Inicio Actualidad Gonzalo Larrocha encadena ‘Tierra Negra’ 9a hasta arriba

Gonzalo Larrocha encadena ‘Tierra Negra’ 9a hasta arriba

Compartir
Gonzalo Larrocha en Margalef
Gonzalo Larrocha a pie de vía en el sector La Catedral, en Margalef. Foto / Anghelo Bernal

Gonzalo Larrocha ha encadenado Tierra Negra 9a en Margalef. La vía se encuentra en el sector La Visera de la Coma y a pesar de tener una vecina muy popular justo a la izquierda, Era Vella, Tierra Negra tan solo cuenta con cinco ascensiones (contando la de Larrocha), frente a las más de 20 de la anterior.

Tierra Negra fue equipada por Chris Sharma, quien se llevó la primera ascensión en octubre de 2012. Sin un grado confirmado, Seb Bouin la repitió por primera vez en mayo de 2013, opinando que podría llegar al 9a+. Un mes más tarde la repitió Ramon Julián en tan solo dos intentos y la dejó con la barra, 9a/+. A finales de 2013 llegaría la cuarta ascensión a cargo de Sachi Amma, que también la encadenó rápidamente (cinco intentos) y no le dio el plus.

Han tenido que pasar seis años hasta que alguien volviera a repetir la vía. Larrocha se ha apuntado el encadenamiento como una vía de 9a, el que suma 10 en su lista. Por encima de ese grado cuenta con La Rambla 9a+, en Siurana, que encadenó el marzo pasado, y No Pain No Gain 9a+, en Rodellar. Además, Gonzalo ya suma más de 1.100 vías de octavo y noveno grado encadenadas.

Tierra Negra hasta arriba

Como curiosidad, cuando Chris Sharma equipó la vía decidió que se acabara en una repisa en la parte alta del muro, aunque existe una reunión 10 metros más arriba. Es un tramo de roca sin sanear que no cuenta con ningún seguro y el grado rondará el 6b/c. No altera el grado de Tierra Negra pero podría ser el final natural de la línea.

Todos los repetidores se habían bajado desde la repisa, sin llegar hasta esa instalación. Ramonet, por ejemplo, desconocía la existencia de la reunión: «Recuerdo que la vía se acababa en una especie de raya/repisa donde te ponías de pie a la altura más o menos de Era Vella. Después saltabas para poder bajar, hacías un buen vuelo».

Gonzalo Larrocha ha sido el primero de los cinco escaladores que se ha atrevido a embarcarse en ese terreno y chapar la reunión en lo más alto de la pared. «Ese tramo no altera el grado de la vía. Llegué al final sin cintas y desde el mosquetón de esa reunión podía descolgarme», explica Gonzalo. Tierra Negra hasta arriba.