Inicio Actualidad Patxi Usobiaga de nuevo en la novena dimensión

Patxi Usobiaga de nuevo en la novena dimensión

Patxi Usobiaga en La Fuga 9a
Patxi Usobiaga en 'La Fuga' 9a. Foto / @climbincatalunya

Patxi Usobiaga ha encadenado La Fuga 9a, en Coll de Nargó (Lleida). Este rotpunkt supone el regreso del que fuera campeón del mundo de escalada en 2009 al noveno grado tras casi tres años después de tachar Pachamama 9a+/b, en el Contrafort de Rumbau, en Oliana.

El escalador eibarrés vive desde hace unos años en la comarca del Alt Urgell, lugar que se ha convertido en su hogar. Allí también acaba de inaugurar el Puctraining Temple Nargó, un pequeño y cuidado espacio para el entrenamiento, que recoge el testimonio del primer templo, que se encontraba a pocos kilómetros, en Ponts.

«El periodo entre Pachamama y La Fuga ha sido muy duro. He tenido problemas físicos que me ha costado gestionar. El año pasado en julio finalmente pasé por el quirófano, después de nueve años de dolores, molestias y limitaciones. Desde la operación la recuperación ha sido rápida, pero ha sido un año muy difícil para mí. Ha sido muy bonito porque ha nacido mi hijo y porque he podido formar una familia, pero a nivel profesional y de escalada ha sido duro», comenta Patxi sobre todo el proceso hasta encadenar La Fuga.

«Lo realmente importante no es haber encadenado un 9a, sino que me siento bien. Estoy escalando bien y mi cuerpo está respondiendo»

«Una vez pasada la pandemia he vuelto a equipar y a escalar y ha sido muy gratificante. Además de este 9a he encadenado otras vías de 8c u 8c+. Tengo algunas a punto también. Pero lo realmente importante no es haber encadenado un 9a, sino que me siento bien. Estoy escalando bien y mi cuerpo está respondiendo», confiesa Usobiaga.

Sobre La Fuga explica que «es una vía equipada por David Gambús. David encadenó Fugas de Poder 8c+, que comparte parte de la línea, y también existe otra entrada que es Ya Me Puedo Retirar. La Fuga es el inicio más directo. Tiene unos 25 metros y el estilo es de fuerza-resistencia sobre regletas, un estilo que se me da bien».

Últimamente Patxi compagina la escalada con el equipamiento y está desarrollando nuevos sectores en su comarca. «Me motiva mucho equipar. En un año habré equipado alrededor de 80 vías. De hecho, La Fuga y alguna otra vía de Gambús son las únicas que he hecho y probado recientemente y que no he equipado yo», apunta como curiosidad.