Inicio Reportajes La industria de la escalada frente al coronavirus

La industria de la escalada frente al coronavirus

Route setting en Sputnik
Trabajo de route setting en Sputnik. Foto / Col. SputnikClimbing

La economía se ha visto sacudida a todos los niveles desde que el coronavirus empezó a azotar con fuerza a España. Una crisis sanitaria que empezó en China y que la mayoría de países del mundo veían desde la distancia, sin darle la importancia que realmente tenía, se ha convertido en una pandemia global y en pocos días ha dejado al mundo del revés.

Como sociedad no habíamos vivido nunca una situación similar, hecho que ha generado grandes incertidumbres respecto a lo que vendrá. A nivel laboral, prácticamente todos los sectores se han visto afectados de manera inmediata. Empresarios, asalariados, autónomos, … ¡todos!

La industria de la escalada es una más de las que deberán luchar para salir adelante cuando todo esto pase tarde o temprano. Todos los actores implicados se enfrentan a un reto sin precedentes.

Presente, expectativas y estrategias

Hemos contactado con cinco profesionales relacionados con la industria de la escalada para que nos cuenten cómo están viviendo la crisis del coronavirus. Hablamos con Fernando Hernández, director de SpuntnikClimbing; Pablo Scorza, fisioterapeuta especializado en escalada; Sergio Verdasco, route setter profesional; Santiago Valerga, guía de escalada al frente de South Climb; y Christian Llavero, director de la empresa Klauer Climbing Service.

A estos cinco profesionales les formulamos las mismas preguntas, que responden con sinceridad y pensamiento positivo de cara al futuro:

  • ¿Cómo te está afectando laboralmente esta crisis?
  • ¿Qué expectativas tienes para un futuro próximo?
  • ¿Cuál es tu estrategia para salir adelante?

Fernando Hernández. Director de SputnikClimbing

Es difícil imaginar cómo puede ser el futuro en este tiempo de incertidumbre. En el corto plazo vemos unos meses con todos los servicios no fundamentales parados, y por supuesto todo lo que tiene que ver con nuestros ámbitos de trabajo (deporte, educación, restauración y salud). Viendo la evolución en otros países (Italia, China, etc) nos planteamos un paréntesis de actividad de varios meses.

También nos preocupa cómo va a afectar esta crisis a los lugares de alta concentración de personas. Probablemente veamos regulaciones más estrictas en los espacios deportivos. Habrá que aprender a gestionar las instalaciones con nuevos parámetros de afluencia de gente, seguridad y limpieza.

«… los escaladores somos muy adictos. La experiencia de crisis anteriores nos dice que la comunidad escaladora ha seguido creciendo independientemente del ciclo económico»

Más allá de eso, vamos a vivir una época de recesión económica que va a afectar a los servicios de ocio. Hay una buena noticia en esto, y es que los escaladores somos muy adictos. La experiencia de crisis anteriores nos dice que la comunidad escaladora ha seguido creciendo independientemente del ciclo económico. Escalar engancha, y eso no va a cambiar nunca.

Nuestro plan está claro cuando podemos abrir de nuevo Sputnik. Haremos una fiesta de reapertura que va a dejar pequeña nuestra fiesta de inauguración de octubre de 2016. Bromas aparte, tenemos una comunidad que nos ha acompañado durante estos tres años de forma continua y sigue muy conectada al proyecto. Ahora mismo seguimos activos y hablando con la familia Sputnik a través de nuestro magazine digital El Cohete. Además, estamos proponiendo ejercicios para realizar en casa a todo el mundo que quiere mantenerse en forma a través de la plataforma de entrenamiento online y de las redes sociales, que están más activas que nunca.

La formación profesional sigue en funcionamiento, estamos terminando en formato online los cursos que estaban en proceso de TD2 de escalada y media montaña.

También tenemos una lista importante de tareas de mejora de la instalación que nos obligaban a permanecer cerrados durante la obra (pintura, suelo, colchonetas…) . Aprovecharemos para hacerlas en cuanto acabe este tiempo de cuarentena. Así abriremos con la cara recién lavada y con la batería cargada al 120%. Va a hacer falta mucha energía para poner la maquinaria en funcionamiento, pero tenemos claro que en cuanto nos dejen salir de casa no va a haber quién nos pare.

