del Baltoro, a tres días de camino desde el último pueblo habitado, Askole.

La vía, considerada como una de los grandes obras maestras del big wall, fue abierta en 1989 por uno de los equipos de escaladores más fuertes jamás reunido, formado por Wolfgang Güllich, Kurt Albert, Christof Stiegler y Milan Sykora. Después de un inmenso esfuerzo por encima de los 6.000 metros, el equipo estableció una vía que marcaría el rumbo de la escalada en libre en las grandes paredes del Himalaya. Su dificultad quedó en VI 7b+ A2.

Los alemanes bautizaron a la vía con el nombre de Eternal Flame, en referencia a la romántica y comercial canción de Bangles, que “expresaba nuestros sentimientos a la perfección”, comenta Wolfgang Güllich en el libro Una vida en la vertical (Desnivel, 1994). De hecho, cada uno de los largos recibió un nombre extraído del tema de Bangles: “Darling, do you feel my heart beating?”, “Hey, do you feel the same?” o “Am I only dreaming?”, por ejemplo.

Wolfgang Güllich en la hamaca en Eternal Flame
Wolfgang Güllich en la hamaca en la Torre Sin Nombre. Foto / Col. Kurt Albert

Kurt Albert fue el encargado de finalizar la vía, con un lesionado Wolfgang Güllich (a causa de una caída en los días previos abriendo la vía en la que se rompió los cruzados de una rodilla) asegurando. Christof Stiegler y Milan Sykora ya se habían retirado de la expedición unos días antes por obligaciones varias.

Eternal Flame sigue un llamativo sistema de fisuras y para Albert se trató de una escalada libre, una puerta abierta a lo que vendría después: “Es una ruta de escalada libre con largos en libre definidos desde un reposo natural al siguiente y cuenta con tres pasajes de escalada técnica” (comentario de Kurt Albert en el libro Una vida en la vertical).

Durante dos décadas la vía se convirtió en el objetivo principal para algunos escaladores, que soñaban con conseguir la primera liberación completa de Eternal Flame. La cordada formada por Denis Burdet, Nicolas Zambretti y Toni Arbonès se quedó muy cerca en 2003 y dos años más tarde, en 2005, Iker y Eneko Pou, escalando en top rope una variante del largo 10 que resultaría 8a, la tuvieron a también a tocar. El mal tiempo les impidió ir a por el rotpunkt.

Kurt Albert en la cima de la Torre Sin Nombre
Kurt Albert en la cima de la Torre Sin Nombre. Foto / Col. Kurt Albert

Thomas y Alexander Huber, décimo aniversario de la primera ascensión de libre a Eternal Flame

Fueron otros hermamos, Alexander y Thomas Huber, los que cuatro años después del intento de los Pou, consiguieron por fin liberar todos los largos de Eternal Flame. Hicieron cima en la Torre Sin Nombre el 14 de agosto de 2009, después de cuatro días en la pared.

Los Huber tuvieron suerte con las condiciones meteorológicas y consiguieron la primera ascensión en libre añadiendo cuatro variantes a la vía original, alcanzando dificultades de hasta 7c+. Después de su gesta, Alex comentó: “No hay duda de que hemos tenido mucha suerte. Para tener éxito tienen que coincidir varias circunstancias. El tiempo fue bueno, lo que nos permitió escalar perfectamente, incluso las fisuras finales no tenían hielo. Me quito el sombrero ante el logro y la escalada en libre de los primeros ascensionistas. Esta vía es realmente enriquecedora para el montañismo. Con Eternal Flame Kurt Albert, Wolfgang Güllich, Christof Stiegler y Milan Sykora pasaron a la historia por establecer la vía en libre más bonita del planeta. Estamos emocionados de jugar un pequeño papel en el desarrollo de esta ruta”.

La llama se mantiene viva diez años después. Entrevista con Alex Huber

Con motivo del décimo aniversario de la liberación de Eternal Flame, hablamos con Alex Huber para que nos explique varios detalles sobre la línea y alguna que otra curiosidad.

Eternal Flame es la mejor escalada del planeta si la planteas como un todo”

¿Cuál fue la primera vez que oíste hablar de la vía?

Justo después de la primera ascensión de Eternal Flame todas las revistas publicaron la noticia y los artículos de Wolfgang y Kurt. Fue una de las ascensiones más significativas de ese año e incluso mucho más que eso… ¡Dejaron una obra maestra y obtuvieron una atención mundial!

Creo que Güllich te habló de la vía…

Estábamos escalando juntos en Frankenjura, que era “mi oficina” en términos de escalada. Yo entonces no era popular y él era mi héroe. Ambos compartíamos la misma pasión y la vía apareció en una conversación de forma natural. Él me dijo que podría ser un gran objetivo para mí en el futuro, ya que no era solo un escalador deportivo sino también un alpinista.

Hubieron dos intentos previos para liberar la vía (en 2003 y 2005). ¿Recopilasteis información de éstos?

Sí, tuvimos información de los dos intentos y fueron de gran ayuda, evidentemente.

En pocas palabras, ¿cómo es Eternal Flame?

