Canigo.eu. Tu tienda de multipresas y complementos
Canigo.eu. Tu tienda de multipresas y complementos

 About Ignacio Sandoval Burón

Maestro de Primaria. 27 años escalando (desde los 14). Editor jefe de la página española de 8a.nu durante los primeros 15 años de su andadura, donde publicó numerosas noticias, entrevistas y artículos. Ahora colaborador en Wogü con la misma intención de siempre: "Motivarme a mí mismo y a los lectores".

Berta Martín, una mamá siempre motivada

Berta Martín escaladora

La vida de los humanos, como la de cualquier ser vivo, puede reducirse en esencia a nacer, crecer, reproducirse y morir; con la diferencia de que se nos supone inteligentes y podemos alterar la forma natural de algunas de estas etapas.

En este sentido, me he dado cuenta que entre el colectivo de escaladores la perpetuación de la especie es, por decirlo de alguna manera, más bien exigua.

Sin embargo, ¡oh, sorpresa! Estamos de enhorabuena, no todo está perdido. Los genes de los más «monos» perdurarán, puesto que algunos de estos seres se pusieron en los últimos tiempos manos a la obra para vencer las estadísticas del invierno demográfico estatal y consiguieron que varios retoños fueran alumbrados el año pasado.

Es muy probable que al quedarme sin el apoyo que antes se me brindaba finalice con Berta Martín la serie de entrevistas dedicadas a los escaladores pro de reciente paternidad o maternidad. Primero fue Ander Lasagabaster, le siguieron Dani Fuertes y Silvia Borgoño y ahora os dejo con la de la catalana, quien ya tiene dos niñas. Antes de tal responsabilidad Berta estaba acostumbrada a subir a podios en las competiciones nacionales. Seguro que con su gran motivación no tardará en recuperar la forma para volver a apuntarse vías duras.

«La vida son dos días y hay que hacer de todo. Hay que arañarla y los hijos no deben ser un impedimento»

¿Puedes hacer un pequeño resumen de tus comienzos en la escalada y de tu vida deportiva desde entonces?

¡Uff! Es muy largo… Comencé a escalar con Carles Brascó y Anna Ibáñez. Soy de la generación posterior a la que inauguró las competiciones de escalada a finales de los 80. Toda mi vida como escaladora ha girado alrededor de las competiciones. Viví siete años en el País Vasco junto a Patxi Arocena y de él aprendí muchísimo en este ámbito. En el 97 era una de las regiones con más plafones y gente fuerte, grandes deportistas como Josune Bereziartu, Leire Agirre, David Carretero, todos los jóvenes de Vitoria, etc. Dejé atrás el paraíso del sol y la roca catalana hasta que me di cuenta de que mi tierra me llamaba.

Durante estos años logré ser Campeona de España Bloque en 2001 y subcampeona de la Copa de España un par de años, además de numerosos podios. También, durante dos años consecutivos gané el Campeonato de España de velocidad.

Regresé a Catalunya en el 2004 para comenzar un enfoque diferente. Hablé con David Macià para que me entrenara. Él no lo tenía muy claro al principio porque me decía que tendría que retroceder mucho conmigo, que estaba muy mal entrenada y me rompía rápido. Tardé un par de años en ponerme a tono con él. Siempre fui muy disciplinada. Junto a él conocí una metodología implacable de entrenamiento y una gran confianza en mí misma que me permitió evolucionar un 200%. También gracias al cambio conocí a Israel, mi marido y padre de mis hijas.

Desde el 2004 con David conseguí ganar la Copa de España en 2006 y cuatro veces más el Campeonato de Bloque, un Campeonato de Dificultad de España… Desde ese año no me bajé nunca del podio en ninguna de las modalidades. También conseguí encadenar en roca 8b+ en Sadernes, Rodellar y Oliana. David me ayudó a ser polivalente.

Berta compitiendo en una prueba de bloque hace ya unos años. Foto / Israel Macià

¿Siempre quisiste tener hijos o, especialmente con Geila, simplemente ocurrió?

Siempre había pensado en ello, sí. Creo que es algo imprescindible para muchas mujeres. Nos ayuda a conectar con una esencia vital de nuestra existencia, dándole más sentido a la propia vida.

¿Crees que ayudó el hecho de que tu pareja sea también escalador?

Es un hecho irrelevante en este sentido.

¿Con cuántos años tuviste a cada una de tus niñas?

Con Geila, que ahora tiene 11, yo tenía 31; y, con Alma, 40 años.

Cuando uno tiene un hijo supongo se es consciente de que le llevará una buena cantidad de tiempo, sobre todo durante los primeros meses. Especialmente en tu primer embarazo, ¿tuviste alguna inquietud antes de concebir, durante o tras el alumbramiento acerca de cómo esto iba a afectar tu carrera como escaladora pro?

No tenía muchas dudas. En el fondo siempre tuve la sensación de que todo iba a salir bien y de que me recuperaría al 100% rápido. Soy muy adicta al deporte y necesito mantenerme en forma siempre. Con el primer parto fue fácil y eso me engañó para el segundo. Y es que no recuperas el cuerpo igual con 40 años. Y, evidentemente, es doble trabajo, menos tiempo… y perdí un poco mi motivación.

Afortunadamente cada vez hay más chicas que escalan, pero entre las generaciones más veteranas el número es relativamente pequeño. ¿Tuviste alguna referencia, algún apoyo de alguna otra mujer que ya hubiera pasado por ello y que te sirviera para resolver dudas?

En mi primer embarazo tenía la referencia de dos buenas amigas que ya habían tenido hijos, Mariona Martí y Esther Cruz. Al año de haber dado a luz estaban inhumanas y su energía vital era imparable. ¡Sabía que era posible!

«Soy muy adicta al deporte y necesito mantenerme en forma siempre»

Berta 'Géminis'
Berta Martín en el 8b+ de referencia de Rodellar, ‘Géminis’. Foto / Israel Macià

¿Cómo fueron los embarazos? ¿Hasta qué momento de gestación pudiste seguir escalando y cómo lo hacías?

El primer embarazo fue estupendo. Pasé un verano en el sofá con nauseas, pero después, a partir de septiembre se hizo la luz y pude escalar (siempre con precaución, en top-rope) todo el otoño. En invierno seguí entrenando en el rocódromo. Solo hacía entre 100 y 200 movimientos, etc. Los últimos meses de embarazo, en invierno, fueron muy cómodos.

El segundo fue completamente al revés. Los últimos meses, en pleno verano con calor, se te pone el cuerpo como un elefante y te cuesta andar y respirar. Ni me apetecía escalar ni nada. Sólo contaba las semanas y los días tirada en el sofá. Esa inactividad me pasó factura para mi objetivo de recuperarme rápido. Todo mi cuerpo se desajustó a nivel de osteopatía y muscularmente también. A los seis meses de escalar, incluso suave y con sobrepeso, sufrí una epicondilitis que arrastré siete meses sin poder hacer casi nada. ¡Un rollazo, vamos!

¿Y los médicos? ¿Fueron pesados con el hecho de que no escalases o algo semejante?

La verdad es que ni se lo comenté. He actuado siempre con intuición. Las mujeres de países subdesarrollados trabajan en el campo con críos a cuestas y panzas a tope. Aquí podemos hacer nuestras actividades si el cuerpo nos lo permite, mientras no tengas un embarazo de riesgo…

¿Notaste que la hormona relaxina propiciase algo diferente a la hora de escalar?

¡Que te jode viva! Es un descontrol. Si eres receptiva con tu cuerpo ya te das cuenta rápido que nada responde a tus órdenes. Ni las piernas ni la espalda, … Un caos.

Para una madre los cambios biológicos son más que evidentes. ¿Cómo los fuiste viviendo y, sobre todo, cómo recobraste la forma y el físico tras dar a luz?

Entrenando y comiendo menos. Yo cogí peso, mucho peso con ambas. Después de los nueve meses del primer embarazo comencé a hacer dieta y a entrenarme a tope para las competiciones. Un incremento de ejercicio es básico para adelgazar, más que la dieta. Ahora llevo 16 meses después del segundo parto y todavía estoy con 4 kilos de más. Necesito quemarlo entrenando. Ahora no tengo un objetivo tan determinado ni tanto tiempo, pero en el fondo de mi alma sigo el camino hacia el cambio.

En ‘Picos Pardos’ 8b, Oliana. Foto / Toni Mas Buchaca

¿Qué es lo más difícil a la hora de mantener el equilibrio entre los hijos, el trabajo y seguir apretando?

Mantener la motivación para entrenar en el poco tiempo que te queda. Cuando te dices: “Tengo una hora para relajarme, entrenar, terminar una tarea en el ordenador, …”. Me está costando motivarme, tengo que ponerme en modo robot y no pensar demasiado, si no, no entreno.

Ya os habéis llevado a la niñas a escalar con vosotros. Supongo que haciendo boulder todo es más fácil, pero para hacer deportiva, ¿cómo os habéis apañado? ¿Cuál es la intendencia extra necesaria para ir con ellos a la montaña?

La intendencia extra es no pensar demasiado en los extras. ¡Hay que ir y se va! Yo no soy ni de coger juguetes ni nada, apenas una manta de juego. Soy un poco troll para esto. Mi hija mayor escala, claro… Ya le dije que no le quedaba más remedio y que mientras estuviera bajo mi tutela mejor se espabilara a aprovechar el tiempo escalando y a hacer algo de provecho junto a mí. Cuando pueda decidir y andar a sus anchas ya veremos. Ha encadenado hasta 8a de vía y 7C de bloque. Confío en que algún día me ponga las cintas ella en un proyecto. ¡Eso sería la bomba!

«Solo me apetece salir a roca y encontrar vías que me enganchen»

 

¿Cuál es el mayor de los peligros y miedos que como padres afrontáis cuando os las lleváis a escalar?

Una zona con desprendimientos de piedras con vías precarias.

Desde tu experiencia como madre de dos niñas, ¿tienes algún consejo para aquellas escaladoras que estén pensando en tener hijos o ya los hayan tenido?

¡On fire! La vida son dos días y hay que hacer de todo. Hay que arañarla y los hijos no deben ser un impedimento. Que vengan y se adapten y crezcan con energía y aprendan de ti la valentía para afrontar lo que sea.

Berta Martín junto a sus dos hijas
Berta Martín junto a sus dos hijas, Geila y Alma. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Parece que la mayor de tus hijas, Geila, por el momento sí que está motivada escalando. ¿Cómo lo has hecho para que no lo aborrezca?

Mmm… Nadie dijo que no lo aborrezca un poco. Le gusta en su justa medida y se le da muy bien. Se lo pasa bien entrenando con sus compañeras y lo disfruta y sabe manejarse en un reto. Pero si le das a elegir, prefiere un fin de semana esquiando con sus primos, en la playa, o una tarde de cumpleaños con sus compañeros porque son cosas a las que no tiene acceso a menudo.

¿Qué ocurriría si la opción vital de una de ellas se va por unos derroteros muy distintos? ¿Estás preparada para, por ejemplo, llevarlas al partido de fútbol o baloncesto cada domingo en lugar de salir a escalar?

No lo estoy. Lo he vivido durante tres años: ha hecho gimnasia rítmica —competiciones regionales solo dos o tres al año—, pero es inviable. Son como 7 horas dentro de un pabellón esperando a que baile 2 minutos. Lo hemos suspendido.

Llevas muchos años esponsorizada. ¿Has llegado a vivir alguna vez exclusivamente de escalar?

¡No, qué va! En una época ganaba bastante de diferentes patrocinadores, pero solo fueron dos o tres años. No como para vivir, ni mucho menos.

¿Has notado alguna vez el machismo en la escalada?

No, para nada. He visto chicos un poco como rabiando cuando alguna chica les ha dado matarile, pero no lo considero machismo.

¿Sigues manteniendo la misma motivación que cuando eras más joven?

Las distracciones diarias me mantienen alejada de ese sentimiento tan básico que solía tener. Pero cuando pruebo una vía nueva que me gusta vuelve a arder la llama.

¿Y entrenando? ¿Lo haces bajo la disciplina de tu cuñado?

No. Hace dos años que no entreno nada sistemático. Me he perdido en la comodidad. Solo me apetece salir a roca y encontrar vías que me enganchen.

A nivel de rendimiento, ¿aún hay mejoría o te has estancado?

Podría haberla si entrenase, seguro. No tan exponencial, pero paulatino… Hace falta ser sistemático y muy precavido con las cargas y las lesiones.

Berta Martín escalando
Foto / Israel Macià

¿Conseguiste volver al 8b el año pasado?

No. Solo encadené un 8a y luego me lesioné el codo. Quiero conseguir el 8b antes de que termine 2019.

¿Has encontrado algún proyecto de 8b+ u 8c acorde a tu físico y aptitudes?

Qué va, qué va. Hasta que no me vea bien del todo no puedo focalizarme en eso porque me corroe las entrañas.

Si tuvieras una máquina del tiempo, ¿te gustaría volver atrás para cambiar algo?

Muchas cosas, sí. Entrenamientos y a nivel de vías. Probaría cosas más duras cuando tenía el físico.

¿Qué canciones escuchas ahora mismo?

A change is gonna come, de Sam Cooke.
Stay, de Ryanna.
Heaven bells, de Freedonia.
For whom the bell tolls, de Metallica.
Send my love, de Adele.
Human, de Rag’n Bone men.

Preguntas rápidas

Edad: 41.

Altura: 1’56 cm.

Envergadura: 1’60 cm.

Peso: 56 kg.

Zona de escalada favorita: Montserrat.

Lugar que querrías visitar: Rocklands (ya estuve en 1997, pero quiero volver).

Comida preferida: Sushi.

¿Religiosa o espiritual? Creo en la reencarnación del alma.

¿Qué película recomendarías? Big Lebowski, con Jeff Bridges.

¿Qué libro regalarías? La Pasión, de Jeanette Winterson.

Referentes en la escalada y en la vida: No tengo. El referente que sigo ahora es la mejor versión de mí misma.

Puntos fuertes escalando: Rápida y explosiva.

¿Y los débiles?: Resistencia larga.

Cintia Percivati encadena ‘White Zombie’, primer 8c femenino argentino

Cintia Percivati en Baltzola

Cintia Percivati ha encadenado White Zombie 8c en la cueva de Baltzola, en Dima (Euskadi). La importancia mediática del rotpunkt puede sonar trivial en los tiempos que corren, cuando parece que ya nada por debajo del 9a+ o 9b es noticia, pero la ascensión de Percivati es especial. Lo es porque supone el primer 8c encadenado por una escaladora argentina.

La escaladora de Buenos Aires, conocida cariñosamente como “La Hormiga”, vive en Patagonia y empezó a escalar a los 18 años. Sus inicios fueron en la escalada tradicional, aunque pronto descubrió la deportiva y el boulder, y decidió apostar por la polivalencia.

La porteña explica: “Durante 10 años me dediqué al andinismo, haciendo grandes ascensiones al Fitz Roy o Cerro Torre, entre otros. Paralelamente viajé por todo el mundo conociendo distintas escuelas de escalada, tanto lugares de grandes paredes como escuelas de deportiva. Visité España reiteredas veces, donde crecí enormemente en la deportiva, logrando elevar el máximo grado femenino de Argentina hasta el 8a a vista”.

Cintia Percivati escaladora argentina
Cintia Percivati hace historia con ‘White Zombie’ 8c. Foto / Col. Cintia Percivati

White Zombie, primer 8c femenino para una argentina

White Zombie fue el primer 8c a vista en la historia de la escalada. Lo consiguió Yuji Hirayama el 5 de octubre de 2004. Es una de las vías más populares de Baltzola y hoy en día sigue siendo objeto de deseo para muchos escaladores y escaladoras.

Así explica Percivati cómo llegó hasta Baltzola: “De nuevo en España, durante el primer mes logré hacer varios 8b y dos 8b+, así que me propuse probar algún 8c. Estaba solo a un paso… Surgió la posibilidad de ir al País Vasco con mi amigo David Martínez “el flaco” y fue él quien me recomendó probar White Zombie. Al llegar a Baltzola me metí directamente en la vía”.

