Inicio Actualidad Jonathan Guadalcázar propone 9b con ‘Ataxia Hiperextensión’

Jonathan Guadalcázar propone 9b con ‘Ataxia Hiperextensión’

Jonathan Guadalcázar escalando en Crevillente
Jonathan Guadalcázar encadena su vía más dura con 'Ataxia Hiperextensión'. Foto / Kike Sempere

Jonathan Guadalcázar ha conseguido la primera ascensión de Ataxia Hiperextensión, en Crevillente (Alicante), el último día de 2019. La línea conecta hasta ocho vías del sector Los Techos por el filo de su desplome y es la más dura del escalador de Santa Pola hasta la fecha, que ha lanzado una valiente propuesta de 9b.

Así disecciona Jonathan la vía: «Ataxia Hiperextensión es una vía que tiene de todo. Son 45 metros en una cueva donde escalas lateralmente. La primera parte es un problema de boulder que físicamente te deja vacío en cuanto al bloqueo. Continua con una sección muy aérea con talones y empeines muy marcados y le sigue un característica movimiento de bajada. Desde ahí hasta el siguiente reposo se escala un techo con agarres de bidedos y tridedos de una falange, donde vuelas los pies en varias ocasiones. El reposo es de un romo pero sin pies, donde empotro la rodilla en un plano. No puedes soltar las manos pero te deja reposar. Hasta ahí la vía es 9a+, desde donde no sales entero del reposo pero sí lo suficiente como para poder progresar.  Empieza la parte que más cuesta, con un primer movimiento donde hay que estirarse mucho y yo llego justo con mi envergadura a un agujero que te vuelve a dar un aire».

Este rotpunkt es la culminación a muchos meses de trabajo de Guadalcázar en Los Techos. El proceso empezó encadenando Ataxia, su segundo 9a, en abril de 2018, y siguió con el punto rojo que le puso a la primera extensión, Ataxia Extensión 9a+, en octubre de 2019. «Empecé a matizar la última sección después de encadenar el 9a+, tomando como punto de inicio para trabajarla la vía Greñesaurio 8b/+. Con esta sección final se añaden 15 metros al 9a+. Respecto al grado, es más dura que Ataxia Extensión, aunque no sé cuánto como para darle el plus entero» , explica.

El de Santa Pola no ha añadido ningún seguro a los ya existentes en las vías equipadas y comenta que «hay algunos alejes graciosos».

Jonathan Guadalcázar escalador
Jonathan Guadalcázar en la primera ascensión de ‘Ataxia’ Foto / Col. Jonathan Guadalcázar

Los novenos de Jonathan Guadalcázar

Jonathan Guadalcázar se estrenó en el 9a con Metamorfosis, que encadenó en noviembre de 2017, en Sa Torre, en Tárbena (Alicante). Fiel a sus escuelas locales, en abril de 2018 alcanzó su segundo 9a con la ya citada Ataxia.

El primer 9a+ llegó con Viaje Morfo, también en Tárbena, y el segundo con Ataxia Extensión. Ahora, después de cerrar su gran proyecto en Crevillente Jonathan pondrá rumbo a otras escuelas aunque de momento no tiene previsto salir de la Comunidad Valenciana. «Voy a ir a Gandía a probar La Negra 9a y también quiero escalar en Sella, Benialí, Mula o Pliego. Hay mucha roca con muchas vías que no he podido hacer todavía por la cabezonería de centrarme en los proyectos», reconoce Guadalcázar.

Escaladores españoles de 9b

Con esta atípica vía y su propuesta de 9b, Jonathan Guadalcázar entra en la lista de escaladores españoles que han alcanzado esta dificultad. Jorge Díaz-Rullo, Dani Andrada y Jonatan Flor son los tres que cuentan con vías de 9b consolidadas.

Jorge lo hizo en mayo de 2019 cuando se llevó La Planta de Shiva, en Villanueva del Rosario; Dani con Ali Hulk sit start Extension, en Rodellar, que tachó en 2007 y que Magnus Midtboe repitió y confirmó en 2010; y Jonatan Flor con Ali Hulk Extension Total sit start, también en Rodellar, repetida por Díaz-Rullo.

El resto del grupo lo conforman Bernabé Fernández, Edu Marín e Iker Pou. Los dos primeros gracias al encadenamiento de Chilam Balam, consensuada como 9a+/b actualmente, y que también tiene Andrada en su libreta; e Iker Pou por Artaburu, en Margalef, que él mismo considera más dura que sus ascensiones de 9a+ en la escuela catalana.

Dani Andrada cuenta con otro 9b en la Cueva de Alí Babá, en Rodellar. Se trata de Delincuente Natural, una vía que a día de hoy nadie ha repetido aunque sí que han probado algunos escaladores. Flor también ostenta un segundo 9b, aún sin repetir y también en Rodellar, Apocalipsis de la Gioconda.