El cambio como constante

Nuevo patrocinador para Adam Ondra, escalada para las masas

El escalador checo anuncia la firma con un nuevo patrocinador. Ondra es uno de los máximos exponentes de la escalada a nivel mundial y es uno de los que ha llevado este deporte hacia la plena profesionalización
Ivan Torres
COMPARTE EN:
Adam Ondra escalando a vista
Adam Ondra en 'Referendum' 8b, una de las últimas vías que ha escalado a vista, en Beckov (Eslovaquia). Foto / Petr Chodura

Adam Ondra ha firmado un contrato de patrocinio con Mammut. El checo lo ha anunciado el 1 de febrero en su perfil de Instagram en una publicación compartida con la multinacional suiza a través de un simple mensaje: «Un nuevo año, nuevas caras, nuevos objetivos, nuevos límites. Estamos encantados de unir fuerzas y crecer juntos».

En los últimos compases de 2021 Ondra publicó su salida de Black Diamond después de 12 años. La noticia llegaba de forma inesperada y la comunidad escaladora empezaba a especular sobre qué iba a hacer el escalador de Brno. Evidentemente, no iba a quedarse sin patrocinios. El checo también finalizó su contrato con Montura, pero en este caso no le dio ningún tipo de difusión. ¿Ni material ni ropa? ¿Por quién iba a fichar Adam?

La lista de marcas que podían cubrir las necesidades de uno de los mejores escaladores de todos los tiempos no eran muchas y Mammut aparecía en las quinielas. No hubo que esperar mucho para desvelar el misterio… El 24 de enero Ondra publicó un vídeo donde avisaba que en una semana daría la noticia sobre su nuevo partner. Viendo las imágenes de ese clip y haciendo unas cuantas búsquedas por Google era fácil adivinar con quién iba a firmar.

La escalada ya es un deporte de masas

Pocos discutirán que Adam Ondra es uno de los mejores escaladores del mundo. En su historial ya constan hitos como el primer 9a+ al flash de la historia (y único hasta el momento); primer 9b+, Change, en Flatanger (Noruega); primera propuesta de 9c, con Silence, también en Flatanger; y así podríamos seguir con una larga lista de logros, títulos en competiciones y ascensiones.

A pesar del abultado y envidiable currículum de Adam hay quien ha empezado a criticarlo por el modo en el que exhibe sus actividades en las redes sociales y en los medios. El checo ha alcanzado un nivel de profesionalización que ha trascendido al mundo de la escalada y eso requiere unos compromisos con las marcas que le apoyan. Nadie vive del aire.

La escalada se ha convertido en los últimos años en un deporte de masas, para lo bueno y para lo malo. Decenas de rocódromos abren sus puertas año tras año, aparecen imágenes de escalada en anuncios televisivos de las grandes corporaciones, el debut en los Juegos Olímpicos de Tokio, etc.

Este crecimiento exponencial y que todavía no conoce su techo implica que los escaladores y escaladoras más mediáticos puedan acceder a niveles de patrocinio y a colaboraciones que hasta hace poco eran impensables. Nos tendremos que acostumbrar, por ejemplo, a ver a Adam Ondra anunciando una marca de suplementos energéticos, a Miho Nonaka en un spot televisivo de una popular marca de yogures o a Alberto Ginés hablando de un smartwatch con el que monitoriza su actividad diaria.

Muchos de los que llevan años metidos en el mundillo de la escalada son reacios a lo que está sucediendo. Dicen que «se ha perdido la esencia», que «nada es como antes» o que «los jóvenes de ahora no tienen ni idea de qué significa escalar». La máquina del tiempo aún no se ha inventado y no podremos volver al pasado, así que tocará adaptarse.

La mayoría de la gente que se inicia ahora en la escalada lo hace a través de un rocódromo. El pasado mes de agosto, después de que Alberto Ginés ganara la medalla de oro en Tokio, recuerdo estar en la recepción de la sala de boulder donde normalmente entreno. Llegó una madre con dos niños y preguntó: «Quiero que mis niños hagan lo que hace Albertito».

Llegados a este punto y con miles de nuevos aficionados a la vertical, es normal oír comentarios como los que antes citábamos. Y es aquí donde los rocódromos, los clubs y federaciones de montaña, las marcas y los escaladores profesionales tienen un trabajo que hacer, sobre todo pensando en aquellos que decidan dar el salto de una sala de escalada al medio natural. Es necesario educar, concienciar, divulgar, enseñar y compartir, … Qué significa la escalada, quienes son los referentes, cómo comportarse en la naturaleza, apostar por un desarrollo sostenible, …

La evolución y crecimiento de la escalada también ha provocado el  aumento de las ofertas laborales en el sector. Profesiones como las de equipador o técnico de escalada son ampliamente demandadas por los rocódromos; las marcas necesitan especialistas en marketing, fotógrafos, videógrafos, comerciales; fisioterapeutas y entrenadores pueden especializarse; etc. Un punto positivo también, ¿no?

La escalada no alcanzará nunca los niveles de popularidad de deportes como el fútbol, tampoco hace falta, sinceramente, pero todo ha cambiado. A quien no le guste siempre podrá vivir al margen de las nuevas tendencias, escaladores mediáticos y demás. Para quien esté dispuesto a adaptarse y disfrutarlo, ¡bienvenidos al juego!

Ivan Torres
Periodista y especialista en marketing digital y comunicación. Director de la revista digital de escalada WOGÜ. Escalador a tiempo parcial.
Adam Ondra repite ‘Furia de Jabalí’ 9a+, en Siurana
Sigue leyendo
Adam Ondra en ‘Supercrackinette’ 9a+, el flash más duro de la historia
Sigue leyendo
E9 Planet
Rock Empire
Rocódromo Blocat Centelles