“En un golpe de inspiración de repente estaba en la cadena”

No le duró mucho el proyecto a “La Hormiga”: “El primer día solo alcancé a probarla y a sacarle bien todos los pasos. El segundo día hice un pegue increíble, cayendo bastante arriba y viendo que la tenia más cerca de lo esperado. Al tercer día, sin pensar en nada más que escalar fluido, disfrutando de la vía, conecté con la roca. En un golpe de inspiración de repente estaba en la cadena. Me invadió la emoción al comprender que los sueños son posibles si te los propones”.

Jonathan Siegrist: “Sabía que podía encadenar ‘La Planta de Shiva’ 9b”

Jonathan Siegrist en La Planta de Shiva 9b

Jonathan Siegrist se apuntó La Planta de Shiva 9b, en Villanueva del Rosario (Málaga), el pasado 4 de mayo, cuando pudo “encontrar algún tipo de camino intermedio que equilibrase las emociones de querer algo con una intensidad tan abrumadora y también, de alguna manera, encontrar la fuerza para olvidarse de todo y liberarse de la presión”. Ha sido su segundo 9b después de Jumbo Love.

Hasta el momento, la de Siegrist es la cuarta ascensión de una ruta equipada por Manuel del Castillo. La primera ascensión fue para Adam Ondra en 2011, la repitió Jakob Schubert en 2016 y un año después llegó la primera ascensión femenina de Angy Eiter  —lo que también supuso el primer y único 9b que haya escalado una mujer—.

Entrevista con Jonathan Siegrist tras encadenar La Planta de Shiva

Hablamos con Jonathan Siegrist después del rotpunkt.

¿Es tu primera vez en Andalucía? ¿Qué opinas de esta región española y cuáles son las cosas que tú, como estadounidense, consideras peculiares o más bien distintivas?

¡Sí, es la primera vez que vengo! Me encanta estar aquí. La vida es muy sencilla, hay mucho que hacer en los días de descanso, muchas ciudades hermosas que explorar. Estoy muy contento de haber realizado este viaje finalmente. Honestamente creo que nada es muy peculiar. Quizás sea simplemente que siempre es necesario hacer algún ajuste para acostumbrarse a los horarios de apertura de las tiendas y comercios.

¿Has viajado con amigos desde los Estados Unidos?

Sí, vine con algunos buenos amigos. Con Dustin y su esposa Liz, de Wyoming, además de algunos de mis mejores amigos de Colorado, Seth y Neely. Está resultando un grupo muy divertido.

¿Cuánto tiempo estarás en Andalucía?

Llegué hace poco más de tres semanas y todavía me quedan unas dos más.

Has ido directamente a Villanueva del Rosario, pero ¿has visitado alguna otra zona de escalada desde que llegaste a España?

Ninguna otra. ¡Me fui directo a la cueva de Chilam!

¿Cómo describirías tus primeras sensaciones al acercarte a la cueva?

¡Wow!, es enorme y hermosa. Hay líneas de columnetas por todas partes, allá donde mires. Las vistas desde la cueva también son increíbles. Me impresionó mucho la primera vez que escalamos allí, especialmente por la calidad de la roca, que es una de las mejores que he tocado.

https://www.instagram.com/p/BxD0pODgvdQ/

Acabas de encadenar La Planta de Shiva. ¡¡Felicidades!! ¿Viniste con esa ruta en particular ya en mente?

¡Gracias! Sí, claro. Llegué a Andalucía con el propósito principal de escalar esta vía.

¿Cómo te preparaste? ¿Fue tu último gran encadenamiento en USA, All You Can Eat 9a+, un buen entrenamiento o es un estilo totalmente diferente?

Me preparé escalando mucho en roca en proyectos duros y también entrenando mis dedos tanto como pude. All You Can Eat es similar porque no tiene reposos y es muy resistente, pero también es totalmente diferente porque desploma mucho, incluso más que La Planta de Shiva, y las presas son en líneas generales muy buenas.

¿Cómo fue el proceso desde el primer tiento hasta el pegue bueno? ¿Fuiste capaz de entender los movimientos, hacerlos todos y/o unir secuencias rápidamente?

Escuché que Angela Eiter primero atacó el segundo largo en particular. Esto me pareció una gran idea, así que al principio gasté mucha energía trabajando cómo iban los pasos y uniendo las secuencias del segundo largo. Al llegar a esta vía no tenía información alguna de los movimientos o secuencias y, puesto que tiene muchísimos detalles, me llevó bastante tiempo descubrirlo todo. Los movimientos en general no son tan difíciles para una ruta 9b, simplemente es la incesante resistencia de la vía lo que la hace tan especial y tan difícil.

Entonces, ¿cuál fue para ti la parte más dura y cuál crees que fue la clave para encadenarla?

Después de un par de semanas me sentí bastante seguro de mí mismo en el segundo largo, pero tratar de descansar en la cadena del primer largo (no es que sea un gran reposo) y luego meterte en las regletas me llevó un tiempo. Para mí, la clave, como parece que es lo que siempre ocurre, fue relajar mi mente y dar lo mejor de mí en cada intento sin expectativas. Sabía que la ruta era posible para mí desde el principio, pero también sé por experiencia que cualquier cosa puede suceder y que solo porque me sienta seguro no significa que vaya a encadenar.

En vías como ésta es muy importante encontrar una manera de liberarte de haber comprendido que puedes tener éxito y concentrarte en esforzarte al máximo. Ayuda el estar con buenos amigos y mantener una actitud liviana y relajada en el sector.

O sea que tuviste claro durante todo el proceso que la encadenarías.

¡Sabía que algún día escalaría la vía, pero no tenía idea de cuándo! Este viaje, el año que viene, o dentro de una década…

¿Has probado o encadenado alguna otra vía antes o después de este proyecto?

Sólo algunas de las más fáciles, que también son muy buenas. Pero sobre todo me centré en La Planta de Shiva.

¿Piensas probar alguna otra vía allí o tal vez en otra parte de Andalucía o España? ¿Quizás Chilam Balam?

Hay otras vías muy buenas en la Cueva de Chilam que no puedo esperar a probar, pero Chilam Balam, por increíble que parezca, tiene demasiada escalada de rodillas para mi gusto.

En una entrevista que te hicimos mencionaste que eres “pescatariano”. ¿Hasta la fecha has vencido la tentación de probar el jamón ibérico? 

¡¡Jajaja! Nada de jamón, pero muchas y muchas sardinas. Me encantan. Las sardinas fritas en la playa son bastante difíciles de superar.

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Dani Fuertes, un high-class de la escalada

Dani Fuertes sonriendo

La vida de los humanos, como la de cualquier ser vivo, puede reducirse en esencia a nacer, crecer, reproducirse y morir; con la diferencia de que se nos supone inteligentes y podemos alterar la forma natural de algunas de estas etapas.

En este sentido, me he dado cuenta que entre el colectivo de escaladores la perpetuación de la especie es, por decirlo de alguna manera, más bien exigua.

Sin embargo, ¡oh, sorpresa!. Estamos de enhorabuena. ¡No todo está perdido! Los genes de los más “monos” perdurarán, puesto que varios miembros del equipo de La Sportiva se pusieron en los últimos tiempos manos a la obra para vencer las estadísticas del invierno demográfico estatal y consiguieron que varios retoños fueran alumbrados el año pasado.

Siguiendo con la saga que empecé hace unas semanas con la entrevista a Ander Lasagabaster, ahora he dirigido el cuestionario de “papis lolo escaladores” a uno de esos que da gusto contemplar cuando escalan, porque hacen que lo duro parezca fácil… y sin despeinarse. En definitiva, uno de los tíos con más clase subiéndose por las paredes: Daniel Fuertes y su pareja, Silvia Borgoño.

Al tener, digamos, la vida resuelta, tienes una estabilidad a nivel laboral y sentimental que hace que te puedas dedicar plenamente a lo que te apasiona y tener el apoyo de tu familia hace que sea muy fácil y gratificante”

 

¿Nos puedes hacer un pequeño resumen de cómo y cuándo empezaste a escalar? ¿Cuáles han sido tus hitos deportivos desde entonces? 

Dani: Empecé a escalar con mis padres y mi hermano un 12 de Octubre de 1994. ¡Subimos la vía normal al Mallo Firé en Riglos y desde entonces no he parado! Los dos primeros años fueron entre Riglos y Morata, escuelas cercanas a Zaragoza. 

Entonces llegó un cambio importante. Primeros séptimos y octavos, descubrimiento de los plafones para entrenar, competiciones, patrocinadores… Digamos que ese año, en 1996, empezó mi carrera como deportista. Desde ahí hasta ahora, muchas vías, viajes, tapias, competiciones, amigos, pareja, horas de entrenamiento (no muchas), proyectos, ilusiones, decepciones, …

En definitiva, una vida llena de pasión por la escalada que continúa intacta con el paso de los años y en la que espero llegar a la edad de los “BTR” de la misma manera.

¿Siempre quisiste tener hijos o simplemente ocurrió?

Dani: La verdad es que siempre quise tener hijos antes de los 30, pero, por circunstancias de la vida ha llegado más tarde. Además, y no me preguntes por qué, siempre he sabido que iba a ser una chica.

¿Crees que ayudó el hecho de que tu pareja también escale?

Dani: Por supuesto que ayudó. Cuando tienes una persona al lado que ve la vida de la misma manera que tú todo es más fácil.

¿Con cuántos años os habéis estrenado de padres con África?

Dani: 38, ¡jaja!

Dani Fuertes - 'Olympia' I
Dani apretando fuerte la regleta de derechas y “bicicleteando” para alcanzar unalateral en su inesperado a vista al 8b de ‘Olympia’ al poco de nacer su hija. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Tener un hijo implica muchas horas de atención, sobre todo durante los primeros meses. ¿Tuviste alguna inquietud acerca de cómo esto iba a afectar tu carrera como escalador pro?

Dani: ¿¿Escalador pro?? No sé yo… Sí, tenía claro que al principio iba a salir menos a escalar y, en consecuencia, iba a entrenar más, cosa que nunca me ha gustado mucho. Me refiero a salir menos entre semana, porque los fines de semana seguimos saliendo casi todos desde que África tenía tres semanas y estamos encantados. Si tienes ganas no es tan complicado.

¿Tuvisteis, tú y especialmente tu pareja, alguna referencia de alguien que ya hubiera pasado por ello y que os sirviera para resolver dudas?

Dani: ¡Claro que sí!. Tenemos muchos amigos que ya fueron padres y nos hemos fijado mucho en ellos. Sobre todo en los que tienen nuestra misma visión de la vida y la paternidad, porque hay casos de todo tipo, ya sabes, ¡depende a quién le preguntes puede ser blanco o negro!

Silvia: Me cansé de buscar páginas y documentos relacionados con el embarazo y la posterior maternidad y la escalada. Hay muy poquitas referencias. Sí que me ayudó mucho hablar con Tere Troya, a la que pedí consejo en varias ocasiones. Compartir experiencias con alguien que ya ha pasado por eso y que ve la vida como tú es genial. De repente solo ves los aspectos más positivos de la situación y eso es muy importante. 

¿Cómo fue el embarazo? ¿Hasta qué momento de la gestación pudiste seguir escalando y cómo lo hacías? 

Silvia: Tuvimos muy buen embarazo. Prácticamente no tuve ningún problema durante los nueve meses y pude escalar en roca hasta el sexto mes y entrenar hasta el séptimo. Los dos últimos meses los médicos nos recomendaron tomarnos la cosa con calma. 

Desde el principio decidimos que lo mejor sería escalar en polea. Yo me sentía más tranquila así y el cuerpo poco a poco me fue indicando la dificultad a probar. Escalé el tiempo que pude llevar arnés normal. A partir del séptimo mes necesitaba arnés integral y, aunque probé con uno, no me sentí nada cómoda ni me gustó la experiencia, así que hasta ahí llegó mi escalada en roca. 

Sí que continué visitando el plafón para tocar un poco de resina, que mentalmente siempre ayuda. El cuerpo es sabio y es muy importante hacerle caso. Él es quien me fue marcando las pautas.

¿Cómo puede el hombre ayudar en todo este proceso?

Dani: Cuidándola, animándola, escuchándola, entendiéndola y, sobre todo, apoyándola. Hay que entender que ellas sufren un gran cambio físico y hormonal. Sobre todo si están muy motivadas con un deporte, es duro para ellas.

Silvia Borgoño
Silvia Borgoño volando en su proyecto del año anterior a convertirse en mamá, un 8a de la Gran Bóveda de Rodellar. Foto / Ignacio Sandoval Burón

¿Y los médicos? ¿Se pusieron pesados para que no escalaras?

Silvia: No. Nuestro médico insistió mucho en que no estaba enferma y que podía llevar una vida totalmente normal. Cuando le expliqué cómo era mi vida “normal” se echó las manos a la cabeza y luego me dijo que tuviera sentido común.

“Uno de los mayores peligros que veo a pie de vía es el tema de los perros

Para una madre, los cambios biológicos son más que evidentes. ¿Cómo los fuiste viviendo y, sobre todo, cómo recobraste la forma y el físico tras dar a luz?

Silvia: El embarazo lo viví bien. Es verdad que nuestro cuerpo sufre un cambio muy traumático en relativamente poco tiempo y cuesta verte cambiar. Pasas en tres meses de sentirte en forma, motivada y deportivamente a tope, a ver como tu cuerpo cambia, tus prioridades cambian y tu forma de ver la vida también. Pero me gustó mucho el proceso y pude disfrutarlo al máximo. 

En mi caso fue más duro después. Tenía en la cabeza dar a luz y enseguida estar otra vez a tope y recuperada. Todo requiere su tiempo. Los primeros días tras el parto estaba muy molesta y únicamente salía a pasear. Eso sí, ¡todos los días!. Y luego empecé a hacer hipopresivos y ejercicios de Kegel para recuperar la faja abdominal y el suelo pélvico lo más rápido posible. Esto es fundamental para empezar a entrenar a tope. Mientras tanto iba haciendo vías fáciles de segunda para quitarme el mono y tocar algo de roca. 

En cuatro meses estaba totalmente recuperada y había empezado a entrenar con normalidad. Lo de coger la forma ya es un trabajo diario porque jamás imaginé que algún día podría estar tan en el pozo… ¡jajaja!

¿Qué es lo más difícil a la hora de mantener el equilibrio entre los hijos, el trabajo y seguir apretando?

Silvia: Para mí lo más difícil está siendo separarme de África. Son unos meses tan intensos y ser padres nos absorbe tanto, que pasan los días sin separarte de ella y no nos damos cuenta de que la vida sigue alrededor. 

Cuesta más sacar tiempo para entrenar y, cuando lo consigues, estás tan cansada que no tienes ganas. Pero siempre tengo muy presente mi meta, y es que quiero volver a sentirme en forma y tener mis proyectos en mente, pasar la semana entrenando y pensando en el proyecto que me espera el fin de semana. Teniendo esto claro, es mucho más fácil vencer la pereza e ir al plafón. 

¡Estoy disfrutando mucho de hacer lo que más me gusta y tener a mis dos chicos a pie de vía!

Dani - 'Buenas Sensaciones'
Dani Fuertes en los últimos movimientos duros de ‘Buenas Sensaciones’ 8b+/c, en La Gran Bóveda. Foto / Ignacio Sandoval Burón

¿Ya os habéis llevado a África con vosotros a escalar? ¿Cómo os organizáis? ¿Cuál es la intendencia extra necesaria para ir con niños a la montaña?

Silvia: África ha salido con nosotros desde el principio. Cuando tenía tres semanas salimos por primera vez y a partir de ahí fue un no parar. Mochilas llenas de cosas (juguetes, hamaca, mantas, pañales) y ¡a escalar! 

