24 de abril de 2024
E9 Planet

E9 Planet
En tres sesiones

Jorge Díaz-Rullo repite ‘Hipoxia’ 8C, en Navalosa

El madrileño se reencuentra con su máximo grado encadenado en boulder, el 8C. Ha necesitado solo tres sesiones nocturnas para repetir uno de los problemas más duros de la zona centro

Jorge Díaz-Rullo escalando en Navalosa
Jorge Díaz-Rullo en 'Hipoxia' 8C, en Navalosa. Foto / Col. Jorge Díaz-Rullo
 

Jorge Díaz-Rullo se ha hecho con la tercera ascensión de Hipoxia 8C, en Navalosa (Ávila). Con primera ascensión de Beto Rocasolano durante el invierno de 2018, las repeticiones de este problema no han llegado hasta 2023. Primero lo tachó Pablo Zamora, en junio, y ahora Díaz-Rullo.

Hipoxia es la línea inversa a Parálisis Espástica. Rocasolano empezó probando el problema de César Quero pero consideró que era más lógico escalarlo al revés, de forma ascendente y finalizando con un exigente mantel.

«Nunca es fácil volver a tu máximo nivel en boulder, especialmente si lo haces en pleno agosto», ha comentado Jorge, que le ha dedicado tres sesiones nocturnas al problema. «En mi primera sesión hacía mucha calor y prácticamente no pude hacer ni los movimientos. En la segunda, también hacía calor pero me fue mejor y caí dos veces en la salida. En la tercera, había descansado, la noche era fría y hacía viento, y además, tuve una buena compañía que me motivó. Ese tercer día todo fue perfecto y puede flotar hasta el top en mi primer intento», ha relatado el madrileño.

Respecto al grado de Hipoxia, Jorge ha dicho que no puede dar su opinión «porque hacía más de un año y medio que no hacía boulder. El proceso en este caso ha sido diferente ya que empecé probando Hipoxia con mucha calor y no en muy buena forma y acabé encadenándolo con buenas condiciones después de dos meses de duros entrenamientos. Obviamente, en el pegue mágico todo me pareció fácil. A ver qué dicen los futuros repetidores».

Jorge suma Hipoxia a su lista de 8C encadenados. Se estrenó en este grado con Soyuz, en Zarzalejo (Madrid), en marzo de 2019, y dos años más tarde, por ejemplo, encadenó Trinity 8C, en la Peixcave, en Madrid.

Noticias relacionadas