Inicio Actualidad Piotr Schab, primera ascensión de ‘Ali Hulk Extension Total’ 9a+

Piotr Schab, primera ascensión de ‘Ali Hulk Extension Total’ 9a+

Compartir
Piotr Schab escalando en Rodellar
Piotr Schab en uno de los reposos de la vía. Foto / Col. Piotr Schab

Piotr Schab se ha hecho con la primera ascensión de Ali Hulk Extension Total 9a+ en la Cueva de Alí Babá, en Rodellar. La vía es una nueva extensión que añade un punto de dureza a la ya existente Ali Hulk Extension 9a+. Schab opina que la nueva línea se quedaría también en el 9a+. Habrá que esperar otras repeticiones para confirmar el grado.

El joven escalador polaco llevaba varios días probando la vía y se ha apuntado el rotpunkt en su última jornada de escalada en Rodellar. Schab había pasado antes por Cuenca, donde también encadenó líneas destacables, como la primera ascensión a vista de Baby Boy 8c. Unos días después, por cierto, Álex Garriga conseguía repetir la vía.

Nuevas vías, variantes y extensiones en la Cueva de Alí Babá, en Rodellar

La primera ascensión de Schab es tan sólo una de las que pueden llegar este verano en la Cueva de Alí Babá. Este laboratorio de la dificultad, que Dani Andrada creó hace más de 10 años, se ha convertido en un sector de visita obligada para los más fuertes durante los meses más calurosos del año.

La Cueva de Alí Babá cuenta con numerosas vías de escalada deportiva y también con algunos problemas de bloque. Muchas de las líneas empiezan en la parte más profunda de la cueva, surcan todo el techo, y salen al exterior por planchas desplomadas.

En la cueva se encuentran clásicas como Ali Hulk Extension 9a+, que repitió por última vez Jorge Díaz-Rullo en agosto de 2017, o su versión más dura, Ali Hulk Sit Start Extension 9b, con primera de Dani Andrada y confirmada por Magnus Midtboe y Dmitry Sharafutdinov.

Dani Andrada y José Luis Palao “Primo” han pasado varios días en la cueva en la primera parte de este verano y han dejado nuevas vías, variantes y extensiones. “Ali Hulk Extension Total es una extensión más larga que se le ocurrió a “Primo”. Le da un poco más de dureza. La versión sentado puede ser 9b”, nos explica Andrada.

Los métodos pueden cambiar de un escalador a otro, dependiendo de los reposos que utilice, y el grado puede oscilar. Andrada lo aclara: “Hay muchas rodillas para reposar. Con rodilleras puede que este tipo de vías sean más fáciles”.

El laboratorio de la cueva sigue vivo y quedan proyectos por encadenar. Nos lo cuenta Dani: “Hay proyectos de 8c de boulder y pueden salir por las vías de deportiva. Alguno muy duro, que casi seguro será 9b+”.