El primer 9b de Italia

Marcello Bombardi repite ‘Lapsus’ 9b y cuestiona el grado

Es la vía más dura que ha encadenado el escalador italiano, aunque duda sobre si merece llegar al 9b tras encontrar un empotramiento de rodilla clave
Redacción
COMPARTE EN:
Marcello Bombardi en Lapsus
Marcello Bombardi en 'Lapsus' 9b. Foto / Enrico Veronese

Marcello Bombardi se ha hecho con la tercera ascensión de Lapsus 9b, en Andonno (Italia). “Lapsus fue el primer 9b italiano, establecido por Stefano Ghisolfi en 2015. A pesar de estar relativamente cerca de mi casa nunca lo había tenido en cuenta. Siempre lo había visto como algo lejano y extremo para mí”, ha comentado Marcello después del rotpunkt.

Lapsus es una conexión entre las vías Noia, el primer 8c+ de Italia, con la firma de Severino Scassa en 1993, y Anaconda 8c. Lo más duro de la vía se reserva para el final, que tumbó a Ghisolfi en varias ocasiones y que también ha llevado de cabeza a Bombardi: “Perdía la motivación debido al dolor de piel causado por la roca abrasiva en la primera parte y por tener el canto final delante de mis ojos y no ser capaz de dominarlo”.

El italiano decidió centrarse en el proyecto el pasado invierno tras volver de un viaje a Flatanger (Noruega), donde se apuntó vías como Muy Verdes 8c y Nordic Plumber 8c, al flash, o  The Illusionist 9a y Thors Hammer 9a. “Iba a tener tiempo a la vista de la falta de competiciones o viajes al extranjero, así que decidí escoger Lapsus como un proyecto a largo plazo, aunque tampoco tanto… Probar la misma vía tanto tiempo ha sido demasiado para mí en términos de tolerancia mental”, ha reconocido.

El grado máximo de Marcello hasta ahora era el 9a. Se estrenó en el noveno con Estado Crítico, en Siurana, el primer día de enero de 2019. Fue su único 9a ese año aunque en 2020 cogió ritmo y tachó cuatro más. Con Lapsus podría haber saltado del 9a al 9b, pero él mismo ha dudado sobre la dificultad de ésta y si merece el grado propuesto en su día por Ghisolfi.

Dificultad cuestionada

Stefano Ghisolfi realizó la primera ascensión de Lapsus en noviembre de 2015 y propuso 9b. Fue su estreno en el grado y además ponía a Italia en el mapa de los 9b. La primera repetición se hizo esperar un par de años y llegó de la mano de uno de sus amigos, Adam Ondra, en abril de 2017. El checo estuvo de acuerdo entonces con la opinión de Ghisolfi aunque ya apuntó que podía tratarse de un 9b fácil.

Marcello Bombardi: “Probando la vía encontré y pude utilizar un empotramiento que permite recuperarte antes de la última sección de bloque”

Bombardi ha cuestionado la propuesta de 9b después de encontrar un nuevo empotramiento de rodilla: “Probando la vía encontré y pude utilizar un empotramiento que permite recuperarte antes de la última sección de bloque. No es fácil mantener la tensión y liberar algo de peso, especialmente viniendo desde abajo, ya con las piernas cansadas, pero creo que así se quedaría fuera del 9b. A pesar de ello, lo que importa es la experiencia y batalla que he mantenido con la vía. Me ha retado y me ha enseñado mucho. Lo haría otra vez, con o sin la ‘b'”.

La opinión del italiano pone de nuevo sobre la mesa el debate sobre las rodilleras. Ghisolfi y Ondra no utilizaron ese empotramiento, Bombardi sí. ¿Cuál debería ser el grado de la vía? ¿9b sin esa rodilla y 9a+ si se utiliza? ¿Se respeta el estilo y propuesta de la primera ascensión y debe reseñarse con dos grados si surge un método nuevo con una rodilla o más?

Redacción
CAMP
Adam Ondra, segunda ascensión y confirmación de ‘Lapsus’ 9b
Sigue leyendo
Marcello Bombardi tacha tres clásicas duras de Siurana
Sigue leyendo
E9 Planet - spring/summer 2021
Rock Empire
EPIC TV España