Inicio Entrevistas Christian Lupión, un referente en la sombra

Christian Lupión, un referente en la sombra

Christian Lupión en la vía Free Full
Christian Lupión en 'Free Full' 9a. Foto / @mutantfingers

Christian Lupión encadenó hace unos días su primera vía de 9a, Free Full, en Mallorca. El escalador de Motril, que vive en la isla balear desde hace 12 años, se quitó con este encadenamiento una espinita que tenía clavada desde 2011, cuando ya estuvo cerca de llegar con éxito a la cadena.

Lupión es un escalador humilde, de carácter afable y de mentalidad positiva. En activo desde que tenía 18 años, además de contar en su libreta con multitud de vías duras es un de los equipadores más carismáticos de España. Muchas de las líneas más conocidas en escuelas de toda la Península Ibérica llevan su firma, su sello de calidad.

Hablamos con él para que nos explique sus sensaciones tras tachar Free Full y que nos desvele otros detalles de su trayectoria como escalador y equipador.

«He equipado unas 700 vías, prácticamente todas en España»

¡Enhorabuena por tu primer noveno!

Gracias. La verdad es que con todo lo que estamos viviendo este año y también con la cantidad de gente fuerte que hay en el mundo de la escalada actualmente, tampoco es para tanto.

Pero hay que reconocer el trabajo y la dedicación de alguien que lleva mucho tiempo metido en el mundo de la escalada.

Eso sí, todo lo aportado es positivo al cabo de los años.

Christian Lupión escalando en Mallorca
Christian Lupión, en plena forma a los 49 años. Foto / @mutantfingers

Eres un equipador muy inquieto.

Sí, he equipado mucho en Andalucía, mi casa. Sobre todo en Los Vados, que es mi zona local. También en El Chorro, Villanueva del Rosario, Cacín, … Donde he ido y escalado siempre he intentado equipar vías, poner mi granito de arena.

¿Y sigues tan motivado con los equipamientos como años atrás?

Desde que vivo en Mallorca he bajado el pistón, aunque en Baleares ya he equipado unas 150 líneas. Se reparten entre las islas de Mallorca e Ibiza.

¿Llevas la cuenta de todas las vías que has dejado por las escuelas?

Creo que son unas 700 vías. Prácticamente todas en España, aunque en una popular zona de las montañas del Rif, en Marruecos, dejé mi huella también. La primera vía que se equipó allí fue mía, un 8a. A partir de ahí empezaron a equipar el resto del muro.

«Probaba los proyectos solo, era el único que se metía en esas vías»

¿Te sientes especialmente orgulloso de alguna vía que hayas equipado?

Sí. La Rubia en Villanueva del Rosario podría ser una de ellas. Esa línea se ha convertido en un referente de la escuela. La gente se baja contenta después de haberla escalado y me han felicitado varias veces por haberla equipado. Estoy especialmente orgulloso de ésta. Otra podría ser Secadero, en El Chorro. Es una de las vías más duras que he encadenado y no la ha repetido nadie todavía. Edu Marín y Ramon Julián la probaron hace muchos años, eran muy jóvenes entonces. En ese viaje escalaron 8c a vista y 8c+ al segundo pegue.

Y tú dejaste Secadero de 8c+.

Realmente no sabía ni qué dificultad darle. Venía de hacer Harakiri hasta arriba, que hoy en día podría ser 9a. Me costó muchos intentos. Secadero también me dio muchos quebraderos de cabeza y la dejé en 8c+. Después salté a La Rubia, que encadené muy rápido. Creo que en aquella época no era muy consciente del estado de forma en el que estaba. A La Rubia le di 8c, aunque actualmente se considera 8c+ por la mayoría.

Quizás Free Full no ha sido realmente tu primera vía de noveno grado encadenada.

Iba muy perdido entonces. Probaba los proyectos solo, era el único que se metía en esas vías.

Con Free Full has cerrado un círculo.

Todas las vías en esa cueva las he equipado yo, a excepción de un combo y una vía corta en la parte izquierda. Ya había encadenado Free Tibet 8c y Red Full 8b+ y me faltaba la combinación de ambas, Free Full. Empecé a probarla en 2011. Siempre me caía arriba, utilizaba un método que no era correcto. Entonces empezó a llegar el mal tiempo, las lluvias, y la cueva de mojó debido a las filtraciones. Por diferentes motivos hasta este año no he vuelto a motivarme allí. Con Iker Pou viviendo aquí o Xavi González, que encadenó Free Full poco antes que yo, se han empezado a encadenar proyectos. Yo ya no tengo edad para probar esos proyectos, pero me fui animando poco a poco y al final ha salido.

¿Tenías en mente encadenar un 9a algún día?

Sí, es algo que estaba ahí, aunque nunca me había obsesionado. Ha llegado el momento y ya está. Sí que es verdad que siendo una vía que había equipado me daba ese punto extra de motivación. Incluso hay gente que me preguntaba cuándo iba a meterme ahí. Yo cuando voy a escalar me gusta disfrutar, sin presión.

Llevas más de 10 años viviendo en Mallorca. ¿Qué te ha atrapado de la escalada en la isla balear?

Sí, vine por trabajo y aquí me he quedado. Mallorca tiene muy buenos muros y da mucho juego, aunque sigo teniendo la cabeza en Andalucía. Las zonas o sectores no son tan grandes como en la Península, pero tienen gran calidad. También se puede combinar la deportiva con el psicobloc y la escalada en pared, incluso algo de boulder. No se está nada mal.