Cada día con la puerta cerrada es un drama para cualquier negocio de servicios como es una instalación deportiva. La preocupación se multiplica por cada persona que trabaja y no puede llevar adelante su tarea. En Sputnik somos casi sesenta. Ahora mismo estamos concentrados en desarrollar estrategias para conservar cada puesto de trabajo y para protegernos unos a otros mientras dure este estado de excepción. Siempre lo decimos porque creemos en ello: el gran valor de Sputnik es el talento de nuestro equipo. Y vamos a necesitar de todo ese talento el día que abramos la puerta.
Menuda fiesta vamos a montar. 

Pablo Scorza fisioterapeuta
Pablo Scorza impartiendo uno de sus talleres de salud postural. Foto / Joan Capdevila

Pablo Scorza. Fisioterapeuta

La declaración de Estado de Alarma y el consecuente distanciamiento social ha generado un frenazo en la economía global.  Al vivir en Cornudella de Montsant y ser un fisioterapeuta especializado en la escalada, mientras no se permita la actividad al aire libre en Siurana, lo tendré muy complicado para volver a mi rutina de trabajo.

Aparte de las consecuencias negativas sobre la economía y la escalada, el confinamiento dentro de casa es muy desfavorable para nuestro condicionamiento físico, para nuestra salud postural y nuestra estabilidad emocional. Pero por otro lado, en esta situación de adversidad también podemos encontrar nuevas oportunidades para salir adelante. Para compensar la crisis económica tenemos que desarrollar otras cualidades profesionales y salir de nuestras zonas de confort. Como fisioterapeuta tengo que ayudar a los escaladores de otra manera y quizás ahora sea el momento de utilizar mis 20 años de experiencia como terapeuta manual y hacer que ese conocimiento pueda llegar a todos por vías que no sean mis tratamientos. Quizás ahora es el momento de utilizar más internet para la comunicación y la transmisión de nuestros conocimientos.

«Podemos aprovechar esta oportunidad para descubrir nuevas maneras sencillas y prácticas de cuidarse dentro de nuestras casas»

En relación al condicionamiento físico y a la salud postural, también podemos aprovechar esta oportunidad para descubrir nuevas maneras sencillas y prácticas de cuidarse dentro de nuestras casas. Para la salud emocional, tenemos una oportunidad para observarnos más a nosotros mismos, tener más tiempo para estar tranquilos, disfrutar de la familia y también para meditar.

Cuando todo esto pase me gustaría que cambiara nuestra relación con la sociedad, con la naturaleza y con nosotros mismos. Creo que todo esto nos va hacer reflexionar sobre el consumo, el respeto al planeta y a la salud en general. Con relación a la escalada, creo que deberíamos mirar con otros ojos a la masificación del deporte en los gimnasios y en los sectores al aire libre.

Mi principal estrategia para seguir adelante es mantener la calma y el pensamiento positivo, pero también pienso en ofrecer más consultas online. Me gustaría producir un curso online para que los escaladores puedan seguir haciendo mis workshops desde sus casas, creando un material virtual con mis conocimientos en prevención de lesiones y dolor crónico. Y por fin, también quiero terminar de escribir mi libro sobre la biomecánica funcional.

Sergio Verdasco equipador
Sergio Verdasco trabajó equipando 177 días durante 2019. Foto / Col. Sergio Verdasco

Sergio Verdasco. Route setter profesional

Laboralmente este parón me ha afectado mucho. Sin ir más lejos, cuando empezó el revuelo máximo con el COVID-19 estaba en Salamanca equipando la primera prueba de la Copa de España de Boulder con Dani Andrada y Rubén López. Ya teníamos el 80% del trabajo hecho y se canceló la competición. Los siguientes días recibí numerosos mensajes y llamadas para la cancelación o aplazamiento de distintos eventos, competiciones o días de setting comercial. Yo soy muy organizado, tenía mi calendario cerrado hasta final de 2020 y ahora tengo que cambiar y reestructurar todo, algunos eventos se solaparan y no podré llegar a todo.

