La comunidad escaladora responde

La respuesta de la comunidad escaladora al documental “Light”

Ivan Torres
COMPARTE EN:
Lena Drapella fotógrafa profesional
Lena Drapella, fotógrafa profesional y escaladora. Foto / Lena Drapella

El estreno del documental Light, dirigido por Caroline Treadway, el pasado 1 de febrero, ha servido para romper el silencio sobre uno de los secretos más oscuros en el mundo de la escalada: los trastornos en la alimentación. Las buenas críticas se han multiplicado en las redes sociales durante los últimos días y sobre todo muchas mujeres han compartido su opinión de forma abierta.

[¿Aún no has visto Light? El documental sobre los trastornos en la alimentación en la escalada]

Recopilamos los comentarios de cuatro reconocidas escaladoras alrededor del mundo sobre Light: Hazel Findlay, Lena Drapella, Sasha DiGiulian y Alyse Dietel.

Hazel Findlay: “A veces no me siento bien viendo películas de escalada porque los protagonistas no tienen un aspecto saludable”

“Nunca había hablado de este tema antes porque nunca he tenido trastornos en mi alimentación, pero eso no quiere decir que no me haya afectado el problema. Durante mucho tiempo he visto a amigos y escaladores profesionales luchar contra su salud mientras la comunidad escaladora hace oídos sordos sobre ello, pareciendo que todo está bien.

Nunca me ha motivado restringir mi número calorías para escalar más duro. La escalda nunca se ha tratado de eso para mí. Dicho esto, yo me he sentido muy insegura sobre cómo me veo respecto a otros escaladores y a menudo siento que no encajo porque no hago dieta. ¡Me han llegado a decir que no parezco escaladora! Durante toda mi vida me he fijado en otros escaladores y me he sentido como un gran escarabajo pelotero junto a diminutos insectos.

Hazel Findlay escaladora profesional
Hazel Findlay dice que “durante toda mi vida me he fijado en otros escaladores y me he sentido como un gran escarabajo pelotero junto a diminutos insectos”. Foto / Angus Kille

Por supuesto, algo de esto depende de mí. He de trabajar en la confianza en mí misma. Este proceso sería más fácil si la élite cultural valorara el bienestar por encima del rendimiento. A veces no me siento bien viendo películas de escalada porque los protagonistas no tienen un aspecto saludable. ¿Veremos estas películas y logros dentro de 10 años y nos preguntaremos cómo permitimos que esto sucediera?

Creo que uno de los motivos por los que el problema persiste es que no existe nadie que señale a los escaladores profesionales que no se encuentran bien. Estos son víctimas pero también alimentan el problema porque son nuestros modelos a seguir.

No tengo todas las respuestas pero lo primero que puedes hacer es ver el documental de Caroline. Era necesario romper el silencio. También puedes escuchar el podcast de The Curious Climber en el que hablé con Mina Leslie-Wujastyk sobre la divergencia entre la salud y el rendimiento. Gracias a todas las que han sido lo suficientemente valientes como para hablar de este problema. Sois unas estrellas”.

Sigue a Hazel Findlay en Instagram

Lena Drapella: “Lo que de forma estándar se considera saludable, en el mundo de la escalada es sobrepeso”

“Aunque se centra en los atletas profesionales, el documental me ha hecho pensar en mis propias experiencias. Nunca he estado delgada. Quizás se debe a mi falta de fuerza de voluntad para hacer una dieta, pero ciertamente anhelaba estar delgada. Durante la mayoría de mi vida pensé que era grande y pesada. Cada mes de enero esperaba que sería el año en el que conseguiría perder unos cuantos kilos. Lo que de forma estándar se considera saludable, en el mundo de la escalada es sobrepeso.

Pero, ¿por qué la damos más importancia al peso que a la fuerza? ¿Por qué mis primeros pensamientos cuando entrenaba eran que quería perder unos kilos antes que levantar unos cuantos más? ¿Por qué a pesar de sentirme sana, fuerte y casi siempre feliz, también puedo sentir que tengo sobrepeso y no soy atractiva?

Este estigma tiene que cambiar, no solo entre la élite de la escalada. En mi caso, no sé cuál es la mejor manera de trabajar en ello todavía y el camino es largo, pero tiene que empezar el proceso”.

Sigue a Lena Drapella en Instagram

Lena Drapella escaladora
Imagen que ha compartido Lena Drapella en su cuenta de Instagram para ilustrar su opinión. Dice que no la había publicado antes porque se veía con grasa en el vientre.
Foto / Col. Lena Drapella

Sasha DiGiulian: “A lo largo de mi carrera me han llamado anoréxica en foros públicos y también me han avergonzado diciendo que estaba gorda”

“Caroline me preguntó si quería aparecer en el documental y tengo que reconocer que rechacé su oferta. El motivo es que tengo algo que explicar acerca de este tema. Le dije que no porque este año me he visto inmersa en un profundo proceso conmigo misma, debido a las operaciones que he pasado. Así que quería explicarlo a su debido tiempo. Y ha llegado, aunque lo que voy a explicar es algo que debe desarrollarse más.

