Inicio Actualidad Antoine Kauffmann se anota ‘No Pain No Gain’ 9a+

Antoine Kauffmann se anota ‘No Pain No Gain’ 9a+

Antoine Kauffmann escalando en Rodellar
Antoine Kauffmann en 'No Pain No Gain' 9a+. Foto / Sébastien Berthe

Antoine Kauffmann, otro escalador belga en plena forma este verano. Kauffman, de 26 años, se ha convertido en el primer escalador masculino de Bélgica que logra encadenar un 9a+. Lo ha hecho al tachar No Pain No Gain, en Rodellar.

«Empecé a probar la vía a inicios de julio. La escogí por su estilo, potente y en desplome, algo que se me da bien. Hace unos meses me rompí una polea, así que necesitaba un proyecto con algunos «buenos agarres». Además, la vía se encuentra en Ventanas, mi sector favorito en mi escuela favorita, Rodellar. La sentí posible desde el inicio, así que empezó el proceso de entrenar duro y trabajar la ruta lo máximo que pudiera», nos explica Antoine.

Antes de encadenar No Pain No Gain el belga solo contaba con dos vías de 9a en su libreta. Una en Santa Linya, Fabela pa la Enmienda, y Autoengaño, también en Rodellar. Kauffmann trabaja como entrenador de escalada y route setter en su país, y está en el último año de sus estudios de Educación Física.

Antoine comenta que «lo más difícil durante el proceso ha sido confiar en mí mismo, saber que podía encadenar la vía. A pesar de ser mi primer 9a+ y que pude hacer todos los movimientos desde el principio, sentía que no tenía la resistencia suficiente».

Con los días contados en Rodellar y la vuelta a su rutina en Bélgica, Antoine Kauffmann nos desvela algunas de las vías que le gustaría encadenar en España: «No tengo tiempo para centrarme en otro proyecto aquí, pero sueño con otras líneas como Chilam Balam o Las Meninas.

Antoine Kauffnan en 'No Pain No Gain'
Antoine Kauffman volando pies en ‘No Pain No Gain’. Foto / Sébastien Berthe

Segundo belga en el 9a+, primer hombre

Si hay un nombre que todos conocen en el mundo de la escalada con Bélgica como país natal, esa es Anak Verhoeven. La belga fue la segunda mujer que llegaba al 9a+, tras Margo Hayes, al encadenar Sweet Neuf, en Vercors (Francia), en septiembre de 2017.

Fue una primera ascensión y a Anak no le tembló el pulso a la hora de proponer una dificultad de 9a+. Y acertó. Cédric Lachat realizó la primera repetición en junio de 2019 y confirmó el grado propuesto por Verhoeven. En noviembre de 2019 la belga lo volvía hacer. Volvía al 9a+ con Joe Mama, en Oliana. Al salir del confinamiento en su país hizo la primera de Kraftio y a las pocas semanas se hizo daño en un dedo, lesión de la que ahora se recupera.

Siguiendo la estela de Anak Verhoeven ha aparecido Antoine Kauffmann, un escalador de perfil bajo, prácticamente desconocido fuera de su país, pero que se ha convertido en el primer hombre belga en subirse al 9a+.

No Pain No Gain, clásico moderno en Rodellar

La última repetición de No Pain No Gain llevaba el nombre de Seb Bouin, quien opinó que la vía estaría más cerca del 9a, aunque ya conocía anteriormente algunas secciones de la vía, que comparte con Patanics.

No Pain No Gain se ha convertido en una clásica del sector Ventanas en muy poco tiempo. La vía fue equipada por Dani Fuertes y Alejandro Jiménez hace más de 15 años, aunque había restado en el olvido hasta que Dani firmó la primera ascensión en junio de 2017.  Se trata de una intimidante línea que recorre un acusado desplome durante más de 40 metros, con 16 pasos de regleta de primera falange en la parte final.

Después de la ascensión del aragonés llegó la primera repetición de la mano de Gonzalo Larrocha. Durante el verano de 2018 la encadenó Piotr Schab y el año pasado, antes que Seb, la habían tachado Jonatan Flor y Jorge Díaz-Rullo.

Actualmente la vía tiene más pretendientes, así que en los próximos días o semanas podrían volver a haber noticias desde Ventanas.