Aquellos maravillosos años 90 en Siurana

Compartir

La escalada deportiva llegó a Siurana hace más de 30 años. “Contrariamente a lo que pasó en otros sitios, su origen no fue consecuencia de la “evolución” de una zona de escalada tradicional, sino que desde el inicio fue un sitio “freaky” por definición”, explica David Brascó en la introducción de la guía de escalada Siurana (autoedición, 2010).

Durante los años 1985  y 1989 se equiparon vías como ‘Il n’y pas de quoi’, el primer 7c; ‘Kurt the Gandals’, el primer 7b; ‘Dios Nidor’ 7c+; ‘Queda Usted Despedido’ 7c+, que probó Wolfgang Güllich en su única visita a Siurana; ‘Anabòlica’ 8a; o ‘Waterproof’ 8b, el primer octavo de la escuela.

Llegaron los años 90 y las líneas difíciles no paraban de crecer en este rincón de las montañas de Prades. Siurana se había forjado una fama fuera de sus fronteras y la visita de escaladores de cualquier parte del mundo era algo habitual.

El director de cine Eric Perlman ya había dirigido tres partes de la legendaria serie Masters of Stone cuando se fijó en Siurana. Publicada en 1997, Masters of Stone IV – Pure Force recoge un capítulo dedicado a la escuela catalana, protagonizado por Toni Arbonés, Alex Huber y Carles Brascó. Este último explica en el vídeo: “Cuando empecé a escalar aquí habían unas 10 vías, ahora hay 400”. Quién iba a decir que actualmente ya son casi 1.500 las vías equipadas…

En Masters of Stone IV veremos a Carles Brascó en ‘Bístec de Bíceps’ 7b+; a Toni Arbonés en ‘Mr. Cheki’ 8b+ y a Alex Huber en  ‘La Rambla’, en su primera versión de 8c+. Aquellos maravillosos años 90.