Inicio Material Review: Bolsa de magensio Zion Cavallers

Review: Bolsa de magensio Zion Cavallers

Compartir
Cavallers Zion
Bolsa de magnesio Cavallers Zion. Disponible con varios diseños. Foto / Zion Climbing

La oferta en bolsas de magnesio para boulder es inmensa y a primera vista puede parecer que todas son iguales. Sin embargo, cuando entramos en detalles y analizamos cada modelo, las diferencias entre unas y otras pueden llegar a ser abismales.

Desde Zion, la marca de escalada establecida en la provincia de Lleida, nos llegó el encargo de probar uno de los productos estrella de su catálogo, la bolsa de magnesio Zion Cavallers. Después de probarlo tanto en el rocódromo como para el boulder, estas son nuestras conclusiones.

Zion Cavallers, detalles que marcan la diferencia

Lo primero en los que nos hemos fijado es en la construcción de la bolsa. Zion ha apostado por la forma piramidal, un diseño muy acertado que aporta gran estabilidad a la magnesiera. Tanto si la dejamos con cuidado en el suelo, como si la tiramos desde una cierta altura, la bolsa siempre se mantiene de pie, algo realmente importante para que no se derrame el magnesio.

La base de la bolsa está construida en un PVC de alta resistencia, un material diferente al del resto del conjunto. Esta pieza es la que le da estabilidad y además, aumenta la durabilidad de la bolsa, ya que es la que siempre se encuentra en contacto con el suelo.

Otro de los puntos fuertes de la Zion Cavallers es su interior, donde encontramos un tejido de poliéster tipo polar que facilita la distribución del magnesio por toda la bolsa y reduce la volatilidad de éste hacia el exterior. Este detalle nos ha gustado especialmente y marca la diferencia respecto a muchos modelos de gama similar.

Bolsa de magnesio Zion Cavallers
Parte frontal de la bolsa de magnesio Zion Cavallers, con el logo de la marca y tres bolsillos para cepillos más uno para pequeños accesorios. Foto / Zion Climbing

También nos ha llamado la atención el bolsillo que encontramos en la parte posterior de la bolsa de magnesio, con gran capacidad, y que nos permitirá guardar pequeños objetos de valor como un teléfono, un juego de llaves, tarjetas, etc. También puede ser útil para almacenar accesorios como el magnesio líquido, gomas para estirar, limas, etc. Todo cabe en el bolsillo gigante de la Zion Cavallers. Además, en la parte delantera la bolsa incorpora también tres bolsillos para cepillos y un bolsillo pequeño.

Si nos centramos en los pequeños detalles de diseño, destacan los dos bucles de cinta para facilitar la apertura y un sólido cierre con velcro que evita perder ni un solo gramo de magnesio.

Hecho en casa

Todos los productos de Zion Climbing están 100% producidos en la provincia de Lleida y la bolsa de magnesio Zion Cavallers no es una excepción. Con unos acabados de gran calidad, ningún punto queda descuidado en la confección.

En un futuro, nos gustaría ver en el catálogo de la marca el uso de tejidos más técnicos, como la Cordura, por ejemplo. Creemos que le pueden acabar de dar el toque definitivo a una gama de productos que ya cuenta con gran aceptación entre la comunidad escaladora y que podría consolidar definitivamente a Zion Climbing en el mercado. Desde aquí, seguiremos apoyando a la producción local.