19 de mayo de 2024
E9 Planet

E9 Planet
En Arco

Gabriele Moroni se une al club del 9b con ‘Erebor’

'Erebor' es el 9b con más ascensiones de Italia. Con Moroni ya son seis escaladores los que han encadenado la vía que equipó Stefano Ghisolfi, con la ayuda de Seve Scassa, a mediados de 2020

media/?size=l
Gabriele Moroni en 'Erebor' 9b, en Arco. Foto / Enrico Veronese
 

Gabriele Moroni se ha estrenado en el 9b con el encadenamiento de Erebor, en Arco (Italia). Es la sexta ascensión de una vía que equipó Stefano Ghisolfi, con la ayuda de Seve Scassa, una vez finalizado el confinamiento de 2020 debido a la pandemia. Fue el mismo Ghisolfi el que se encargó de firmar la primera ascensión a principios de 2021 y desde entonces, la línea localizada en el sector Eremo di San Paolo, se ha popularizado enormemente.

Moroni contaba ya con varias líneas de 9a+ en su haber, como Demencia Senil, en Margalef; Naturalmente, en Camaiore (Italia); o más recientemente, Trofeo Dell’Adriatico, en Arco.

Así ha relatado Gabrielle el día que encadenó Erebor, el 5 de diciembre del año pasado: «Son las 6:15h de la mañana cuando oigo la alarma del reloj. He quedado con Cesar Grosso en el sector alrededor de las 10h. Desde Milán tengo que conducir un par de hora y media pero si sales un poco tarde corres el riesgo de quedarte atrapado en algún atasco. Aunque el día anterior había sido intenso para mí, me siento fresco y relajado, conduciendo con calma mientras escucho un par de podcasts interesantes. Al llegar al sector empieza mi rutina habitual de calentamiento. Cesar comienza a escalar primero, con su proyecto, Zauberfee. A pesar de que las primeras presas están mojadas llega al punto donde ha caído varias veces ya. Se le ve sólido escalando y consigue pasar el crux. Estoy seguro que va a encadenar pero de repente se cuelga. Dice que tiene los dedos entumecidos. ¡Su pegue ha sido muy inspirador! Llega mi turno. Ya he invertido un buen número de sesiones en Erebor esta temporada, unos ocho días más o menos, y siento que cualquier intento puede ser el bueno.

«He invertido un buen número de sesiones en Erebor esta temporada, unos ocho días más o menos, y siento que cualquier intento puede ser el bueno»

Empiezo de manera enérgica pero esta excitación me devuelve al suelo tras unos pocos movimientos. Estoy temblando y me doy cuenta que tengo que calmarme un poco. Espero unos minutos antes de volver a la pared. Esta vez no siento la presión de intentos anteriores y mis dedos están más calientes. Escalando no me siento bien del todo pero llego hasta el crux y sigo confiado. Me concentro en los movimientos y no en los sentimientos y consigo superar el crux. Es la primera vez que lo hago. Solo me falta un incómodo reposo de rodilla y una secuencia final dura. En el reposo siento que me estoy recuperando bien y entonces me vienen otros pensamientos a la cabeza. He estado probando esta vía durante varias temporadas, y he pasado por fases diversas, con subidas, bajadas, más o menos tiempo que poder dedicarle, bloqueos, un lesión, etc. Ahora me encuentro en un punto en el que no quiero fallar. Sería duro tener que asumirlo si cayera y podría llevarme a abandonar el proyecto. Salgo del reposo y me embarco en la última parte de proceso. Cada movimiento supone un gran esfuerzo pero finalmente paso la cuerda por la cadena. Es un momento monumental para mí. Ya estoy preparado para seguir adelante».

Con primera ascensión de Stefano Ghisolfi, éste propuso inicialmente 9b/+, un grado que confirmó su primera repetidora, Laura Rogora, en octubre de 2021. Posteriormente, y en este orden, la repitieron Adam Ondra, Jakob Schubert y Stefano Carnati, coincidiendo los tres en que el 9b sería un grado más correcto y ajustado para la vía estrella de Eremo di San Paolo. A día de hoy es el 9b más repetido de Italia.

Noticias relacionadas