Inicio Actualidad Julia Chanourdie alcanza el 9b con ‘Eagle-4’

Julia Chanourdie alcanza el 9b con ‘Eagle-4’

Julia Chanourdie encadena 9b
Julia Chanourdie escalando en Saint-Léger-du-Ventoux. Foto / Jocelyn Chavy

Julia Chanourdie ha encadenado su primera vía de 9b, Eagle-4, en Saint-Léger-du-Ventoux (Francia). La suya es la tercera ascensión absoluta de una vía con primera de Adam Ondra en febrero de 2018 y repetida después por Hugo Parmentier a inicios de este año. Chanourdie ha dado la noticia a través de una historia en su cuenta de Instagram que rápidamente se ha hecho viral.

Con este rotpunkt la francesa de 24 años se ha convertido en la tercera mujer en el mundo en alcanzar el 9b. Angy Eiter fue quien abrió la lata en octubre de 2017 al encadenar La Planta de Shiva, en Villanueva del Rosario, y ya no fue hasta este pasado verano que otra mujer, Laura Rogora, se apuntaba ese grado mágico en Rodellar con Ali Hulk Extension Total sit start.

Julia Chanourdie en Instagram
Así ha dado Julia Chanourdie la noticia sobre su primer 9b

Salvoconducto para el 9b

Saint-Léger-du-Ventoux es una escuela que se le da bien a Chanourdie. Allí mismo tachó su primera vía de 9a+, Super Crackinette, en marzo de este año, justo antes de que estallara la pandemia de coronavirus en todo el mundo.

Curiosamente, su rotpunkt de Eagle-4 ha vuelto a coincidir con un momento clave en la evolución del virus, justo en el pico de la segunda ola en Francia. En el país galo se decretó el confinamiento domiciliario hace unos días pero a los atletas profesionales se les permite seguir realizando sus actividades deportivas con normalidad. Julia, que forma parte de la Selección Francesa de Escalada, ha aprovechado esta circunstancia y no se ha visto obligada a dejar de escalar en este periodo.

Cabe apuntar que Julia Chanourdie es una de las escaladoras clasificadas para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio, después de ganarse la plaza en el preolímpico combinado de Toulouse 2019, donde fue segunda.

Rompiendo estereotipos

Quien conozca a Julia Chanourdie y la siga en sus perfiles en las redes sociales quizás se ha percatado de que su estereotipo dista un poco de lo que estamos acostumbrados a ver actualmente respecto a muchas escaladoras femeninas de élite, donde la extrema delgadez parece haberse convertido en algo imprescindible para alcanzar los objetivos.

Sobre este tema Andrea Cartas, escaladora y entrenadora comenta que «ver a mujeres haciendo 9b o mucho grado es inspirador, pero personalmente ver el prototipo de mujeres que le han conseguido antes que Chanourdie hace que no me sienta identificada con esa realidad. Son biotipos con una delgadez tan extrema que no son saludablemente alcanzables. Entreno a muchas adolescentes y ellas lo ven igual. Piensan que para hacer 9b hay que pesar 40kg. Con Julia, por fin, ver a una mujer con un cuerpo atlético, más saludable, nos llena a todas de motivación y nos acerca los sueños de superación de una forma más realista».

Julia Chanourdie y el noveno grado

Chanourdie llegaba en forma para afrontar el reto de encadenar su primera vía de 9b. A finales de septiembre repetía en el noveno grado con Sang Neuf 9a, en Pierrot Beach, en Vercors (Francia) y estaba lista para dar un paso más allá.

Sang Neuf fue el tercer 9a en la cuenta de la escaladora gala. El primer 9a para Julia llegó con Ground Zero, en Tetto di Sarre (Italia), en marzo de 2017, cuando tenía 20 años, y el segundo fue La Cabane Au Canada, en Rawyl (Suiza), en agosto de 2018. Entre estas dos también encadenó Mollasse’Son, en Mollans-sur-Ouvèze (Francia), decotada con posterioridad a su ascensión a 8c+/9a.

A estas tres vías de 9a hay que sumar la antes citada Super Crackinette, su primer 9a+, y ahora Eagle-4.