Inicio Reflexiones “Honnolding”, enfrentarse al miedo desde el abismo

“Honnolding”, enfrentarse al miedo desde el abismo

Compartir
Alex Honnold Thank God Ledge
Alex Honnold en la 'Thank God Ledge' Foto / Jimmy Chin

¿Sabías que Alex Honnold tiene su propio verbo? “To honnold” -normalmente escrito “honnolding”– significa: estar de pie en un punto alto y precario, con la espalda apoyada a la pared, mirando hacia el abismo. Enfrentándose al miedo, literalmente.

El verbo nació a raíz de una fotografia de Jimmy Chin donde aparece Alex Honnold con la espalda pegada a la pared en la ‘Thank God Ledge’. Esta estrecha repisa se encuentra a 550 metros del suelo, en el Half Dome, en Yosemite. Honnold no pasaba por allí por casualidad, estaba escalando en solo integral la vía ‘Regular Northwest Face’. Una línea con dificultades de hasta 7a+, de 23 largos. Con esta ascensión, el escalador de Sacramento se convirtió en el primero que superaba una vía en el Half Dome sin cuerda. Corría el año 2008.

Unos años después, con Instagram empezando a pisar fuerte, la etiqueta #honnolding se convirtió en tendencia. Ahora, después de la escalada histórica de Honnold en El Capitan, el verbo “to honnold” vuelve a estar de moda en las redes sociales.

Alex Honnold tenía un plan

Echando la vista atrás y recordando entre otros, el momento en que Alex Honnold inspiró ese verbo mientras se enfrentaba a sus miedos en la ‘Thank God Ledge’, todo cobra sentido. Honnold tenía un plan, un plan que empezó a coger fuerza con los solos de ‘Astroman’ (6c+) y ‘The Rostrum’ (6c), en 2007; que siguió con la citada escalada en el Half Dome; y que acabó de pulir con el épico solo integral de ‘El Sendero Luminoso’ (7c), en Potrero Chico (México), en 2014. Ese plan era escalar El Capitan sin cuerda, en solo integral. Un largo y meditado camino con un único objetivo. Y lo hizo: “Estoy entusiasmado por haber llevado a cabo hoy el sueño de una vida”, comentó después de conseguirlo. Grande Alex. Grande el delirio de quien, una vez ha aprendido a soñar, no querrá jamás dejar de hacerlo.