Siempre buscamos sectores cómodos, con buen pie de vía y vías para los dos en el mismo lugar. Así es más fácil. Y, una vez en el sector, hacemos lo que podemos… ¡jaja!. Hay días en que África ha estado feliz y tranquila y hemos podido escalar bastante, y en cambio otros, que los pasamos jugando con ella y únicamente hacemos un largo. En cualquier caso, es maravilloso poder estar los tres en el sector y compartir vida. No lo cambiaría por nada.

¿Cuál es el mayor de los peligros y miedos que como padres afrontáis cuando os los lleváis a escalar?

Dani: En mi opinión, uno de los mayores peligros que veo a pie de vía es el tema de los perros. Parece que hay un boom de estos animales. Los sectores están llenos de perros sueltos y dueños que se desentienden de ellos. No se dan cuenta de que puede haber niños pequeños, lo cual es un peligro bastante grande. Esto me pone muy nervioso, la verdad.

Desde vuestra experiencia como padres primerizos, ¿tenéis algún consejo para aquellos escaladores que estén pensando en tener hijos o ya sean padres?

Silvia: Cada familia es un mundo y hasta que no vives tu propia experiencia no te das cuenta de lo que necesitas o lo que te va mejor o peor. En nuestro caso, sí que podemos decir que salimos a escalar exactamente lo mismo que antes y nuestra vida en ese sentido no ha cambiado. El único cambio es que ahora queremos rentabilizar al máximo cada pegue.

¿Habéis pensado qué estrategias emplearéis para que África no aborrezca la escalada?

Dani: La verdad es que no conozco a nadie que lleve saliendo al monte con sus padres desde que era un niño y haya terminado aborreciéndolo. Así que creo que no pasará. Por supuesto, nos preocuparemos de que pueda estar con otros niños, que haga amistades en este mundo y que a la larga sea ella la que nos diga que quiere salir.

La verdad es que no conozco a nadie que lleve saliendo al monte con sus padres desde que era un niño y haya terminado aborreciéndolo

¿Qué ocurriría si la opción vital de vuestra hija torna por unos derroteros muy distintos? ¿Estáis preparados, por ejemplo, para llevarla al partido de fútbol o baloncesto cada domingo en vez de ir a escalar?

Silvia: Tampoco lo pensamos mucho. El momento que nos toca vivir ahora va a ser disfrutando de la montaña y cuando ella empiece a tomar sus propias decisiones la animaremos y acompañaremos en cada proyecto o actividad que elija. En la vida hay tiempo para todo y seguro que podemos llegar a acuerdos que nos gusten a los tres.

La familia
La familia, Silvia, Dani y África, en una de sus últimas “excursiones” al monte. Foto / Daniel Fuertes Ollé.

Llevas muchos años de bombero en Zaragoza y también patrocinado. ¿Te planteaste alguna vez pedir una licencia de larga duración y vivir exclusivamente de la escalada? 

Dani: No me lo he planteado porque vivimos en España. No te voy a negar que me encantaría porque yo vivo por y para escalar y, aunque mi trabajo me encanta y no lo cambiaría por nada, trabajo para poder escalar. Así que si mi trabajo fuera escalar no habría nada más perfecto para mí.

Lo que pasa es que en España es muy difícil. Las marcas apoyan, sí, pero rara vez lo hacen económicamente y apuestan por la forma de vida de un escalador. En Estados Unidos es diferente. Espero que las futuras generaciones lo tengan más fácil en este sentido.

¿Cómo ha evolucionado tu relación con los patrocinadores? ¿Han seguido apoyándote durante el embarazo y meses posteriores? 

Dani: La verdad es que me han apoyado igual. No ha influido para nada el tema del embarazo. Creo que tengo la suerte de que los patrocinadores que me apoyan lo hacen, en gran medida, por lo que soy como escalador y lo que transmito a los demás. 

Llevas muchos años apoyado por La Sportiva y habrás probado todos, o casi todos, los modelos de sus pies de gato, pero parece que sueles decantarte por los Python. ¿Son tus favoritos?

Dani: La verdad es que sí,  es uno de los modelos que más he utilizado hasta ahora. Recientemente mi relación con La Sportiva ha finalizado. He hecho todo lo posible para poder seguir colaborando con ellos, pero por políticas de empresa ha sido imposible que nuestra relación continúe, al menos por el momento. 

Siguiendo con tu pregunta, me gustan mucho los pies de gato blandos con los que puedas sentir muy bien la roca. Además, tienen el mejor talón de todos sus modelos, que es una cosa muy importante para mí y mi estilo como escalador. 

Dani Fuertes - 'Olympia' II
Otra toma en ‘Olympia’, el 8b equipado por Miguel Navarro en Surgencia que dos de los participantes, Silvio Reffo y el propio Dani, consiguieron hacer al flash durante el Festival de La Sportiva de 2018. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Esta primavera/verano saldrá el nuevo modelo reversionado de los Python. ¿Has tenido la oportunidad de probarlos?

Dani: No los he podido probar todavía. Me habría encantado. Por lo visto han cambiado el talón. A ver cómo van porque era difícil mejorar esa parte.

Aparte de éstos, ¿qué otros modelos te llevas siempre para un viaje de escalada y por qué?

Suelo escalar mucho con los Solution porque la mitad delantera del pie de gato es buenísima. Van muy bien en muros desplomados y en agujeros. Para las tapias y placas suelo utilizar el Miura, por rigidez, canteo y comodidad.

“Vivo por y para escalar y, aunque mi trabajo me encanta y no lo cambiaría por nada, trabajo para poder escalar

En el último La Sportiva Rodellar Climbing Festival te vimos muy involucrado dando ideas para la mejora de un nuevo producto de la marca, las rodilleras. ¿Qué aportarán éstas que mejore las ya existentes en el mercado?

Dani: Yo escalo mucho utilizando las rodillas y llevo dos años trabajando en un prototipo de rodillera con Álvaro, un amigo mío de Zaragoza. Vi que las ya existentes tenían algunas carencias que hemos mejorado. Cogimos las partes buenas de las ya existentes e introdujimos unas ideas que han resultado funcionar muy bien.

El año pasado Pietro dal Prà, responsable de La Sportiva en Italia, vio este prototipo y le gustó mucho. Desde entonces hemos estado trabajando juntos en el desarrollo de estas rodilleras. A ver como termina la cosa. Tengo ganas de ver el resultado final. Álvaro y yo llegamos a hacer cuatro evoluciones. A ver la definitiva cómo queda.

¿Mantienes la misma motivación de cuando eras más joven? 

Dani: ¡La misma o más! Al tener, digamos, la vida resuelta, tienes una estabilidad a nivel laboral y sentimental que hace que te puedas dedicar plenamente a lo que te apasiona. Tener el apoyo de tu familia hace que sea muy fácil y gratificante. Así que imagínate… En mi cabeza sólo hay vías que quiero hacer.

Y, ¿entrenando? ¿Ha conseguido Kymy de la Peña hacer algo contigo o todo ha sido en balde?

Dani: Claro que han habido resultados. Sobre todo en el core, tema muy importante en los escaladores. La verdad es que entrenar con Kymy es muy gratificante. Se obtienen buenos resultados y son sesiones muy amenas con ejercicios innovadores. Se lo recomiendo a todo el mundo.

Dani Fuertes - 'Olympia' III
Otra más con Dani más arriba en ‘Olympia’. Foto / Ignacio Sandoval Burón

¿Qué tal el nivel de rendimiento desde el nacimiento de tu hija? ¿Sigues tachando grados semejantes?

Dani: La verdad es que ahora mismo no tengo ningún proyecto cerca. Hemos estado unos meses adaptándonos y, a causa de unas lesiones que ha tenido Silvia, hemos estado saliendo menos. Así que mucho KymyCoach y conociendo sitios nuevos. A ver si esta primavera nos centramos que ya tenemos ganas.

¿Planes para este año?

Dani: Los mismos que todos los años. Escalar todo lo que pueda, equipar, viajar… Algún proyecto de varios largos hay por ahí, alguna vía dura en Bielsa o Rodellar, un viajecito a finales de año. Ya veremos…

Si tuvieras una máquina del tiempo, ¿habría algo por lo que querrías volver atrás para cambiarlo?

Dani: La verdad es que no. Intento vivir la vida haciendo lo que realmente me gusta y me apetece en cada momento. Lo único que quiero es no llegar a viejo y arrepentirme por algo que no hice o no visité. Bueno, pensándolo bien… Me habría encantado ir al concierto que dio Michael Jackson en Zaragoza. Eso sí lo haría.

“Tengo la suerte de que los patrocinadores que me apoyan lo hacen, en gran medida, por lo que soy como escalador y lo que transmito a los demás

¿Os atrevéis con una lista de las 10 canciones que más os gusten ahora mismo? 

Silvia: Estas son las canciones que nos llevamos siempre de viaje. Yo soy la que pincha.

Dani descansando y recordando los moves
Dani echando un ojo a su proyecto del día mientras descansa. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Preguntas rápidas a Dani Fuertes

Edad: 38.

Altura: 169 cm.

Envergadura: 165 cm.

Peso: 57-58 kg.

Zona de escalada favorita: Red River Gorge, Céüse, Siurana, Rodellar. 

Lugar que querrías visitar: Yosemite.

Comida preferida: Cous cous, arroces y chocolate.

Ideas políticas: Siempre me ha interesado mucho la política, pero la verdad es que estoy bastante desilusionado en este momento. Los nuevos partidos me han defraudado en cierta manera. Pero, vamos, digamos que podría ser zurdo.

¿Religioso / espiritual? Jedi.

Películas que recomendarías: Star Wars, Million Dollar Baby, El código Da Vinci, The Goonies, …

Libros que regalarías: Push, la biografía de Tommy Caldwell.

Referentes en la escalada y/o en la vida: Cualquier persona que haga de su pasión su forma de vivir, ya sea deportista, médico, etc.

Puntos fuertes escalando: Todo lo que requiera no hacer fuerza.

¿Y los débiles?: Todos los demás. No, en serio, tengo muchos pero el más limitante podría ser la fuerza.

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Ander Lasagabaster, el que puede con todo

Lasagabaster en Baltzola

La vida de los humanos, como la de cualquier ser vivo, puede reducirse en esencia a nacer, crecer, reproducirse y morir; con la diferencia de que se nos supone inteligentes y podemos alterar la forma natural de algunas de estas etapas. 

En este sentido, vengo dándome cuenta de que en el colectivo de escaladores la perpetuación de la especie es, por decirlo de alguna manera, más bien exigua…

Sin embargo, ¡oh, sorpresa!. Estamos de enhorabuena. ¡¡No todo está perdido!! Los genes de los más “monos” perdurarán, puesto que varios miembros del equipo de La Sportiva se pusieron en los últimos tiempos manos a la obra para vencer las estadísticas del invierno demográfico estatal y consiguieron que varios retoños fueran alumbrados el año pasado. 

Entre ellos está Ander Lasagabaster, personaje del que ya conocíamos una supuesta sacrificada vida laboral que no debía de ser para tanto porque, continuando con su tradición familiar, propició un embarazo y alumbramiento gemelar que ahora sí que le ha puesto difícil la “conciliación escalatoria”… Hablamos con Ander y con su mujer, Leire, para saber cómo les va. 

“Es posible compaginar la paternidad con la escalada. Además, es muy gratificante. La clave está en disfrutarlo y ser capaz de evolucionar y adaptarse al cambio”

Haznos un pequeño resumen de cómo y cuándo comenzaste a escalar. 

Empecé en una escuela pequeña al lado de casa que se llama Eraña con mi cuadrilla de toda la vida (nos llamaban “Los Kamikazes de Eraña”). Eran otros tiempos, en plan aventura.

¿Siempre quisiste tener hijos o simplemente ocurrió?

Siempre he querido tener hijos. La verdad es que me apetecía mucho la faceta de padre, saber cómo sería la experiencia y completar el ciclo de mi vida de esta manera. Aunque no voy a negar que la responsabilidad que adquieres desde que tu mujer se queda embarazada da un poco de vértigo. Ni qué decir cuando nace, en este caso… nacen ¡jejeje!. 

De todas formas, yo siempre decía que con uno me conformaba. Leire tres… Y, de momento, me va ganando.

¿Tu pareja escala también? ¿Era un aliciente o un freno cuando pensábais en tener niños?

El que ella no escale a mi nivel nunca ha sido un freno en ningún sentido. Nos hemos acoplado muy bien porque compaginamos la escalada con otras muchas aficiones y facetas que tenemos en común. Ella hace sus pinitos en boulder, la cuerda ya la ha dejado… El no poderle dedicar mucho tiempo hace que el vértigo le pueda. Pero le gusta acompañarme y disfrutar de los lugares que nos ofrecen los viajes de escalada. Además, es mi fotógrafa profesional. 

En cuanto a los hijos, que ella no sea escaladora a veces me ha puesto las cosas más sencillas. Ir con gemelos recién nacidos a pie de vía igual no te deja concentrarte tanto. Hasta ahora he podido ir menos que antes a escalar, pero las veces que he ido he podido abstraerme de ello y centrarme solo en escalar.

Ander en 'SuperNuska', Baltzola
Ander afrontando los primeros tramos de ‘SuperNuska’, ¿9a+? en Baltzola. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Habéis entrado en el mundo de la paternidad por la puerta grande. Dos del tirón y además niño y niña. ¿Con cuántos años os habéis estrenado de padres de Aetz e Izar?

La verdad es que en mi familia siempre bromeaban con la idea de que yo o mi hermana tuviéramos dos, ya que en la familia tenemos antecedentes, pero nunca lo imaginé. No se me olvidará la risa floja que le entró a Leire cuando nos lo dijeron y la cara de susto (más bien pálida) que me dijo la ginecóloga que yo tenía, ¡¡jaja!!. 

Es duro, no lo vamos a negar, pero está siendo muy gratificante. Verles a ellos, su complicidad, hace que veamos que es un regalo para toda la vida. Leire 35 y yo 37.

“Siempre he tenido claro que era mi pasión, pero que no viviría de ello. En España es algo muy complicado y sólo los mejores lo consiguen”

Cuando uno tiene un hijo supongo se es consciente de que le llevará una buena cantidad de tiempo, sobre todo durante los primeros meses. ¿Tuviste alguna inquietud antes de concebir, durante o tras el alumbramiento acerca de cómo esto iba a afectar tu carrera como escalador pro?

Cuando sabes que vas a ser padre siempre te haces muchas preguntas y ésta ha sido sin duda una de ellas. 

Al nacer, al inicio, todo era más fácil, los primeros meses, porque dormían mucho durante el día y era sencillo planificar las horas. Con el tiempo, ellos van cambiando sus hábitos y horarios y hasta que no maduran un poco no vuelves a tener claridad de cómo son y sus rutinas para poder organizarte. 

Ahora mismo, vuelve a ser más fácil esta planificación, por lo que vuelvo a estar muy motivado —aunque nunca la he perdido, solo que he tenido que amoldar el ritmo—.

¿Tuvísteis, tú y especialmente tu pareja, Leire, alguna referencia, algún apoyo de alguna otra mujer o pareja que ya hubiera pasado por ello y que os sirviera para resolver dudas?

Sin duda. Al principio unos amigos escaladores de Donosti nos ayudaron mucho y reconfortaron, ya que también tuvieron mellizos unos meses antes. Cualquier ayuda viene bien cuando eres primerizo, y sobre todo de mellizos. También tenemos una pareja en nuestro barrio que aún hoy nos apoyan mucho.

Ander reposando en 'SuperNuska'
Primer reposo de la vía, sin haber entrado en el techo. Foto / Ignacio Sandoval Burón

¿Cómo fue el embarazo? 

La verdad es que el embarazo fue muy bien. Leire estuvo muy activa hasta unos meses antes. Obviamente, al ser dos, después prefirió descansar y tomar todo con calma para aguantar el máximo posible, que suele ser uno de los problemas en este tipo de embarazos gemelares. ¡No nos podemos quejar!.

¿Cómo puede el hombre ayudar en todo este proceso?

