La corta historia de ‘Witness The Fitness’ V15 (8C)

Compartir

Nada es para siempre, y sino que se lo digan a uno de los problemas de boulder más famosos de la primera década del siglo XXI, Witness The Fitness. Chris Sharma descubrió el techo donde se encuentra el problema, en las Ozark Mountains (Arkansas), en 2005.

Ese mismo año, poco antes de que Sharma cumpliera 24 años, en marzo, consiguió la primera ascensión. 33 movimientos sobre un techo completamente horizontal, con pasos realmente de otro mundo, como un famoso hombro a un minúsculo invertido, que le dió unos cuantos quebraderos de cabeza al californiano.

En aquella época Chris Sharma acostumbraba a no graduar las vías y bloques que encadenaba, y Witness The Fitness no fue la excepción, aunque se consideró uno de los problemas más duros de América desde el primer momento. Dada su instantánea popularidad, Big Up Productions decidió incluirlo en la famosa serie de películas Dosage, concretamente en el volúmen III.

Por cierto, Sharma le puso el nombre en honor a la canción del rapero británico Roots Manuva, Witness The Fitness.

Chris Sharma en Witness The Fitness
Chris Sharma en el espectacular techo de ‘Witness The Fitness’.
Foto / Corey Rich

Fred Nicole y Daniel Woods, los afortunados repetidores

En 2006 Fred Nicole compró un billete con destino a Estados Unidos con un único objetivo: repetir Witness The Fitness. Y vaya si lo repitió. Lo hizo un 23 de diciembre, no sin antes romper algunas presas de la delicada arenisca de la cueva. El suizo comentó entonces que era el problema más duro que jamás había encadenado en ese estilo. La dificultad de V15 (8C) parecía la correcta.

El problema quedó en el olvido hasta que a principios de 2013, Daniel Woods organizó un viaje a Arkansas junto a Paul Robinson y Jimmy Webb para intentar repetir la creación de Sharma. En el primer día de intentos los tres descifraron el crux, por lo que era cuestión de tiempo que llegaran las sucesivas repeticiones.

Por lo visto después de la ascensión de Fred Nicole se rompieron más presas. Daniel Woods explicó a Rock & Ice: “Se han roto un buen número de presas desde que Sharma lo hizo. Ahora es totalmente diferente. Movimientos más largos, presas más malas, ¡pero es posible!”. Después de tres días de trabajo, el 8 de enero de 2013, Woods encadenaba Witness The Fitness y opinaba que se trataba de un V15 sólido.

Jimmy Webb y Paul Robinson lo tenían también a punto, pero entonces la naturaleza les jugó una mala pasada. En uno de sus mejores pegues, Jimmy Webb arrancó la presa del crux, convirtiendo el paso en imposible. Uno de los problemas de boulder más espectaculares del mundo desaparecía de repente. Fin.

En 2016, Chris Sharma volvía a la carga en otro techo, esta vez en Catalunya, pero eso ya es otra historia…