Inicio Actualidad La escalada no será olímpica hasta 2021

La escalada no será olímpica hasta 2021

Muro de escalada para Tokio 2020
Muro de escalada instalado en Tokio para la celebración de los Juegos. Foto / @tokyo2020

Después de días de especulaciones y noticias no contrastadas, Japón ha confirmado que pospone los Juegos Olímpicos de Tokio a causa de la crisis del coronavirus hasta 2021. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha llegado al acuerdo con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, para tomar la decisión ante las fuertes presiones del mundo del deporte.

En las últimas horas Canadá había sido el primer país en plantarse y anunciar que sus atletas no irían a Tokio si se celebraban los Juegos este año. Otros países como Estados Unidos, Australia, Brasil, Noruega o Eslovenia también habían ejercido presión.

El aplazamiento de los Juegos es una medida insólita. La cita olímpica solo ha dejado de celebrarse en 1916, 1940 y 1944, y siempre debido a las guerras mundiales.

Japón ha invertido 35.000 millones de euros en los Juegos, pero el coste de una cancelación total ascendería, según los expertos, a 67.000 millones.

La escalada tendrá que esperar

El COI anunció el 2 de agosto de 2016 que la escalada sería por primera vez olímpica en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Esto suponía el reconocimiento a un deporte que se encuentra en pleno crecimiento durante los últimos años. La International Federation of Sport Climbing (IFSC) dijó entonces que habían unos 35 millones de escaladores alrededor del mundo y que el 50% tienen menos de 25 años, gracias a las tendencias de los deportes urbanos.

Con este anuncio empezaba un largo y sacrificado camino para muchos escaladores y escaladoras de élite. Un camino para intentar hacerse con una de las 40 plazas (20 masculinas y 20 femeninas) disponibles para competir en Tokio. Los resultados del pasado Campeonato del Mundo de Hachioji (Japón) fueron los primeros que sirvieron para otorgar los pasaportes olímpicos. Después siguió el Preolímpico combinado de Toulouse (Francia) y más recientemente el Campeonato Panamericano de Escalada.

Entre los escaladores que tendrán que esperar un año más para poder competir en Tokio se encuentra el extremeño Alberto Ginés, que consiguió su plaza en Toulouse. Él y el resto de clasificados deberán reconstruir su planificación y trabajar un año más para llegar en forma a la cita olímpica.

Por otra parte, la IFSC tendrá que rehacer ahora todo el calendario internacional en base a las nuevas fechas que establezcan el COI y Japón para la celebración de los Juegos. La IFSC precisamente ya anunció hace unos días que posponía todas las competiciones previstas para los próximos meses debido al coronavirus y quedaba la incógnita de cómo se repartirían las últimas plazas disponibles para Tokio.