Apoyándole en los momentos de dudas, compartiendo inquietudes y disfrutando del proceso de cambio, que es muy bonito. 

Leire, para una madre los cambios biológicos son más que evidentes. ¿Cómo los fuiste viviendo y, sobre todo, cómo recobraste la forma y el físico tras dar a luz?

Tuve la suerte de que, creo que por tema de genética, mi cuerpo se comportó muy bien. Sólo engordé de tripa y me sentía muy ágil hasta dos meses antes del parto. Iba a nadar mucho, a pasear, etc.

El parto fue natural y muy bueno, y eso ayuda muchísimo en la recuperación. Desde entonces, en casi 12 meses, no he podido hacer mucho deporte porque el día a día es frenético, pero el desgaste de la lactancia y el cuidar de dos bebés hizo que en muy pocas semanas estuviera bien.

Familia Lasaga de Carnavales en Aretxabaleta
La familia de Carnavales en Aretxabaleta. Don Pantuflo (Ander) con Zipi (Izar) y Doña Jaimita (Leire) con Zape (Aetz). Foto / Ander Lasagabaster

¿Qué es lo más difícil a la hora de mantener el equilibrio entre los hijos, el trabajo y seguir apretando?

Sobre todo el descanso. Es muy importante poder descansar por las noches sobre todo y no siempre ha sido fácil en nuestro caso, ya que Aetz es un poco guerrero. Además, es importante que los dos tengamos nuestro tiempo para nosotros, y cuando tienes dos a la vez no es siempre fácil porque siempre necesitas ayuda.

“Poco a poco y con mucho sacrificio he ido tachando algunas vías duras, incluso una FA de un 8c+/9a que he podido dedicarle a mis hijos”

¿Ya os habéis llevado a los bebés al monte? ¿A trepar o sólo a dar un paseo? Supongo que haciendo boulder todo es más fácil, pero tú que eres más de vías, ¿cómo os habéis apañado?. ¿Cuál es la intendencia extra necesaria para ir con ellos al monte?

De momento fuimos en verano a Rodellar siendo muy pequeños, y por aquí cerca a Araotz. El tener poco tiempo ha hecho que las escapadas las haya hecho yo (Ander). A pasear más veces. Poco a poco iremos yendo más, ya que es más sencillo con ellos ahora que han crecido un poco. ¿Intendencia?. Ya el carro solo es casi un 4×4 y a eso súmale todo por duplicado (hamacas, manta, comida, juguetes…) ¡La casa a cuestas!

¿Cuál es el mayor de los peligros y miedos que como padres afrontáis cuando os los lleváis a escalar?

Siempre me ha dado miedo la caída de rocas a pie de vía. Y ahora que la personalidad de mis hijos se va viendo… Aprovecho la entrevista para que alguien me recomiende un buen casco. ¡No paran!. Lo exploran todo y son muy inquietos.

Ander en medio del techo de 'Supernuska'
Saliendo de un reposo de rodillas sin manos en mitad del techo de ‘Supernuska’. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Desde vuestra experiencia como padres primerizos, ¿tenéis algún consejo para aquellos escaladores que estén pensando en tener hijos o ya los tengan?

Que se tomen las cosas con calma, que obviamente cambia pero, que todo pasa (y más rápido de lo que uno piensa) y es posible compaginar la paternidad con la escalada. Además, es muy gratificante. La clave está en disfrutarlo y ser capaz de evolucionar y adaptarse al cambio.

Seguro que seguiréis queriendo ir a escalar todo lo que podáis. ¿Habéis pensado qué estrategias emplearéis para que no acaben aborreciéndolo?

En este caso tenemos suerte porque tenemos también otros hobbies. No al mismo nivel, pero no creemos que vayan a odiarlo. Los viajes y el compartir con amigos, seguro que les hace ver la escalada como algo divertido. Luego que ellos mismos elijan y decidan.

¿Qué ocurriría si la opción vital de los peques torna por unos derroteros muy distintos? ¿Estáis preparados para, por ejemplo, llevarles al partido de fútbol o baloncesto cada domingo en vez de ir al monte?

Claro que sí. La semana tiene muchos días. Leire jugaba al baloncesto y yo al fútbol, así que…

Llevas muchos años en un trabajo físico en Oñati (Euskadi) y algunos menos esponsorizado. ¿Te planteaste alguna vez intentar vivir exclusivamente de la escalada? 

Nunca he pensado en ello. Siempre he tenido claro que era mi pasión, pero que no viviría de ello. En España es algo muy complicado y solo los mejores lo consiguen. Yo estoy más que satisfecho con lo que he conseguido y en el apoyo que recibo de las marcas que me esponsorizan.

“La motivación sigue a tope, aunque hay que amoldarse al día a día y lo que conlleva el ir haciéndose mayor y tener más responsabilidades”

Ander chapando en 'SuperNuska'
Chapando antes de salir del techo a la sección dura de regletas. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Supongo que a nivel de rendimiento tener unos niños de tan corta edad se nota. ¿Cómo lo llevas hasta ahora, sigues tachando grados semejantes o has bajado algo?

Ha sido algo más irregular, pero poco a poco y con mucho sacrificio he ido tachando algunas vías duras, incluso una FA de un 8c+/9a que he podido dedicarle a mis hijos. Este año estoy retomando un viejo proyecto que dejé justo cuando nacieron.

¿Cómo ha evolucionado tu relación con los espónsors? ¿Han seguido apoyándote en este tiempo en que has estado más liado con el embarazo?

Estoy muy contento de cómo me han tratado hasta ahora. No he podido dedicar mucho tiempo a las redes sociales ni he estado tachando con la misma asiduidad y ellos han seguido estando ahí. Creo que la clave está en que ellos no me patrocinan solo por mis logros sino por lo que soy y cómo soy. Eso gratifica aún más. 

Llevas unos cuantos años apoyado por La Sportiva y supongo que has testado todos o muchos de los modelos de sus pies de gato. ¿Cuáles son tus preferidos y para qué terreno de juego empleas cada uno de ellos? 

Mis favoritos son los Solution por su polivalencia. Me van bien en todo tipo de escaladas. Con los Otaki me siento muy a gusto en placas verticales, cuando el canteo es muy necesario. 

¿Sigues manteniendo la misma motivación de cuando eras más joven? 

La motivación sigue a tope, aunque hay que amoldarse al día a día y lo que conlleva el ir haciéndose mayor y tener más responsabilidades. Aún así, no pierdo las ganas y espero dar guerra muchos años.

“Siempre es más fácil que alguien te entrene y saque tu potencial que hacerlo uno mismo, ya que a veces corres el riesgo de pasarte de rosca o sobreentrenar’

Ander en el crux de 'SuperNuska
Afrontando el que quizás sea el ‘crux’ de la vía. Una sección de microregletas tras unos 30 metros muy físicos. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Y entrenando, ¿sacas el tiempo y la motivación suficientes? 

Desde que nacieron los pequeños he tenido que dejar de entrenar como hasta ahora, de manera específica. Poco a poco espero poder ir retomándolo. Ahora mismo, intento sacar el mayor partido al tiempo que tengo disponible. Normalmente hago bloque con la gente que está en el plafón.

Creo has pasado por varios entrenadores. ¿Qué has notado como diferente entre cada uno de ellos?

Cada maestrillo tiene su librillo y durante estos años he podido aprender de cada uno de ellos. Me han aportado diferentes cosas. La verdad es que me ha venido muy bien porque siempre es más fácil que alguien te entrene y saque tu potencial que hacerlo uno mismo, ya que a veces corres el riesgo de pasarte de rosca o sobreentrenarte. Aunque en la base todos eran similares, sí que cada uno tenía diferentes tipos de ejercicios, centrándose en métodos diferentes. 

¿Qué planes tienes para 2019?

Primero intentar conseguir escalar tres veces por semana en roca. Y después retomar un proyecto de 9a+ en Baltzola que me tiene muy motivado. Veremos cómo va la cosa. Por lo demás, ¡seguir escalando y encadenando todo lo que pueda!

Si tuvieras una máquina del tiempo, ¿habría algo por lo que querrías volver atrás para cambiarlo?

Quizá pequeñas chorradas pero, en líneas generales, soy consecuente con lo que hago y estoy satisfecho con mi vida. 

Haznos una playlist con las 10 canciones que más te motiven ahora mismo. 

Ahora mismo ni para playlist estoy. Ahora bien, la radio me mantiene al día. 

Lasagabaster asegurando en Baltzola
Ander asegurando. Foto / Ignacio Sandoval Burón

Preguntas rápidas a Ander Lasagabaster

Edad: 38 años.

Altura: 179 cm.

Envergadura: 189 cm.

Peso: 68 kg.

Zona de escalada favorita: Céüse

Lugar que querrías visitar: Kalymnos.

Comida preferida: Chuletón.

Películas que recomendarías: Seven, El Maquinista El Señor de los Anillos.

Libros que regalarías: El Principito, Obabakoak o Los Pilares de la Tierra.

Referentes en la escalada y/o en la vida: Muchos equipadores cercanos que hacen que podamos seguir escalando. Y cuando empecé a escalar quien me gustaba era Wolfgang Güllich.

Puntos fuertes escalando: Envergadura y resistencia.

¿Y los débiles?: Bloque y fuerza de dedos.

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Alberto Ginés, el futuro de las competiciones hecho presente

Alberto Ginés escalador

El cacereño Alberto Ginés López viene pisando fuerte desde muy joven, tanto en roca como en competición. A los 10 años ya encadenaba octavos, a los 11 años conseguía un 15º puesto en la competición internacional de Imst; un año más tarde tachaba su primer 8b+ con Brujería en La Muela; y en 2016, con 13, subía su listón hasta el 8c con Gesurren Erresuma, en Valdegovía.

Ya en 2017 consolidó el 8c con Welcome to Tijuana, en Rodellar, y Entre tus Piernas, en La Muela. En plástico se llevó la victoria en la Copa de Europa de dificultad juvenil y el Subcampeonato del Mundo de dificultad sub-16.

En 2018 ha igualado a Mikel Linacisoro en precocidad a la hora de alcanzar el 9a, con la vía de Jordi Pou Víctimes del Futur, en Margalef. Y en el circuito internacional… Alberto nos explica su gran temporada en las competiciones.

“Tener la oportunidad de participar en la final de una competición así, y poder competir con los escaladores que llevo admirando tantos años, es la mejor recompensa que podría tener después de muchos años de entrenamiento y viajes”

¡Enhorabuena por tu primera final de la Copa del Mundo absoluta! Creo muchos habrán visto ya el vídeo de cuando supiste entrabas en esa última ronda, pero ¿de qué estábais pendientes? ¿Dependías de resultado ajeno posterior a tu actuación o es que estabas pendiente de otra cosa y te lo comunicaron en ese momento?

Cuando bajé de la vía iba segundo, pero todavía faltaban 10 escaladores por participar, de manera que todavía podía quedar el 12º. Dependía totalmente de lo que hicieran los demás. Como es normal en la competición, algunos escaladores fallaron y al final pasé el séptimo.

¿Qué se siente? ¿Es mejor que las mariposas del enamoramiento?

Hay que tener en cuenta que ésta fue mi primera competición internacional en categoría absoluta y tener la oportunidad de participar en la final de una competición así, y poder competir con los escaladores que llevo admirando tantos años, es la mejor recompensa que podría tener después de muchos años de entrenamiento y viajes. 

Y respecto a lo de las mariposas… no tengo tanta experiencia en ese campo… jajaja.

En ese instante lo primero fue abrazarte a tu entrenador, David Macià. ¿Cuántos años hace que te lleva? 

Empezamos a entrenar juntos hace 5 años, justo en Arco.

Alberto Ginés lucha en Arco 2018
Alberto Ginés en su primera participación en una competición absoluta, en Arco 2018. Foto / Eddie Fowke

Supongo que también estaba ahí como entrenador de sus hijos, Lluc y Lau. ¿Os hace en estos casos también de coach? Es decir, ¿os indica cómo debéis calentar, comentáis estrategias para la compe, etc? 

Con Lluc y Lau he tenido siempre muy buena relación, con los años ya somos casi familia. A menudo entrenamos juntos, siempre bajo la dirección de David. En los entrenamientos siempre sigo las pautas que me marca David. Normalmente las consensuamos.

En competición me ayuda mucho que entre conmigo en la zona de aislamiento, tanto para calentar como para decidir la táctica a seguir, para afrontar las vías a flash y a vista. Cuando él no puede estar me falta un pilar fundamental.

Cuando entrenaba a Ramón y a Edu, se decía que las sesiones que programaba David eran a la antigua usanza, calidad y mucha cantidad. Dicen que ahora sigue más la tendencia de la calidad. ¿Has experimentado esa evolución?

No sé como entrenaba David con Ramón y Edu. Lo que sí te puedo decir es cómo entrenamos nosotros. Sobre todo nos centramos en escalar mucho. No hacemos mucho entrenamiento físico. Lo que sí es verdad es que siempre entrenamos para estar al 100% cada fin de semana.

“Desde enero estoy reconocido como deportista de alto nivel por el Consejo Superior de Deportes”

Por lo general, ¿cuántas sesiones tienes pautadas a la semana y de cuánto tiempo?

Normalmente hago tres sesiones de entrenamiento a la semana de 2 a 3 horas cada una. El fin de semana salimos a roca o competimos.

¿Te queda tiempo para ir a roca? ¿También te indica David cuándo has de ir, qué vías y grados probar?

Cuando voy a roca y no está él, simplemente tenemos consensuado el grado y estilo de la vía que voy a probar. Cuando está David también decidimos la mejor táctica para escalar con el mayor éxito posible cada vía.

A pesar de este último hit llevas una primavera y verano plagado de éxitos. ¿Dónde has competido esta temporada y con qué resultados? 

En Semana Santa encadené mi primer 9a, Victimes del Futur, en Margalef.

En competición he ganado el Campeonato de Europa de dificultad, he quedado segundo en la Copa de Europa de dificultad y tercero en la Copa de Europa de boulder.

Alberto Ginés en 'Víctimes del Futur' 9a
Alberto Ginés en ‘Víctimes del Futur’ 9a.   Foto / Mario Martínez Muñoz

Presumo que tienes la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. ¿Qué disciplina se te da mejor? ¿Y la peor?

La disciplina que mejor se me da es la dificultad. En bloque vamos mejorando y, por supuesto, lo más flojo es la velocidad. Teniendo en cuenta que hace un par de meses no teníamos ningún muro de velocidad en España, pues…

¿Cuentas con algún apoyo por parte de tu federación o algún organismo?

La Junta de Extremadura y la Diputación de Cáceres tienen líneas de ayuda a deportistas con participación en competiciones internacionales y nacionales. También cuento con el apoyo de la Federación extremeña y española. Desde enero estoy reconocido como deportista de alto nivel por el Consejo Superior de Deportes, que recientemente me ha concedido una beca para el C.A.R. de Sant Cugat, en Barcelona, donde entreno desde septiembre.

“La verdad es que los gatos de La Sportiva son una pasada”

Respecto a los patrocinadores, ¿quién te apoya?. ¿Algo de dinero o de momento solo material?

Todo el material me lo regala la tienda de deportes de Madrid Outdoor Sin Límite. Recientemente también La Sportiva, a los que estoy muy agradecido (a Paulino, a Miguel, a Marta, a Julio, a Cristina y a todos por tratarme siempre tan bien).

También Climbskin me regala cremas para las manos y mi amigo Isaac me regala presas que diseña para su empresa, Saito Climbing Holds, que son una auténtica maravilla.

Hablando de La Sportiva, ¿qué modelos de pies de gato te llevas a las competiciones? ¿Y en roca?

Suelo escalar con el modelo Skwama y Solution (el modelo nuevo es fantástico). Para velocidad uso los Cobra. La verdad es que los gatos de La Sportiva son una pasada.

