18 de julio de 2024

Línea subterránea

Adam Ondra escala en libre ‘Příklepový strop’ (160m 8b+), en el Abismo de Macocha

El checo vuelve a Moravsky Kras para completar un proyecto diferente, alejado de las vías deportivas y problemas de boulder que existen en la misma zona y que el propio Ondra ha popularizado a lo largo de su carrera

 

Adam Ondra ha dado a conocer a través de un magnífico vídeo en su canal de YouTube la primera ascensión en libre Příklepový strop (160m 8b+), en el Abismo de Macocha (República Checa). En mi país pocos lugares son completamente planos y puedes encontrar un paño de roca prácticamente en cualquier sitio, pero definitivamente, no existen grandes paredes. Hay algunas torres de arenisca que pueden llegar a los 80 metros, pero eso es todo. Algunos paredes de caliza también tienen la misma altura, pero la más grandes, alta y desplomada se encuentra en un agujero de 138 metros de profundidad. La parte del arco desde la base del agujero nunca se había escalado en libre. No podía dejarlo así», explica Ondra en su página web.

Dušan Janák y Jan Straka intentaron escalar en libre Příklepový strop en 2017 y a pesar de que pudieron resolver todos los movimientos, la vía se les resistió. La línea consta de cinco largos, con dos primeras tiradas para las que Adam ha propuesto una dificultad de 8b+. En conjunto, así se desglosa la vía: L1 8b+, L2 8b+, L3 8a+, L4 7a y L5 6c.

Intento a vista de Příklepový strop

La intención de Ondra era realizar un intento a vista, pero el primer largo le opuso más resistencia de la que imaginaba. El Abismo de Macocha es un monumento natural turístico, habitualmente muy concurrido. Por ese motivo se vio obligado a escalar el primer largo cuando la cueva había cerrado al público, a las 15:00 h. Disponía de muy poca luz natural a partir de esa hora y tuvo que lidiar con temperaturas que rondaron los 0º. La estrategia pasaba por intentar encadenar a vista el primer largo durante la primera jornada y realizar el resto de la vía al día siguiente.

«Para el intento a vista del primer largo tuve que escalar con 20 cintas exprés, unos 10 friends y un juego de empotradores. Ese peso no es el que estoy acostumbrado a llevar cuando escalo una vía de deportivo. A las 16:00 h estaba todo oscuro ya pero tenía unos buenos focos. Escalé una buena parte del primer largo, a pesar de un inicio terrorífico, donde una potencial caída podía suponer romper un clavo y acabar cayendo a la repisa donde empieza la vía. En la sección final de este largo la roca estaba húmeda y sucia. Estaba atrapado. No acostumbro a dudar en un intento a vista, simplemente lo intento y espero que todo funcione, pero en este caso me bloqueé porque no sabía qué hacer. Lo tuve cerca pero no pudo ser. Bajé y pude encadenar el primer largo al segundo intento», relata el checo.

Durante la segunda jornada Adam Ondra pudo encadenar los cuatro largos restantes, haciendo cima en el Abismo de Macocha y consiguiendo así la primera en libre de Příklepový strop.

Noticias relacionadas