Inicio Actualidad Barbara Zangerl y Jacopo Larcher encadenan ‘The Path’ 5.14R

Barbara Zangerl y Jacopo Larcher encadenan ‘The Path’ 5.14R

Compartir
Barbara Zangerl en 'The Path'
Barbara Zangerl en 'The Path' 5.14R, una creación de Sonnie Trotter. Foto / Jacopo Larcher

La actividad no cesa en Canadá. Hace unos días Adam Ondra anunciaba la primera ascensión de Disbelief 9b, en el sector Acephale, en Canmore, y Sasha DiGiulian y Mike Doyle se apuntaban la segunda ascensión de War Hammer 8b+, en Castle Mountain.

Ahora son Barbara Zangerl y Jacopo Larcher los que saltan a la primera página de la actualidad. Zangerl y Larcher se han hecho con el rotpunkt de The Path 5.14R (8b+), una exigente vía de escalada tradicional localizada en el Wicked Gravity Wall, en Lake Louise. El primero en encadenarla fue Larcher y dos días después se la ha apuntado su compañera.

“Siempre había querido escalar esta vía de referencia de Sonnie Trotter, situada en un sitio tan bonito. Estoy orgulloso de haber conducido hasta Lake Louise antes de volar hacia casa”, ha comentado Jacopo Larcher.

La ascensión de Barbara Zangerl supone la primera femenina en The Path. Zangerl es una experimentada escaladora de tradicional y big wall. Su máxima realización en escalada de autoprotección es Gondo Crack 8c, en Suiza, donde firmó la primera ascensión en 2017.

The Path, la esencia de lo tradicional 

The Path es una vía desplomada, de 40 metros, que se equipó hace más de 20 años. El proyecto quedó abandonado y fue Sonnie Trotter quien lo rescató en 2007, aunque a su manera. El escalador canadiense se descologó por arriba y se dió cuenta de que la vía se podía escalar en autoprotección, por lo que eliminó todos los parabolts. Desde ese momento, los friends y los empotradores se convirtieron en obligatorios.

La decisión de Trotter causó cierta polémica: “The Path no es una vía deportiva donde se hayan eliminado los parabolts, sino que es una maldita vía de tradicional donde se taladró. Lo que hice fue recuperar la vía. Además, algunos parabolts estaban mal instalados”, sentenció el canadiense para zanjar el asunto.

El mismo Trotter encadenó la vía en 2007 y actualmente es una de las grandes clásicas de la escalada tradicional en Canadá. El paso más delicado de la vía es un problema de boulder de V10 (7C+) por encima de un alien y desde ese punto ya no se pone ningún seguro más hasta la reunión, resultando un terrorífico aleje.

Una decena de escaladores habían repetido la vía hasta el punto rojo de Zangerl y Larcher, entre los que se encuentran Tim Emmet, Ethan Pringle o Tommy Caldwell, además de un increíble encadenamiento al flash de Alex Megos en 2016.