12 de junio de 2024
E9 Planet

E9 Planet
Nuevo capítulo

David Bermúdez se estrena en el 9a con una clásica: ‘Esclatamasters’

El madrileño de 14 años aprovecha unas cortas vacaciones de invierno para anotarse su vía más dura hasta la fecha. El año pasado ya encadenó más de 10 vías entre el 8c y el 8c+

David Bermúdez escalando en Perles
David Bermúdez en 'Esclatamasters', en Perles. Foto / Juanma León - Sputnik Climbing
 

David Bermúdez ha encadenado Esclatamasters, en Perles. Es la primera vía de noveno grado para el joven escalador de 14 años, que ha necesitado solo seis intentos, repartidos en tres días, para anotarse la vía. Unos días antes de anotarse Esclatamasters David dejó bien claro que llegaba a la comarca del Alt Urgell bien en forma, encadenando Fish Eye 8c, en el Contrafort del Rumbau, en solo dos pegues. De ahí ya saltó a Perles, donde el principal factor con el que ha tenido que lidiar es el calor, con temperaturas de hasta 22ºC.

«Es una de las mejores vías que he escalado jamás, ya que mezcla una primera parte de chorreras muy física que te lleva a una placa muy técnica de canto pequeño. Parece mentira que a finales de enero tengamos 22°C. Esta temperatura ha sido una dificultad adicional, sobre todo en la placa, que requiere una buena condición. En la escalada no siempre vamos a tener ni el mejor día ni las mejores condiciones y aún así hay que intentarlo y luchar por el objetivo aunque no se tenga un panorama favorable», ha comentado Bermúdez.

El año pasado David encadenó más de 10 vías entre el 8c y el 8c+, explotando definitivamente como escalador. Durante la primavera de 2023 consiguió su primer 8c+ con Potemkin, en Cuenca, y venía de anotarse vías como El Calvario del Sicario 8c/+, Citania 8c o Sumazero 8c, en Cuenca también.

Esclatamasters, incombustible

A día de hoy Esclatamasters bascula entre el 8c+ y el 9a, aunque la mayoría de ascensionistas de la vía se la han apuntado como 9a. Equipada por Salva Serrano hace casi 20 años, la primera ascensión la realizó Ramon Julián, en 2006. «Ramonet» propuso 9a, aunque Seb Bouin y Magnus Midtbø la repitieron posteriormente y prefirieron en 8c+. La rotura de una presa en la sección de la placa parecía que acabaría consolidando el grado en el 9a, pero sigue existiendo un debate abierto.

En 2022, Anak Verhoeven la repitió por partida doble, con y sin rodilleras, demostrando que se podía prescindir perfectamente de un accesorio que para muchos ahora es casi imprescindible. La belga no dudó en apuntársela como 9a.

El año pasado Esclatamasters fue todo un hype, recibiendo un buen número de repeticiones. La encadenaron figuras como Angelika Rainer, Ana Liina Laitinen o Leo Bøe, y todos también coincidieron en el darle el mismo grado: 9a. Ya en 2024, Solveig Korherr, que encadenó la vía pocos días antes que David Bermúdez, prefirió el 8c+.

Más allá de la dificultad de Esclatamasters, lo que le ha convertido en una línea tan popular es su belleza y variedad en el tipo de estilos que ofrece. A David le ha abierto una nueva puerta, la de la novena dimensión, y no qué mejor que hacerlo con una gran clásica.

Noticias relacionadas