Inicio Actualidad Barbara Zangerl y Jacopo Larcher escalan ‘Odyssee’ (1.400m 8a+) en el día

Barbara Zangerl y Jacopo Larcher escalan ‘Odyssee’ (1.400m 8a+) en el día

Barbara Zangerl y Jacopo Larcher en la cima del Eiger. Foto / Alpsolut Pictures

Barbara Zangerl y Jacopo Larcher han conseguido escalar en el día Odyssee (1.400m 8a+), en la cara norte del Eiger (3.970 metros), en los Alpes suizos. En agosto de 2018 la cordada se apuntó la primera repetición en libre de la vía, pasando cuatro días en la pared. En esta ocasión, Zangerl y Larcher han llegado a la cima del Eiger en 16 horas desde que habían iniciado el ataque.

Odyssee es la vía más dura de la norte del Eiger y surca el intimidante desplome del Rote Fluh. Roger Schaeli, Robert Jasper y Simon Gitel abrieron la ruta entre 2009 y 2015, y la liberaron posteriormente.

La norte del Eiger siempre desafiante

Unos días antes de que Barbara y Jacopo llegaran a la cima con éxito, la norte del Eiger mostró su lado más arisco y desafiante. La cordada llevaba ya 16 horas de escalada y tan solo les faltaba escalar cuatro largos (mojados) entre 6c+ y 7c.

Barbara Zangerl: «Dos largos más tarde una gran tormenta nos golpeó. Empezó a llover a cántaros y yo me encontraba a mitad del penúltimo largo»

«El tiempo era bueno todavía y nos faltaban cuatro largos fáciles para llegar arriba en menos de 24 horas. Pensábamos que teníamos tiempo de sobra. Dos largos más tarde una gran tormenta nos golpeó. Empezó a llover a cántaros y yo me encontraba a mitad del penúltimo largo. Me mojé completamente y había forma de llegar hasta la reunión ni de destrepar (ni cuerdas fijadas). Tuve que improvisar y encontré una forma de llegar de nuevo hasta donde estaba Jacopo. En situaciones así trabajamos muy bien como equipo gracias a todas las aventuras que hemos vivido juntos. Empezó a helar y el agua se convirtió en hielo. Tuvimos que rapelar 31 largos en medio de una gran cascada», explicaba Babsi en su cuenta de Instagram.

View this post on Instagram

This was probably the most challenging climbing day we ever had. The Eiger can be pretty like the climbing in Rätikon but within a very short time it can change and then you experience how serious the North face can really be! This happened to us two days ago. After a really early start we had already a real fight to get over a very wet part of the wall. ! In total there were 4 pitches wet from 6c+ to 7c. Climbing a wet 7c feels super hard and insecure. It took us some time, luck and lots of motivation to reach the Czech bivi 2, but we made it perfectly in time. In the upper part of the wall we had perfect conditions and we were pretty fast and got over the last crux pitch at 6 p.m. The weather still looked good at this point. There where 4 more easy pitches to go before we would reach the top within 24h. (At this point we were 16 hours on the go, I had no fall and the psych was high) We had more than enough time left, we thought. Two pitches later a big storm hit us. It started to hail and rain cats and dogs, as I was in the middle of the second last pitch. I got soaking wet—no possible way to reach the next belay and no chance to climb down. (No fixed protection on this pitch) I had to improvise and found a good solution to get back to Jacopo. In this situation we perfectly worked together as a team thanks to all the adventures we experienced together. The temperatures dropped to freezing cold and the water turned into ice. We rappelled 31 pitches in a waterfall. When we reached the bivi and our warm sleeping bags (at 10p.m.) we couldn‘t be any happier!! That was better than any top or any success or summit. Glad we made it back, doesn‘t matter the fact that we had to bail at the second last pitch. (On the easy flat part on the very top) sometimes those pitches can turn into the most intimidating!! We always learn from the experience in the mountains! We made a mistake and got in trouble. Take care out there and respect the power of nature! @blackdiamond @lasportivagram @vibram @powerbar

A post shared by Babsi Zangerl (@babsizangerl) on

16 horas de escalada non-stop en la vía más dura del Eiger

Lejos de rendirse después de que el Eiger les enseñara los dientes, dos días después Zangerl y Larcher decidieron volver a intentarlo. La previsión metereológica era buena, sin ningún tipo de probabilidad de que entraran tormentas en la pared.

«Aún sentíamos el cansancio en nuestros huesos por el anterior intento. Empezamos a escalar a la 1:30h de la madrugada y completamos la primera parte de la vía en plena oscuridad. La parte más picante de la vía aún estaba mojada pero como mínimo no teníamos que escalar bajo una ducha de agua. Íbamos 3 horas más rápido que en el anterior intento y llegamos a vivac de los checos a las 7:30h de la mañana. Estábamos muy motivados, disfrutando dándolo todo y escalando rápido en la parte superior de la pared. A las 17:30h de la tarde ambos estábamos en la cima. Fue duro y exigente triunfar esta vez en la norte del Eiger. ¡Vaya aventura inolvidable! Nuestro tiempo finalmente fue de 16 horas», ha relatado Zangerl sobre su ascensión triunfal.

En este verano que ya toca a su fin la norte del Eiger ha vuelto a ser noticia. Además de la remarcable lucha contra el crono de Barbara y Jacopo, Roger Schaeli y Nina Caprez han podido escalar en libre Merci La Vie (300m 8a) y Symon Welfringer y Nils Favre han hecho lo propio con Paciencia (900m 9a).

View this post on Instagram

Babsi Zangerl leading one of the 33 pitches of 'Odyssee' (1.400m 8a+) 🗻 📸 @alpsolut_pictures 👌🏼 La cordada formada por Barbara Zangerl y Jacopo Larcher ha escalado en libre y en el día 'Odyssee', en la cara norte del Eiger. Han tardado 16 horas en alcanzar la cima. En agosto de 2018 Babsi y Jacopo se apuntaron la segunda ascensión en libre de esta imponente vía y entonces invirtieron cuatro días en escalarla. Tanto en aquella ocasión como en ésta, las adversas condiciones metereológicas han sido el prinicipal handicap. Excelente actividad 💪🏽 #climbing #eiger #alps #escalada #klettern #arrampicata #grimper #rockclimbing #climbinglife #climbingculture #amuerte #wogurules

A post shared by Wogü (@woguclimbing) on