Inicio Entrevistas Jacky Godoffe: «Mi objetivo es sorprender a los escaladores»

Jacky Godoffe: «Mi objetivo es sorprender a los escaladores»

Compartir
Jacky Godoffe escalador y route setter
Jacky Godoffe, pionero del boulder y un referente del route setting. Foto / Esteban Lahoz

Jacky Godoffe empezó a escalar cuando tenía 21 años, en 1977. Pronto descubrió el boulder y él mismo confiesa que lleva más de 30 años enganchado a esta disciplina. Su principal terreno de juego siempre ha sido Fontainebleau, donde entre decenas de problemas abiertos, ha dejado joyas como C’était Demain 8A (primer 8A de Bleau) o Fatman 8B.

Pocas presentaciones más necesita el francés, quien además de ser un pionero del boulder es uno de los referentes mundiales en el campo del route setting. Con más de 22 años de experiencia, más de 200 competiciones oficiales como equipador y alrededor de 2 millones de presas y volúmenes atornillados en la pared, Godoffe transmite sabiduría y maestría, con ese característico french touch.

Aprovechando su visita para trabajar en el último open de la Sala Batec (Sant Quirze del Vallès, Barcelona), celebrado el pasado mes de febrero, nos sentamos con él durante un descanso para cruzar algunas palabras. Hablamos a fondo con Jacky Godoffe de route setting, competiciones y entrenamiento.

«La escalada tiene una historia pero también necesitamos nuevas influencias para que evolucione»

¿Dónde está el límite entre el parkour y la escalada?

En mi opinión, mientras el parkour ayude a dar espectáculo y no anule a las capacidades de los escaladores me parece bien. No soy partidario de equipar pensando solo en la televisión o en el público. Y en las competiciones internacionales encadenar un bloque orientado al parkour puede ser cuestión de suerte y eso no me gusta. Últimamente se ven muchos problemas de ese estilo y ya han dejado de sorprender.

¿Crees que sería bueno volver al estilo de setting de la vieja escuela?

La escalada tiene una historia pero también necesitamos nuevas influencias para que evolucione. Hace falta un poco de todo para dar la oportunidad a los atletas de expresar sus virtudes, y sus defectos… Pasos de flexibilidad, regletas, compresión, saltos, etc. En la diversidad está la clave de la escalada. No podemos reducirlo todo a la coordinación o el parkour, como comentaba antes.

¿Qué buscas cuando equipas un problema?

Sorprender a los escaladores. Darles algo que no esperaban, aunque siempre orientado hacia un objetivo. Cuando equipas para escaladores de élite, no es suficiente que sea un problema de regletas o de planos, por ejemplo. Debe haber un factor de sorpresa, de emoción.

Jacky Godoffe escalador
Para Godoffe, el trabajo en equipo es clave. Foto / Esteban Lahoz

¿Utilizas la escala RIC (riesgo, intensidad y complejidad) habitualmente para equipar?

Hay muchos métodos a la hora de equipar. Para mí el principal es centrarse en el estilo. Previamente al trabajo de setting se definen unos estilos (que realmente están conectados a la escala RIC) y a partir de ahí empiezas a trabajar. Depende de las circunstancias. En pruebas open donde hay muchos route setters trabajando, por ejemplo, es complicado unificar todos los criterios, hablar el mismo lenguaje, aunque para mí la prioridad es el estilo.

Entonces, ¿cuál es el método de trabajo con un grupo de varios equipadores?

Podemos equipar pensando en el número de tops que queramos que hayan en una final. Conociendo a los escaladores sabes, por ejemplo, cuántos pueden ser capaces de encadenar un problema de coordinación.

Y en el caso de la complejidad, ¿cómo la ajustas?

Sinceramente, nunca lo sabes del todo. Eres consciente de que si equipas un problema muy complejo y a la vez muy duro, las posibilidades de que alguien llegue al top son bajas. El trabajo en equipo es importante en este caso, para tomar la decisión correcta. En una final creo que está bien introducir un problema complejo, pero no más.

Jacky Godoffe en la Sala Batec
Eternamente joven. Su visión del route setting siempre camina hacia el futuro. Foto / Ivan Torres

¿Y si eres el jefe de equipadores? ¿Cómo gestionas la comunicación en el equipo?

A la hora de tomar decisiones, no me gusta hacerlo solo. Puedo equivocarme a pesar de que tenga mucha experiencia. Me gusta que las decisiones sean colectivas. Poner el tema sobre la mesa y discutir sobre las diferentes opiniones y opciones. El equipo manda y debe seguirse la opinión de la mayoría.

«No se puede entrenar en salas comerciales si eres un escalador de competición. Rotundamente no»

Trabajas como equipador para la Selección Francesa de Escalada. ¿Cuál es tú papel? ¿Simplemente equipas los problemas o también aconsejas a los atletas sobre cómo resolverlos, técnica, etc?

Es difícil tener un solo papel. Las posibilidades del route setting son casi infinitas y en función de cada estilo los escaladores deben seguir unos protocolos u otros. Yo les aconsejo en las cuestiones tácticas y estratégicas, pero no existen enseñanzas categóricas o absolutas. En competición, por ejemplo, un escalador o escaladora con experiencia tiene más posibilidades de triunfar, ya que táctica y estratégicamente están más preparados.

