24 de abril de 2024
E9 Planet

E9 Planet
Novena dimensión

Pau Galofré encadena ‘Directa Fabelita’ 9a, en Santa Linya

Es la tercera vía de noveno grado del catalán, que se dedica profesionalmente al route setting. Ha necesitado entre 10 y 15 días para completar el proyecto

Pau Galofré escalando en Santa Linya
Pau Galofré en 'Directa Fabelita', una de las líneas de 9a de la Cova Gran, en Santa Linya. Foto / Ian Dzilenski
 

Pau Galofré ha encadenado Directa Fabelita 9a, en Santa Linya. El catalán llevaba un tiempo apartado de la escalada deportiva aunque reconoce que había seguido «escalando en el rocódromo y entrenando en la Kilter Board. He invertido entre 10 y 15 días en el proyecto, no los he contado exactamente».

Directa Fabelita se divide en dos secciones, principalmente. Pau explica que «la primera parte de la vía es la más dura, un 8c+ exigente. Después escalas la parte de arriba de Fabelita. Tenía fuerza pero nada de resistencia, por haber cogido poco la cuerda últimamente. Incluso me caí dos veces en la parte de arriba, donde nadie suele caerse ya. Había probado Directa Fabelita hace un tiempo pero no me moví. Entonces vi un vídeo de Jorge Díaz-Rullo donde utilizaba un método nuevo empotrando las rodillas. Probé un par de días la vía con rodilleras pero no se me daba bien esa beta, así que volví al método original. Entonces empecé a sentirme bien en la vía».

Esta vía no es la primera de noveno grado de Galofré, aunque las dos anteriores, Pornographie y Perfecto Passat, actualmente basculan entre el 8c+ y el 9a. «Es algo que no me importa mucho. Creo que Perfecto Passat sí que podría ser 9a. Directa Fabelita tampoco está consolidada del todo realmente», comenta.

Pau encadenó Perfecto Passat hasta la primera cadena en mayo de 2021. La línea es un combo entre Perfecto Mundo y Víctimes del Passat y Galofré necesitó entonces dos meses y dos semanas para completar el proyecto. Para Directa Fabelita ha necesitado mucho menos tiempo, circunstancia que demuestra el buen momento de forma que vive.

Pau se dedica profesionalmente al route setting, un trabajo muy demandado actualmente entre los rocódromos. Es una profesión exigente a nivel físico y los que la realizan a tiempo completo equipan hasta cuatro o cinco días seguidos en algunas ocasiones. Rendir después en la roca se convierte en un handicap en muchas ocasiones y es clave encontrar el equilibrio.

Noticias relacionadas