16 de junio de 2024

A las puertas del 9b+

Loïc Zehani propone su vía más dura con ‘Mossoul’ 9b/+, en Orgon

El francés de 21 años lanza una nueva y exigente propuesta en Orgon (Francia), una escuela en la que se siente muy cómodo. Se esperan repetidores tanto para 'Mossoul' como para el resto de las propuestas de Zehani en una zona que vivió su época dorada a caballo entre los 80 y 90 del siglo pasado

Loïc Zehani escalando en Orgon
Loïc Zehani propone 9b/+ para 'Mossoul'. Foto / Lunar Fox
 

Loïc Zehani ha firmado la primera ascensión de Mossoul, en Orgon (Francia). La vía entra por Le Poisson Pilote 9a+, una línea que también lleva la firma de Zehani, para desviarse luego hacia la derecha, con un final más duro. El francés de 21 años ha propuesto una dificultad de 9b/+ y si se acabara consolidando el grado sería su vía más dura hasta la fecha.

Mossoul representa la última creación de Zehani en Orgon, su escuela predilecta. Ahí acumula la mayor parte de las vías duras de su historial, entre las que se encuentran, por ejemplo, cuatro primeras ascensiones de 9b. Esas vías son: Obsession, que estableció en 2019; Chikane y Harlem, encadenadas en 2022; y Brooklyn, con primera en marzo de este año. Ninguna se ha repetido todavía…

Sobre el estilo de su propuesta de 9b/+ Loïc ha comentado que «transcurre por un gran desplome, con cuatro secciones de bloque consecutivas y sin ningún reposo. Son alrededor de 30 movimientos. Tiene agujeros, regletas, invertidos, … Después de darle muchas vueltas creo que el 9b/+ se ajustaría bien para una vía que ha puesto a prueba mi fuerza y resistencia».

Orgon, de nuevo en el mapa

Orgon vivió su época dorada a caballo entre la década de los años 80 y 90 del siglo pasado. Leyendas como François Legrand, Jibé Tribout, François Lombard o François Coffy la hicieron popular. Allí se estilaba manufacturar la vías, algo habitual en aquella época, y las líneas del sector Canal, donde se encuentran también las vías más duras propuestas por Loïc Zehani no fueron una excepción.

Mossoul se convierte, de momento, en la línea más dura de la escuela, aunque a juzgar por la hiperactividad de Zehani allí, no se descarta que pueda destapar en un futuro no muy lejano algún proyecto más exigente. También sería positivo e interesante que otros escaladores se motivaran a probar las vías de Loïc en busca del consenso en las dificultades y la consolidación de sus propuestas.

Noticias relacionadas