En el Contrafort de Rumbau

Núria Díaz encadena su primer 8c con ‘Mind Control’

La escaladora catalana cierra su temporada de primavera en Oliana tachando la que hasta ahora es la vía más dura de su libreta y en la que ha invertido más tiempo
Redacción
COMPARTE EN:
Núria Díaz escalando en Oliana
Núria Díaz en 'Mind Control' 8c, una de las vías más repetidas del Contrafort de Rumbau, en Oliana. Foto / Toni Mas Buchaca

Núria Díaz se ha estrenado en el 8c con Mind Control, en Oliana. La escaladora catalana tiene 33 años y empezó a escalar hace siete. En total, ha necesitado un total de 26 intentos para apuntarse una de las vías más repetidas del Contrafort de Rumbau.

La de Vilafranca del Penedès, que además de escalar también es castellera desde los 5 años, probó Mind Control por primera vez hace tres meses. Antes de centrarse en ésta había encadenado otras clásicas del muro como Crimptonite 8b+ o Mon Dieu 8a+.

«Estaba probando Fish Eye pero un día llegué al sector y había mucha gente probándola. Decidí meterme en Mind Control y me enganchó tanto la línea como sus movimientos. Así que decidí cambiar de proyecto. Me di cuenta que era una vía que podía hacer en poco tiempo, aunque no acababa de matizar un paso arriba. Cuando resolví ese movimiento tuve claro que podía tacharla», explica Díaz.

A nivel psicológico Núria comenta que «es el primer proyecto en el que invierto tanto tiempo. Ha sido todo un reto en el sentido mental ya que estoy más acostumbrada a escalar a vista y en pocos intentos, pero esta vía merecía el esfuerzo, la constancia y perseverancia… aunque cuando caía arriba era realmente frustrante».

Equipada por Chris Sharma y con primera ascensión del mismo en 2009, Mind Control es una de las vías de 8c que cuenta con más ascensiones femeninas. La primera para una mujer fue para Daila Ojeda, en febrero de 2012, cuando la vía todavía se consideraba 8c+. Entre la lista de ilustres escaladoras que la han encadenado se encuentran atletas como Mathilde Becerra, Margo Hayes, Martina Demmel, Mar Álvarez o Hazel Findlay.

Con los deberes hechos en Oliana Núria Díaz tiene ahora todo el verano por delante, una estación en la que confiesa que suele viajar mucho. «Durante el verano la idea es escalar muchas vías a vista o en pocos intentos y también encontrar algún proyecto más duro cerca de casa que me motive».

Redacción