Alberto Ginés empeinando en Arco 2018
Otra toma de Alberto Ginés en la competición de Arco 2018.   Foto / Eddie Fowke

“Creo que viajar a diferentes rocódromos de Europa es fundamental para poder escalar con diferentes tipos de equipamiento de vías y bloques”

Si tuvieras que quedarte con un único modelo de toda la gama… ¿cuál sería y por qué motivo?

Hoy por hoy, el nuevo Solution o el Skwama.

Parece que los escaladores españoles más jóvenes cada vez lo están haciendo mejor en las competiciones internacionales. ¿Qué ha mejorado en tu opinión?

En mi caso particular, creo que viajar a diferentes rocódromos de Europa es fundamental para poder escalar con diferentes tipos de equipamiento de vías y bloques.

Si de ti dependiera, ¿qué implementarías para que las cosas fueran mejor en los rocódromos españoles?

Mejores instalaciones a nivel público. El equipo francés dispone de un rocódromo exclusivo para el entrenamiento del equipo nacional, igual que los austríacos.

¿Con tu papel en Arco, has cumplido el objetivo para esta temporada?

Mi objetivo eran las competiciones juveniles, y lo siguen siendo, ya he conseguido el Campeonato de Europa y el siguiente objetivo es el Campeonato del Mundo Juvenil en Moscú. (Esta entrevista se realizó en agosto. En Moscú, Alberto fue cuarto en bloque y quinto en dificultad) 

Alberto Ginés en 'Pure Imagination' 8c+
Alberto Ginés escalando ‘Pure Imagination’ 8c+, en Red River Gorge.   Foto / Mario Martínez Muñoz

Y una vez terminadas las competiciones…

Escalar en roca con mi amigos. Seguramente por Asturias o Rodellar.

De todos los escaladores que has conocido, ¿quién te ha impresionado más?

Hay muchos escaladores que son un referente para mí: Adam Ondra, Ramonet, Edu Marín, Daniel Andrada, Chris Sharma, … 

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Jon Glassberg, al otro lado de la cámara

Jon Glassberg en Fontainebleau

Jon Glassberg, escalador no manco, es el dueño de Louder Than Eleven, compañía que produce en la actualidad algunos de los mejores vídeos de escalada del mundo.

Con esta entrevista al productor norteamericano recupero de mi anterior etapa junto a Esteban Díez Fernández las entrevistas que hacíamos a artistas visuales y siempre abría y abriré así:

“Son ciertamente algo culpables de que alguno empezase a soñarse subido por las paredes, de que otros envidien destinos y vías, de las ganas de una emulación sana, de la materialización de ciertas palabras que en mentes dispersas se las lleva el viento, del encumbramiento de aquellos a los que quiere la cámara…

Han sabido plasmar en una imagen toda esa estética, todo el poderío y la plasticidad que conjugan nuestros movimientos de homínidos bien esculpidos sobre la roca junto a la propia belleza natural de los a menudo sugerentes entornos en los que practicamos nuestro deporte.

Son, como ya intuiréis, los fotógrafos, aquellos que, si buenos, pueden llegar a robar la magia y el alma de un instante…”.

“Pasé todo un año viajando por el mundo en 2013 y eso me cambió como persona y me hizo darme cuenta de lo que hay por ahí y de lo que era capaz”

¿Qué fue primero, la escalada o la fotografía/videografía? ¿Cómo empezaste en ambos casos?

Primero fue la escalada. Comencé a escalar cuando tenía 11 años en un campamento de verano en Charlottesville, Virginia. Desde entonces la escalada fue básicamente todo lo que me importó durante 15 años de mi vida. Encontré la fotografía en el instituto, pero no me puse muy en serio con la foto o el vídeo hasta la universidad. En la universidad comencé a filmar todas mis escaladas, haciendo pequeños vídeos sobre ello. Pude combinar todas mis destrezas y fue divertido compartir mis escaladas de este modo. 

Define qué significa para ti la palabra fotógrafo/videógrafo.

Ser fotógrafo o videógrafo significa que te gusta hacer fotos o vídeos. Es tan simple como eso. ¡Tienes una cámara y te apasiona crear imágenes que crees que inspiran y son chulas; eso es todo!

¿Estudiaste una carrera que versase en artes gráficas o todo lo has adquirido mediante autoaprendizaje?

Fui a la universidad a estudiar Diseño Gráfico e Impresión y en la escuela de postgrado estudié Medios de Comunicación Impresos. Allí me centré en la fotografía, con lo que tuve algo de educación en fotografía, pero no en el sentido de Bellas Artes, sino más bien en el sentido técnico.

Creo que el nombre de tu compañía, LT11 – Louder Than Eleven, tiene doble sentido. ¿Puedes explicarnos de qué va? 

El nombre Louder Than Eleven es una broma de una de mis pelis favoritas: Spinal Tap.  Es simplemente un nombre singular para una empresa que podría obtener la atención de la gente y que al mismo tiempo es gracioso y divertido.

“Todo el mundo en Louder Than Eleven escala. Simplemente es lo que a todos nos gusta y nos mantiene unidos”

Si no estoy equivocado eres el dueño de la empresa, pero ¿quiénes son tus compañeros y cuál es el papel de cada uno de ellos?

Soy el único dueño de Louder Than Eleven, pero tenemos un grupo de subcontratados que trabajan para nosotros prácticamente a tiempo completo. Tenemos una persona a tiempo completo que hace fotos y vídeos; se llama Josh. Tenemos un editor, Erik, y un productor musical, Mike. ¡Ese es mi equipo!

¿Son escaladores los otros tres?

Sí, todo el mundo en Louder Than Eleven escala. Simplemente es lo que a todos nos gusta y nos mantiene unidos.

¿Cuál de tus trabajos es del que estás más orgulloso? ¿Por qué?

Tengo unos cuantos favoritos de entre todos los proyectos en los que he trabajado a lo largo de los años. Golden Gate con Emily Harrington escalando El Capitan fue un espectáculo unipersonal masculino. Escalé, grabé y edité todo el material de ese proyecto, y estoy muy contento con el resultado. Conseguí hacer una peli hardcore de escalada sobre una ascensión sobresaliente de El Capitan que realmente puso a prueba todas mis destrezas. También me encanta Dreamland, sobre Rocklands, boulder en Sudáfrica. Conseguí trabajar con unos amigos y escaladores increíbles y crear algo artístico sobre una zona de boulder que me encanta.

Jon Glassberg colgado en Margalef
Jon Glassberg, preparándose para grabar unas tomas en Margalef.   Foto / Jess Talley

¿Crees que es necesario hacer fotografías desde arriba para que salgan instantáneas de calidad en la escalada?

Creo que es importante hacer fotos desde los ángulos que te inspiren como fotógrafo. Si te motiva ponerte por encima de los escaladores, sí, hazlo. Creo que es una perspectiva que la mayor parte de la gente no ve, por lo que parece emocionante y dramático. Sin duda, siempre es bueno subir alto y mostrar la exposición.

“¡Dos de mis zonas de escalada preferidas en todo el mundo son Fontainebleau y Rocklands y este verano tuve la suerte de visitar ambas!”

Eres bastante viajero. ¿Dónde estás ahora, dónde estuviste antes y cuál es tu siguiente viaje?

Ahora mismo estoy en mi casa en Boulder, Colorado. Acabo de volver de pasar un mes en París y en Rocklands haciendo algo de bloque y grabando para Mountain Hardwear. El siguiente lugar al que me dirijo es al Campeonato del Mundo de Innsbruck (Austria).

(Esta entrevista se realizó antes de la celebración del último Campeonato del Mundo de Escalada) 

¿Por qué elegiste estos lugares? ¿Cuáles son los que más te han gustado y por qué?

¡Dos de mis zonas de escalada preferidas en todo el mundo son Fontainebleau y Rocklands y este verano tuve la suerte de visitar ambas! Soy un obsesionado bloquero, así que no puedo evitar querer escalar allí… Fontainebleau es como entrenar la técnica y Rocklands es como entrenar los dinámicos, dos de mis cosas favoritas.

¿Va la fotografía de la mano con ser un tanto nómada?

Por supuesto. Siempre estoy haciendo fotos, pero me siento muy inspirado con la gente que hace cosas increíbles en lugares de difícil acceso. Me gusta el desafío que lleva parejo viajar y escalar.

“Yosemite es tan bueno como parece. El Capitan es tan loco y expuesto como todo el mundo dice y como te hacen sentirlo las fotos”

¿Cuál de todos los momentos de escalada que has vivido te ha marcado más?

Pasé todo un año viajando por el mundo en 2013 y eso me cambió como persona y me hizo darme cuenta de lo que hay por ahí y de lo que era capaz. Encontré un profundo amor por viajar y escalar y conocer gente de todo el mundo que hacen lo mismo que yo.

¿Cuál de los lugares en los que has hecho fotos o vídeos de escalada se ha prestado más a la fotogenia general?

Yosemite es tan bueno como parece. El Capitan es tan loco y expuesto como todo el mundo dice y como te hacen sentirlo las fotos. No hay ni un solo escalador del mundo que haya ido a Yosemite y El Capitan le haya decepcionado.

¿A qué otro profesional o amateur de la fotografía/videografía admiras?

Admiro de veras a Keith Ladzinski y su habilidad para sacar fotos tan bellas y tan diversas. Puede sacar fotos de escalada, skate, vida salvaje, paisajes… Puede hacerlo todo y puede viajar por todo el mundo aparentemente sin esfuerzo alguno. El tío lo domina todo, o eso parece.

Y por divertimento, ¿prefieres fotos y vídeos de escalada o de tíos o tías desnudos?

En mi tiempo libre me gusta blocar. Me gusta tener un proyecto, centrarme en él y lograr hacerlo.

“Nunca he trabajado con Adam Ondra más allá de unas pocas fotos y me encantaría pasar un buen tiempo grabándole en un proyecto duro”

Jon Glassberg blocando Fontainebleau
Jon Glassberg blocando en uno de sus terrenos de juego preferidos, Fontainebleau.   Foto / Jess Talley 

¿Quién es el escalador con los que más te gusta, o ha gustado trabajar, y cuáles son las características deseables en un modelo escalador, aparte de la fotogenia?

Me encanta grabar a Emily Harrington. Se esfuerza mucho, sabe lo que se necesita para lograrlo y tiene una dedicación que no tiene parangón. Sé que cuando Emily y yo formamos equipo para un gran proyecto será algo genial. Su ética del trabajo es increíble y lo da todo.

¿Y con qué otro escalador con el que no hayas tenido aún la oportunidad de trabajar te gustaría hacerlo en un futuro?

Nunca he trabajado con Adam Ondra más allá de unas pocas fotos y me encantaría pasar un buen tiempo grabándole en un proyecto duro. Me inspira el esfuerzo y los mejores de entre los mejores, ¡así que para mí Adam es el primero de la lista!

¿Hay algún vídeo o fotografía de escalada que te sirva como inspiración para tus trabajos?

Lo veo todo. Internet es algo increíble y podemos en cualquier momento ver muchos vídeos inspiradores, nuevos y extraordinarios. Simplemente me gusta ver lo que la gente está haciendo y estar al día de tendencias y nuevas tecnologías.

“Rapelar en El Capitan siempre da miedo. La descarga repentina de adrenalina de 900 metros de exposición nunca te deja muy tranquilo”

¿Has pasado alguna vez miedo colgado durante tu trabajo? ¿Recuerdas alguna sesión en especial?

Rapelar en El Capitan siempre da miedo. La descarga repentina de adrenalina de 900 metros de exposición nunca te deja muy tranquilo. Tuve un momento sobrecogedor en la parte de arriba de The Nose mientras filmaba a Jorg Verhoeven en su ascensión en libre. Estaba jumareando una cuerda fija y mis dos jumars se soltaron de la cuerda mientras me movía en horizontal en una travesía. Mi micro traxion paró el vuelo. Pensé que sin duda estaba muerto y solo me di cuenta que no iba a morir después de que el aparato me parase. Eso me dio un acelerón al corazón.

¿Cuál es la clave para que sea posible vivir de hacer fotos y vídeos de escalada?

Hacerlo todo el tiempo. Haz lo correcto y hazte bueno en ello mediante una práctica ilimitada.  

¿Consideras que hacer fotos a los cracks de la escalada es necesario para vivir de este negocio?

No, pero será más difícil destacar que haciendo vídeos o sacando fotos solamente de escaladores desconocidos. Creo que ayuda a darte visibilidad cuando puedes hacer que se publiquen y se vean tus imágenes de los pros. Esto también reconoce tu habilidad para trabajar con profesionales.

Desde la aparición de las cámaras digitales, mucha gente se sube al carro de la fotografía. ¿Crees que estos “aficionados” pueden hacer la competencia a los profesionales?

Por supuesto. Cualquiera con buen ojo puede hacer fotos muy buenas. Lo único que diferencia a un amateur de ser un pro es tener un buen negocio y vender tu trabajo.

Para ganarse la vida como fotógrafo, ¿es mejor centrarse en un campo como el de la escalada o diversificar el trabajo y tocar los viajes, paisajes, modelaje, etc?

Creo que si quieres ser realmente bueno en algo has de centrarte en ello y dedicarte a mejorar. Sea lo que sea que elijas, primero tienes que zambullirte de cabeza en ello y esforzarte.

“La edición es una parte enorme de una película. Es la mitad de la batalla”

Retrato Jon Glassberg
Retrato de Jon Glassberg con motivo de la conmemoración de los 90 años de La Sportiva.   Foto / Matt Alberts

Ahora, más centrados en la fotografía y realización, ¿qué cámaras y lentes utilizas normalmente en tus sesiones?

Grabo vídeo con una cámara RED Epic M X. Hago fotos y algo de vídeo con un par de cámaras Canon 1DX MK II con un kit completo de lentes de la serie Canon L.

Muchos fotógrafos están abriéndose a las posibilidades del mundo audiovisual ¿crees que los vídeos son el futuro? ¿Qué tiene una instantánea de especial que nunca podrá conseguir una imagen en movimiento? ¿Son compatibles?

No es tan simple como decir que quieres grabar vídeos e ir y capturar un vídeo. Hacer pelis lleva un montón de tiempo, un buen equipo y algo de visión extra.

Las fotos pueden capturar momentos y darte una sensación y contarte una historia, pero no de forma tan diversa como lo puede hacer un vídeo.

¿Qué importancia tiene el trabajo de edición frente a la pantalla de un ordenador?

La edición es una parte enorme de una película. Es la mitad de la batalla. Si grabas genial en vídeo y eres un editor horrible, el proyecto es un desperdicio. Necesitas tener ambas cosas y hacer ambas bien.

Después de haber realizado toda la filmación, ¿editas sobre la marcha o esperas hasta que llegas a casa? 

Depende del proyecto. Si es algo que ha de ser publicado rápidamente lo editaré de camino. De otro modo, espero hasta que esté de vuelta en la oficina en Boulder para profundizar en la edición.

¿Qué equipo usas para el proceso de edición en ambos casos? 

Tengo un MacBook Pro de 15 pulgadas para editar sobre el terreno y un Mac Pro y un iMac Pro en la oficina para los proyectos más grandes.

Si alguien quisiera adentrarse en el mundo de la videografía digital, ¿qué equipo básico que debería comprar?

Compra una cámara DSLR, o sin espejo, y comienza a grabar. Simplemente comienza a hacer videos a todas horas y crea. Yo sugeriría una Canon 5D Mk IV o una Sony sin espejo para empezar. ¡Asegúrate de tener un micrófono y un trípode!

¿Puedes ofrecer a nuestros lectores algún consejo simple para mejorar sus tomas en la montaña?

Experimenta. Intenta cosas y ve qué ocurre y no te olvides de hacer las grabaciones simples, sin las que no se puede vivir. Haz time lapses, grabaciones estáticas, grabaciones con drone. Usa un trípode o un estabilizador para que tus grabaciones sean limpias y fluidas.

“El talón del nuevo Testarossa de La Sportiva ha mejorado enormemente”

Más sobre tu faceta deportiva… No eres solo un profesional que trabaja para empresas de escalada, sino también un bloquero bastante fuerte. ¿Qué es lo más duro que has hecho?

