Actualidad

Alex Megos, la ética y su lista de clásicos en Suiza

Redacción
COMPARTE EN:

Aprovechando el frío del pasado mes de diciembre, Alex Megos volvía a Ticino y Cresciano (Suiza), seis años después de su primera visita. Tenía un objetivo claro: encadenar Dreamtime, el primer 8C de la historia del boulder, con primera ascensión de Fred Nicole en 2000.

«Este bloque, definitivamente, estaba en mi lista de pendientes», comentó el alemán. Se le resistió bien poco, ya que en dos días pudo resolver el problema. Una vez resuelto el proyecto principal, Megos también fue capaz de encadenar The Dagger 8B/+ y The Story of Two Worlds 8C.

Alex Megos opina sobre la ética de las ascensiones

Tras encadenar The Story of Two Worlds, en el que invirtió cuatro sesiones, Megos publicó una interesante reflexión acerca de la ética en el boulder y sobre las ascensiones en general.

«Hay varios vídeos en internet de muchos escaladores. Teóricamente todos escalan el mismo bloque y se lo apuntan del mismo grado, 8C. Parece que la comunidad escaladora no hace distinciones y pocas veces se explica cómo se ha realizado la línea. En la escalada, y especialmente en el boulder, todo se reduce al cómo. Además, es más sorprendente el hecho que la gente no se preocupe sobre el cómo, aunque sin embargo es la más importante de cara a los demás. Despues de ver todos estos vídeos sobre The Story of Two Worlds me he dado cuenta que hay grandes diferencias. Algunos llevan una rodillera, a pesar de que en la primera ascensión no se utilizó. La mayoría empiezan con un sit start, algunos no. Dai Koyamada empezó desde más abajo que los demás y no utilizó rodillera. ¿Y todos encadenaron un 8C? Es algo realmente alienante para mí», explica el alemán en la primera parte de su reflexión.

Alex Megos: «Me gustaría que la comunidad estuviera más concienciada. Hay diferencias en la ética, estilos y grados»

Megos concluye sus comentarios así: «Sí, la escalada es un deporte divertido y no solo se trata de llegar al top, sino que cómo llegas al top. Me gustaría que la comunidad estuviera más concienciada. Hay diferencias en la ética, estilos y grados. Como escaladores que somos, deberíamos estar más abiertos a todo esto y comunicar cómo hemos realizado ciertas ascensiones. Apuntarse un grado no debería ser la parte más importante en la escalada. La escalada es mucho más que eso. Hay diferencias en cómo se escala y debemos conocerlas. Estoy orgulloso de haber encadenado The Story of Two Worlds en mi último día del viaje. Valoré si hacerlo sin una rodillera y así fue. La dificultad de 8C me parece correcta».

Redacción
CAMP