24 de abril de 2024
E9 Planet

E9 Planet
En La Bisbal de Falset

Tom Bolger realiza la primera ascensión de ‘E.L.L.I.E.’ y propone 9b

El británico, afincado en la comarca del Priorat, lanza una dificultad de 9b para la que podría convertirse en su primera vía en este grado. 'E.L.L.I.E.' combina el boulder y la deportiva, recorriendo un exigente techo

Tom Bolger en la Cova de la Bisbal
Tom Bolger en 'Patan Satan' 8c, una de las vías de la Cova de la Bisbal. Foto / Ivan Torres
 

Tom Bolger se ha hecho con la primera ascensión de E.L.L.I.E, una vía localizada en una cueva de La Bisbal de Falset, localidad cercana a Margalef. El británico, que reside precisamente allí, lleva un tiempo desarrollando esa nueva zona y la última de sus propuestas es este rotpunkt, para el que propone 9b.

Cuando Bolger se instaló en la comarca del Priorat empezó a repetir algunas de las grandes clásicas de Margalef, como Víctimas Pérez 9a o Gancho Perfecto 9a+, para ir buscando después, poco a poco, su propio camino. Ávido por descubrir retos inéditos, empezó a equipar nuevas líneas en sectores como El Balcó de l’Ermita, Racó de les Espadelles o El Racó de la Finestra. Así llegaron vías como Wild West, Frenesí, y quizás su creación más destacada, The Journey.

El año pasado, en la Cova de la Bisbal encontró un nuevo terreno de juego y a día de hoy es uno de los sectores de la zona que aglutina vías más exigentes en proporción a su tamaño.

E.L.L.I.E, primer 9b de Tom Bolger

«Every lesson learned is evolution» (Cada lección aprendida es evolución); ese es el mantra que Tom Bolger creó a partir de las letras del nombre de su mascota, Ellie, y de donde ha acabado surgiendo el nombre de su propuesta de 9b: E.L.L.I.E.

Tom explica que Alex Megos, con quien compartió en 2022 unos cuantos días en la Cova de la Bisbal, fue quien plantó la semilla de donde creció su motivación para trabajar el último proyecto de la cueva. Megos realizó allí la primera ascensión de Pink Patatas 9a+, que posteriormente repitió Bolger. Igual que esta vía, E.L.L.I.E. es una línea híbrida, que combina el boulder con la deportiva: «Si las matemáticas cuadran, sería un 8A+/B seguido de un 7C+/8A para acabar en una vía de 8c+, siempre en un techo. Igual que en todas mis primeras ascensiones, es mi opinión y siento curiosidad por qué pensarán posibles repetidores».

Si se confirma la dificultad de E.L.L.I.E., sería la primera vía de 9b en la libreta de Tom Bolger. «Creo que abrazar y aprender de los errores es la única forma de crecer. Mejorar nuestras habilidades es un bonito proceso de aprendizaje constante. Esta vía me ha hecho aprender a creer en el proceso, a mantenerme optimista siempre y abrazar la mentalidad de alguien que se inicia, para aprender y mejorar siempre que fuera posible. Afloraron intensas emociones, confianza y orgullo, pero también, sin duda, nervios y frustración, hasta el punto de tener que lidiar con una lesión. Me rompió pero me hizo más fuerte. Se ha cerrado un círculo, desde el equipamiento de primera vía en esta cueva al nacimiento de E.L.L.I.E., una vía que pensaba que jamás escalaría».

Sin tiempo para descansar, Tom Bolger ha cambiado de sector, saltando al Racó de la Finestra, donde se ha subido ya por Perfecto Mundo: «El primer día hice todos los pasos y buenos links. Es una vía como proyecto de vida para mí».

Noticias relacionadas