Inicio Actualidad Jorge Díaz-Rullo firma la primera repetición de ‘Trinity’ 8C

Jorge Díaz-Rullo firma la primera repetición de ‘Trinity’ 8C

Jorge Díaz-Rullo en Trinity
Jorge Díaz-Rullo en 'Trinity' 8C. Foto / Carlos La Rosa

Jorge Díaz-Rullo ha conseguido la primera repetición de Trinity, en la Peixcave, en Madrid. Beto Rocasolano realizó la primera ascensión de esta travesía de unos 45 movimientos en septiembre de 2017. “Es una propuesta de 8C, que será 9a de vía aproximadamente, sobre un techo de granito con mucho truco”, explica Jorge.

El escalador madrileño volvió a casa el pasado mes de diciembre después de haber estado varios meses moviéndose por varias escuelas de escalada deportiva en Catalunya y tachar vías como El Bon Combat 9b o Gancho Perfecto 9a/+. En la Comunidad de Madrid se ha centrado en los entrenamientos y en el boulder, y en las últimas semanas además de Trinity se ha anotado problemas como Zarzafar 8B/+, en Zarzalejo, o Explotación Superartificial, 8B según su opinión, en Torrelodones.

Primera repetición de Trinity, la gran travesía de la zona centro

Fue Alfono Peso quien descubrió la Peixcave y sus líneas a mediados de la pasada década. Trinity es el problema estrella y desde la misma fisura de inicio posteriormente salen tres líneas: la ya mencionada Trinity, Anubis 8B y Abismo de Noa 8B+.

Tras encadenar Trinity Beto Rocasolano comentó que era la Wheel of Life española, comparándola con la popular y controvertida travesía The Wheel of Life, que Dai Koyamada estableció en Hollow Mountain Cave, en Grampians (Australia), en 2004. Y es que Trinity va más allá de lo que se podría considerar un problema de boulder, ya que suma unos 45 movimientos sobre granito desde el fondo de la cueva hasta un final vertical.

Jorge Díaz-Rullo: “Siempre había querido hacer esta joya. Me motivaba porque ahora estoy entrenando mucho”

Jorge explica que “estuve hace dos años y escalé las dos variantes, Anubis y Abismo de Noa, pero la verdad es que no recordaba nada. Lo recordé todo y resolví Trinity al cuarto intento, después de haber caído en los tres anteriores en la parte final, bastante hinchado”.

“Siempre había querido hacer esta joya. Me motivaba porque ahora estoy entrenando mucho. Era mi quinto día seguido escalando, me tocaba hacer resistencia y en vez en irme al plafón decidí ir a la Peixcave. La roca siempre me motiva mucho más”, comenta el madrileño.

Respecto a su dificultad, Díaz-Rullo ha confirmado la propuesta de Beto Rocasolano: “No entiendo mucho el grado de travesía pero creo que es más dura que Kaizen, en Torrelodones, o Super Blood Wolf Moon, en la Cova de l’Ocell, que ya había encadenado. Supongo que será 9a fácil hablando en términos de vía. La he resuelto rápido, ese techo se me da bien”.

Una vez repetido Trinity, Jorge ha establecido una nueva línea en la cueva a la que ha llamado Fuhrer, y que en dificultad sería similar a Trinity.