Los aplazamientos de eventos, sin duda trastornan mucho, pero la cancelación total es muy negativa, ya que es un dinero con el que habías contado y ahora no lo ingresaré.

Cuando acabe toda esta película de terror que estamos viviendo me gustaría, primero, reorganizar mi calendario laboral para lo que quede de año, y segundo, salir unos días a escalar, ¡necesito sentirme libre, sentir la naturaleza y escalar en roca!

«Estoy aprovechando estos días para trabajar a fondo en un proyecto que tengo entre manos con Andrea Cartas, Chilam Holds»

Empezaré hablando con las salas y federaciones con las que tenía eventos programados para reorganizarlos. Una vez cerrado eso, buscaré nuevos eventos y días de trabajo. También estoy aprovechando estos días para trabajar a fondo en un proyecto que tengo entre manos con Andrea Cartas, Chilam Holds. Estamos trabajando mucho en buscar un buen material, diseños innovadores, y todo el trabajo «en la sombra». Espero que pronto podáis conocer más. También estoy aprovechando para terminar de dar forma a unos workshops a impartir con OnSetting.

Desde aquí me gustaría mandar un mensaje de apoyo a todas las personas y familias que están sufriendo este virus y otro para todas las personas que están sufriendo el golpe laboral que está dejando esta situación. En especial para todas las salas de escalada, equipadores, entrenadores y clubes. ¡Entre todos podemos salir de ésta!

Santiago Valerga guía de escalada
Santiago Valerga dirige la empresa de guías South Climb. Foto / Pau Alonso

Santiago Valerga. Guía de escalada

Con esta crisis, mi trabajo, que está directamente relacionado a la actividad deportiva, recreativa o de ocio, ha cesado completamente. He suspendido todo lo que tenía programado durante el periodo que durará el Estado de Alarma, como mínimo. Cursos de iniciación, escalada con clientes que viajaban desde otros países, etc.

En función de cómo se encuentre la economía una vez superada esta crisis y cómo afecte a la ciudadanía, la demanda de actividades de ocio se puede reducir drásticamente. Va a ser duro volver a generar todas las dinámicas. También será complicado que la gente recupere la confianza para viajar y escalar, tanto a España como a cualquier otro país del mundo. Mis expectativas van cambiando día a día, en función de los acontecimientos. Cuanto más se prolongue esta crisis más difícil será todo.

«La gente tendrá ganas de salir. Muchos se han dado cuenta de lo importancia de la libertad»

De cara al futuro, estoy trabajando alianzas con rocódromos y otros actores de la industria de la escalada para seguir todos juntos hacia adelante. Creo que habrá que empezar desde dentro hacia fuera, primero buscando oportunidades en los clientes locales, los más cercanos. La gente tendrá ganas de salir. Muchos se han dado cuenta de lo importancia de la libertad, de disfrutar del aire libre, de escalar, correr, etc. Momentos aparentemente simples. Eso es lo positivo.

Christian Klauer equipando en una competición
Christian Klauer (a la derecha de la imagen) durante la organización del Campeonato de Catalunya de Boulder 2019. Foto / Esteban Lahoz

Christian Llavero. Director de Klauer Climbing Service

Parar me ha afectado como a muchos otros sectores profesionales. No éramos conscientes de la gravedad que podía suponer. Ha parado mi actividad al 100% ya que mis clientes son los rocódromos principalmente.

Dependiendo de cuanto dure esta crisis las expectativas pueden ser unas u otras. Lo que empezó siendo un confinamiento para 15 días se ha ido alargando y creo que cuando se empiecen a normalizar las cosas, los rocódromos y otros sectores del ocio aún tendrán unos meses complicados por delante. Veremos qué ayudas tenemos y qué acciones realice cada centro.

No he enfocado en el futuro. Ahora hay que afrontar cada día y ver hacia dónde nos lleva todo esto. Cuando acabe habrá que analizar cómo ha quedado todo. En mi caso, primero tendrán que reactivarse los rocódromos para que mi empresa posteriormente les pueda ofrecer servicios.