Inicio Entrevistas Keita Kurakami: “Me gusta explorar los límites en cuanto al estilo”

Keita Kurakami: “Me gusta explorar los límites en cuanto al estilo”

Compartir
Keita Kurakami en The Nose
Keita Kurakami descansando en la hamaca durante su ascensión de 2017 en 'The Nose'. Foto / Col. Keita Kurakami

Keita Kurakami saltó a la fama mundial en noviembre de 2017 después de su ascensión “casi en libre” en The Nose. El japonés se convirtió en un primer momento en el quinto escalador capaz de escalar en libre la vía más popular de El Capitan, en Yosemite, aunque unos días después se le retiró el prestigioso título.

Kurakami reconoció haber subido a la cima a descansar durante el ataque, algo no aceptado según las reglas no escritas en un intento de ascensión en libre. Su honor quedó en entredicho, pero el escalador nipón tenía claro que volvería a El Capitan para intentarlo de nuevo.

El 19 de noviembre pasado, Kurakami saldaba cuentas con The Nose, ¡¡y de qué manera!!. El japonés escaló en libre y autoasegurándose la gran línea de El Cap. Entonces sí que fue la quinta absoluta en libre y además, la primera en solitario. Cursiosamente, tan solo un día después llegaba la sexta ascensión a cargo del joven de 15 años Connor Herson.

Keita Kurakami en 'Senjitsu no Ruri'
Keita Kurakami en el segundo largo de ‘Senjitsu no Ruri’. Foto / Satoru Hagihara

Sin hacer mucho ruido. Grandes ascensiones de Keita Kurakami

Keita Kurakami es principalmente conocido en su país, Japón, por su actividad como escalador especializado en boulder. Durante el verano de 2017, sin ir más lejos, Kurakami realizó la primera ascensión en su casa del brutal tsunami Neutralism. Un año antes había tachado también un problema muy especial con The Vigilance V14 (8B+), el boulder de placa más duro de Japón.

Pero la actividad vertical de Kurakami no se reduce solo al boulder. En 2016, la actualidad de la escalada tradicional pasaba por su ascensión en Gaia (E8 6c), en Black Rock (Reino Unido); y un año después repetía en el mismo país The Walk of Life (E9 6c), la imponente placa ascendida por primera vez por James Pearson.

En el ámbito de la escalada en grandes paredes, después de haber flirteado y ascendido en Japón joyas como Senjitsu no Ruri (A Thousand Days of Lapis Lazuli) 5.14a o The Falcon 5.13a, llegó el momento de saltar a Yosemite.

Entrevista con Keita Kurakami. En solitario en The Nose

Si repasamos la lista de ascensionistas en libre en The Nose que han precedido a Keita Kurakami, comprobamos que todos tienen algo en común. Lynn Hill, Tommy Caldwell, Beth Rodden y Jorg Verhoeven son profesionales de la escalada. Nos preguntamos si el japonés también lo será.

Además, Kurakami nos explica los motivos que le llevaron a escalar en solitario El Capitan y qué técnicas y material utilizó.

 “La escalada está evolucionando actualmente gracias a la búsqueda de los límites en la dificultad y al estilo utilizado”

No eres un escalador muy mediático a pesar de contar con ascensiones destacables en tu libreta. ¿Nos podrías explicar quién eres?

Nací en la prefectura de Gunma, en Japón, en diciembre de 1985. Tengo 32 años. Empecé a escalar en 2004 y me he dedicado casi exclusivamente al boulder durante 10 años. En 2014 me mudé a la prefectura de Saitama, al norte de Tokio, para trabajar en la empresa de escalada Lost Arrow Inc.

Entonces, ¿no te dedicas profesionalmente a la escalada?

No. Hay mejores escaladores que yo en Japón y me conformo con poder compartir experiencias con ellos. Tan solo tengo un patrocinador, Trail Butter Japan.

Ahora el boulder ya no ocupa el 100% de tu tiempo.

Así es. Sigo haciendo boulder pero decidí empezar a probar otras modalidades para progresar como escalador.

Keita Kurakami en The Nose
Keita Kurakami ensayando uno de los largos de ‘The Nose’. Foto / Col. Keita Kurakami

¿Fue difícil volver a El Capitan después de que no se diera por válida tu ascensión en libre del año pasado?

Cometí una estupidez en mi ascensión en El Capitan en 2017. Era muy ignorante. Siempre pensé en volver pronto con la ambición de escalarlo en un estilo más duro que el resto de repetidores en libre. Por ese motivo no fue difícil volver. La ambición y la motivación fueron las claves.

Creo que la escalada está evolucionando actualmente gracias a la búsqueda de los límites en la dificultad y al estilo utilizado. En mi caso, me gusta explorar los límites en cuanto al estilo. Escalar The Nose en solitario ha supuesto ir un paso más allá.

¿Cuántos días pasaste en la pared?

En el intento definitivo invertí cinco días. Pero en total, han sido 100 días repartidos en tres años para alcanzar el éxito. Un proyecto muy largo.

¿Cuáles fueron los momentos más importantes para ti durante la ascensión?

El momento más intenso fue cuando empecé la escalada. Además, fue realmente excitante superar en solitario los largos más duros, The Great Roof y Changing Corners, aunque todos los largos tuvieron momentos especiales. Es dificíl escoger solo uno sobre los demás.

Material utilizado por Keita Kurakami en su ascensión en solitario a ‘The Nose’. Foto / Keita Kurakami

Sin el apoyo de un compañero de cordada todo se magnifica. ¿Pensaste en abandonar en algún punto?

La verdad es que no. Lo que más miedo me daba era tener mal tiempo en la pared, pero esta vez tuve suerte y todo fue bien.

¿Nos podrías explicar brevemente qué técnicas y material utilizaste?

Básicamente un GriGri+, una polea Mini Traxion y una cuerda de 8,1mm. El GriGri+ puede trabajar en dos modos, según escalas de primero o en top rope. Cuando está en “modo tope rope” trabaja muy bien en las caídas. Además, lo puedes utilizar para rapelar, maniobra que no puedes hacer con un Soloist. La polea sirve para evitar que la cuerda se rice, ayudando así a que el aparato para asegurar -en este caso el GriGri+- trabaje con más suavidad. La misma polea es un punto de seguridad extra.

La cuerda puede parecer muy fina, pero tiene una explicación. Este modelo (ICE line de Beal) tiene una fuerza de impacto muy baja, 4,9kN y la reducción del impacto en mi sistema de aseguramiento era algo muy importante.

Antes de atacar The Nose en este estilo había probado todo el sistema en mis escuelas locales, cayendo hasta 50 veces desde que empecé a utilizarlo. Aún así, el riesgo nunca se ve reducido a cero.

Después de esta ascensión, ¿has pensado escalar en el mismo estilo otras grandes paredes?

De momento no. Ahora me apetece escalar con un compañero con quien pueda compartir las mismas motivaciones.