Inicio Diálogos Patxi Usobiaga: “En la escalada, tengo ganas de seguir descubriendo. Esto engancha”

Patxi Usobiaga: “En la escalada, tengo ganas de seguir descubriendo. Esto engancha”

Compartir
Patxi Usobiaga escalador
Patxi Usobiaga se ha apuntado su vía más dura con 'Pachamama' 9a+/b Foto / Javipec

Patxi Usobiaga encadenó ‘Pachamama’ 9a+/b, en Oliana, el día 10 de noviembre. A sus 37 años, este es el rotpunkt más duro hasta ahora en la carrera de uno de los mejores escaladores en roca y de competición de la historia.

Después de varios años alejado de la escalada, Patxi Usobiaga se ha reinventado como escalador, actividad que ahora combina con su trabajo como entrenador. El encadenamiento en marzo de ‘Papichulo’ 9a+, también en Oliana, ya le llevó a un nivel superior. El siguiente paso era ‘Pachamama’, la última vía dura que probó antes de lesionarse y dejar la escalada.

Hablamos con Patxi para que nos explique cómo ha vivido un proceso que empezó hace ocho años…

“La vida te hace entender el por qué de las cosas”

Han pasado ocho años desde que te enfrentaste a ‘Pachamama’ por primera vez. Te lesionaste probándola y poco después un accidente de tráfico te apartó de la escalada. Volviste en 2014 encadenando ‘Celedon’ 9a, en la Hoya de Leze (llarduia). ¿Qué queda del Patxi de antes de esa lesión y accidente?

El Patxi de ahora es un poco distinto. La vida te hace entender el por qué de las cosas. Después de ocho o nueve años compitiendo y escalando al máximo nivel me retiré durante una temporada, hasta que volví a escalar en 2014. Pero la verdad es que hasta hace muy poco no he tenido la sensación de querer ir a buscar mi máximo. Fue a finales de 2016 cuando volvieron las ganas de apretar a tope. A partir de ahí empecé a cambiar muchas cosas y llegaron los resultados. Primero con ‘Papichulo’ en marzo y ahora con ‘Pachamama’.

Cuando volviste a escalar, pensabas que llegarías a cerrar el círculo de ‘Pachamama’?

Cuando me retiré no pensaba que esto podría suceder. Siempre me venía a la cabeza pero el proceso que requería era muy exigente. No fue hasta que encadené ‘Papichulo’ que sentí que podía afrontar un proyecto así.

Patxi Usobiaga escalando 'Pachamama'
Una imagen que ha dado la vuelta al mundo. Patxi Usobiaga encadenando ‘Pachamama’ Foto / Javipec

¿Hasta qué punto te ha influido el factor psicológico para encadenarla?

El factor psicológico ha sido la clave. El esfuerzo para encadenar ‘Papichulo’ fue tal que no tenía energías para algo más duro. A finales de mayo hice un descanso y no volví a entrenar hasta mediados de junio. En julio viajé a Francia para escalar y ahí ya tenía marcado en el calendario octubre como un buen mes.

Para mi sorpresa, a principios de septiembre un día me metí en ‘Pachamama’ y conseguí hacer el lanzamiento de la parte inferior. En mi caso, ese movimiento es la clave de la vía. A partir de ahí han sido dos meses donde me ha pasado de todo.

“Me estanqué no pudiendo salir del lanzamiento durante dos semanas. Tuve que parar y reflexionar, reiniciar mi cerebro”

¿Cómo ha sido el proceso hasta el rotpunkt?

Con esta vía empezó una nueva vida para mí, aunque fuera sacándome un hombro. Pasas de una sonrisa al saber que la puedes encadenar a la presión de “tengo que encadenar” y ahí, dejas de disfrutar.

Entré en un círculo bastante malo. Me estanqué no pudiendo salir del lanzamiento durante dos semanas. Tuve que parar y reflexionar, reiniciar mi cerebro. Me di cuenta que fallaba la base. Tenía que volver a disfrutar probando la vía.

Conseguí hacer el paso por la ‘Patximama’, que es una entrada por ‘Joe Mama’. Así iba directo al paso del lanzamiento. Me volví a motivar y me alejé de la vía durante seis días. Encadené un 8c+ fuera de Oliana y sentí las ganas de volver a por el proyecto.

Cuando volví era otra persona. Al retomar la vía tuve muy buenas sensaciones. Después de un pegue muy bueno donde alcancé el punto más alto sabía que la tenía. Descansé una jornada y volví a ‘Pachamama’.

Patxi Usbobiaga en 'Pachamama' 9a+/b
Patxi Usbobiaga probando ‘Pachamama’ 9a+/b en abril de este año Foto / Javipec

Y llegó el día…

Era tarde cuando me metí en la vía. Las cinco o cinco y media. Ahora, a las seis ya es de noche. Después de un pegue para probarme y calentar vino el definitivo. Cuando me di cuenta había hecho casi toda la vía. Y ahí me entró miedo. En la parte final, que será como 8b, hay un paso muy cabrón. Al salir del último semireposo perdí los pies y tuve que apretar muchísimo. Esto hizo, tanto que me metiera más en la vía como que me saliera, así que solo escalé. Todo salió natural, cogí el canto salvador y ahí se acabó todo. Se cerró un proceso.

Respecto al grado, todos los repetidores coinciden en que es más dura que ‘Papichulo’. ¿Por qué no llega al 9b?

Es bastante más dura que ‘Papichulo’. Adam Ondra me comentó incluso que no era mucho más fácil que ‘Fight or Flight’ 9b. Simplemente, es muy dura.

Pablo Scorza trabajando con Patxi Usobiaga
El trabajo de Pablo Scorza con Patxi Usobiaga ha sido una de las claves para conseguir llegar a la cadena de ‘Pachamama’ Foto / Anabel Rool

Hablando de Adam Ondra. Él se llevó a Noruega un fisioterapeuta para trabajar conjuntamente durante el proceso para encadenar ‘Silence’. En tu caso, trabajas habitualmente con Pablo Scorza. ¿Qué te aporta Pablo?

Pablo ha sido parte de este proceso. Tengo problemas de cervicales y debo controlarlo. Una vez por semana, más o menos, voy a Siurana, no para escalar, sino para trabajar con él.

Cuando se fue a Brasil este verano estuve casi dos meses sin poder tratarme y lo notaba. Al retomar las sesiones me sentí mucho mejor. Pablo ha sido clave para la evolución.

Te mudaste a Ponts (Lleida) hace un tiempo. Allí tienes el Puctraining Temple… Lo vemos mucho en tus redes sociales.

Cuando me mudé a Ponts, antes de mirar cómo sería la casa me fijaba en el garaje. Necesitaba un buen espacio para entrenar. En esta vida me han dado con una varita mágica para tener capacidad de sacrificio, esfuerzo y motivación, pero no el estado físico perfecto. Yo no evoluciono solo escalando en roca.

‘Pachamama’ es tu vía más dura hasta la fecha. ¿Crees que has alcanzado tu límite como escalador?

Creo que no. No por el grado sino porqué tengo ganas de seguir descubriendo cosas. Esto engancha. Tengo muchas vías en la cabeza, pero tampoco tengo la sensación de querer hacer 9b. Solo quiero motivarme, escalar y disfrutar. Vivo rodeado de roca, con todo un mundo de vías para escalar. Eso es lo más bonito.

Y entre todas esas vías, ¿tienes algún proyecto inmediato para esta temporada?

Seguiré probando ‘Joe Mama’ 9a+, pero tampoco tengo muy claro en qué me centraré.