Patrick Edlinger, una vida en la punta de los dedos

Compartir

El Ángel Rubio, así conocían a Patrick Edlinger en Francia, su país de origen. Nació el 15 de junio de 1960. Hoy cumpliría 57 años. Murió el 16 de noviembre de 2012. Edlinger revolucionó la escalada deportiva y fue uno de los primeros en creer en la modalidad por sí misma.

Para ‘le blond’ (el rubio) la escalada era “una forma de vida”, según sus palabras. Una forma de vida que immediatamente inspiró a los escaladores de su propia generación, convirtiéndose en leyenda en vida, un reconocimiento reservado solo a los verdaderos genios. Patrick Edlinger leyenda de la escalada moderna

Edlinger creía en el placer del grado, en la dificultad, y entendió desde el primer momento que para progresar era necesario un entrenamiento específico. Un entrenamiento no solo basado en el trabajo físico, sino también en el mental -a través del yoga y el estudio de las filosofías orientales-, complementado con una estricta dieta. De este conjunto surgió un estilo de escalada único, una mezcla de fuerza y gestualidad nunca vistos hasta entonces en una pared. Tenía un don especial, parecía que escalara sin realizar esfuerzo alguno.

Suyo fue el primer 8a encadenado en Francia, ‘Ça glisse au pays des merveilles’, en Boux, en 1983. Después llegarían muchas más vías hasta alcanzar el 8c en 1989 con ‘Maginot line’, en Volx, i ‘Azincourt’, en Boux. Por cierto, las dos vías con primeras ascensiones de Ben Moon.

A pesar de llevar un vida bohemia, Edlinger fue un escalador muy mediático. Con solo 17 años, en 1977, realizó su primera sesión de fotos en La Piade, cerca de Toulon. Siempre con una cinta en el pelo, marcando estilo. Más tarde llegaron las películas. En el imaginario de cualquier fanático de la escalada están Ópera Vertical y La Vie Au Bout De Doigts, ambas de Jean Paul Janssen. Hoy es un buen día para revisitarlas.

“He sido un hombre libre; no me arrepiento de nada de lo hecho en mi camino” 
Patrick Edlinger