Inicio Entrevistas Barbara Zangerl: “La cara norte del Eiger tiene algo más que caracter...

Barbara Zangerl: “La cara norte del Eiger tiene algo más que caracter alpino”

Compartir
Barbara Zangerl en un vivac
Barbara Zangerl en un confortable vivac en la base del Eiger. Foto / Col. Barbara Zangerl

Barbara Zangerl y Jacopo Larcher firmaron el pasado fin de semana una escalada al alcance de muy pocas cordadas actualmente: la segunda ascensión en libre de Odyssee (1.400m 8a+), en la cara norte del Eiger, en los Alpes suizos. La temida meteorologia de “el Ogro”, como se conoce popularmente al Eiger, no se lo puso fácil, pero después de cuatro días en la pared consiguieron un rotpunkt que pasará a la historia de la escalada.

La escalada en grandes paredes no es nada nuevo para Zangerl y Larcher, que cuentan con un historial largo y extenso. Sin ir más lejos, su última gran ascensión con ambiente y exposición la protagonizaron en El Capitan, en Yosemite, donde se llevaron la primera repetición en libre de Magic Mushroom (5.14a).

La pareja llegaba al Eiger después de pasar parte del verano en Canadá, donde los dos encadenaron The Path (5.14R), una exigente vía de escalada tradicional en el Wicked Gravity Wall. Poco se sabía de su siguiente objetivo: escalar por primera vez en la Eiger Nordwand.

Cara norte del Eiger
Atardecer en la cara norte del Eiger. Foto / Jacopo Larcher

Barbara Zangerl habla sobre la escalda en libre en Odyssee

Entrevistamos a Barbara Zangerl con motivo de su escalada en libre junto a Jacopo Larcher en Odyssee. La escaladora austríaca nos explica sus inquietudes sobre la cara norte del Eiger y cómo se desarrolló la ascensión en la vía más dura de la pared.

“Visitar la pared ya sería un sueño hecho realidad”

¿Cuándo empezaste a pensar en Odyssee?

Hace dos años empecé a pensar en el Eiger, me gustaba la idea de escalar una vía a través de su cara norte. En ese momento Odyssee no era el primer objetivo, ya que personalmente creía que no era una buena idea empezar por esa vía. Visitar la pared ya sería un sueño hecho realidad. Además, no está lejos de mi casa. Solo son 3 horas y media de coche. Estaba claro que sería un buen objetivo y una pared impresionante para escalar.

¿Y cómo surgió la inspiración?

Me inspiraron unas fotos de Dean Potter haciendo freebase en Deep Blue Sea. Se veía un océano de roca caliza de gran calidad. Así que decidí que esa podría ser la primera vía para escalar allí y así fue.

“Escalar algunos largos completamente mojados fue espantoso”

Es la primera repetición en libre de Odyssee

Roger Schaeli, Robert Jasper y Simon Gitel la liberaron por primera vez en 2015. Ellos hicieron una ascensión en libre en equipo. Eso significa que los tres escaladores no hicieron cada largo en un único intento desde el suelo, sino que sumaron los largos que entre todos liberaron. Es realmente inspirador que abrieran esos 33 largos. La escalada es realmente dura y variada. Tienes largos al estilo del Rätikon, muy técnicos y de regletas, y por otra parte hay tiradas muy desplomadas e incluso sobre techos. Todo esto la convierte en una vía increíble. La vía se abrió y liberó en buen estilo desde abajo, por lo que te encuentras con grandes alejes entre parabolts y pitones y en los largos fáciles el estilo es realmente alpino, casi sin protección. Para nosotros fue una gran aventura alpina, una aventura en el Eiger. Escalar algunos largos completamente mojados fue espantoso y se convirtió en un gran reto. La primera repetición en libre. Anteriormente Fabian Buhl había realizado una ascensión en solitario con cuerda, sin liberar todos los largos, en 2017.

¿Cuánto tiempo habéis invertido en la vía?

Ambos escalamos la vía en libre en un único intento desde el suelo, en cuatro días. Tanto Jacopo como yo hicimos de primeros todos los largos duros. No habíamos trabajado la ruta anteriormente.

Antes de atacar Odyssee habíais escalado otras dos vías en el Eiger. ¿Fue un entrenamiento previo?

Sí, nuestra primera vía fue Deep Blue Sea, con 11 largos de hasta 7b+. La segunda fue Magic Mushroom, con 22 largos y dificultades que llegan al 7c+. Las dos vías son mucho más cortas y están mejor protegidas que Odyssee.

The last days have been a real "Odyssee" on the Eiger Nordwand. • We had just 4 days time between some obligations, but we really wanted to try this beautiful route… so we didn't check the weather and we just went for it. We started in the rain, climbed some very wet pitches, shared a single ledge (🙏🏻 #bdofficeibkcrew for the fly), got all our bivy gear wet and rapped down in the rain. We almost had to bail, but we kept the motivation and the hope high and eventually everything went well. After 4 days we managed to both free climb this outstanding line, living another cool adventure together 🙂 Big up to @rogerschaeli, @robertjasperextremeclimber and @gietlsimon for putting up such a journey trough Eiger's steepest part! … and of course to @paolosartophoto for joining us on the first days to document our adventure. It definitely wasn't easy 😉🙏🏻 Check out my stories in the next days to discover more about it. • 📸 @paolosartophoto • #neverstopexploring @thenorthface @blackdiamond @lasportivagram @vertical.life.climbing @frictionlabs @katadyn_group

A post shared by Jacopo Larcher (@jacopolarcher) on

Os encontrásteis con unas condiciones difíciles en la pared…

Es realmente difícil encontrar condiciones constantes de buen tiempo en el Eiger. Cada día tuvimos una tormenta y algunos largos se mojaron considerablemente. Ninguno de los dos teníamos experiencia escalando en este tipo de condiciones.

Los largos que se mojaron fueron realmente difíciles de escalar en libre. Especialmente el 11, 12 y 13, que son 7b+/c, 6c+ y 7c, respectivamente. El 11 y 12 tuvimos que trabajarlos y nos llevó cierto tiempo escalarlos en libre. Casi nos rendimos, se hacía duro imaginar que éramos capaces de encadenarlos sin resbalar. En el largo 13 hicimos turnos probando el crux hasta que sentimos que podíamos hacerlo, contando con un poco de suerte de nuestro lado. Los largos duros mojados en la parte de arriba eran más fáciles, entre 6a y 6b, pero también daba miedo escalarlos en esas condiciones.

Y los largos duros, ¿cómo son?

El largo más duro, de 8a+, es el décimo. Después hay otro de 8a casi al final, en el largo 29. El largo de 8a+ es muy desplomado y sobre pequeñas regletas. El paso más duro está en la parte final. El 8a aún es más desplomado y tienes unos movimientos largos de resistencia también sobre regletas. Fue duro escalar el último largo difícil, ya que después de cuatro largos días en la pared sin descansar y remontando petates estábamos muy cansados.

¿Cuáles son las principales diferencias entre escalar en El Capitan y la norte del Eiger?

Las aproximaciones, la meteorologia, la altitud, el riesgo de caída de piedras y el tipo de roca. La cara norte del Eiger tiene algo más que caracter alpino.