19 de mayo de 2024
E9 Planet

E9 Planet
En Siurana

Michaela Kiersch en ‘La Rambla’ 9a+

Tras pasar un mes en Siurana la norteamericana se apuntaba su vía más dura hasta la fecha: 'La Rambla'. Fue la tercera mujer que conseguía pasar la cuerda por la cadena con éxito en el 9a+ más repetido del mundo

 

Michaela Kiersch encadenó La Rambla 9a+, en Siurana, el pasado mes de enero. La suya fue la tercera ascensión femenina de la vía y la que sumaba 32 en el cómputo total de la icónica línea del Pati. Además, con este rotpunkt la norteamericana se anotaba también su primer 9a+.

En la descripción del vídeo que ahora se estrena sobre el proceso de Michaela en La Rambla, se apunta: «Desde su ascensión en Dreamcatcher en 2021, Michaela se enfocó en conseguir este objetivo, invirtiendo más tiempo haciendo boulder, sesiones en la multipresa y entrenando. Parece que ha valido  la pena».

El listado de vías entre el 8c+ y el 9a+ de Michaela Kiersch no es muy extenso pero todas las líneas que atesora entre estos grados son auténticas clásicas. Si licenció como novenogradista con la antes mencionada Dreamcatcher, en Squamish (Canadá), en septiembre de 2021, y en Red River Gorge (Kentucky, USA) contaba con una magnífica trilogía compuesta por Pure ImaginationLucifer y The Golden Ticket, las tres 8c+. A principios de 2018 fue la primera mujer capaz de encadenar la clásica Necessary Evil 8c+, en Virgin River Gorge (Arizona, USA).

Sobre La Rambla

En el artículo sobre la historia de La Rambla que Pep Farré publicó en este espacio en marzo de 2018 comentaba: La Rambla es una de esas king lines que, por supuesto, cuenta con sus grandes momentos, sus hitos, polémicas y personajes. Un bagaje que la sitúa, y la mantiene, como el buque insignia de la gran escuela que hoy es Siurana. […] Pasear al pie de La Rambla sigue siendo algo cautivador. Y es que aunque hoy día haya sido ampliamente superada en dificultad, la ruta conserva ese aroma de línea estelar que reclama la atención de la comunidad escaladora. Año tras año su concurrido pie de vía se ve frecuentado por fuertes escaladores. Por allá huele a noveno, y mientras se suceden los intentos, resuenan los jaleos animosos del resto de mortales que, desde el suelo y partiéndonos las cervicales, intentamos imaginar los entresijos de una vía llamada a marcar época».

Noticias relacionadas