Actualidad escalada

Edu Marín, recuperado del accidente encadena ‘Valhalla’ 9a/+

Redacción
COMPARTE EN:
Edu Marín en Flatanger
Edu Marín trabajando uno de sus proyectos en la cueva de Hanshelleren, en Flatanger. Foto / Esteban Lahoz

Edu Marín ha dado la sorpresa en la cueva de Hanshelleren, en Flatanger (Noruega), con la segunda ascensión de Valhalla 9a/+. Edu sufrió un accidente de escalada hace un par de semanas cuando probaba esta vía y no había revelado sus planes más allá de la recuperación que necesitaba para mejorarse de los golpes sufridos.

Motivado por su próximo viaje a China y con ganas de aprovechar el tiempo que le quedaba en Flatanger, Marín decidió que valía la pena exprimirse al máximo, aunque no estuviera del todo recuperado, y aprovechar así el pico de forma.

Adam Ondra se anotó la primera ascensión de Valhalla en julio de 2016, dejándola en un 9a duro. La vía es una extensión de Odin’s Eye y pocos se habían atrevido con ella hasta la llegada de Edu a la cueva.

Edu Marín: “Después del accidente, empecé a escalar de nuevo con mucho dolor”

Hablamos con Edu Marín para que nos explique de primera mano sus sensaciones después del accidente, cómo se encuentra en este momento y que nos cuente algo más sobre “la otra Valhalla“. En octubre pondrá de nuevo rumbo a China para retomar su proyecto en el gran arco de Getu.

“Elegí esta vía como entrenamiento para mi proyecto en China”

¿Cómo es Valhalla?

Valhalla entra por Odin’s Eye y sigue después de ésta. Son dos 8c+ con un pequeño reposo en medio. Es dura, por eso nadie la había repetido. Puedes caer al final y eso, psicológicamente es exigente. Podría ser 9a+. Elegí esta vía como entrenamiento para mi proyecto en China. Es la king line de Flatanger, recorre toda la cueva, es brutal.

https://www.instagram.com/p/Bn9L111nBXT/?taken-by=edumarin1

¿Cómo te encuentras tras el accidente?

Después del accidente empecé a escalar de nuevo con mucho dolor. Hay un paso duro en el metro 45 de la vía donde hay que hacer un taloneo. Con posterioridad al accidente ese movimiento no lo probé y solo tuve que hacerlo cuando ya iba encadenando. Ahora todavía ando un poco cojo y no puedo escalar al cien por cien, pero he podido hacerlo lo suficiente como para encadenar Valhalla.

No he visitado ningún médico después de la caída, pero he consultado a mi fisioterapeuta, Pablo Scorza, y a otros expertos, y todos coinciden en que tengo un hundimiento en el hueso y que necesito reposar. Tenía la vía bastante bien y no quería irme de Noruega sin haberla hecho.

¿Qué has hecho para recuperarte casi del todo tan rápido?

“Han sido 12 días de inactividad, sin poder escalar ni caminar. Cuando sentí que me iba recuperando empecé a entrenar en el plafón que tenemos en el camping, siempre sin utilizar los pies. He cuidado mucho la alimentación durante estos días de parón, comiendo alimentos que me ayudaran a bajar la inflamación, como el ajo y otras verduras. También me han ayudado los baños de agua fría en los fiordos, hasta dos y tres veces al día”.

Y ahora, ¿descanso y a por el gran arco de Getu?

Sí, después de encadenar la vía toca descansar y volver a casa. Mi intención ahora es entrenar para mi proyecto de China. Tengo un pico de forma muy bueno pero quiero ir allí en el mejor estado posible para intentar liberar ese monstruo con éxito.

https://www.instagram.com/p/BnCHBySDc1j/?taken-by=esteban.ele.eme

¡Flatanger a todo gas!

La cueva de Hanshelleren, en Flatanger, ha hervido de actividad en los últimos días de la temporada. El frío se acerca en Noruega y los escaladores que han viajado hasta allí tienen los días contados para cerrar sus respectivos proyectos.

Justo antes de volver a casa, Mina Leslie-Wujastyk ha encadenado Nordic Plumber 8c. Una vía muy perseguida en la cueva este verano y que también han tachado Katherine Choong y Henning Wang. El nombre original de esta ruta era el de Nordic Thunder, pero debido a un divertido malentendido con los escaladores locales acabó resultando el nombre actual.

Por otra parte, Gareth Parry también ha tachado un 8c con Nordic Flower, mientras que los compañeros de viaje de Edu Marín también han hecho los deberes encadenando vías como Open Shoulders 8a+, para Simon Padin, o Gusanito 8a+, para Esteban Lahoz.

Redacción
CAMP