Eternal Flame es la mejor escalada del planeta si la planteas como un todo: la Torre Sin Nombre, una torre majestuosa en medio del salvaje Karakórum; una roca perfecta; una gran exposición y un reto excepcional de escalada a una altitud de 6.000 metros. No hay otra vía en el mundo con conjugue todo esto.

¿Nos explicas algún detalle sobre las cuatro variantes que abristeis? 

Existía un péndulo que salvaba una sección de tres o cuatro metros de roca lisa. Solucionamos ese tramo con una travesía 60 metros. Con estos dos largos alcanzamos de nuevo el sistema principal de fisuras y las puertas se abrieron de par en par.

En medio de la ruta hay una escalera de bolts en una sección de roca lisa. Iker Pou ya había encontrado una variante pero no pudo encadenarla. Nosotros tampoco tuvimos oportunidad de solucionar el crux de los Pou porque estaba cubierto por una fina capa de hielo. Aún así tuvimos la suerte de encontrar la mejor solución con un largo en travesía hacia la derecha y otro largo de fisura desplomada de dedos nos permitió superar el obstáculo.

Durante los cuatro días que estuvisteis en la pared, ¿cuál fue el mejor momento?

Lo mejor fue… ¡la escalada al completo! Conectar con nuestros héroes, Wolfgang y Kurt, encadenando esta obra maestra, Eternal Flame, significó mucho para nosotros.

¿Eternal Flame ha sido vuestra mejor escalada en libre?

Nunca he sido muy fan de los rankings, así que no quiero decir que ha sido la mejor vía que hayamos escalado en libre. Sin embargo, sin lugar a dudas, es una de las mejores ascensiones que hemos realizado en nuestra vida.

Thomas Huber escalando Eternal Flame
Thomas Huber en ‘Eternal Flame’.
Foto / Hinterbrandner – Huberbuam.de

Toni Arbonès habla sobre el intento en libre de Eternal Flame junto a Denis Burdet y Nicolas Zambretti

Toni Arbonès conoció a Denis Burdet y Nicolas Zambretti escalando en Siurana. Surgió una amistad casi instantánea y poco después se embarcaban en el gran proyecto: liberar Eternal Flame.

Arbonès recuerda: “Era muy amigo de Kurt Albert. Me pasó la reseña original. Recuerdo que me dijo que les habían quedado dos largos por liberar y que ese tenía que ser nuestro objetivo”.

“Para llegar al inicio de Eternal Flame hay que superar primero un zócalo de unos 300 metros. Pasamos 18 días instalados encima de éste para poder escalar la vía. En nuestro primer ataque intentamos escalar toda la vía a vista, excepto un tramo que siempre se moja porque encima hay un pequeño nevero. Justo a la derecha vimos una posible solución pero también estaba mojado. Hicimos cima y fijamos cuerda para intentar liberar los dos largos más duros por encima de los 6.000 metros, que habían quedado pendientes. Nos quedamos Denis y yo. Nicolas regresó a casa antes que nosotros”, sigue explicando Toni.

Las bajas temperaturas estuvieron presentes en el intento de Burdet, Zambretti y Arbonès. “Metías las manos en las fisuras y estaban llenas de hielo. Mis compañeros bromeaban con que me pusiera más magnesio y siguiera escalando”, comenta Toni bromeando.

“Los dos largos más difíciles son dos fisuras cortas. El de 7c lo pudimos encadenar en top rope, mientras que el otro, de 7c+, lo hicimos de primeros. Fue nuestra aportación a Eternal Flame“, concluye Toni Arbonès.

Erik Noya: “La escalada de velocidad será la disciplina olímpica más rápida”

Erik Noya en Chamonix 2019

Venezolano de nacimiento y residente en Madrid desde hace bien poco, Erik Noya es el vigente campeón de España de Velocidad. A sus 25 años, desprende una energía y motivación por la escalada de velocidad fuera de lo habitual.

Generalmente, la escalada de velocidad siempre había sido la disciplina minoritaria en la escalada de competición. Al menos entre la mayoría de países que compiten en las pruebas internacionales. En cambio, otros como Rusia, Irán, China o Francia, siempre la han tenido en cuenta.

Todo cambió cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció el 2 de agosto de 2016 que la escalada sería deporte olímpico en Tokio 2020. El COI aceptó su inclusión en formato combinado, así que los atletas que quisieran optar a una medalla en Tokio deberían entrenar dificultad, boulder, y… velocidad.

De la noche al día la escalada de velocidad se convertía en una prioridad más en los entrenamientos, a pesar de la reticencia por parte de muchos competidores y competidoras. Pero había que aceptar los hechos.

En España, siguiendo la estela de otros países y buscando adaptarse lo antes posible al nuevo formato, el año pasado se celebró el primer campeonato estatal combinado, donde Erik Noya se proclamó campeón en velocidad. Su nombre empezó a sonar como especialista en la modalidad y muchos escaladores cuentan ahora con él para entrenar y mejorar sus habilidades en la disciplina más rápida de la competición.

El Campeonato del Mundo de Escalada 2019, que empieza en Hachioji (Japón) el domingo 11, asignará las primeras plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y como no, la velocidad será una de las tres disciplinas presentes. ¿Veremos nuevos récords del mundo? Actualmente los sustentan Reza Alipour, con 5.48 segundos, y YiLing Song, con 7,10 segundos.

