Inicio Actualidad Martin Urrutia se apunta su primer 9a con ‘Psikoterapia’

Martin Urrutia se apunta su primer 9a con ‘Psikoterapia’

Compartir
Martin Urrutia en 'Psikoterapia' 9a. Foto / @joseb021

Martin Urrutia ha realizado la cuarta ascensión de una de las vías más deseadas de Valdegovía, Psikoterapia 9a. Equipada por Iñaki Marco en 2002, es el primer noveno para el escalador de 19 años de Elorrio (Vizcaya), al que ha llegado saltándose el 8c+.

En 2017 encadenó su primer 8c, Kulun Gele, en la misma escuela, y este mismo año tachó Místic 8c, en cinco pegues, en Margalef. El pasado verano, de nuevo en Valdegovía, ya avisaba del buen estado de forma en el que se encuentra actualmente con la primera ascensión de Kutxu Bitxiak 8c/+, que hasta ahora era su máximo grado encadenado.

El primer punto rojo de Psikoterapia se lo puso Patxi Usobiaga, hace 15 años, en 2004. Iban Larrión lo repetía en 2009 y Adam Ondra lo hacía en 2014. Desde el rotpunkt del checo la vía no había vuelto a ser noticia hasta ahora.

Martin Urrutia habla sobre Psikoterapia 9a

Martin Urrutia, que está en tercero de CAFyD (Ciencias de la Actividad Física y Deporte) en la Universidad de Deusto, es un habitual de las competiciones nacionales y sin ir más lejos, esta temporada se ha estrenado en la categoría absoluta de la Copa de España de Dificultad con una tercera plaza en la segunda prueba, disputada en Barcelona.

Martin Urrutia en Valdegovía
Martin Urrutia se apunta su primer 9a a los 19 años. Foto / @joseb021

Hablamos con Martin poco después de que haya encadenado la vía para que nos explique algunos detalles del encadenamiento.

«He conseguido disfrutar en casi todos los pegues, sin una excesiva presión ni nervios»

Enhorabuena por Psikoterapia, tu primer 9a. ¿Le has dedicado muchos esfuerzos?

Me ha costado menos de lo esperado, no por el tiempo sino por los pegues. La empecé a probar a principios de septiembre, pero en el quinto pegue rompí una rica, con eso, alguna competición y que empezaba el nuevo curso, no volví hasta casi pasadas dos semanas. Lo roto estaba por la mitad, por lo que me centré en matizar bien todo lo de abajo, que creo que es lo más duro, pero ese mismo día me hice daño en el meñique. De modo que no volví a darle en un tiempo, fui un fin de semana y conseguí hacer bastante bien todo hasta lo roto, así que me tocaba esperar. Cuando supe que estaba arreglada la dejé con una caída en el primer día, y en una semana, cuando volví, en un buen pegue la hice. Psicológicamente también he ido muy bien. He conseguido disfrutar en casi todos los pegues, sin una excesiva presión ni nervios. En total, unos 16 pegues repartidos en dos meses.

¿Escogiste esta vía por algún motivo especial? ¿Habías probado otros novenos?

Es el primer noveno que pruebo, no he probado ni ningun 8c+ confirmado. Sabía que la vía era bastante de mi estilo, agarre pequeño y fuerza resistencia. Además, Valdegobía es el sitio donde más cómodo me siento escalando, no me hacía falta adaptarme a la pared, que psicológicamente me suele costar bastante. Añadiéndole el hecho de que solo la hayan hecho Patxi, Iban Larrión y Adam Ondra, me pareció un reto interesante.

Dedicas gran parte del año a las competiciones. ¿Cómo lo compaginas con la roca?

Suelo tener planificados mis entrenamientos acorde con las competiciones e intento hacer algo parecido en la roca si tengo una competición cerca. En la roca es donde realmente disfruto, haciendo o no mi máximo grado. Compito únicamente en las competiciones nacionales, que no son tantas, y este último año solo en la modalidad de dificultad, así que he tenido tiempo para compaginarlo bastante bien.

Martin Urrutia en Psikoterapia 9a
‘Psikoterapia’, un noveno en poco más de 15 metros. Foto / @joseb021

¿Qué tipo de entrenamiento sigues?

Desde que he empezado la carrera de CAFyD entreno en Piu Gaz, en Bilbao. Solíamos entrenar todos los que competíamos juntos, pero este año no ha sido posible por distintos motivos, por lo que vamos pensando un compañero y yo (también estudiante de CAFyD) mis entrenamientos. Suelo entrenar tres o cuatro días a la semana, dependiendo de lo que haga el fin de semana, siempre por la tarde, unas 2 o 3 horas. Hasta ahora el objetivo era Psikoterapia, por lo que hacia mucho boulder, travesías cortas e intensas y suspensiones. Ahora me toca establecer nuevos objetivos y planificar los entrenamientos teniendo éstos en cuenta.

¿En qué te centrarás al acabar la temporada de competiciones?

Me quedan un par de competiciones esta temporada. Esta semana participo en el Campeonato de España de Escalada. Pero con el principal objetivo ya cumplido (encadenar Psikoterapia), me gustaría hacer algunas vías clásicas que tengo pendientes cerca de casa, en Baltzola o Mugarra. Sobre todo disfrutar, disfrutar y sentir la escalada de cerca de casa, ya que en enero me voy a estudiar fuera. Cuando vuelva ya pensaré qué proyectos me ilusionan.

Cambiando de tema y para acabar… La mayoría de jóvenes se inician ahora en la escalada gracias al crecimiento de los rocódromos. ¿Crees que después de conocer la escalada en resina pasarán muchos a la roca?

No sé lo que pasará. Hasta ahora la roca ha sido el objetivo del escalador, pero las cosas cambian y que la escalada sea olímpica creo que puede acelerar este cambio. Las olimpiadas son un evento deportivo importante y como deporte me parece lógico que cada vez sean más los escaladores con objetivos en la resina. Creo que puede ser la tendencia y la respeto. A pesar de que no creo que los escaladores se olviden de la roca, me da pena pensar que no se vaya a aprovechar el mayor rendimiento de cada uno en ésta, ya que creo que es de lo que realmente trata este deporte y lo que lo hace diferente de las demás.