29 de mayo de 2024
E9 Planet

E9 Planet
En el Picu Urriellu

Siebe Vanhee escala ‘El Pilar del Cantábrico’ (500m 8a+) en libre y en el día en solitario

Siebe Vanhee en Picos de Europa
Siebe Vanhee un día a pie de vía durante su estancia en Picos de Europa. Foto / Christoph Muster
 

No han pasado ni quince días desde que Siebe Vanhee y Sébastien Berthe escalaron Rayu en el día y la mitad de la cordada ya vuelve a ser noticia. Vanhee ha escalado El Pilar del Cantábrico (500m 8a+), en el Picu Urriellu, en libre y en el día en solitario autoasegurado.

Localizada en la cara oeste del Urriellu, El Pilar del Cantábrico sigue una línea directa y elegante hasta la cima del Picu. Son 15 largos y 500 metros de escalada con una dificultad máxima de 8a+. La vía la abrieron Antonio Gómez «Sevi» y Jesús Gálvez en 1981 y la primera ascensión la firmó Dani Andrada en 1995. Anteriormente, Paco Fernández, en 1992, la escaló toda en libre excepto un paso.

Orbayu, Rayu y ahora El Pilar del Cantábrico

Siebe explica que «después de encadenar Rayu mis días en Picos de Europa estaban limitados y todavía tenía ganas de otra aventura. Dado que ya había escalado Orbayu en 2020, busqué otro desafío. Hablando con Seb, se me ocurrió intentar escalar en libre El Pilar del Cantábrico en el Picu Urriellu, ¡en solitario con cuerda! Esta antigua línea de artificial ha sido escalada en libre varias veces y la protección le añade un toque picante a la ascensión. La mayoría de la vía está equipada con buriles, friends y puentes de roca.

Para escalar en solitario autoasegurado es necesario subir cada largo en dos ocasiones. Siebe ha hecho todos y cada uno de los 15 largos primero en libre, para rapelar después en cada tirada de cuerda y subir de nuevo, jumareando, para desequipar. A todo este trabajo hay que sumar también el izado del petate.

Tras encadenar el segundo largo (8a) en su primer intento, el belga ha comentado que «estaba muy motivado y no descansé ni un solo minuto para escalar de manera sólida los primeros metros duros. Empecé a notar mis antebrazos hinchados, entraba en una sección de agujeros y estuve a punto de caerme. Me di cuenta que estaba escalando en solitario, asegurado sobre unos viejos clavos, algo que me aterrorizaba. No sé si fue peor cogerme a la cuerda cuando me caí o no encadenar el 8a+ a vista».

En el siguiente intento Vanhee no cometió ningún error. «Los largos más duros ya estaban hechos pero no se había acabado», remarcaba.

¿Cómo se ha autoasegurado Siebe Vanhee para escalar en solitario El Pilar del Cantábrico?

Para los más curiosos, Siebe Vanhee también ha dado detalles de cómo se ha autoasegurado para escalar en solitario y en libre El Pilar del Cantábrico:

«Como dispositivo de aseguramiento utilicé el Pinch, de Edelrid. Es un dispositivo nuevo, no disponible en el mercado, similar al Grigri. También utilicé el Edelrid Spoc, enganchado a mi bucle de aseguramiento, alimentando la cuerda de vez en cuando para que fluyera a través del Pinch. Antes de cada largo, preparé la longitud de cuerda necesaria para cada tirada, atada a la reunión y dejando que el resto de la cuerda cuelgue. De esta manera, no tienes 80 metros de cuerda balanceándose de tu arnés mientras escalas, sino solo la cantidad que necesitas para alcanzar el anclaje».

Noticias relacionadas