Entrevista con Erik Noya, velocidad punta

Establecido ya en Madrid, Erik Noya enfoca toda su actividad vital, deportiva y profesional en la escalada, en la velocidad. En noviembre empezará a estudiar el TD1 a través de la Federación Madrileña de Montañismo, estudios que compaginará con su trabajo como entrenador en varios rocódromos de Madrid y como entrenador personal.

“En Venezuela, a diferencia de España, a la velocidad se le da la misma importancia que al resto de modalidades”

¿Cómo te introdujiste en la escalada? 

En el pueblo de Venezuela dónde vivía y fui criado, San Antonio de los Altos, hay un rocódromo bastante modesto donde di mis primeros pasos en el mundo de la escalada. Tenía 8 años y le pedí a mi madre que me apuntara. Un tiempo antes había escalado en roca, celebrando el cumpleaños de una amiga y me había gustado mucho. Fue amor a primera vista.

Y a la escalada de velocidad, ¿cómo llegaste?

En Venezuela, a diferencia de España, a la velocidad se le da la misma importancia que al resto de modalidades en cuanto a competición se refiere. Cuando me inicié en la escalada practicaba todas las modalidades.

Erik Noya compitiendo en Chamonix
Erik Noya compitiendo en Chamonix 2019, donde estableció un nuevo récord de España de velocidad. Foto / Paola Stempel

¿Cuándo llegó tu especialización en velocidad?

Con 15 años decidí especializarme en velocidad, principalmente por dos factores. La mayoría de atletas venezolanos figuraban internacionalmente en velocidad (la madurez que otros países tenían en las otras dos modalidades hacía muy cuesta arriba obtener buenos resultados). Por ese mismo motivo, la Federación Venezolana de Escalada Deportiva, en proporción, incluía más atletas de velocidad en la selección para participar en las competiciones internacionales. Esto generaba mayor competitividad y entusiasmo de cara a los eventos nacionales de velocidad. Con esta influencia fue imposible no cogerle el gusto a la velocidad.

Por otra parte, a medida que fui creciendo, la morfología de mi cuerpo mostró señales claras que en competición sería mejor en velocidad que en boulder o dificultad.

“La competitividad y la lucha contra el cronómetro son motivos suficientes para engancharte”

¿Llegaron pronto tus primeras competiciones de velocidad?

Desde que me inicié en las competiciones. Desde el año 2003 si no me falla la memoria. Ni siquiera existía la ruta homologada y todas las rutas eran a vista, como en dificultad y bloque.

La velocidad es una disciplina poco practicada en España…

En España siento que hay aún escepticismo con la velocidad. Esto genera un atraso en el deporte en general, tanto a nivel nacional como respecto al resto de países. La realidad es que la competición de velocidad es muy divertida y eufórica. Al igual que sucede en otros deportes, la competitividad y la lucha contra el cronómetro son motivos suficientes para engancharte.

¿Practicas también la deportiva y el boulder?

Sí, también hago dificultad y boulder. Me gustan, pero siempre entre amigos, no a modo de entrenamiento ni competición.

¿Cambia mucho un entrenamiento de velocidad respecto a uno enfocado al boulder o la dificultad?

Sí, no tienen nada que ver. La velocidad es una prueba muy rápida. Para que nos hagamos una idea, ¡será la disciplina olímpica más rápida! Implica mucha fuerza y potencia. En cambio en dificultad y boulder es muy importante el factor resistencia. Naturalmente los desarrollos musculares también difieren.

Erik Noya y amigos
Amigos en las competiciones internacionales. De izquierda a derecha: Simon Padin, Marco Jubes, Alberto Ginés y Erik Noya. Foto / Col. Erik Noya

¿Dónde entrenas habitualmente? En España, de momento, hay pocas instalaciones con muros de velocidad.

En España solamente hay un muro que cumple todas las condiciones IFSC. Se encuentra en Rocópolis, en Pamplona. Actualmente entreno en el polideportivo de La Elipa, en Madrid, donde contamos con la ruta homologada, aunque con condiciones adversas. Sinceramente, los gestores de dicho centro deportivo parece que no están muy a favor de la escalada.

“Algunos atletas innovan en movimientos, por lo que terminan llevando sus nombres”

Existen diferentes técnicas para cubrir los 15 metros de la vía de velocidad. ¿Puedes explicar las principales? 

Así es. Las secuencias para escalar la vía pueden ser muy diferentes. La forma de escalarla depende de la fuerza, la agilidad y la estatura que tengas. Algunos atletas innovan en movimientos, por lo que terminan llevando sus nombres. El movimiento “Reza” (en honor a Reza Alipour) y el movimiento “Tomoa” (en honor a Tomoa Narasaki) son los ejemplos más famosos. Gracias a estos avances en la técnica es posible utilizar una presa menos y por ende, escalar más rápido.

https://www.instagram.com/p/Bz1Q9e4ir9p/

6,34 es tu mejor marca hasta la fecha. ¿Te ves capaz de bajar de los 6 segundos al corto plazo?