He hecho 8B+ de boulder y 8b+ de deportiva.

Jon 'King of Limbs' 8B Rocklands
Jon en ‘King of Limbs’, 8B de Rocklands.   Foto/ Jess Talley

Practicas escalada deportiva, ¿y escalada de largos o alpinismo?

Me gusta mucho la escalada de largos y la alpina. He hecho un poquito en los Alpes, en Europa, y bastante en Yosemite y Rocky Mountain National Park.

¿Cuáles son tus patrocinadores? ¿Te llegan por tu rendimiento deportivo o por una mezcla junto con tu exposición social?

Creo que estoy esponsorizado como creador de contenidos y escalador. Me apoyan Mountain Hardwear, La Sportiva y Friction Labs.

Hablando de La Sportiva. ¿Qué pies de gato son los que siempre metes en la mochila y por qué?

Siempre tengo un par de los Solution de mujer y un par de Skwama.  

Has estado en la última feria outdoor de USA y algunos te hemos visto presentando el nuevo modelo de Testarossa de La Sportiva. ¿Puedes contarnos qué novedades presentan?

El talón se ha mejorado enormemente. Solía tener una talonera blanda que no estaba conformada completamente y ahora el talón está moldeado en una pieza de goma fina que es perfecta para los talonajes técnicos.

¿Por qué utilizas a menudo la versión femenina de los Solution de La Sportiva? ¿Qué es lo que ofrecen respecto a la versión masculina?

Toda la línea de calzado femenino de La Sportiva tiene un par de milímetros menos de goma en la parte frontal. Me gusta lo blandos y precisos son y que se amoldan fácilmente.

“Creo que los escaladores se apasionan con cosas específicas y si les gusta algo lo apoyarán”

Parece que estás particularmente enamorado de Rocklands. ¿Qué tiene de especial esta zona de boulder para ti?

Rocklands es especial porque es lo único que hay allí. Cuando llegas a Rocklands todo lo que puedes hacer es centrarte en la escalada. El boulder allí es muy estético y lo duro es de lo mejor que hay. Si haces 8B de boulder, Rocklands tiene una infinita colección de bloques duros perfectos.

¿Qué otras zonas nos recomendarías y por qué?

Para el bloque me encanta Fontainebleau, Suiza, Yosemite y Rocky Mountain National Park. Me gustan por las mismas razones. Tienen una alta concentración de bloques de primera clase que son exigentes y variados. 

Por último, hace unos años viajaste por todo el mundo junto a Paige Claassen, visitando varias zonas de escalada en las que, además de escalar, intentásteis aumentar la concienciación sobre la situación de la gente de la zona con un vídeo, y creásteis una recaudación de fondos para esas comunidades. ¿Cómo fue la experiencia?  

Sí, viajé con Paige por todo el mundo y recaudamos alrededor de 25.000 dólares para organizaciones benéficas de los lugares que visitamos. 

¿Cuál fue la situación más dura y cuál la mejor?

Probablemente lo más duro fue Rusia. Vivimos un mes en una casa sin agua corriente ni electricidad. Simplemente íbamos a escalar e intentábamos sobrevivir.  

Lo mejor probablemente fue Sudáfrica. Fuimos a Waterval Boven y solo fuimos a hacer escalada deportiva. La deportiva allí es muy especial.

A veces comprobé el dinero que se donaba y me pareció muy poco. ¿Crees que es tacaño el colectivo de escaladores? 

Tuvimos un montón de apoyo de las empresas para nuestro viaje, pero no nos ayudaron a aumentar el dinero recaudado. Conseguimos todo eso nosotros solos. Es duro pedir dinero y a mí no me gusta hacerlo, pero fue por una buena causa y me pareció lo correcto en ese momento. Creo que los escaladores se apasionan con cosas específicas y si les gusta algo lo apoyarán. Recaudar 25.000 dólares era más de lo que esperaba. El mundo de la escalada acogió bien el proyecto y demostró que lo que estábamos haciendo molaba y merecía la pena apoyarlo.

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Vuelve el La Sportiva Rodellar Climbing Festival

Cartel

Por segundo año consecutivo, la casa italiana La Sportiva celebra en Rodellar, el día 22 de septiembre, el evento La Sportiva Rodellar Climbing Festival 2018, en el que todos los apasionados de la escalada tendrán la oportunidad de disfrutar de un completo programa de actividades.

El festival empezará a las 10:30h. Los asistentes podrán escalar durante toda la mañana con los nuevos modelos de pies de gato de La Sportiva: la nueva versión de los SolutionKataki, Otaki y Swkama con el talón S-Heel y los Futura, Maverink y Genius con la tecnología No-Edge. 

El test permitirá a los participantes probar las diferentes sensaciones con cada modelo, a la vez que escalan junto a reconocidos atletas nacionales e internacionales del equipo de La Sportiva (ver listado más abajo) y, además, conseguir un exclusivo regalo de La Sportiva Rodellar Climbing Festival al sellar su climbing pass.

Momento del La Sportiva Rodellar Climbing Festival 2017, cuando Dani Fuertes hacía una nocturna iluminada a la mítica vía ‘El Delfín’.   Foto / Ignacio Sandoval Burón.

Ya por la tarde, a partir de las 16:30h, todos los escaladores del La Sportiva Team se acercarán al sector Surgencia para resolver el La Sportiva Rodellar Challenge, la sorpresa del festival preparada para la ocasión por Carlos Logroño ‘Citro’.

Como colofón, a las 22:00h, la fiesta finalizará con un concierto de rock en la tienda de La Sportiva de Rodellar.

Atletas del equipo internacional

  • Pietro Dal Prà
  • Nalle Hukkataival
  • Anak Verhoeven
  • Barbara Zangerl
  • Katharina Saurwein
  • Federica Mingolla
  • Caroline Ciavaldini
  • Jorg Verhoeven
  • Jacopo Larcher
  • Silvio Reffo
  • Kilian Fischhuber
  • Patxi Usobiaga
  • James Pearson
  • Roger Schaeli
  • Iker Pou
  • Eneko Pou

Atletas del equipo nacional 

  • Carlos Logroño ‘Citro’
  • Luis Alfonso Félix
  • Luis Rodríguez
  • Dani Fuertes
  • Berta Martín
  • Javier Morales
  • David Palmada ‘Pelut’
  • Marta Palou

¡Nos vemos el día 22 de septiembre en Rodellar!

 

Mikel Linacisoro: “Empecé a escalar gracias al esquí alpino”

Mikel Linacisoro escalador

Mikel Linacisoro lleva durante buena parte de su trayectoria estableciendo récords de precocidad. Con 12 años encadenó su primer 8c, ‘White Zombie’, en Baltzola; después, con 13 el 8c+ de ‘Koldoren Mundua’, en Araotz; y por último, el 9a de ‘Begi Puntuan’, en Etxauri, con 15. Ahora tiene 17 años.

Tras compaginar durante años el mundo del esquí y con el de escalada, ambos a muy alto nivel, inclinó su balanza hacia la vertical. Ahora anda muy volcado en la vertiente competitiva, con la mirada puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras resultar uno de los dos beneficiarios en nuestro deporte, junto con Jonathan Flor, de las Becas Podium.

Hablamos con Mikel para saber cómo le va últimamente.

Mi idea es estudiar Medicina, que es lo que me ha gustado desde pequeñito, aunque no vaya a ser fácil

Supongo que la mayoría de los que lean esta entrevista sabrán que, al igual que tu hermano, eras un campeón esquiando. ¿Cómo descubriste y empezaste a trepar?

La verdad es que empecé a escalar gracias al esquí alpino. Desde los 3 años he sido esquiador, pero hace tres años decidí dedicarme única y exclusivamente a la escalada. Cuando era pequeño el entrenador de esquí de mi hermano, Arkaitz Yurrita, fue quien nos enseñó a escalar y nos dio a conocer este mundo.

En una entrevista que tuvimos hace unos años contabas que entre los dos deportes te decantaste por la escalada porque en el esquí había que pasar temporadas muy largas lejos de casa. Creo tu hermano sigue practicándolo. ¿Qué tal le va? ¿Envidias ahora en algo su vida o mantienes la afirmación de antaño?

Le va muy bien pero pasa poco tiempo en casa y lo echamos mucho de menos. Y sí, mantengo la afirmación de antaño, ya que me encuentro muy bien en estos momentos escalando.

¿Qué importarías del esquí para las competiciones de escalada o para la escalada en general?

¡El momento de comer cecina antes de las mangas! Jajaja!

Ahora estás estudiando. ¿Qué tal rindes en ese campo?

Estoy en 2º de Bachillerato y la verdad es que por ahora lo llevo muy bien, aunque no es fácil compaginarlo con todas las horas que dedico a la escalada.

Mikel Linacisoro compitiendo en el The Climb Open Boulder Festival 2018   Foto / Javi Pec

Cuando empieza el buen tiempo y ya he acabado las clases es cuando más horas le dedico a la roca, y ¡lo intento aprovechar al máximo!

¿Hacie dónde tirarás en tu formación el próximo año?

Mi idea es estudiar Medicina, que es lo que me ha gustado desde pequeñito, aunque no vaya a ser fácil…

¿Cómo lo compaginas con tus entrenos y/o salir a roca?

La verdad es que no es fácil. Entre entrenamientos, competiciones los fines de semana, el tiempo, los descansos, etc, me suele quedar poco tiempo para la roca, sobre todo en invierno. Cuando empieza el buen tiempo y ya he acabado las clases es cuando más horas le dedico a la roca, y ¡lo intento aprovechar al máximo!.

Hablando del entrenamiento, ¿cuántos días a la semana y cuántas horas al día le dedicas?

Depende de la época y de si hay competiciones o no. En general entreno cuatro días a la semana, aproximadamente 3 horas y media. Los fines de semana suelo salir un día a roca o simplemente descanso desconectando un poco la cabeza.

¿A día de hoy, es la roca o las compes lo que más te pone? Dale a cada uno de ellos un tanto por ciento.

Pues no es fácil ponerle un tanto por ciento,  pero si me tengo que decantar por algo, en estos momentos es la competición la que más “me pone”. Lo dejaría en un 40% roca y 60% competiciones.

Mikel Linacisoro escalando en Briançon, en el verano de 2015    Foto / Javi Pec

¿Están los juegos olímpicos de 2020 en tu punto de mira?

Sí, lo están. Es muy difícil poder estar ahí ya que sólo van los 20 primeros clasificados y las pruebas se harán este mismo año, pero bueno… ¡los milagros pueden ocurrir!.

¿En cuál de las tres disciplinas te ves más sólido y cuál será la que más tengas que trabajar?

En la que más solido me veo es en lead (dificultad), pero este año estoy entrenando más bloque, por ahora. Pero la que más tengo que trabajar, a la vista está, es la velocida. Y no va a ser fácil ya que voy a tener que salir a Europa para poder entrenar.

¿Lo estás trabajando ya?

Sí, sí, pero no tanto como me gustaría.

De todas las zonas que he visitado, hasta el momento Fontainebleau es la que más me gusta

¿Tienes cerca instalaciones para practicar la velocidad?

No, tengo que viajar al extranjero para poder entrenar.

¿Te gusta el formato propuesto o preferirías otro?

Creo que el formato propuesto está bastante bien, tanto para los escaladores como para el público, ya que han intentado hacer algo dinámico para que no se haga muy pesado.

Mikel durante la prueba del Campeonato del Mundo juvenil de Innsbruck 2017, en la que consiguió la medalla de bronce

Después de las competiciones, ¿toca desbarrar o a la cama con la mente puesta en el siguiente reto?

A la cama con la mente en alguna tontería, como siempre. Pero sí, siempre pensando en siguientes retos.

¿Quién te lleva los entrenamientos? ¿Dónde sueles hacerlos?

Entreno en PiuGaz (Bilbao) con el equipo de jóvenes que tenemos y nos entrena Gianni, un gran y sabio escalador italiano que vino con su novia Irati y montaron el rocódromo. Puede que sea el mejor a nivel de estructura de competición en toda España.

“Después de tantos años esquiando tengo unas buenas piernas, que por cierto, me vienen de lujo para saltar

¿Cuál es tu estilo preferido de escalada? ¿Coincide con el que mejor se te da?

La verdad, siempre he preferido el desplome, ya que en las estructuras que entrenaba no tenía placas y cosas técnicas y por eso era un patán. Pero estos últimos años entrenando en el PiuGaz lo estoy trabajando mucho y le estoy cogiendo mucho gusto.

¿Tu zona de escalada favorita?

De todas las zonas que he visitado hasta el momento Fontainebleau es la que más me gusta. Es un verdadero paraíso.

Mikel Linacisoro en otra toma compitiendo en el The Climb Open Boulder Festival, en marzo de 2018    Foto / Javi Pec

¿Sólo acostumbras a escalar aquello que se te da bien o también te gustan los retos en lo que te ves más pez?

Me gusta mucho trabajar aquello que no se me da bien y me veo un poco pez. Y todavía más cuando le empiezas a coger el truquillo, te empiezan a salir cosas y ya te crees el jefe aún siendo todavía un buen pez.

¿Qué pies de gato no pueden faltar en tu equipaje cuando te vas a las competiciones?

Los Solution y los Skwama de La Sportiva nunca pueden faltar.

¿Y en la mochila cuando escalas en roca?

También de La Sportiva, los Solution y los clásicos Miura, que nunca fallan.

¿Qué te ha venido bien de tu pasado como esquiador de competición para la escalada?

El estar algo más acostumbrado a competir, a manejar los nervios y a motivarme cuando no salen las cosas.

Buena parte de esquiadores desarrollan unas piernas grandes. ¿Es tu caso?

Sí, todos los esquiadores desarrollan unas buenas piernas. Dejé de esquiar más o menos pronto, cuando todavía no entrenábamos demasiado las piernas con ejercicios y gimnasio, así que nunca he llegado, ni llegaré a tener las piernas que, por ejemplo, tiene mi hermano.

Pero sí, al haber pasado tantos años esquiando tengo unas buenas piernas que, por cierto, me vienen de lujo para saltar. En general, es peso que para un escalador sobr. Poco a poco voy limándolo y ya las tengo algo mas finas.

Otra imagen de Mikel Linacisoro escalando en Briançon    Foto / Javi Pec

¿Cuidas la alimentación? ¿Te asesora alguien en este sentido?

Nunca he sido de cuidarme mucho, me encanta comer guarradas y en general comer, pero últimamente estoy dejándolo un poco y estoy intentando cuidarme un poco. Por ahora, mi asesora nutricional es mi madre, jaja!.

¿Has tenido que parar de escalar alguna vez a causa de una lesión?

Nunca. Por fortuna todavía no he tenido lesiones que me hayan hecho parar de escalar.

¿Qué canciones te motivan en este momento?

¡Me gusta mucho el Oi! y el punk! Clásicos, es difícil elegir solo 10, pero aquí van algunas canciones y grupos que me gustan:

Screaming Oi! (Rude Pride)
My way of life (Rude Pride)
Only fools get caught (Booze&Glory)
We are all we have (The Casualties)
Skinhead girl (Zakarrak)
No hay futuro no hay esperanza (Oi! the arrase)
Años salvajes (Kaos Urbano)
Animal (Non Servium)
Burua hotz ta bihotza bero (Des-kontrol)
Esos del barrio (Arkada Social)
Rose Tatto (Dropkick Murphys)
Baskonia (Rotten XIII)

Tres problemas de bloque y tres vías que te gustaría tachar algún día.

Bloques: ‘Karma’ (Fontainebleau), ‘Sky’ (Rocklands) y ‘Lucid Dreaming’ (Bishop).
Vías: ‘Il Domani’ (Baltzola), ‘Action Directe’ (Frankenjura) y ‘La Rambla’ (Siurana).

¿Con qué te quedas de lo conseguido hasta ahora?

