Inicio Actualidad Los dos días fantásticos de Adam Ondra

Los dos días fantásticos de Adam Ondra

Adam Ondra escalador checo
Adam Ondra protagoniza dos días de ensueño en Austria. Foto / Petr Chodura

Adam Ondra ha pasado unas cortas vacaciones en Austria y ha exprimido hasta la última gota el tiempo que ha tenido para escalar. En dos intensos días ha encadenado, entre otros, tres problemas de boulder entre el 8B y el 8B+, ha escalado a vista un 8c/+ y sobre todo, ha realizado la primera repetición de Orca, 19 años después de la primera ascensión de Alex Huber.

Zwerg Bums di 8B al flash

El checo ha pasado el primer día en suelo austriaco escalando en Zillertal. Allí ha dejado una ascensión para la historia, al encadenar Zwerg Bums di 8B al flash. Ondra ha compartido este encadenamiento en su cuenta de Instagram (podéis ver el vídeo más abajo).

Además de resolver rápidamente este problema, Adam también ha estado cerca de tachar en el mismo estilo Nihilist sit 8B+, que no ha podido volver a intentar después del primer pegue porque su piel ha dicho basta.

Atado al arnés, Ondra ha encadenado Walk the Line 9a al tercer intento, una vía que también se anotó hace unas semanas Jakob Schubert. Para completar la primera jornada -Ondra nunca tiene suficiente- el checo ha escalado al flash Peacemaker 8b y a vista Californication 8a+.

Orca 19 años después y 8c/+ a vista

Muchos escaladores se tomarían un día de descanso después de conseguir lo que Ondra el día anterior. Muchos… pero no todos. Con ganas de más, Adam decidió pasar el segundo día de escalada en Schleier Wasserfall, una zona emblemática, clave en la historia de la escalada deportiva.

A Adam Ondra le encanta recuperar esas vías que han hecho evolucionar la deportiva y que casi nadie recuerda. Lo hizo recientemente con Absolutní Vědomí 8b+, en Beckov (Eslovaquia), que intentó escalar a vista, y en esta ocasión lo ha hecho en Schleier Wasserfall con Orca. En esta misma zona ya había encadenado en visitas anteriores Open air 9a y Weisse Rose 9a.

Las tres vías mencionadas llevan el sello de Alex Huber e igual que pasó cuando Ondra encadenó Open Air y después Weisse Rose, el checo ha sugerido una dificultad al alza. Huber graduó Orca como 8c+ en 2001, pero Adam, sobrado de referencias, ha opinado que el 9a se ajustaría mejor. Han tenido que pasar 19 años para que alguien la repitiera y quizás ahora vive una segunda juventud.

Para finalizar los días fantásticos en Austria, Adam Ondra ha conseguido la primera ascensión a vista de Warme Dusche 8c/+, una combinación de las vías Eiszeit y Black Pearl.