Inicio Informes ‘Digital Crack’, escalada de octavo grado en altura

‘Digital Crack’, escalada de octavo grado en altura

Compartir
Digital Crack escalada Chamonix
Digital Crack, escalada deportiva a 3.800 metros de altura Foto / Chamonix Topo

La Arête des Cosmiques es una gran clásica de la escalada alpina. Con inicio y final en la Aiguille du Midi, centenares de alpinistas la surcan cada temporada. Es una de las rutas más concurridas del valle de Chamonix, en pleno Macizo del Mont Blanc. La dificultad moderada del itinerario no le resta interés: pasos de escalada variados, corredores, rápeles, granito cinco estrellas, … y todo en un entorno difícilmente superable.

En plena arista se encuentra el Gran Gendarme, un impresionante monolito que destaca sobre el resto. Allí está ‘Digital Crack’, posiblemente el 8a más alto de Europa. Una vía de 70 metros, dividida en dos largos, a 3.800 metros de altura. El primer largo de cuerda, graduado como 6c+, pasa por la fisura que da nombre a la vía. En el segundo, de 8a, es donde se encuentran las dificultades principales. Una placa desplomada de granito impecable y una escalada técnica, muy de dedos.

El grado no es lo más importante

El gran aliciente a la hora de escalar ‘Digital Crack’ no es el grado, sino el paisaje alpino que la rodea y el condicionante de la altura. La primera ascensión en libre de la vía corrió a cargo de Thierry Renault y Alain Ghersen, en junio de 1999. Desde entonces, algunos de los mejores escaladores del mundo se han acercado hasta los pies del Gran Gendarme para escalarla.

La lista es larga… Edu Marín, por ejemplo, la encadenó en 2016, en un solo largo, como parte de su aclimatación, para escalar posteriormente el Gran Capucin por la ‘Voie Petit’ (450 m, 8b). El último rotpunkt peninsular lo ha protagonizado Daila Ojeda que ha comentado: “Todavía me emociono cuando la miro. Qué vía y qué lugar! Y qué suerte haberla podido escalar!”.