Inicio Actualidad William Bosi encadena ‘La Capella’ 9b en un tiempo récord

William Bosi encadena ‘La Capella’ 9b en un tiempo récord

Will Bosi en 'La Capella' 9b
Will Bosi en 'La Capella' 9b, una de las vías más duras de Siurana. Foto / Alex Anderson

William Bosi ha encadenado La Capella 9b, en Siurana, en un tiempo récord. El joven escalador escocés de 21 años ha necesitado tan solo tres días -incluyendo el día del rotpunkt- para apuntarse su primera vía de 9b. Es el segundo escalador británico que alcanza este grado después de Steve McClure, que lo hizo con Rainman, en Malham Cove (North Yorksire, UK).

Precisamente fue en Malham Cove donde Bosi consiguió su primera vía de noveno grado, Rainshadow 9a, en mayo de 2016. Con este encadenamiento se convirtió en el escalador más joven del Reino Unido -tenía 17 años- en llegar al 9a. Después llegaron otras vías duras a su libreta, como Hubble 8c+ y Mutation 9a, en Raven Tor, o la primera repetición de Hunger 9a, en Anvil, la vía más dura de Escocia, en abril de 2018.

Will Bosi en Hunger 9a
Will Bosi consiguió su tercer 9a con ‘Hunger’. Foto / Paul Diffley

Entrevista exclusiva con Will Bosi tras su encadenamiento de La Capella

Hemos tenido la suerte de coincidir con Will Bosi en Cornudella un par de horas después de que se apuntara su primer 9b con La Capella. Estaba celebrando el encadenamiento discretamente en el bar del Goma2 mientras cenaba y jugaba una partida de ajedrez con un amigo. Estas son las palabras que hemos cruzado con él.

¡Has encadenado La Capella muy rápido!

Sí, ¡qué locura! El primer día me caí en el último crux y el segundo día me quedé a un solo movimiento de coger el canto final de la vía. En mi tercer día en la ruta he calentado, me he puesto esparadrapo en un dedo donde tenía mal la piel y he encadenado. Aún no me lo creo.

«En mi tercer día en la ruta he calentado, me he puesto esparadrapo en un dedo donde tenía mal la piel y he encadenado»

¿Por qué escogiste La Capella?

No estoy seguro. Está en el mismo sector que Jungle Speed, una vía que siempre me había motivado probar desde que era un crío. En 2017 la encadené y entonces pensé que la progresión lógica era probar la vía vecina, La Capella. Había visto muchas veces el vídeo de Ondra en la ruta y también me motivaron mucho los encadenamientos de Ghisolfi y Woods.

¿Habías venido a Catalunya con esta vía como objetivo principal? 

No, de hecho primero estuve en Santa Linya probando Catxasa 9a+. Me quedé muy cerca en mi primer intento serio pero entonces llegó la gran tormenta. Seguramente la cueva de Santa Linya aún está mojada. Me fui a Margalef y el muro de Espadelles estaba seco, pero realmente quería probar First Round, First Minute 9b y estaba muy mojada… Así que tan solo probé un proyecto en Espadelles. La última semana he estado en Siurana y mi idea era probar La Capella para ver cómo me sentía, sin ningún tipo de expectativas. Es un estilo que se me da bien ya que entreno mucho sobre regletas.

¿Cómo te has sentido en la vía?

Me he sentido muy bien en cada una de las secciones, pero hoy, los últimos dos movimientos del bloque más fácil me han resultado duros, estaba muy cansado. Es lo que hace tan difícil encadenar esta vía, unir esas secciones tan exigentes. He disfrutado muchísimo consiguiendo enlazar todos esos movimientos.

¿Qué vendrá ahora?

Vuelvo ya al Reino Unido y entrenaré para el Campeonato de Europa que se disputará en Moscú. Es mi última oportunidad de conseguir una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio. Si no lo consigo volveré aquí en abril.

La Capella, corta, explosiva y a bloque

La primera ascensión de La Capella corrió a cargo de Adam Ondra y causó un gran revuelo mediático. Ondra la encadenó en febrero de 2011 y suponía el segundo 9b en la libreta del escalador checo nacido en Brno.

Los hermanos Carles y David Brascó equiparon esta línea en 1996. La vía del sector homónimo se quedó entonces como un proyecto para generaciones futuras. Sumida en el letargo, que no en el olvido antes de que llegara el encadenamiento de Ondra, ya la habían probado Dave Graham -que la está trabajando de nuevo actualmente-, Klem Loskot, Ramon Julián o Daniel Jung.

La Capella es una vía corta, explosiva y a bloque. Ondra invirtió un total de nueve días para encadenarla, repartidos en dos visitas. Siete años después, en enero de 2018, llegó la primera repetición de la mano de Stefano Ghisolfi. Daniel Woods le puso el tercer punto rojo en febrero de 2018 después de cinco días de intentos, un lapso de tiempo superado por Bosi en la cuarta absoluta de la vía.