Sí. Mejorando las condiciones de entrenamiento y continuando con el esfuerzo que vengo haciendo, estoy bastante confiado en poder bajar de los 6 segundos pronto.

En un futuro, ¿crees que puedes llegar a participar en un Campeonato del Mundo en la disciplina de velocidad?

Creo que sí, es una idea que tengo en mente y una de las razones por las que me sacrifico mucho.

David Macià: “El objetivo en Hachioji es conseguir una plaza para Tokio 2020”

David Macià y Alberto Ginés

David Macià ocupa el cargo de seleccionador del equipo español de escalada desde el pasado mes de enero, cuando entró para sustituir a Toni Roy, que llevaba 13 años frente al equipo. El de seleccionador es un puesto de gran responsabilidad y ha cobrado especial relevancia este año dada la proximidad de la cita olímpica de Tokio 2020.

Macià tiene 52 años y es uno de los entrenadores de escalada de referencia en España. Con el cargo de seleccionador ha asumido el reto de cubrir el vacío que dejó Ramon Julián “Ramonet” al retirarse de las competiciones y hacer crecer a una nueva generación de escaladores capaces de estar entre los mejores del mundo.

El año pasado, cuando aún no se encontraba dentro de la disciplina de la selección, consiguió uno de sus hitos como entrenador. Alberto Ginés, uno de sus pupilos, se clasificaba con tan solo 15 años para la primera final absoluta de una Copa del Mundo de Dificultad en Arco (Italia).

Transcurridos siete meses desde que cogió las riendas de la selección, hablamos con David Macià para hacer balance y conocer sus expectativas de cara al futuro.

“El objetivo en Hachioji es conseguir una de las siete plazas en juego para Tokio 2020”

¿Cómo ves, pasados unos meses en el cargo, el nivel juvenil de los escaladores y escaladoras españolas?

La verdad es que el nivel juvenil en España está creciendo tanto en calidad como en cantidad y eso es esperanzador. Un dato muy importante es el aumento significativo de la participación juvenil en competiciones nacionales. Además, que tengamos más jóvenes saliendo de España para entrenar y competir en rocódromos que son referencia en Europa me parece un buen indicador. En este sentido, cada vez son más las familias que se aventuran a hacer sus vacaciones de escalada por rocódromos de Francia, Suiza, Italia, Alemania o Austria y eso mejora sobre todo la motivación y como consecuencia, el rendimiento.

¿Y el nivel de los juveniles en las competiciones y su evolución?

Hace años que el buen trabajo del equipo técnico que dirigía anteriormente la Selección Española estaba dando buenos resultados. En este sentido mi papel actual es intentar continuar con esa tendencia. Tenemos deportistas muy jóvenes con mucho talento y recorrido por hacer y con muchas ganas de mejorar. Y eso hay que aprovecharlo.

https://www.instagram.com/p/ByqJH1jo_Rx/

Y en el caso de la selección absoluta, ¿en qué momento se encuentra? 

Cuando asumí el cargo de seleccionador mi propuesta es que no hubiera diferencia entre un seleccionador juvenil y otro absoluto. Creo que actualmente vivimos un momento de transición en el que deportistas juveniles están consiguiendo buenos resultados compitiendo como absolutos. Respecto a los resultados en Copa del Mundo estoy muy satisfecho, aunque hay mucho que mejorar y también gran cantidad de trabajo por hacer.

En unos días empieza el Campeonato del Mundo de Escalada en Japón. ¿Con qué equipo compite España y cuáles son los objetivos?

España compite con un equipo de dos escaladores: Mikel Linacisoro y Alberto Ginés. El objetivo, evidentemente, es conseguir una de las siete plazas en juego para Tokio 2020 que se van a disputar en este campeonato. Está realmente difícil pero nos hemos preparado a conciencia para ello.

De la selección absoluta, Alberto Ginés es el mejor clasificado actualmente en el ranking combinado de la IFSC (28). ¿Crees que existen posibilidades de clasificación para Tokio?

Sumando las convocatorias para clasificarnos en Tokio, Toulouse y Moscú tenemos opciones. Respecto al Hachioji (Japón), no hay clasificatoria previa, lo que significa que el repartimiento de esas siete plazas se va gestionar dentro de la propia competición entre los 20 primeros y primeras de la combinada. Puede pasar cualquier cosa. Un error entre los deportistas favoritos los puede dejar fuera fácilmente y por contra, participantes a los que se les den bien dos de las tres modalidades pueden conseguir una plaza sin ser favoritos.

Para poder ir a Toulouse (seis plazas más para Tokio) tenemos que clasificarnos y de momento no lo estamos, ya que sólo entran los 20 primeros con la puntuación obtenida en las dos mejores pruebas de velocidad, bloque y dificultad en la Copa del Mundo de esta temporada. Desde ahora hasta la competición de Toulouse, si mejoramos el resultado en dificultad podemos mejorar mucho en la clasificación y entrar así en el Top 20, aunque los otros países también tienen esa oportunidad. Como consecuencia, hasta que no acabe el circuito de la Copa del Mundo de Dificultad (27 de octubre) no sabremos si nos clasificamos o no. Tenemos que intentarlo hasta el final de temporada.

