Diversidad de métodos

Alexander Rohr encadena ‘Change L1’ y prefiere el 9a+/b

Es la vía más dura del escalador suizo hasta la fecha. La había probado brevemente en 2019 pero una lesión de hombro que sufrió en la misma lo apartó del proyecto hasta esta temporada
Redacción
COMPARTE EN:
Alexander Rohr escalando en Flatanger
Alexander Rohr en el primer largo de 'Change', en Flatanger. Foto / John Thornton

Alexander Rohr se ha anotado Change L1 en Flatanger (Noruega). Es la vía más dura hasta la fecha del escalador suizo, que anteriormente comenta que «había encadenado una docena de vías de 9a y había estado cerca en un par de 9a+. Finalmente he superado la barrera del 9a tachando el primer largo de Change«.

Según Rhor, «la línea consiste en una vía de 8b con una sección a bloque de 8b/+. Después de superar esta parte tienes que hacer unos cuantos movimientos fáciles antes de llegar al 7C de boulder final. La última parte de la vía no es difícil. En total son unos 25 o 30 metros sobre un acusado desplome, con el crux del bloque en un diedro en el techo».

Hace pocos días Seb Bouin también encadenó el primer largo de Change, con Rohr explicándole todos los métodos. Posteriormente encadenó la vía completa, consiguiendo la tercera ascensión de una vía que estableció Adam Ondra en octubre de 2012 y que posteriormente repitió Stefano Ghisolfi en septiembre de 2020. El checo propuso una dificultad de 9b+ en su día y Bouin y Ghisolfi confirmaron el grado.

Diversidad de opiniones y métodos para el primer largo

Seb Bouin escaló el primer largo de Change con dos rodilleras y prefirió el 9a+, a diferencia de la propuesta de Ondra de 9a+/b para esta primera tirada, que Ghisolfi también se apuntó con el mismo grado. El francés comentó: «Utilicé rodilleras, igual que Stefano. Adam Ondra realizó la primera ascensión sin éstas. Creo que con rodilleras el primer largo es más fácil. Sin utilizarlas podría ser 9a+/b, pero con ellas yo me quedo con el 9a+».

La opinión de Rohr es otra, y es que el método que utilizó Bouin no le ha servido al suizo: «No pude hacer la vía como Seb ya que no soy tan alto. Usé una sola rodillera para poder hacer el famoso paso de hombro, tal y como hizo Adam. Después de ese movimiento escalé la vía tal y como Adam lo hizo en la primera ascensión. Personalmente creo que 9a+/b esta bien para este primer largo, y hay que tener en cuenta que tal y como la escaló Adam es mucho más dura respecto al grado que le dio».

Los comentarios de Bouin y Rohr certifican lo complicado que puede ser graduar una vía de estas características, más si se utilizan rodilleras o no y teniendo en cuenta también la pericia de cada escalador a la hora de colocarlas. Sin embargo, con barra o sin en el primer largo, según Bouin «esta diferencia no afecta al grado total de la vía. El segundo largo es un 9a duro, realmente picante cuando vienes desde abajo». Change parece un 9b+ bien consolidado.

Quizás Alexander Rohr prueba la vía completa en futuras temporadas. En 2019 ya visitó Flatanger. Entonces se anotó The Illusionist 9a en la Cueva de Hanshelleren y ya empezó a probar Change hasta la primera cadena. Entonces no tuvo muchas oportunidades con esta última ya que probándola se lesionó un hombro. Así es el juego de la escalada.

Redacción
Seb Bouin encadena los 130 metros de ‘Nordic Marathon’ y propone 9b/+
Sigue leyendo
E9 Planet
Rock Empire
Rocódromo Blocat Centelles