22 de junio de 2024

Tradicional extremo

James Pearson resuelve ‘Bon Voyage’, una de las vías de trad más duras del mundo

Compartiendo la sección inicial con 'Le Voyage', la deseada línea de Annot (Francia), la nueva versión del británico es más exigente. No se pronuncia sobre el grado pero da suficientes referencias como para situarla alrededor del noveno

James Pearson escalando en Annot
'Bon Voyage' comparte el inicio con 'Le Voyage', que también estableció James Pearson. Foto / Raphaël Fourau
 

James Pearson ha conseguido resolver un antiguo proyecto de escalada tradicional en Annot (Francia). El británico ha bautizado a la vía con el nombre de Bon Voyage, en una clara referencia a Le Voyage E10 7a (8b+), línea con la que comparte el inicio. Fue Pearson precisamente quien también realizó la primera ascensión de esta última, en mayo de 2017.

Bon Voyage cuenta con su propia personalidad. Después de escalar los primeros metros comunes con Le Voyage, la vía se desvía a la izquierda, en ligera travesía, a través de una placa prácticamente lisa, donde unos agujeros y pequeñas regletas son los únicos agarres existentes. En la última sección, una técnica y marcada arista es el colofón final. «Descubrí la vía en 2021 y desde entonces me he estado preparando activamente para ésta. Siento que he realizado un paso más en el estilo tradicional respecto a todo lo que había escalado anteriormente. He disfrutado el proceso de desarrollar nuevas fuerzas y habilidades, que me han acabado dando esta oportunidad», ha comentado James.

A pesar de que Pearson no ha graduado la vía, parece que ésta se encontraría entre algunas de las vías de escalada tradicional más duras del mundo. El escalador británico le ha dedicado mucho más tiempo que a cualquiera de sus proyectos anteriores. Por citar algunos, en los dos últimos años ha podido repetir Tribe, en Cadarese (Italia), y Lexicon E11 7a, en Langdale (Reino Unido), por ejemplo. En Bon Voyage ha pasado «alrededor de 20 días repartidos a lo largo de dos años y 10 intentos en redpoint. De hecho, es la vía en la que he realizado más intentos en redpoint. Más que en Tribe y que en cualquier 9a que haya encadenado. He tenido que entrenar en una tabla multipresa de forma específica para ser capaz de resolver todos los movimientos y poder pasar con éxito el intenso crux de dedos».

Durante el tiempo que le ha llevado cerrar Bon Voyage, James Pearson también ha encadenado un par de vías de 9a de similar estilo y longitud. Esta información podría ser útil para hacerse una idea de la dificultad a la que puede llegar Bon Voyage. «Cuidado, hay que tener en cuenta que una primera ascensión siempre se siente más dura que una repetición», ha apuntado.

Existen un buen puñado de especialistas en la escalada tradicional que podrían afrontar un proyecto como Bon Voyage con garantías y acabar generando un consenso sobre el grado de esta línea. No hace faltar dar muchas vueltas… Jacopo Larcher, Barbara Zangerl, Siebe Vanhee, Symon Welfringer o Jonas Schild ya han repetido la versión más fácil, Le Voyage. Ahora tienen un nuevo reto si regresan a Annot.

Noticias relacionadas