Respecto a Moscú (16 a 18 de abril del 2020), si no hemos conseguido clasificarnos en las anteriores convocatorias, sería la última oportunidad. Allí sólo se clasificará el campeón/a de Europa overall (una última plaza convocada para Tokio). Será complicado.

https://www.instagram.com/p/BlzxfILDZ0I/

El año pasado Alberto consiguió una fita histórica entrando en la final de Arco. Echábamos de menos ver a escaladores españoles en las finales de la Copa del Mundo. ¿Qué tendría que cambiar en España para que no vuelva a pasar tanto tiempo entre competidores de élite como “Ramonet”, Edu Marín o Patxi Usobiaga y Alberto Ginés o Mikel Linacisoro?

No puedo predecir qué cambios hacer para que no se vuelva a dar ese vacío generacional que comentas. En España hay muchos agentes implicados en el mundo de la competición como la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y las autonómicas; centros de alto rendimiento; centros de tecnificación; rocódromos privados; familias de deportistas; entrenadores personales; equipadores; fisioterapeutas; psicólogos; traumatólogos; prensa; espónsors… entre otros muchos.

Si queremos tener una buena base donde sustentar la punta de la pirámide del alto rendimiento debemos remar todos en la misma dirección. Y pienso que eso no solo es responsabilidad de FEDME. Quizás elaborar un plan general integral a largo plazo, con representantes de cada estamento sería un buen punto de partida.

“Es absolutamente necesario contar con instalaciones dedicadas exclusivamente al entrenamiento de la Selección Española”

¿Y a nivel femenino? Este año se está evidenciando un relevo generacional en la Copa del Mundo y el nivel competitivo es muy alto. ¿En qué punto se encuentran esta temporada las chicas de la selección?

Sí, parece que a nivel internacional se ve un relevo generacional y hay que estar atentos a ello y al aumento del nivel en edades tempranas. Respecto al nivel femenino en la selección, parece que estamos ante un vacío generacional, por lo que me remito a lo dicho anteriormente.

Mikel Linacisoro en una competición de escalada
Mikel Linacisoro es uno de los dos aspirantes a conseguir una plaza para Tokio 2020 en Hachioji. Foto / Vertical Madness

Otras federaciones cuentan con instalaciones propias donde poder entrenar a los deportistas de la selección. ¿Crees que es necesario disponer de éstas? ¿Contamos con suficientes recursos en España?

Es absolutamente necesario contar con instalaciones dedicadas exclusivamente al entrenamiento de la Selección Española y todos sabemos que no contamos con ellas. Podemos decidir si quedarnos anclados en nuestra situación actual o actuar con lo que tenemos sin renunciar a nada en el futuro.

Insisto en lo que explicaba antes. Estamos hablando de alto rendimiento en competiciones internacionales. Tenemos potencial para estar en el top mundial en las tres modalidades (dificultad, boulder y velocidad), pero debemos unirnos para llegar a ello. Siempre he creído que donde no llega el dinero llega el consenso y la motivación con un buen plan detrás.

“El plan desde FEDME no es para París 2024 sino para los Juegos Olímpicos de 2028”

Y respecto a los entrenadores, ¿crees que hay buen nivel en España para llevar a sus deportistas a rendir al máximo nivel internacional?

Como comentaba, los entrenadores son uno de los agentes que intervienen de manera determinante en el rendimiento. Se debe ser extremadamente respetuoso con su trabajo. Se trata de profesionales que están día tras día trabajando duro sobre el colchón y frecuentemente en condiciones desfavorables para el alto rendimiento. No es mi intención evaluar a nadie.

Con París 2024 en el horizonte, ¿existe ya una planificación por parte de la FEDME y del equipo de la selección de cara a esta cita?

Nuestro plan desde FEDME no es para París 2024 sino para los Juegos Olímpicos de 2028, aunque eso no significa que renunciemos a conseguir ciertos resultados en París 2024. Tenemos mucho trabajo por hacer y eso requiere tiempo, paciencia y sobre todo estructura.

A nivel general estamos desarrollando el plan en base a una estructura con múltiples unidades de desarrollo, con una influencia transversal entre todas ellas. Estas unidades no se expanden con el mismo ritmo ya que algunas, como la referente al equipamiento de competición o al entrenamiento, ya tienen cierta inercia y base. En cambio otras, como la detección de talentos, la unidad médica o la de investigación van un poco más retrasadas en su ritmo de evolución.

Se dice que cada día la escalada de competición está más separada de la escalada en roca. ¿Son ya dos universos diferentes?

No lo sé. Solo puedo decir que para competir en el máximo nivel internacional se deben manejar muchas variables en función de la planificación deportiva. Un deportista que pretenda ir a Tokio 2020 debe entrenar en tres modalidades. Para París parece que la exigencia en cuanto modalidades será menor (bloque y dificultad combinados y la velocidad separada), pero eso también puede hacer que el nivel de los atletas se multiplique. En deportistas que se preparen en una sola modalidad tampoco sabemos si el nivel de competitividad de la misma aumentará exponencialmente.

En todo caso, creo que el reto olímpico está teniendo un impacto extraordinario en el mundo de la competición y de la escalada en general. La roca siempre estará ahí esperando para quien decida, en cualquier momento, disfrutar de ella.