Crecí con la escalada, viendo a las escaladoras que aparecen en el documental. El estándar de éxito era el de un cuerpo delgado. Parecía el ingrediente necesario para poder encadenar cosas duras.

A lo largo de mi carrera, caí incorrectamente en la trampa. El hecho es que la escalada es un deporte de relación fuerza/peso y cuando no incrementas tu fuerza, pero bajas tu peso, se genera un pico (en muchos casos breve) en el rendimiento. Pero eso no es sostenible. No es saludable, ni es intrínsecamente gratificante.

La forma en la que nos hemos aproximado a este tema en la escalada es errónea. En lugar de ayudar a los demás, al mismo tiempo hemos animado a la “estrella emergente del momento” a la vez que a sus espaldas hablábamos sobre el estigma de cómo se ve o pesa.

A lo largo de mi trayectoria me han llamado anoréxica en foros públicos y también me han avergonzado diciendo que estaba gorda. Mi éxito se ha cuestionado y se ha atribuido a mi aspecto y a con quien he escalado. ¿Y nos preguntamos de dónde provienen las enfermedades mentales?

Creo que en lugar de hablar a las espaldas de los demás, hacer bromas sobre este tema o de forma “privada” ridiculizar a los demás, deberíamos discutir abiertamente temas como los trastornos en la alimentación, el trastorno dismórfico corporal y derribar el concepto de cuál es el modelo apropiado en la escalada. Lo que me más me gusta de la escalada es que es un deporte que todo el mundo puede disfrutar, pero debemos fomentar lo que comento entre la comunidad”.

Sigue a Sasha DiGiulian en Instagram

Sasha DiGiulian compitiendo en 2003
Sasha DiGiulian en una competición juvenil en Estados Unidos, en 2003. Foto / Col. Sasha DiGiulian

Alyse Dietel: “El odio y el autodesprecio son un páramo yermo”

“¡Vaya! El delicado tema del físico. Hay muchos cuerpos seguros y brillantes en Instagram. Son bonitos e inspiradores, y pueden ser muy, muy intimidantes. Voy a ser completamente sincera con todas… mis fotos quizás no lo transmiten, pero un físico adecuado siempre ha sido una de mis batallas.

Siempre he sido alta para mi edad; no una altura esbelta sino más bien la de una torpe bebé jirafa. Tenía acné, y recuerdo de forma vívida como bromeaban sobre ello. En segundo grado un compañero de clase me dijo que mi cabeza parecía una bombilla. Me llamaron castor por como tenía los dientes antes de que llevara brackets. Una expareja solía pellizcarme la cintura y me decía que debía perder todo lo que pellizcaba. Yo era muy tímida y no me enfrentaba con nadie conforme iba creciendo, y realmente no sabía cómo lidiar con las burlas y la mezquindad.

Además de todo esto, mi perfeccionismo es la guinda del pastel. Soy consciente de que tengo que trabajar mucho para amar mi cuerpo: no criticar cada pequeño defecto, publicar fotos sin obsesionarme en cómo me veo en éstas, … Aún estoy trabajando en ello, pero ahora trato de verlo de forma distinta y disfrutar de mi cuerpo tal y como es.

Alyse Dietel escaladora
Imagen que ha utilizado Alyse Dietel para ilustrar su opinión después de ver “Light”. Foto / Col. Alyse Dietel

Le agradezco a mi cuerpo haber sido lo suficientemente fuerte para poder volver a caminar cuando todo apuntaba a que no iba a ser así, a pesar de que el accidente que sufrí dejó una buena marca en mi trasero. Le agradezco a mi cuerpo que se esfuerce cuando practico yoga, a pesar del aspecto de mi vientre en según qué posturas. Le agradezco poder escalar, ir en longboard o bailar en la cocina. Agradezco la respiración que surge de mis pulmones y la sangre en mis venas, independientemente de mi imagen externa.

Me gusta mi cuerpo por su capacidad de adaptación, cambio y mejora. Me gusta mi cuerpo porque lucha contra las enfermedades y cura los huesos rotos. Me gusta por lo que he hecho y dónde me llevará.

El odio y el autodesprecio son un páramo yermo. Solo con amor y gratitud algo puede prosperar y crecer. Me ha llevado mucho tiempo darme cuenta sobre ello y sigo trabajando para practicarlo. El amor propio se compone por muchas cosas y uno de ellas es querer tu propio físico”.

Sigue a Alyse Dietel en Instagram

Ivan Torres
Periodista y especialista en marketing digital y comunicación. Director de la revista digital de escalada WOGÜ. Escalador a tiempo parcial.