22 de junio de 2024

En Flatanger

Seb Bouin explica el rotpunkt de ‘Nordic Marathon’ 9b/+ al detalle

El francés hace un repaso a su idilio con la Cueva de Hanshelleren, en Noruega (Flatanger), y explica el proceso hasta conseguir la primera ascensión de 'Nordic Marathon'

 

Seb Bouin supo sacar partido de su último viaje a Flatanger (Noruega). Cuando llegó allí psicológicamente no estaba preparado para probar nada realmente duro para su nivel, pero tras repetir Iron Curtain 9b -9a+ utilizando rodilleras, según Seb- su índice de fanatismo volvió a subir. «Respecto a los próximos proyectos, empezaré a fijarme en retos más importantes. No sé si estoy a punto para probar algo en lo que tenga que invertir mucho tiempo. DNA me exigió mucho. Tengo que tomarme un tiempo para pensarlo. Veremos qué me dicta el corazón», dijo. Y el corazón le llevó hasta la segunda cadena de Thor’s Hammer L2 9a+.

Con Iron Curtain y Thor’s Hammer liquidadas llegó el momento de la verdad. Bouin decidió ir a por Nordic Marathon, un proyecto futurista que Adam Ondra había imaginado años atrás y que consistía en escalar todo el labio de la Cueva de Hanshelleren. Bouin, además, quería salir por arriba, así que equipó un último largo para darle sentido a todo.

En el vídeo donde explica todos los detalles sobre Nordic Marathon se entiende claramente la magnitud de tal proyecto, que empieza desde Nordic Plumber 8c para escalar después el segundo largo de Thor’s Hammer y acabar con una tercera tirada entre el 7b y el 7c.

El resultado fue una propuesta de 9b/+, aunque el francés explicó que «se puede empezar desde desde Thor’s Hammer o desde Move 9b/+». De hecho, Seb Bouin ha expresado su voluntad de volver a Flatanger la próxima temporada para intentar una de esas conexiones, «que definitivamente sería 9c».

Nordic Marathon, un monstruo de 130 metros, ya era una realidad pero Bouin aún tuvo tiempo para encadenar Change, el mítico 9b+ de Adam Ondra para el que el galo prefirió el 9b/+ si se utilizan rodilleras.

El posible reino del 9c

Es evidente que el potencial para la alta dificultad es grande todavía en la Cueva de Hanshelleren. A la mediática Silence se suman las previsiblemente versiones más duras de Nordic Marathon y Project Big, la vía que estuvieron probando Adam Ondra y Jakob Schubert recientemente en la misma cueva y que también apunta hacia el 9c. Flatanger reclama el reinado del 9c.

Noticias relacionadas