Tino Lois habla sobre su último 9a, ‘Clandestino’

Tino Lois en 'Clandestino' 9a

Tino Lois encadenó Clandestino 9a, en Teverga (Asturias), el pasado sábado 22. El gallego trabaja como ingeniero, saca tiempo de donde puede para entrenar y escala en roca siempre que puede. Confiesa que las limitaciones de tiempo “me han cortado bastante la progresión en la dificultad desde hace años. Cuando estoy bien no tengo opciones de escalar fuera o probar una vía dura durante una temporada, centrado, como antes”.

A pesar de ello, a los 40 años, Lois ha encadenado su quinta vía de 9a con Clandestino. La primera en el grado queda lejos en el tiempo, en 2006, cuando tachó Definición de Resistencia Demócrata, en Terradets. Incombustible al desaliento, después llegaron Supernowa, en Vadiello, en 2010; Fabela pa la Enmienda, en Sanya Linya, en 2014; y XL, en Baltzola, en 2016.

Pablo Barbero firmó la primera ascensión de Clandestino, una vía equipada por Alejandro Espejo, en 2014, y un año después la repetía Ignacio Mulero. La de Tino ha sido la tercera ascensión.

Entrevista con Tino Lois después de su rotpunkt en Clandestino

Pocos escaladores se mantienen a tal nivel durante tanto tiempo. No es fácil conservar el estado de forma óptimo, y mucho menos la motivación. Tino Lois nos explica cómo lo hace.

¿Cuál es tu secreto para mantener la forma después de tantos años a un alto nivel?

Escalar es lo que más me gusta, así que tampoco me supone un esfuerzo. Escalar duro es más divertido, puedes hacer mejores líneas, más bonitas y más rápido. Me gusta estar en forma. Aunque hay periodos en que no das tanto, sobre todo de cabeza, disfruto. Nunca me he lesionado como para no escalar mas de un día o dos y eso también es una suerte para estar ahí.

Tres ascensiones en cinco años para Clandestino. No son muchas… ¿Por qué?

Supongo que porqué es una vía dura en su grado, en un principio se habló de 9a+. Es toda natural con movimientos poco evidentes. La condición también influye. No es una vía de presas netas y con malas condiciones se nota mucho.

“Cuando cogí forma estuvo muchos meses mojada y cuando ya la tenía para encadenar se rompió el canto para salir de la sección clave”

¿Y por qué la escogiste? 

Es la vía más dura de mi zona preferida y de la gran escuela más cercana que tengo. Aparte de eso, cuando vi el muro no me bastó mucho más.

https://www.instagram.com/p/BWYL5Ndgk8s/

¿Le has dedicado mucho tiempo?

Pues bastante en su grado, quizás de las que más… Cuando empecé a probarla estaba muy fuera de forma para hacerla. Cuando cogí forma estuvo muchos meses mojada y cuando ya la tenía para encadenar se rompió el canto para salir de la sección clave. Me costó el doble y ponerme mucho más fuerte. Creo que se ha endurecido bastante la vía. No solo la sección que me tiraba la mitad de las veces después de romper el canto, sino también por cómo me dejaba para afrontar la parte arriba.

¿Cómo es Clandestino?

Es una vía natural con secciones duras de presas y pinzas planas con un reposo a poco más de mitad de vía. Dos secciones muy marcadas sobre el 8c+ antes, y para mí ahora 9a, de cantos planos y romos. Pasado el reposo es más o menos 8b+ de canto crispado con un paso duro de un invertido.

Después de tantos años escalando, ¿ves muchas diferencias respecto a cuando tú empezaste a encadenar vías duras?

Bastantes. La gente progresa más rápido ahora. Supongo que como cuando yo empezaba a hacer 8c y habían escaladores de otra generación que nunca habían tocado una presa de resina. Yo empecé a escalar en el plafón y así es mas fácil progresar. Es la evolución lógica de un deporte… A un nivel más concreto, por ejemplo, el tema de las rodilleras ha evolucionado mucho, más de lo que imaginaba. Hay que adaptarse, supongo.

Alberto Ginés: “Aunque entreno el bloque y me gusta, soy más de cuerda”

Alberto Ginés en competición

Alberto Ginés se ha proclamado a finales de mayo ganador de la Copa de Europa juvenil de bloque 2019 de la IFSC en categoría Youth A (16 y 17 años). El cacereño de 16 años ha competido en las tres pruebas de la copa y ha sido el escalador más regular, quedando cuarto en Soure (Portugal), ganando en Graz (Austria) y subiendo al segundo cajón del podio en Sofía (Bulgaria).

La última vez que hablamos con Alberto Ginés acababa de conseguir pasar a su primera final absoluta en una Copa del Mundo de escalada de dificultad, en Arco 2018. Además, el mismo año ganaba el Campeonato de Europa juvenil de dificultad, que ya había conseguido en 2017.

También en 2018, Alberto encadenó su primer 9a Víctimes del Futur, en Margalef. Ahora, metido de lleno en el circuito competitivo, parece que la roca ha quedado en un segundo plano para Ginés. Le preguntamos sobre ésta y otras cuestiones tras colgarse el oro en Europa.