No sé. Puede que de haber hecho mi primer 9a con 15 años y de ‘La Marie-Rose’ al flash en Fontainebleau. También de ser el primer escalador en España en poder competir en unos juegos olímpicos, juveniles por ahora…

Mikel en el mismo Campeonato del Mundo de Innsbruck, esta vez compitiendo en la modalidad de dificultad

¿Algún referente al que no te importaría parecerte?

Tomoa Narasaki, Adam Ondra y Nalle Hukkataival.

Si te diesen 3.000€ para hacer un viaje de escalada, pero con la condición de volver con un proyecto cumplido, ¿a dónde irías y qué intentarías encadenar?

¡Me iría a Rocklands! Hay tanto que es difícil decir por dónde empezar y qué intentar. Me gustaría encadenar ‘Sky’ entre otro millón de bloques. También iría a muchos blocazos como ‘The Finish Line’, aunque sólo fuera para echarle un ojo a la línea.

Alguna preguntas cortas Mikel Linacisoro

Edad: 17 años.
Altura: 184 cm.
Envergadura: 182 cm.
Peso: 75 kg.
Lectura recomendada: La casa de los espíritus.
Película favorita: Project X.
Pizza o hamburguesa: pizza.
Café o té: café.
National Geographic o Playboy: National Geographic.
Deportivo o autocaravana: autocaravana.
Medio lleno o medio vacío: lleno.

Mikel Linacisoro   Foto / Col. TrangoWorld
Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Jonathan Siegrist: “Siempre hay margen para seguir mejorando”

Jonathan Siegrist 'Jumbo Love' 9b

Jonathan Siegrist se ha convertido en el tercer escalador capaz de encadenar ‘Jumbo Love’ 9b, la vía más dura de Estado Unidos, que se encuentra en Clark Mountain (California). Empezó a probarla en 2016, cuando ya contaba en su haber con varias vías de 9a+ encadenadas. Es la primera vía de 9b para Siegrist y piensa que sigue teniendo margen de mejora.

Hablamos con Jonathan Siegrist pocas horas después de que se haya unido al selecto club de escaladores que han tachado un 9b. Estas son sus impresiones sobre ‘Jumbo Love’.

“En total he probado la vía alrededor de 45 veces”

¿Cuánto tiempo has invertido en ‘Jumbo Love’? 

Probé la vía por primera vez en 2016 durante unos 10 días. Este año la probé otra vez unos 12 días repartidos durante un mes. Creo que en total he probado la vía alrededor de 45 veces.

En la entrevista que publicamos hace un tiempo nos comentaste que ibas a centrar tus entrenamientos en el boulder. ¿Fue así? ¿Cómo te preparaste para ‘Jumbo Love’?

Hice mucho boulder durante el invierno pero sobre todo estuve en el rocódromo. Sin embargo, escogí varias vías como objetivo para estos dos meses pasados que creía que podrían irme bien para ‘Jumbo Love’, y así mantener la motivación alta.

Creo que siempre hay margen para seguir mejorando, pero no estoy seguro de si eso significa pensar en el 9b+

https://www.instagram.com/p/Bi42HnuAru3/?taken-by=bearcam

Parece que una vez superaste el crux del monodedo en la parte inferior de la vía ya no tuviste más dificultades en ‘Jumbo Love’. ¿Sientes que has llegado a tu límite? ¿Crees que tienes margen para seguir mejorando?

Sí, para mí el crux de la parte inferior fue lo más duro. Creo que los movimientos abajo son particularmente duros para un escalador de poca estatura, yo mido 167 cm. Pero soy mejor escalador en deportiva que en boulder, o sea que la sección que te hincha arriba simpre la sentí como más fácil cuando entendí los movimientos.

Sobre mis límites, es realmente difícil saberlo. Con vías como ‘Jumbo Love’ tienes que ejecutar los movimientos a la perfección, no hay varias opciones. Cuando la encadené me sentí muy bien. Creo que siempre hay margen para seguir mejorando, pero no estoy seguro de si eso significa pensar en el 9b+. Siempre se puede mejorar, tanto la técnica como la fuerza.

¿Estás de acuerdo con el grado de ‘Jumbo Love’?

Sí.

¿Cuál es tu próximo objetivo?

Un proyecto radical en un muro vertical perfecto, con presas minúsculas. Algo completamente opuesto a ‘Jumbo Love’. Pero eso ya no será hasta el otoño. En verano viajaré a Canadá y disfrutaré del buen tiempo.

Lee la entrevista completa con Jonathan Siegrist que publicamos en septiembre de 2017.

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Luis Rodríguez: “Admiro a todo aquel que se lo curra día a día, haga 6b o 9c”

Luis Rodríguez escalador

Luis Rodríguez es ese “chavea” del sur de estética impactante que durante los últimos años ha propiciado con creciente relevancia y cada vez mayor frecuencia titulares en los medios dedicados al mundo de la vertical. El último aquí mismo no hace ni un mes, cuando se hacía con ‘Chilam-Malenum’ 9a en una de sus escuelas locales, Villanueva del Rosario.

Con 8a de bloque, 9a trabajado y 8b a vista en vías, y últimamente ya catando rutas de renombre de mayor graduación como ‘Chilam Balam‘, seguro que os resulta interesante leer lo que responde este escalador amante de los perros, de la tinta intracutánea y de llevar todo lo que hace al extremo.

“El tercer día ya estaba escalando con lastre. Muy loco, unas tendinitis de caballo”

¿Cómo te presentarías ante una audiencia medianamente entendida a la que no le sonases mucho?

Hola, soy Luis, tengo 29 años y desde hace seis soy adicto a la escalada, el entrenamiento y al sufrimiento.

¿A cuento de qué viene eso de ‘Pellejo’?

De unos amigos de Tarifa que siempre se llamaban unos a otros pellejo. Yo también se lo decía a los demás y ellos a mí. Es como un nombre universal que vale para todas las personas.

Todos hemos visto el vídeo, pero cuéntanos de manera más detallada cómo empezaste a trepar. ¿Fue en el ejército?

Me fui de ayuda humanitaria a Afganistán y había diferentes búnkers distribuidos por la base, por si había algún ataque. De forma clandestina en uno de ellos habían montado un pequeño plafón a base de palets y presas de resina pegadas por el techo.

Cuando lo descubrí iba todos los días. El tercer día ya estaba escalando con lastre. Muy loco, unas tendinitis de caballo.

Luis Rodríguez escalador
Luis probando ‘Cascavel’ 8c en Rodellar ©Ignacio Sandoval Burón

Hablando del ejército, ¿qué te motivaba entonces para estar en él y por qué decidiste dejarlo?

Con 18 años no sabía qué hacer con mi vida y como muchos de mis amigos estaban en el ejército, decidí alistarme. La escalada fue el principal motivo por el que lo dejé. Quería más tiempo para escalar.

¿Fue de militar que empezaste a tatuarte?

Antes de entrar ya tenía algunos tatuajes, pero ya después, como todo en mi vida, no paré de hacerme. Todo o nada. Ahora no tendría ninguno…

Siendo tan extremo, intuyo que algún significado extraordinario tiene para ti el mundo del tatoo.

Bueno, cada tatuaje tiene su significado, ya que me lo hice en un momento determinado de mi vida. Con algunos ya no me siento identificado, pero bueno, están ahí y te recuerdan algo. Evolución.

Luis Rodríguez - Rodellar
Tirando de la cuerda antes del pegue  ©Ignacio Sandoval Burón

Yo ya lo sé, pero quiero que sorprendas a los lectores comentándoles cómo te ganas el pan.

Actualmente me dedico a la eliminación de tatuajes. Soy como un basurero: quito todo lo que nadie quiere. Nombres de novias, tatuajes de la cárcel, pasados de moda, amores de madre, noches locas, etc.

“Hay mucha gente fuerte que podría vivir de la escalada y están en el anonimato”

Porque el tema de vivir de la escalada está harto difícil, ¿no?

En España es imposible vivir de la escalada. Hoy en día viven tres personas. Está muy mal organizado porque hay mucha gente fuerte que podría vivir de la escalada y están en el anonimato. El principal problema viene de los escaladores, que se conforman con X material a cambio de publicidad.

Aparte de que indudablemente hoy en día eres uno de los escaladores más potentes, ¿crees que tu estética es un atractivo extra para los sponsors?

¡¿Mi estética pellejal?! Pues, no lo sé…

https://www.instagram.com/p/BR-UxGzhIBe/?taken-by=luisrozmar

Sabemos que Patxi Usobiaga es tu entrenador. ¿Cuánto tiempo llevas bajo su tutela y cuál ha sido tu evolución a nivel de grado desde que empezaste con él?

Llevo entrenando con Patxi casi cuatro años. Contacté con él antes de irme a Sudáfrica porque quería entrenar para ir en forma. Desde entonces quedé enganchado al PucTraining.

Gracias a él la evolución ha sido constante y lo mejor está por llegar. Estamos haciendo grandes cosas juntos.

Tengo la impresión de que ya te une a él algo más que una relación de tutelaje a nivel de entrenamiento. ¿Qué, aparte del entreno, has aprendido de él? ¿Qué/quién es para ti Patxilín?

Somos grandes amigos, hablamos mucho ya que tenemos pensamientos muy parecidos. Él, al tener tanta experiencia ya ha pasado por esos momentos. También hace un buen trabajo de psicólogo deportivo. Aprendí mucho sobre ponerme objetivos, manera de afrontarlos, etc.

Luis Rodríguez vía escalada 'Cascabel'
Otra imagen de Luis en ‘Cascavel’ 8c, ya por encima del reposo Rodellar ©Ignacio Sandoval Burón

Dado por supuesto que él es uno de los escaladores que más admiras, ¿a qué otros tienes como referentes?

Admiro a todo aquel que se lo curra día a día, haga 6b o 9c. Esa gente me inspira a seguir luchando. Hay quien tiene un don y quien su don es el sacrificio, el trabajo y la constancia.

Me has comentado que actualmente estás estudiando Nutrición. ¿Cuál es el error más común que observas en este sentido entre los escaladores? Nos das una recomendación para rendir mejor en un día de escalada y/o entrenamiento.

Estoy estudiando Dietética y Nutrición. Recomendación: No tengas miedo a comer.

Luis Rodríguez - Rodellar
Los gatos preferidos de Luis: ‘Solution’ y ‘Skwama’ de La Sportiva  ©Ignacio Sandoval Burón

¿Qué marcas te esponsorizan?
Ahora mismo tengo la suerte de tener el apoyo de La Sportiva, Mammut, PucSeries, Epaplus, Mushroom Pads y CamperCover.

Hablando de La Sportiva, ¿qué pies de gato no pueden faltar en tu mochila en un viaje de larga duración?

El mejor gato para mí es el Solution. Me va como un guante, tiene mucha precisión, noto que ejerzo mucha presión a los pies con ellos. También soy adicto al Skwama. Es blando y sientes todo lo que pisas. Éste me va muy bien para el boulder.

Eres de y vives en Málaga. Bastante lejos del actual epicentro mundial de nuestro deporte. ¿Cuáles son las mejores zonas alrededor de tu casa y para qué época?

Tengo la suerte de que alrededor de Málaga hay muchísimas escuelas buenas; algunas más conocidas como Villanueva del Rosario o Archidona, en las que hay vías bastante duras; el clásico El Chorro; y, otras menos conocidas como son Turón y Villanueva de Cauche, en las que predomina la placa vertical.

Aquí se puede escalar todo el año, pero las mejores condiciones son en primavera y otoño.

“Cuando escalas en diferentes escuelas aprendes mucho”

¿Crees que si vivieses en Catalunya progresarías más en roca?

Seguro que progresaría más. Cuando escalas en diferentes escuelas aprendes mucho. Cada una te hace escalar de una manera, aprender a moverte en ella. Y ni que decir la cantidad de vías duras que hay por toda Catalunya. Es un sueño poder vivir cerca de todos esos sectores, como Margalef, Siurana, Oliana, Santa Linya.

No sé si lo he leído de alguien o es apreciación mía, pero yo creo que en Andalucía hay potencial suficiente para convertirlo en una de las mejores áreas del mundo para trepar. ¿Qué opinas?

Andalucía tiene muchísimo potencial, pero son sectores pequeños. No es como Siurana o Margalef, donde hay una gran concentración de vías.

https://www.instagram.com/p/BR0KDW7hQj3/?taken-by=luisrozmar

¿Has tenido algún susto escalando? Cuéntanos la historia.

Una vez se me partió una chorrera chapando el tercer seguro y me había saltado el segundo. Caí de culo entre varias piedras. En Margalef también caí al suelo desde la tercera chapa. Me quedan dos vidas menos, jeje!

“Si no escalo trabajo y si no trabajo entreno”

¿Qué te gusta hacer cuando no escalas?

Si no escaló trabajo y si no trabajo entreno. Tengo poco tiempo libre y el que tengo lo utilizo para estudiar. Algunos días salgo a correr, por no hacer algo a muerte.

¿Cómo es un día de escalada perfecto para Luis Rodríguez?

¡Un día perfecto es hacer varios proyectos en el día, cuando vas con ese flow que todo te sale y después una supercena con los colegas!

¿Qué viaje de escalada que aún no has hecho te gustaría realizar?

Me gustaría conocer Frankenjura, Fontainbleu, Bishop, Grampians… Uff, ¡¡muchos sitios!!

Haznos una playlist de los 10 temazos que más te motivan últimamente.

Karma Police de Radiohead, Spiders de System of a Down, Black Tongue de Mastodon, Dame Criptonita de Rapsusklei, Californication de Red Hot Chilli Peppers, Orange de Psichostick, y el disco Picasso en mis ojos de Diego el Cigala.

Creo que estás probando ‘Chilam Balam’. ¿Cómo se te está dando?

La estoy probando un poco, con estrategia, sin agobiarme, probando el final y como objetivo a largo plazo.

“No importa cuando, si quieres algo y te implicas al 200%, puedes conseguirlo”

Tú que habrás visto bastante a Angy Eiter en ‘La Planta de Shiva’. ¿Cómo observaste su proceso a lo largo de los 2 años que le llevó y qué opinión tienes sobre su ascensión? ¿Tú la has catado?

Cuando la probaba el primer año la veía muy lejos de hacerla. No enlazaba las secuencias, de chapa a chapa… ¡Y este año me sorprendió mucho! Justo me acababa de bajar de probar el segundo largo de esta vía y se metió ella… Iba flotando, como si de un 8a se tratara, dominando cada presa. Era increíble porque justo acababa de sentir aquellos movimientos tan duros. Es un puto ejemplo de “querer es poder”. No importa cuando, si quieres algo y te implicas al 200%, puedes conseguirlo.

Luis Rodríguez - Rodellar
El “pellejo” descolgándose en La Gran Bóveda de Rodellar  ©Ignacio Sandoval Burón

PREGUNTAS CORTAS

Fecha de nacimiento: 19/10/1988
Estatura: 173 cm
Peso: 58 kg
Comida favorita: Pizza.
Religión: Religión de los últimos vampiros hippies.
Ideas políticas: Un pegue de más es un pegue de menos.
Lecturas recomendadas: El Alquimista, Dispara, yo ya estoy muerto.
Películas aconsejadas: El Señor de los Anillos.
Roca o panel: Roca y panel.
Estoico o epicúreo: Cada uno siente la felicidad de una manera, desde lavar el coche tu día de descanso a las 8:00h, hasta hacer 400 km en el día para probar tu proyecto.
¿Nietzsche o Therese? Nietzsche. Tuve que ponerme a estudiar filosofía para contestarte.
Autocaravana o deportivo: Autocaravana sería un lujazo. Y tiempo para disfrutarla.
Billete de avión o tickets de gasolina: Ticket de gasolina.
Playboy o National Geographic: National Geographic por la mañana y Playboy por la noche.
Pizza o Hamburguesa: Pizza. Está clarísimo.
Verduras o bistec: Verduras.

 

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo

Jonathan Siegrist: “Para progresar hay que escalar lo más a menudo posible”

Jonathan Siegrist escalador

Jonathan Siegrist coronó el pasado abril su larga lista de vías duras con la que sin ninguna duda fue la mayor y más potente batalla de toda mi vida, el 9a+ duro o 9a+/9b de ‘Pachamama’ en Oliana.

