Inicio Actualidad Jonatan Flor llega al 9a+ con ‘No Pain No Gain’

Jonatan Flor llega al 9a+ con ‘No Pain No Gain’

Compartir
Jonatan Flor en 'No Pain No Gain' 9a+
Jonatan Flor en 'No Pain No Gain' 9a+, en el sector Ventanas, en Rodellar. Foto / Ignacio Mulero

Jonatan Flor ha conseguido encadenar su primera vía de 9a+ con No Pain No Gain, en Rodellar. El escalador valenciano de 22 años empezó la temporada de escalada en la escuela aragonesa en mayo tachando un total de cuatro vías de 8c y tres de 8c+. Todo para sumar metros y resistencia y afrontar el proyecto principal, el techo que surca la vía estrella del sector Ventanas: No Pain No Gain.

Flor entró en la novena dimensión en septiembre de 2018 cuando encadenó Seta Total en Cuenca, un 9a consolidado. Hasta entonces contaba con Palestina y El Intento, en Cuenca, y La Negra, en Gandía, la tres 8c+/9a. Unos días antes de Seta Total, el de valencia también había tachado el problema de boulder La Teoría del Todo 8B+, en Albarracín. Y por si fuera poco, en octubre reincidió en el noveno con Leire 9a, también en Cuenca.

No Pain No Gain, nueva clásica de Rodellar

No Pain No Gain se ha convertido en una clásica de Rodellar por méritos propios. La vía fue equipada por Dani Fuertes y Alejandro Jiménez hace más de 15 años, aunque la primera ascensión no llegó hasta junio de 2017, precisamente con el rotpunkt de Fuertes.

Localizada en el sector Ventanas, No Pain No Gain es una intimidante línea que recorre un acusado desplome durante más de 40 metros, con 16 pasos de regleta de primera falange en la parte final. Dani Fuertes comentó después de encadenarla: «La vía me daba respeto. No me atrevía. Hasta que un día me decidí. Costó mucho equipar ese techo».

La segunda ascensión se la apuntó Gonzalo Larrocha el mismo verano de 2017, en septiembre, y confirmó el 9a+ propuesto por Fuertes. Para ambos fue el primer 9a+ en sus libretas.

Casi un año después del encadenamiento de Larrocha el polaco Piotr Schab se llevaba la tercera ascensión de No Pain No Gain. Definitivamente, la vía estaba de moda.

El encadenamiento de Jonatan Flor ha supuesto la cuarta ascensión la vía estrella de Ventanas. Seguramente no será el último de la temporada, ya que otros escaladores van detrás del duro reto de resistencia y tensión corporal que supone No Pain No Gain. Dave Graham, por ejemplo, pasó unos días en Rodellar antes de empezar la temporada de boulder en Rocklands, Sudáfrica, y probó la vía. Dijo que volvería.

Sector Ventanas Rodellar
Vista general del sector Ventanas, en Rodellar Foto / Havista

Entrevista con Jonatan Flor

Hablamos con Jonatan Flor tras su rotpunkt en No Pain No Gain. Hasta hace bien poco Flor era más conocido por sus resultados en competición. No en vano, cuenta con cuatro títulos de campeón de la Copa de España de Bloque (entre 2014 y 2017) y con dos títulos del Campeonato de España de Bloque (2016 y 2017). A partir de ahora parece que lo veremos más en roca.

«No Pain No Gain es un vía que cada vez se probará más»

¡Enhorabuena! ¿Primer 9a+ verdad?

Gracias. Sí, es el primero. Había probado Following the Leader en Cuenca pero no pude acabar el trabajo. Tendré que volver.

¿Por qué escogiste No Pain No Gain?

Supongo que por el sitio donde está. A Rodellar vienen muchos escaladores. Es una gran línea y siempre apetece probar vías así. No Pain No Gain es un vía que cada vez se probará más.

¿Le has dedicado mucho tiempo al proyecto?

No lo sé exactamente. He estado un mes trabajándola.

Jonatan Flor en Seta Total 9a
Jonatan Flor en ‘Seta Total’ 9a, en Cuenca. Foto / Kymy de la Peña

¿Cómo ha sido el proceso?

Lo he vivido como un gran reto. Después de los primeros intentos tuve la sensación de que me costaría mucho. Me pareció muy dura en cuanto a movimientos y con mucha resistencia. No es mi estilo de vía, pero sabiendo que pasaría tiempo en Rodellar, tenía que probarla poco a poco. Cada vez caía más alto, aunque iba muy cansado y aún me quedaba un tramo duro de mucha resistencia. Hasta los últimos intentos no sabía si sería capaz de encadenar la vía.

Este año no te estamos viendo en las competiciones. ¿Cuál es el motivo?

Un cúmulo de circunstancias hicieron que mi motivación por la competición no fuera la misma. Después de varios años enfocado en la competición y dedicando muy poco tiempo a la roca, me di cuenta que pesaba mas la motivación por la roca que la resina.