“Caerte porque no puedes más y con los brazos a punto de estallar y la sensación de saber que solo tienes una oportunidad es algo que me tiene enamorado desde pequeño”

Soure, Graz y Sofía. ¿Cuál de las tres pruebas te ha gustado más esta temporada? 

No lo tengo muy claro, pero creo que me quedo con Sofía. A parte del resultado, es en la competición de este año en la que más cómodo me he encontrado escalando, sobre todo en la clasificatoria.

¿Esperabas ganar la copa? ¿Era tu principal objetivo?

Sinceramente no. Aunque entreno el bloque y me gusta mucho, siempre he sido más de cuerda, y aunque quería hacer un buen papel en la copa de bloque no me esperaba ni mucho menos ganarla.

Ya habías ganado dos títulos como campeón juvenil en dificultad. ¿Prefieres esta disciplina?

Definitivamente sí, me quedo con la cuerda. Caerte porque no puedes más y con los brazos a punto de estallar y la sensación de saber que solo tienes una oportunidad es algo que me tiene enamorado desde pequeño, y más después de la final de Arco del año pasado.

Alberto Ginés lucha en Arco 2018
Alberto Ginés en su primera participación en una competición absoluta de dificultad, en Arco 2018. Foto / ©Eddie Fowke

¿Y la velocidad, te gusta? ¿Entrenas las tres disciplinas por igual?

La verdad es que la encuentro bastante divertida, sobre todo para picarse un poco con los amigos, pero por desgracia no la puedo entrenar todo lo que me gustaría. En España solo tenemos dos muros de velocidad reglamentarios, uno en Madrid y el otro en Pamplona, y entre los estudios y las competiciones no me queda tiempo para ir hasta allí a entrenar.

Debutaste en una absoluta de bloque en Múnich. ¿Cómo fue la experiencia? 

Fue una experiencia increíble, aunque tengo que reconocer que iba con un poco de miedo, ¡jaja!

¿Hay mucha diferencia en la dificultad de los bloques entre la categoría juvenil y la absoluta?

Obviamente la dificultad es más alta, pero en lo que más se diferencia es en el estilo de equipamiento.

Estarás también en la última prueba del circuito internacional absoluto, en Vail. ¿Qué esperas de la cita?

No sé qué esperar. Con darlo todo y disfrutar estoy más que satisfecho. Es la Copa del Mundo, el nivel es altísimo.

Alberto Ginés escalador
Alberto Ginés vuelve este año a la Copa del Mundo de dificultad absoluta. Foto / Javi Pec

Al finalizar las competiciones de boulder, ¿cuáles serán los siguientes objetivos del año?

A finales de junio empieza la temporada de cuerda. Haré las primeras pruebas de la Copa del Mundo absoluta y la juvenil de Europa. Luego llegan los Campeonatos del Mundo, tanto en Hachioji (Japón), que es clasificatorio para los Juego Olímpicos de Tokio 2020, como el juvenil en Arco (Italia).

¿Te queda algo de tiempo para escalar en roca? ¿Algún proyecto para este año?

La verdad es que no. Ahora estoy centrado al 100% en la competición y si al final del año me sobra algo de tiempo me gustaría meterme en algo duro y escalar un poco a vista, pero sobre todo disfrutar de la roca  y los amigos.

Actualmente vives en el CAR de Sant Cugat. ¿Por qué te has trasladado allí para entrenar?

Me concedieron una beca del Consejo Superior de Deportes para el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, en Barcelona. Estoy muy contento por ser el primer escalador que ingresa en el CAR.

La solicité porqué era muy difícil poder entrenar en Extremadura. Además, mi entrenador, David Macià, está en Barcelona y así, la verdad, es todo mucho más fácil.

La experiencia está siendo muy positiva, me encuentro muy integrado en el CAR, además de todas las facilidades que me dan para poder desarrollar mi actividad deportiva. Es una pasada.

Jorge Díaz-Rullo: “La obsesión es uno de mis puntos fuertes”

Jorge Díaz-Rullo en Ali Hulk Extension

Jorge Díaz-Rullo ha hecho historia a sus 20 años con el encadenamiento de La Planta de Shiva 9b, en Villanueva del Rosario (Málaga). Su nombre ha aparecido en letras grandes entre los titulares de los medios de comunicación de escalada más importantes del mundo, dando al de Madrid el último empujón que le faltaba para ser reconocido como uno de los escaladores con más potencial del momento.

Flirteando con el 9b

El 9b era hasta ahora un grado con el que solo habían flirteado Bernabé Fernández, Edu Marín y Dani Andrada en España. Los tres cuentan con Chilam Balam en su libreta, una vía para la que en su día Bernabé propuso 9b+ aunque actualmente se ha consolidado en el 9a+/b.

Además, en la Cueva de Alí Babá, en Rodellar, Dani cuenta con Ali Hulk sit start extension y Delincuente Natural, ambas propuestas de 9b. Magnus Midtbø repitió la primera en 2010 y confirmó el grado de una vía a medio camino entre el boulder y la deportiva. Entonces se consideró el segundo 9b repetido del mundo después de Golpe de Estado, que Chris Sharma y posteriormente Adam Ondra habían encadenado en Siurana.