Justo después, rápidamente se apuntó ‘Joe Mama’, con la que observa hay al menos un grado de diferencia y ‘Chaxi’. Antes ya se había subido por los 9a+’s de ‘Biographie’, ‘La Rambla’, ‘Papichulo’ y ‘Power Inverter’.

Tuve el gusto de conocerle años atrás durante uno de los festivales de escalada de Kalymnos, al que él acudía dentro del elenco de estrellas invitadas. El pasado abril volví a coincidir con él en Rodellar, acordando para más tarde esta entrevista por correo electrónico.

Terminaba de bajarse de su paseo por el 8b+ de ‘Géminis’, dejándonos boquiabiertos a todos los presentes. Subió sin esfuerzo aparente, sin emplear ni una sola rodilla –cuando es notorio la cantidad de empotres que todo el mundo que la prueba usa– y sólo cayendo en su tiento a vista en el último metro, tras salir recto empleando una regleta mínima donde todos salen a la derecha, a un último reposo donde darse un aire y desde donde la secuencia final es mucho más fácil.

“¡La gente sólo ve cuando estoy fuerte, pero todos los años hay momentos en los que escalar octavos resulta duro y hacer bloques de 8a es imposible!”

––

Creo que tu padre también escala; así que supongo que comenzaste a escalar por él. ¿Podrías decirnos cómo fueron tus comienzos?

Mi padre lleva escalando 40 años y mientras crecía me llevaba a escalar con él y eché mucho tiempo en las zonas de escalada. Cuando terminé el instituto fue cuando realmente comencé a escalar por mí mismo y fue entonces cuando empecé a encontrar mi pasión por escalar. Incluso ahora, todavía escalo con mi padre. Hace solo dos semanas que escalamos juntos en Wyoming.

¿Cómo ha sido tu progresión respecto al grado durante todos estos años?

Bueno, ¡a veces lenta y a veces rápida! Escalé mi primer 9a cuando llevaba más o menos 6 años escalando por mí mismo, pero me llevó 4 años más hacer mi primer 9a+. En ocasiones, cuando trabajo muy duro y todo se alinea, algunos grados llegan fácilmente, pero a menudo las cosas se sienten súper duras y sufro en grados muy por debajo de mi máximo. ¡La gente sólo ve cuando estoy fuerte, pero todos los años hay momentos en los que escalar octavos resulta duro y hacer bloques de 8a es imposible! Si no trabajo duro y me preparo no escalaré al cien por cien. No soy súper humano.

“La escalada de competición es una actividad propia en sí misma, muy diferente de la escalada en roca. Parece que este formato olímpico lo está llevando un paso aún más allá apartado de la escalada en roca”

Parece que eres un gran entusiasta de la roca, pero ¿qué pasa con las compes? ¿Has participado en alguna? ¿Ni siquiera las ves en el ordenador?

Sólo he estado en dos competiciones, hace mucho tiempo. No soy un buen competidor y el ambiente competitivo me hace escalar mucho peor – ¡quizás sea porque crecí como hijo único! También se necesita demasiado tiempo en el rocódromo para escalar bien en competición y no tengo el deseo de hacer esto. ¡Últimamente, los competidores están tan increíblemente fuertes que no tendría oportunidad alguna de llegar siquiera a las semis!

¿Qué opinión tienes sobre el formato olímpico?

La escalada de competición es una actividad propia en sí misma, muy diferente de la escalada en roca. Parece que este formato olímpico lo está llevando un paso aún más allá apartado de la escalada en roca, algo que para mí está bien. Creo que en la era de la escalada olímpica veremos que para ser el mejor de entre los mejores podría ser que nunca escales en roca. Pero, de nuevo, yo no tengo ningún interés en absoluto en el mundo de la escalada de competición, por lo que básicamente esto no me afecta.

© Cameron Maier

Habiendo viajado de manera regular a lo largo y ancho del mundo, ¿cuáles son las principales diferencias que has encontrado en el mundo de la escalada en tu tierra y en el resto del planeta, y más específicamente si lo comparas con Europa?

Creo de veras que el paisaje y los recursos de roca en Europa han posibilitado que la escena de allí haya crecido sin obstáculos. Es cierto que tenemos algunas paredes increíbles en USA, pero para la escalada deportiva de grado duro (larga, desplomada, paredes de roca muy buena con presas), tenemos una fracción de lo que tiene Catalunya, por no hablar de todo lo que hay en el sur de Europa. En cuanto a la gente, de veras, en todos los sitios que voy los escaladores son amables, inteligentes y que comparten. La comunidad global es muy especial. Tenemos mucho más en común que de diferentes.

¿Hay algo de la escena americana que crees que deberíamos importar en Europa? Y, ¿al revés?

Quizás, pero nada que merezca ser comentado.

La Sportiva Testarossa – “Guau, no puedo llegar a decir lo suficiente sobre este pie de gato. Lo he empleado para escalar todas y cada una de mis vías de 9a+”

Por favor, nombra los que para ti son el top 3 de las zonas de escalada en USA; y, lo mismo para el resto del globo.

Creo que las mejores zonas de USA son las áreas de Las Vegas (Tantísimos sectores geniales por aquí), zona central de Wyoming (alrededor de Lander) y Red River Gorge.

Por el mundo, creo que Céüse siempre será mi favorita absoluta y Siurana y Oliana cerca por detrás. Pero he de explorar muchas más zonas.

¿Qué tipo de escalada te va mejor? Y, ¿cuál peor?

Creo que el estilo que mejor me va es la escalada casi vertical y técnica, con agujeros y regletas, pero ¡hace mucho tiempo que no escalo en este tipo, con lo que ya no estoy seguro de ello!

Normalmente, los techos y la escalada muy dinámica es lo peor para mí, pero siempre lucho para mejorarlo.

La mayoría de las veces te hemos visto escalando con los Testarossa de La Sportiva. ¿Qué tienen estos pies de gato par satisfacer todas tus exigencias?

Guau, no puedo llegar a decir lo suficiente sobre este pie de gato. Lo he empleado para escalar todas y cada una de mis vías de 9a+ y en muchísimas áreas diferentes a lo largo de los años. Me encantan por la manera que son, tanto potentes como sensitivos. Pueden tirar bien en roca desplomada y aún así llevarte por regletas minúsculas. El talón se me ajusta como un guante y supera a cualquier otro talón que haya usado.

¿Cuáles son los pies de gato que siempre metes en la maleta para un viaje de mucho tiempo? ¿Por qué?

Siempre llevo conmigo dos pares de Testarossas, pero normalmente también llevo un pie de gato más duro, como el Miura VS o unos Otaki, para canteo puro y duro. Por último, me llevaría unos Solution o unos Skwama en caso de que una vía tenga una puntera crucial en donde no pueda emplear los Testarossa.

© Ignacio Sandoval Burón

“La mejor manera de progresar es escalar lo más a menudo posible en una amplia variedad de terrenos”

¿Cómo te prepararías para un viaje de escalada? ¿Haces algún entreno específico o sigues simplemente escalando en roca?

Los años anteriores he hecho entrenamiento periodizado y sistemático como preámbulo de un gran viaje, y me ha dado resultados geniales. Para este año estoy probando algo diferente, más escalada en roca e intentando cambiar más a menudo los estilos y disciplinas. Hasta ahora está siendo muy efectivo, pero ciertos grandes proyectos en el horizonte podrían requerirme volver al rocódromo.

¿Cuál es en tu opinión la mejor forma de mejorar? ¿Podrías decirnos cuál es para ti es la mejor rutina / ejercicio / consejo de entrenamiento para progresar?

La mejor manera de progresar es escalar lo más a menudo posible en una amplia variedad de terrenos. El entrenamiento sistemático debería reservarse para aquellos que lo han intentado a saco en roca y no han progresado desde hace ya mucho tiempo. El entreno es muy popular en este momento, pero aún así siento que intentarlo a saco en roca es la mejor manera de mejorar para la mayor parte de la gente.

Por cierto, ¿has seguido en alguna ocasión un régimen de entrenamiento o los consejos de alguna otra persona o simplemente has ido a tu bola?

Trabajé muy de cerca con Mark Anderson durante los meses iniciales de mi entreno periodizado en 2013/2014. Llevaba haciendo 9a cuatro años y sentía como que necesitaba algo más que catalizase un avance. Desde entonces he cambiado lentamente mi entrenamiento para adaptarlo a mi propio cuerpo y objetivos.

“Llevo unos 12 años sin carne en mi dieta”

Pudimos verte comiendo un montón de huevos en el vídeo sobre tu historia con la vía de ‘Biographie’. Los comías antes, durante o después de la larga aproximación y pegues a la vía. ¿Es esto tu principal fuente de proteína?

Jaja! Sí, como muchos huevos porque no como carne, sólo como pescado en ocasiones. Algunos días como seis huevos, pero a menudo son unos cuatro. ¡Delicioso!

En tu página web escribes que eres ‘pescatariano’. ¿Qué demonios es eso? ¿Puedes explicarnos más detalladamente cómo es tu dieta?

Jaja, sí, claro. Como pescado, pero de otro modo no como carne. Llevo unos 12 años sin carne en mi dieta. Como un montón de verduras, frutas, aceites y mantequillas de frutos secos (algo muy americano, lo sé).

Por cierto, creo que tú mismo tomas la mayoría de las imágenes que publicas en tu página web. ¿Te gusta hacer solo fotos de escalada o también de cualquier otro motivo en general? ¿Siempre jumareas una cuerda fija para hacerlas? ¿Escalas y tomas fotos el mismo día? ¿Qué material fotográfico tienes?

Sí, me encanta hacer fotos de escalada y de paisajes. En algunos viajes me siento muy motivado y saco fotos casi todos los días. Otras veces me centro totalmente en escalar y no llevo la cámara.

Es algo que lo hago totalmente por diversión. La escalada es siempre mi prioridad absoluta.

¡Claramente jumareo cuerdas fijas para hacer las mejores fotos de escalada, pero casi nunca en un día de escalada porque puede cansarme demasiado! Utilizo una Sony Alpha e intento hacer fotos con lentes excelentes.

Tienes algún tipo de relación colaborativa con algún videógrafo o fotógrafo de escalada? ¿Cuál es el el fotógrafo de escalada que más admiras?

Últimamente he trabajado sobre todo con Cameron Maier y Tara Kerhzner. Ambos son muy divertidos para estar por ahí y bromear, y me encanta su estilo a la hora de hacer las fotos. Escalar tus vías más duras puede ser muy estresante, por lo que es importante estar rodeado de fotógrafos que te entiendan y apoyen.

© Cameron Maier

¿Cuál es tu día o tu encadenamiento más memorable?

Creo que probablemente sea el día que hice la ‘Direct Dunn Westby’ 8b en Longs Peak (**Nota del traductor: 4 largos de 80 metros de hasta 8b a 4.200 metros de altura). Luché increíblemente duro y apenas pude hacerlo. Fue la mayor luchada de mi vida como escalador y mi padre estaba allí para apoyarme.

“Los grados varían muchísimo de una zona a otra y en todos los países, pero si la mayoría de las personas están de acuerdo con que una vía es así de fácil o así de difícil, el grado debe cambiar”

¿Cómo es un día de escalada perfecto para Jonathan Siegrist?

Un lugar bonito, un avance motivante en una vía, un pequeño grupo de buenos amigos y aire fresquito.

¿Has tenido alguna experiencia escalofriante escalando? Cuéntanoslo, por favor.

Una de la que ahora me acuerdo es cuando estaba preparado para hacer de primero una increíble fisura llamada ‘The Almighty’ 5.14R, en Teton Canyon, Wyoming. Los cacharros son muy difíciles de meter (en parte es ciega) y sólo un pequeño excéntrico te salva de caer al suelo en el paso clave. Me llevé un crash pad simplemente para estar seguro. En mi primer pegue me caí en el paso clave y mi asegurador apenas pudo salvarme de pegármela contra el suelo. Si el pequeño excéntrico hubiese saltado, sin duda habría caído al suelo desde unos 10 metros de altura.

Fue muy difícil reunir el coraje para volver a intentarlo, ¡algo que finalmente hice!

Sobre tu declaración de ‘Era Vella’… ¿Estabas intentando decir que para ti era 8c o que las vías de 8c que habías hecho en días previos estaban cotadas muy duras?

Estaba intentando decir que algunas vías parecen fáciles y otras parecen duras. Los grados varían muchísimo de una zona a otra y en todos los países, pero si la mayoría de las personas están de acuerdo con que una vía es así de fácil o así de difícil, el grado debe cambiar. Al final, el núcleo de la comunidad de escaladores sabe que algunas vías son tan increíblemente exigentes para su grado y que otras podrían ser más accesibles. Supongo que los detalles no importan mucho, pero creo que es importante intentar ser exigentes con nosotros mismos, en especial al nivel de los profesionales.

En Rodellar me dijiste que estás pensando en volver a España el próximo año y vivir por aquí durante un período de tiempo largo. ¿Te quedarás por la región de Catalunya o quizás también te moverás por otras zonas de la Península Ibérica? ¿Quizás vayas a por ‘Chilam Balam’? ¿Cuál es entonces tu lista de cosas que hacer?

¡Volveré este otoño a Catalunya! Y no puedo esperar. Será sólo por un mes, pero aún no estoy seguro de cuáles son mis planes exactamente. En cuanto a quedarme un período de tiempo más largo, aún sueño con ello, pero puede ser complicado obtener el visado y también llevarme a mi perro a Europa. ¡Espero que sea pronto!

¿Cuáles son tus modelos a seguir en la vida en general y en la escalada en particular? ¿Por qué?

Admiro de veras a mi amigo Josh Morris, que lleva una compañía de guías en Chiang Mai, en Tailandia. Es amable e increíblemente inteligente y generoso.

¡Mi madre! Por su corazón y su serenidad.

Siempre he admirado a mi padre por tener esa inagotable motivación que no tiene par y una motivación por ayudar a los demás que es increíble.

Admiro a Brooke Sandahl, uno de las dueños de Metolius y legendario escalador, por crear esa increíble vida para sí misma, a partir de unos comienzos humildes y sin pisar la cabeza de nadie.

Admiro a mis amigos Chris Sharma, Alex Honnold y Emily Harrington porque, en mi opinión, con toda su fama han seguido fieles a lo esencial de la escalada.

Tommy Caldwell ha sido para mí un gran motivador desde mis comienzos. Un tío que se desloma currándoselo y que se esfuerza al máximo en cada momento. Muy poca gente puede reunir de veras este tipo de entusiasmo.

Podría seguir y seguir. ¡Los personajes en la escalada y en mi vida me han influenciado mucho!

© Cameron Maier

Unas pocas preguntas cortas

Edad
31

Altura
167 cm

Peso
58 kg

Ideas políticas
Liberal, progre

Religión
Bondad amorosa

Comida preferida
Mejicana

Actividades de ocio preferidas cuando no estás escalando
La música, escribir, bailar, los amigos, los perros, los postres

Lecturas recomendadas
The Push de Tommy Caldwell

Esponsors
Arcteryx, La Sportiva, Metolius, Maxim Ropes, Climb ON, Pro Bar

Billetes de avión o las llaves de una casa
Los billetes de avión, sin duda

Autocaravana o un coche deportivo
Un deportivo

Playboy o National Geographic
Nat Geo

Hamburguesa o vegetales
¡Vegetariano!

Fútbol americano o fútbol
Depende de en qué país me encuentre…

Nietzsche o Thérèse
Quien tiene un por qué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo

Epicúreo o estoico
Epicúreo

Chaval internacional o casero
Intento ser ambos

Madrugador o nocturno
Nunca temprano, por favor, nunca temprano

Verano o invierno
Verano

Otoño o primavera
Otoño

Medio lleno o medio vacío
Medio lleno

Contenido patrocinado por    
LaSportiva_Logo