14 de julio de 2024

Algo que contar

Zofia Reych habla sobre el boulder, la vida y la neurodivergencia

La antropóloga y escaladora polaca, que vive en Fontainebleau, habla sobre una de las etapas más difíciles de su vida. Reych organiza anualmente el Women's Bouldering Festival y es la autora del libro "Born to Climb"

 

Zofia Reych, originaria de Polonia, se mudó a Fontainebleau hace un lustro. Tres años antes le habían diagnosticado un trastorno del espectro autista. Comenta Reych que ese diagnóstico la dejó «en un equilibrio precario al borde de la depresión clínica. Durante un tiempo ocultar mis rasgos autistas me permitió aparentar encajar en la sociedad, pero a costa de sufrir ansiedad, crisis emocionales y relaciones arruinadas. No tenía idea de que mi diagnóstico era un punto de inflexión, afortunadamente».

En Fontainebleau compró una casa construida en 1786, que restauró ella misma. «Las paredes eran de la misma arenisca perfecta que los bloques que se escondían por el bosque que rodeaba la casa», recuerda en la versión escrita de su historia: The Gifts of the Forest.

Reych se instaló en Bleau porque cree que «es el mejor sitio del mundo para hacer boulder y quería escalar todos los días». Pero entonces llegó la pandemia… Dice que Zofia que entonces «la reacción más obvia habría sido sumergirme en el entrenamiento, pero estaba exhausta. No por escalar, hacer flexiones o ejercitar los dedos, ni por medir mi progreso en hojas de cálculo detalladas. Estaba agotada por la necesidad de demostrar lo que valía a través de logros: en la escalada, en el trabajo, de hecho, en todo lo que hacía. Me ponía metas imposibles que se alejaban cada día más y ya no podía sostenerlas más tiempo».

En el vídeo que ha publicado Patagonia incluido en la serie Patagonia Stories, la fundadora del Women’s Bouldering Festival, que se celebra anualmente en Fontainebleau, y autora del libro Born to Climb: From Rock Climbing Pioneers to Olympic Athletes, explica todos los detalles sobre esta etapa de su vida. Descubrió que quizás la mejor manera de mejorar en la escalada era dejarla olvidarse de ésta durante un tiempo.

Noticias relacionadas