En La Gran Bóveda

Vita Lukan encadena ‘Géminis’ 8b+ a vista, en Rodellar

La eslovena de 21 años aprovecha el final de la temporada de competiciones para escalar en roca en Rodellar y se suma al grupo de mujeres que han llegado al 8b+ a vista
Redacción
COMPARTE EN:
Vita Lukan escalando en Rodellar
Vita Lukan en 'Géminis' 8b+. Foto / Nace Gosnik

Vita Lukan ha encadenado Géminis 8b+ a vista, en Rodellar. La eslovena de 21 años es la última de las escaladoras que han conseguido el que hasta el día de hoy es el grado máximo encadenado por una mujer a vista. «Fue una gran batalla, no solo contra la resistencia sino también contra mí misma. Fue difícil mantener la calma en la parte superior, en una king line de 40 metros donde la mente empezó a jugar conmigo. Todavía tengo una relación de amor/odio con estas vías tan largas y desplomadas de Rodellar y aún me estoy acostumbrando a escalar con rodilleras», ha explicado Lukan.

Aunque no escala mucho en roca, Vita ya había encadenado previamente vías de hasta 8a+ a vista y en Misja Pec (Eslovenia) se anotó Histeria 8c+ en 2020. Este año ganó el Rock Master Festival, en Arco (Italia), compartiendo el primer cajón del podio con Jessica Pilz, y en Briançon (Francia) consiguió su primera medalla (de bronce), en una prueba de la Copa del Mundo de Dificultad.

La historia del 8b+ femenino a vista

El 8b+ es el máximo grado encadenado en la historia de la escalada femenina. La primera en alcanzarlo fue Josune Bereziartu, con Hidrofobia, en el Racó de Misa (Serra de Montsant, Tarragona), en abril de 2006. Curiosamente, el primer 8b+ femenino al flash lo protagonizó la norteamericana Katie Brown, en la misma vía, en 1999.

Otras cinco realizaciones femeninas destacan en el mismo grado y a vista y tuvieron un escenario en común, el Contrafort de Rumbau, en Oliana. La primera fue a cargo de Maja Vidmar, en 2010, al encadenar Humildes Pa CasaMina Markovič también encadenó  a vista la misma vía en diciembre de 2014 y según su opinión, “el 8a+/b se ajustaría mejor como grado para la vía”. La tercera lleva el nombre de Kajsa Rosén, que en abril de 2016 encadenó al primer intento y sin tener ningún tipo de información previa de la vía, T1 Full Equip, 8b+ para algunos y 8c para otros. Anak Verhoeven tachó al primer intento Gorilas en la Niebla, en noviembre de 2019. Martina Demmel, la más cercana en el tiempo respecto a Vita Lukan, encadenó a vista, igual que Vidmar y Markovič, Humildes Pa Casa en marzo de este mismo año.

El baile de grados también afectó al encadenamiento a vista de Charlotte Durif en Pic Saint Loup, al apuntarse Les Rois du Pétrole, originalmente graduada de 8c aunque actualmente se considera 8b+. También en Francia, en Saint-Léger, Jenny Lavarda encadenó  Le mur des cyclopes 8b+ a vista en julio de 2014.

Sasha DiGiulian también consiguió escalar un 8b+ a vista en 2011, cuando encadenó Omaha Beach, en Red River Gorge, y Laura Rogora, en el Racó de Misa, donde Josune marcó el punto de inflexión, encadenó L-mens, en enero de 2020.

Redacción
CAMP
Martina Demmel encadena ´Humildes Pa Casa´ 8b+ a vista
Sigue leyendo
Adam Ondra, Vita Lukan y Jessica Pilz, másters en Arco
Sigue leyendo
E9 Planet - spring/summer 2021
Rock Empire
EPIC TV España