Jorge Díaz-Rullo en La Planta de Shiva 9b
Jorge Díaz-Rullo en unos de los intentos a ‘La Planta de Shiva’ 9b. Foto / Javipec

Sin repeticiones y seguramente superando el 9a+ con creces se encuentran Artaburu y Mejorando Imagen, las dos en Margalef. La primera la encadenó Iker Pou en diciembre de 2018. Él mismo la había equipado seis años antes, en 2012. Iker no se pronunció sobre el grado, pero las referencias a vías anteriores encadenadas por el vasco la sitúan alrededor del 9b (o más). Un caso similar es el de Mejorando Imagen, precisamente equipada por Iker. La vía tan solo cuenta con la ascensión de Ramon Julián, que propuso 9a, aunque se sospecha que podría alcanzar el 9b si se tiene en cuenta la opinión de otros escaladores que la han probado y que no han podido repetir (en las actuales guías de escalada de Margalef aparece reseñada como 9a+/b).

Con La Planta de Shiva no hay dudas. La ascensión de Jorge ha sido la quinta absoluta de un 9b que ya habían escalado antes Adam Ondra, Jakob Schubert, Angy Eiter y Jonathan Siegrist.

Entrevista con Jorge Díaz-Rullo

Hablamos con Jorge Díaz-Rullo para que nos explique sus impresiones tras entrar en el club del 9b… ¡y encadenar dos novenos en el día!

¿No te tocaba descansar después de encadenar La Planta de Shiva? Has encadenado dos novenos en el día ni 24 horas después del 9b, Mangarbo 9a/+ y Mandanga Total 9a.  

No sé qué me ha pasado estos días, ¡jaja! Los dos novenos quizás son algo fáciles para el grado, pero ahora estoy en un estado físico y mental en el que no debería opinar…

¿Por qué decidiste empezar a probar La Planta de Shiva?

Los amigos con los que vine a escalar a Villanueva del Rosario me motivaron mucho, hasta el punto de decirme que no me aseguraban en otra vía.

“He aprendido a llevar una estrategia lógica. Nunca había seguido ninguna y en este proyecto me di cuenta que era necesario”

¿Cuántos intentos has hecho hasta conseguir el punto rojo?

No los he contado, pero en la vía, a ojo, han sido sobre 15 días o más. Solía darle dos pegues por día. Dos meses y medio en total desde la primera vez que me subí por ella.

Jorge Díaz-Rullo en Villanueva del Rosario
Jorge Díaz-Rullo tacha dos novenos en el día 24 horas después de encadenar ‘La Planta de Shiva’ 9b. Le felicita Carlos Padilla chocando el puño. Foto / Carlos Padilla

¿Esperabas encadenarla tan rápido?

La verdad es que no, pero por suerte tengo un punto muy fuerte que es mi obsesión. Ya lo dice mi madre: “Cuando se le pone algo entre ceja y ceja…”.

¿Has seguido alguna estrategia concreta para trabajar la vía?

La verdad es que he aprendido a llevar una estrategia lógica. Nunca había seguido ninguna y en este proyecto me di cuenta que era necesario. No era capaz de dar más de dos pegues de calidad al día y no funcionaba en la vía si llevaba dos días escalando. Eso me ha costado bastante mentalmente.

¿Has entrenado específicamente? ¿Y la dieta? 

Ahora que no dedico mucho tiempo a las competiciones suelo entrenar específico para cada proyecto. Me suele aconsejar un montón de cosas Andrea Cartas. También entrené por mi cuenta una parte mental que ha sido lo más duro para mí en este proyecto.

Respecto a la alimentación, ahora me echa una mano Luis Rodríguez, un gran amigo que además sabe un montón.

¿Habías tanteado algún otro 9b?

Probé un poco algún día en Rodellar la entrada sentado de Ali Hulk extension pero no llegó al punto de ser una de las vías que me obsesionase. En cambio, este año he acabado subiendo por La Planta de Shiva y parece que eso sí que ha sido una obsesión.

Primer español en encadenar un 9b consolidado si no contamos la vía híbrida de Dani Andrada en Rodellar. ¿Qué te perece ese dato?

Estoy seguro que en España hay escaladores muy fuertes a nivel mundial. Creo que podría poner muchos ejemplos. Muchas propuestas no han sido repetidas y hay otras encadenadas y tampoco repetidas por debajo del 9b que a saber…

Jorge Díaz-Rullo en Soyuz 8C
Jorge Díaz-Rullo en la versión de 8C de ‘Soyuz’. Foto / Germán González

A pesar de haber encadenado 8C en bloque, varías líneas de 9a+ y ahora 9b, tienes pocos patrocinios. ¿Qué hay que hacer para que las marcas tengan más en cuenta a los escaladores en España?

No lo sé, la verdad. Igual hay que encadenar el primer 9c+ para eso.

¿Algún proyecto en mente a corto o largo plazo ahora?

De momento a disfrutar de las vacaciones. Estaré de un lado a otro sin parar, conociendo un montón de nuevos sitios. Seguramente me obsesionaré con alguna que otra vía, ¡jeje!