Inicio Actualidad Dani Fuertes encadena ‘Ali Hulk Extension Total’ 9a+

Dani Fuertes encadena ‘Ali Hulk Extension Total’ 9a+

Dani Fuertes en Ali Hulk Extension Total 9a+
Dani Fuertes en 'Ali Hulk Extension Total' 9a+. Foto / Carlos "Citro" Logroño

Dani Fuertes ha conseguido una nueva repetición de Ali Hulk Extension Total 9a+, en la Cueva de Alí Babá, en Rodellar. Es la segunda vía de 9a+ del escalador aragonés, que se estrenó en este grado con No Pain No Gain, también localizada en la escuela oscense.

El escalador polaco Piotr Schab fue el primero en ponerle el punto rojo a Ali Hulk Extension Total, una continuación de Ali Hulk Extension 9a+ que se le ocurrió a José Luis Palao «Primo» y que añade un punto de dureza a la línea madre, aunque sin superar el 9a+. Jonatan Flor y Alex Garriga la repitieron el verano pasado y la de Dani ha sido la cuarta ascensión.

Fuertes ya había encadenado a principios de septiembre Proa con fin de Alí + Hulk Extension 9a, pero entonces ya reconoció que su objetivo era ir un poco más allá. «Era una vía que siempre me había llamado la atención. Combina boulder y cuerda, algo que no es muy frecuente. La Cueva de Alí Babá es un sector que me había estado reservando para cuando me llegara la paternidad, por eso nunca me había motivado allí. Llegado el momento… las vías son realmente buenas (en su estilo)», explica el aragonés.

Dani Fuertes: «No es una vía fácil de probar. Necesitas de bastante ayuda para poder dar buenos pegues sin preocupaciones»

A mediados del pasado mes de marzo Dani ya fue noticia por escalar en libre Piztu de Piztia (160m 8b/+), en la Peña Montañesa, formando cordada con Roberto Larripa. Otra modalidad de escalada, en pared, en la que siempre se ha mostrado muy solvente. Con Ali Hulk Extension Total el proceso ha sido muy distinto al que podría seguir en una vía de varios largos: «Ha sido sencillo, ¡asedio hasta que se deje, jaja! En serio… Probaba el tramo sin cuerda y para terminar cada día hacía o intentaba la sección con cuerda para tenerla bien dominada. De este modo, cuando pasara la sección de boulder sabía que la podía encadenar, y aunque realmente creía que pringaría arriba alguna vez, ¡salió! A veces tienes un pegue genial y todo fluye».

Las vías de la Cueva de Alí Babá transcurren muy cerca del suelo y esto puede transmitir una falsa facilidad a la ahora de trabajar los proyectos allí. Dani lo aclara en sus agradecimientos después del rotpunkt: «En esta vía más que en ninguna otra tengo que dar las gracias a todos los amigos que han estado allí conmigo, apoyándome, porteándome y ayudándome con la infraestructura. No es una vía fácil de probar. Necesitas de bastante ayuda para poder dar buenos pegues sin preocupaciones. A todos vosotros, ¡mil gracias! Y sobre todo a Sílvia, que con su apoyo incondicional los días que he estado y los que no, hace posible que pueda cumplir mis sueños y hacer este tipo de actividades».

Si quieres conocer mejor a Dani Fuertes y a Sílvia Borgoño, en una conversación centrada sobre todo en su faceta como padres escaladores, puedes leer la entrevista que publicamos en abril de 2019.