En Margalef

Mei Kotake cierra su gira por Cataluña encadenando ‘Era Vella’ 8c+/9a

La japonesa vuelve a poner de actualidad una de las king lines de Chris Sharma en Margalef. 'Era Vella' sigue siendo el objeto de deseo para muchos escaladores y escaladoras
Redacción
COMPARTE EN:
Mei Kotake escalando en Margalef
Mei Kotake en 'Era Vella' 8c+/9a, en Margalef. Foto / Col .Mei Kotake

Mei Kotake ha puesto fin a su gira por la roca caliente de Cataluña encadenando Era Vella 8c+/9a, en Margalef. La escaladora japonesa de 24 años ha encadenado la vía en el último día de su viaje. Su rotpunkt ha sido el que suma 42 para esta king line equipada por Chris Sharma, con primera ascensión del mismo en mayo de 2010.

Graduada inicialmente como 9a, la vía localizada en el sector La Catedral a día de hoy se considera por la mayoría 8c+/9a, grado con el que Kotake está de acuerdo. De entre las más de 40 ascensiones que ya acumula, la primera repetición se la llevó Ramon Julián apenas un mes después del encadenamiento de Sharma y la primera para una mujer se la anotó Sasha DiGiulian en abril de 2012.

Era Vella se considera una obra maestra de la escalada deportiva y aunque el ritmo de repeticiones de la vía ha bajado en los últimos años, sigue siendo el objeto de deseo para muchos escaladores y escaladoras.

Kotake ha acabado en Margalef un viaje que empezó en Oliana. En el muro del Contrafort de Rumbau se anotó otras dos clásicas de la escalada deportiva moderna. La primera fue Fish Eye 8c, que consiguió en su cuarto intento, y posteriormente chapó la cadena de Mind Control 8c.

La japonesa es conocida a nivel internacional no tanto por sus logros en roca sino por su carrera como escaladora de competición. Es una atleta polivalente, solvente tanto en dificultad como en boulder, y su mejor resultado en una prueba de Copa del Mundo lo firmó en 2016, cuando quedó cuarta en una prueba de la copa en la modalidad de boulder. Más cerca en el tiempo, y en el marco de un campeonato del mundo de escalada, fue cuarta en dificultad en la cita de Innsbruck, en 2018. El año pasado acabó en el puesto 52 del ranking de la IFSC en la disciplina de dificultad.

Redacción