La selección francesa dispone de una sala de boulder exclusivamente para el entrenamiento del equipo. ¿Crees que los atletas pueden entrenar en salas comerciales o necesitan espacios como el de los franceses?

No se puede entrenar en salas comerciales si eres un escalador de competición. Rotundamente no. En una sala convencional el atleta no encontrará todos los estilos que necesita entrenar para poder enfrentarse a una competición con garantías. Puede que hayan salas que sean más adecuadas, pero un escalador de élite necesita un entrenamiento especial.

Jacky Godoffe route setter
Equipando durante el open celebrado en la Sala Batec en febrero. Foto / Esteban Lahoz

Así que si una federación desea tener buenos escaladores debe contar con unas instalaciones orientas únicamente al entrenamiento.

Sí. Tanto para los hombres como para las mujeres. Hay chicas que podrían superar a los chicos en según qué tipo de problemas. Y todos tienen que entrenar todos los estilos. Imagina un problema donde la flexibilidad de las caderas sea clave. Poco espacio tendrás para equipar algo así en una sala comercial y que además puedas adaptarlo para un hombre o una mujer, según el caso. En muchos países, como en España, hay escaladores y escaladoras muy fuertes, pero eso no es suficiente para estar entre los mejores en una competición. Si estás en el circuito internacional, además de ser fuerte tienes que ser inteligente, táctico, flexible, recuperar rápidamente, etc. Todo esto no se consigue entrenando en una sala comercial.

«No es bueno que un competidor se centre solo en conseguir una medalla. Debe disfrutar entrenando y compitiendo. Debe estar preparado para ganar pero también para perder»

En España se utilizan algunas pruebas open de calidad, con la de la Sala Batec, para sirvan de entrenamiento a los escaladores que compiten. ¿Crees que vale la pena?

Es un buen sistema, pero no es suficiente. En un open equipas centrado en el estilo, por ejemplo, pero en una competición real entran en juego muchos otros factores.

¿Cuántas concentraciones realiza el equipo francés durante la temporada de entrenamiento?

Cuatro o cinco al mes y en diferentes salas. Realizamos simulacros donde los escaladores participan de forma conjunta. Es un buen método para que compartan las experiencias y aprendan los unos de los otros. Los simulacros clásicos de competición están bien pero no son suficientes.

Hablemos de la profesionalización de los escaladores de competición. En el caso del equipo francés, ¿tienen un sueldo asignado por la federación?

Sí, algunos escaladores o escaladoras tienen pequeños salarios que están directamente relacionados con los resultados que consiguen en competiciones de copa del mundo. La federación recibe ayudas del Gobierno de Francia en este aspecto. Pero deben tener resultados. Si no los tienen no reciben ninguna ayuda.

En el caso de las concentraciones para entrenar, todos los gastos de los escaladores están cubiertos. Al final todo es cuestión de recursos. Y no es bueno que un competidor se centre solo en conseguir una medalla. Debe disfrutar entrenando y compitiendo. Debe estar preparado para ganar pero también para perder. Si no estás preparado para perder es mejor dejar de competir. En el route setting pasa lo mismo. No todos los problemas que equipas serán excelentes. Hay que estar preparado para recibir críticas.

Jacky Godoffe en Fontainebleau
Imaginando movimientos. Foto / Col. Black Diamond

¿Qué debe hacer un equipo para convertirse en el mejor?

Depende de muchas cosas. Y es algo cíclico. Lo fueron los franceses, los austriacos, los eslovenos o los rusos, y ahora destacan los japoneses. La cultura es importante. En Japón ahora saben que es su momento, con unos Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina, y han cuentan con los recursos y la actitud. En Francia ahora no se puede ser un profesional de la escalada de competición.

¿Cómo crees que evolucionarán las competiciones, el diseño de las presas o las salas de escalada en los próximos cinco años?

Dependerá de la visión de los route setters más jóvenes. Deberán encontrar con qué sorprender.

En Tokio 2020 el formato será combinado, uniendo la velocidad, dificultad y boulder, pero para los próximos juegos, para París 2024 se ha propuesto separar la velocidad del boulder y la dificultad. ¿Qué opinas sobre esta decisión?

Creo que es correcta y que beneficiará a los escaladores de velocidad, ya que tendrán más oportunidades para clasificarse. La dificultad y el boulder tienen cosas en común, pero con la velocidad no. El formato combinado no tiene mucho sentido y de cara al espectador es demasiado largo. Está bien contar con las tres disciplinas pero mejor si se separan.

¿Cómo crees que que puede afectar a escalada de competición la inclusión en unos juegos olímpicos?

La escalada cuenta con unos valores muy fuertes y arraigados, pero el poder de la televisión es muy fuerte, por ejemplo. Dependerá del buen criterio de los equipadores, federaciones, atletas y demás que la escalada de competición siga el camino que más le convenga.

 

(Han colaborado en la realización de esta entrevista Ekhiotz Alsasua, Pedro Bergua, Fèlix Obradó, Simon Padin e Ivan Torres)